viernes, 6 de mayo de 2016

Crítica: A Little Bit Zombie

¿Eres de Dan O’Bannon o de George A. Romero? (La respuesta a esta pregunta no es excluyente…) Puede que empezar a escribir una crítica sobre ‘A little bit zombie’ nombrado a estos dos autores sea considerado por mas de un lector como poco menos que un sacrilegio pero por desgracia hacer esto es algo que no puedo evitar. Romero es conocido por muchos como el padre el zombie moderno; su ‘La noche de los muertos vivientes’ rodada en 1968 marcó un antes y un después dentro del género y este no puede ser entendido o explicado sin nombrar al director nacido en Nueva York (Y eso a pesar de que sus últimas películas han sido muy criticadas incluso por sus seguidores mas acérrimos).

El caso de O’Bannon puede resultar un tanto diferente ya que este solo dirigió una cinta del género zombie: ‘El regreso de los muertos vivientes’ pero cuya influencia ha sido muy grande (Mayor de la que muchos se pueden llegar a imaginar). El autor de guiones como los de ‘Alien’, ‘Desafio total’, ‘Lifeforce: Fuerza Vital’ no se prodigó como director ya que solo rodó dos películas: La ya citada ‘El regreso de los muertos vivientes’ y ‘The Resurrected’ (Considerada por muchos como una de las mejores adaptaciones de Lovercraft y cuya idea de mostrar a los protagonistas en un manicomio hace que nos acordemos de cintas como ‘En la boca del miedo’, como por otra parte no podía ser menos) pero cuya huella dentro del cine fantástico perdurará durante mucho tiempo (Recomiendo la lectura de ‘Dan O'Bannon's Guide to Screenplay Structure’ de Dan O’Bannon y Matt R. Lohr, algo que parece que Trevor Martin y Christopher Bond esta claro que no hicieron para escribir el guión de ‘A little bit zombie’).

‘El regreso de los muertos vivientes’ popularizo a los zombies come cerebros y la frase dicha por uno de ellos ha sido repetida en numerosas series y películas como por ejemplo en ‘Los Simpsons’. (Recomiendo leer la entrevista que realizó  Eric Spitznagel a Romero para Vanity Fair en el 2010 donde el segundo es preguntado acerca de los zombies que comen cerebros y este reconoce que en ninguna de sus películas desarrolla esta idea y este cree que la idea salió de la cinta de O’Bannon).

Esta pequeña introducción que en ningún momento pretende ser un análisis en profundidad del cine de Romero y O’Bannon sirve para dejar claro que Casey Walker director de ‘A little bit zombie’ es mas de O’Bannon que de Romero porque este vuelve a desarrollar la idea de que los zombies se alimentan de cerebros y porque su película tiene un toque de comedia (Las cintas de Romero son, por decirlo de alguna manera, mas serias, mientras que la de O’Bannon tiene por momentos un claro componente humorístico). Pero aquí se acaban las comparaciones con ‘El regreso de los muertos vivientes’, mientras esta resultaba una muy entretenida cinta que conoció varias secuelas, la película de Walker es un quiero y no puedo, un chiste alargado sin excesiva gracia. Por desgracia la a priori buena idea que maneja el director: Un grupo de jóvenes que se van de vacaciones a... oh! Sorpresa... una cabaña en el bosque verán alterados sus planes cuando un mosquito que ha chupado la sangre de un zombie pique a uno de ellos convirtiéndolo en un extraño no-muerto que parece poder luchar contra su enorme apetito.

La escena inicial con la presencia de Stephen Maite nos hace pensar que estamos ante la típica cinta ideal para programar en una maratón nocturna en Sitges (Lo mismo que pensamos cuando vimos ‘Stung’) que mezcla humor y violencia sin mas pretensiones que la de entretener al espectador. El problema llega cuando el director se centra en sus cuatro protagonistas: Steve el joven desafortunado al que un mosquito infecta (El hecho de que este trabaje resolviendo conflictos en el trabajo puede de alguna manera traernos a la memoria la cinta ‘Desmembrados’ pero por desgracia no hay mucho aquí de la película de Christopher Smith), su prometida Tina, su hermana Sarah que no la soporta (Aunque el sentimiento es mutuo) y el novio de esta, Craig cuya única función en la película parece ser la de poner el punto cómico de la película ya que muchas escenas acaban con este soltando un chiste que en la mayoría de los casos no consigue arrancarnos ni media sonrisa.

‘A little bit zombie’ transmite la sensación de que cuando la broma no hace gracia hay que forzar la situaciones para entretener al espectador y esta idea deriva en una sobreactuación por parte del protagonista de la película (Kristopher Turner) que a mas de uno puede acabar de ponerle de los nervios. Jim Carrey en pleno esplendor puede llegar a exasperar al espectador, hay que pensar que Turner no es Carrey y que por momentos este parece querer imitarlo, con eso lo digo todo. Un poco mas de contención en las interpretaciones y mas trabajo en el guión de la película a ‘A little bit zombie’ no le hubiera ido nada mal.

Walker parece no tener en ningún momento el control de aquello que quiere contarnos, sirva de ejemplo ese momento en blanco y negro a modo de sitcom donde se muestra la necesidad de comer cerebros del protagonista. Esta escena hace imposible que el espectador no se acuerde de ‘Asesinos natos’ de Oliver Stone por la manera que tiene Walker de presentar dicho momento, pero donde Stone sabía explotar el punto morboso de las series de televisión, Walker se muestra torpe y su escena acaba por resultar demasiado larga (Algo que se puede hacer extensible al resto de su película). De igual manera podemos llegar a pensar que estamos ante una nueva ‘Wasting away’ de Matthew Kohnen donde este mostraba el punto de vista de los humanos y de los zombies cambiando el color por el blanco y negro en una cinta que tal y como le ocurre a ‘A little bit zombie’ tenía un buen punto de partida pero resultaba demasiado larga (Y eso a pesar de su hora y media de duración).

Y por último es inevitable pensar en el momento de ‘The Taint’ donde Misandra interpretada por Collen Walsh recuerda la idílica vida que tenía con su marido antes de la infección del agua que afecta solamente a los hombres. Todo aquel que haya visto la cinta de Drew Bolduc recordará que este momento es una brutal crítica al american way of life donde esta está preparando el desayuno a su marido y donde este cogerá el periódico que tiene un llamativo titular, momento que resulta similar (si no prácticamente calcado) al mostrado por Walker en su película (Al menos el inicio de dicha escena).

Para hacer una comedia de zombies que entretenga al espectador hace falta que los chistes tengan gracia, que las escenas estén bien resueltas y la historia nos interese... por mucho que los protagonistas beban cerveza ‘666’ no podemos dejar de pensar en la cantidad de buenas ideas que se han perdido por culpa del histrionismo del protagonista y por la incapacidad de los guionistas por crear una historia minimamente interesante. ‘A little bit zombie’ esta lejos de ‘Cooties’ (Cinta que tampoco me gustó demasiado) o de la muy entretenida ‘Scouts guide to the Zombie apocalypse’ (Me niego a usar el título con el que se editó esta cinta en España). Personalmente esperaba mucho mas…una lastima.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.