viernes, 18 de marzo de 2016

"How to Get Away with Murder", Ojalá hubiera tenido esa profe

Queridos cuervos catódicos: Hace veinte años, éste que aquí escribe, desorientado, sin vocación ninguna y presionado por unos padres un pelín tajantes se marchó de su pueblo con la maleta como Paco Martínez Soria a estudiar Derecho y CC. Políticas. Sin mucho esfuerzo por mi parte y con la misma falta de vocación acabé seis años después habiendo disfrutado sólo dos asignaturas que mucho tienen que ver con esta serie estupenda: Filosofía del Derecho, de 5º y Derecho Natural, de 1º, donde se exponía la idea base de esta serie, el Iusnaturalismo frente al Positivismo. La justicia escrita y reglada frente a la Justicia natural, en lo que se basan los principios fundamentales de defensa del reo, independientemente de su culpabilidad.

La serie es un thriller legal creado por Peter Nowalk y producido por Shonda Rhimes para la cadena ABC, protagonizada por una espectacular Viola Davis como Annalise Keating, una brillante, carismática y seductora profesora de Derecho penal en una prestigiosa universidad en Filadelfia, y que para motivar a sus alumnos manipula sus mentes, sus escrúpulos y su tiempo libre eligiendo un grupito de privilegiados que curran para ella gratis en sus casos, obligados a aplicar sus enseñanzas en la vida real en varios casos de asesinato Así, se ve envuelta en un complot de asesinato de una adolescente embarazada que casualmente se tiraba al marido de la profesora.

Lo verdaderamente FASCINANTE de la serie es que en cada capítulo se nos da una lección de cómo debería enseñarse el Derecho en nuestro país, centrándose cada uno en un aspecto del procedimiento penal, como la formación del jurado, la formación de la prueba, la carga de la misma, los recursos que caben ante una resolución, el funcionamiento del Ministerio Fiscal como parte... Un lujazo, vaya.
La serie fue estrenada el 25 de septiembre de 2014 y constará de quince episodios. De momento nos han llegado 9, y tras el parón del dia de Acción de Gracias y Navidades nos llegará el resto. En España acaba de estrenarse pero sin el exitazo que ha supuesto allende los mares, con unas audiencias que se mantienen entre los 10 y los 16 millones de espectadores por capítulo.

Entre los personajes principales destacaremos: Viola Davis como Annalise Keating. Billy Brown como Nate Leahy. Alfred Enoch como Wes Gibbins. Jack Falahee como Connor Walsh. Katie Findlay como Rebecca Sutter. Aja Naomi King como Michaela Pratt. Matt McGorry como Asher Millstone. Karla Souza como Laurel Castillo. Charlie Weber como Frank Delfino.(Si este hombre no es un quesazo he perdido el gusto) Liza Weil como Bonnie Winterbottom.

En el piloto, se nos presenta a Annalise Keating, una prestigiosa abogada y profesora de Derecho penal que inicia una competición no muy lícita entre sus alumnos para poder ganarse un lugar en el grupo de sus elegidos y trabajar en su bufete. La selección consiste en que uno a uno, los estudiantes presentan una teoría a su profesora sobre cómo poder llevar a cabo la defensa de Gina Sadowski, la asistente de Arthur Kaufman, un importante empresario quien sufrió un atentado contra su vida. Entre los elegidos finales se encuentran Connor Walsh, Michaela Pratt, Asher Millstone, Laurel Castillo y Wes Gibbins, quienes harán lo imposible para sobresalir ante los ojos de la profesora. Se introduce también la subtrama de la desaparición de Lila Stangard, cuyo cadáver aparece en el tanque de agua de su hermandad. En un flashforward, Michaela, Laurel, Wes y Connor conspiran para desaparecer toda evidencia en el asesinato de Sam, el esposo de Annalise el día de la celebración de una hoguera.

El capítulo es de los que crea adicción hasta al más pintado y seriófobo y la factura es francamente impecable.

En siguientes episodios vemos la defensa de un millonario acusado de asesinar a su esposa y Rebecca, vecina de Wes es aprehendida como sospechosa en el caso de Stangard. También veremos la defensa de Paula Murphy, una madre que fue arrestada por tener sexo en un lugar público, que resulta estar conectada con la explosión de una bomba por un grupo extremista, cuya defensa depende de la declaración del líder de dicho grupo. Mientras tanto, la universidad le pide a Annalise defender a Griffin O'Reilly en el caso del asesinato de Lila Stangard, su novia, pero ella evade darles una respuesta hasta estar segura que su marido Sam no está involucrado. Después de que el juez fijara una fianza muy alta para Rebecca, Annalise intenta conseguir detalles sobre la confesión que hizo la chica a la fiscalía y descubre que Wes pudo haber influido en la confesión y decide sacarlo del caso. Mientras tanto, Annalise y su equipo deben probar la inocencia de Marren Trudeau, quien es acusada por uso de información privilegiada en su firma. Annalise consigue la reducción de la fianza de Rebecca al demostrar que fue coaccionada en su confesión y Wes le pide a Rebecca que le muestre lo que hay en el teléfono de Lila.

Finalmente, Annalise enfrenta a Sam sobre las fotos en el teléfono de Lila donde aparece desnudo. También deben defender a Ryan Remini, un menor que asesinó a su padre por defender a su madre, Annalise le dice a su equipo que deben enfocarse en impresionar al jurado más que en las evidencias y les muestra la estrategia para seleccionar a cada uno de ellos. Mientras la noche de la fogata se acerca, Annalise y su equipo se preparan para defender a una madre que es acusada de haber asesinado a la nana de su hijo mientras estaba la influencia de medicamentos. En la noche de la fogata Annalise confronta a Sam sobre haber asesinado a Lila y haberle mentido. Después de la pelea, Annalise deja la casa y hay una pelea entre el marido y los chicos. Creyendo que Sam ha muerto en una caída, todos entran en pánico pero Sam se levanta y ataca a Rebecca, en ese momento, Wes golpea a Sam en la cabeza y acaba con su vida. El último capi emitido termina con un flashback a la noche anterior en el que se revela que Annalise sorprendió a Wes frente al cadáver de su esposo.

Todo lo anterior, así contado tiene un tufo de culebrón, y en realidad la serie lo tiene, porque cruza demasiadas subtramas, pero esas imágenes futuras del asesinato la noche de la fogata, créanme, no tienen precio.

Es una serie para morderse las uñas, para olvidar a Ally McBeal y su ridículo despacho y volver a sentir el gusanillo de la práctica jurídica, sobre todo si se tiene una tutora como Annalise, una mujer frágil, vulnerable y aterrorizada con la mejor coraza que recuerdo haber visto en una serie de televisión.

El próximo capítulo (10), se emitirá el 29 de enero de 2015 tras este parón desquiciante al que ya nos tienen acostumbrados estos yankis.

Pero mírenlo por el lado bueno, les da tiempo a ponerse al día en una serie de crímenes, negra como corresponde a este sacrosanto nido y bastante destacable en la parrilla actual.

Curiosamente, la serie, que era un proyecto no muy seguro, recibió críticas generalmente positivas, y la mayoría de los críticos han alabado la actuación de la Davis.

En páginas como Rotten Tomatoes, Filmaffinity, Imdb, o Metacritic las notas no están nada mal... En mi opinión, desde luego que Viola Davis es la razón número 1 para ver la serie, con la construcción de un personaje que le granjeará todos los premios habidos y por haber, una mujer dura, de moral ambigua, hambrienta de poder, lujuria y control, egoísta, pero con un interior fascinante y humano, muy humano... La serie además tiene escenitas subidas de tono a tutiplén, vale, mayoritariamente gays, pero señores, los termómetros estallan... Así, hasta volvía yo a la abogacía...


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.