martes, 17 de mayo de 2016

Crítica: Liza the Fox Fairy

Empiezo esta crítica siendo totalmente sincero ya que me gustaría hacer un par de comentarios antes de entrar a hablar en profundidad del trabajo del desconocido Károly Ujj Mészáros (‘Liza the fox fairy’ es su primer largometraje, antes de esta película, Mészáros había rodado solamente seis cortometrajes, el último de ellos en el año 2008). Personalmente ‘Liza the fox fairy’ me parece una película realmente entretenida, una de esas cintas capaces de levantar el animo en un día gris con su mezcla de humor negro, fantasía y ese punto de rareza que hace de esta película una cinta realmente exótica que junto con su gran banda sonora consigue dejarnos un muy buen sabor de boca.

Pero hay varias consideraciones acerca de esta película que creo que es necesario hacer. La primera de ellas es acerca del tono elegido por Mészáros para contar su historia y la forma en la que este presenta a su protagonista principal. Liza parece ser una hermana menor de Amelie, el tono de fábula bienintencionada (Aunque un poco tétrica) hace imposible que el espectador no se acuerde de la película de Jean-Pierre Jeunet, por lo que si eres una de esas personas que no disfrutaron o que directamente odian las aventuras del personaje interpretado por Audrey Tatou, esta no es tu película.

La siguiente consideración es acerca del mensaje del que habla (O que parece querer transmitir) ‘Liza the fox fairy’: Solo podemos ser felices si tenemos pareja, si no seremos poco menos que unos desgraciados. Cuando en este blog se publicó la crítica de ‘The house of pine street’ se trató el tema de cómo la película parecía culpar a la protagonista del aborto sufrido en el pasado. Obviamente en la cinta de Mészáros no hay ningún aborto (Todo en esta película resulta muy naif, hecho con la intención de arrancar una sonrisa al espectador y no ofender a nadie. La forma que tiene el director de mostrar la muerte de sus personajes es bastante cómica, propia de una película que no deja de ser una fábula rodada para llegar al gran público. Tanto es así que ‘Liza, the fox fairy’ vuelve a la idea del amor verdadero, amor puro que Chris Buck y Jennifer Lee mostraban en la oscarizada ‘Frozen’) pero esta está plagada de ideas acerca de la importancia de encontrar pareja. Parece que la causa de la infelicidad de la protagonista es simplemente que no tiene a nadie a su lado (La película tiene frases del tipo: ‘El destino da a cada uno una pareja’, ‘espero que tenga que ver con un hombre, te mereces un poco de felicidad’). La idea de que (en este caso) una mujer no es nadie si no tiene a alguien a su lado está demasiado presente en muchos de los fotogramas de esta película por lo que desde ese punto de vista, ‘Liza the fox fairy’ me parece que tiene un mensaje un tanto preocupante.

‘Liza the fox fairy’ cuenta la historia de Liza y su amigo invisible Tomy Tani, un cantante japonés fallecido cuando era joven. El mayor anhelo de Liza es conocer el amor pero esta se encontrará con un pequeño problema: Todo aquel que se enamora de ella, muere en trágicas circunstancias (Bueno, realmente podríamos decir que Liza tiene otro problema más: Está tan desesperada por encontrar a alguien que la pobre solo consigue que personas con serios problemas mentales se acerquen a ella).

Mészáros arranca su película usando el típico recurso de la voz en off para presentarnos a su protagonista y sus anhelos así como alguna de sus aficiones (La idea de leer obsesivamente un libro hace que nos acordemos de ‘Citizen Dog’ de Wisit Sasanatieng, aunque en este caso Liza esta aprendiendo japonés y parece entender lo que lee, no como Jin y su libro caído del cielo) dejándonos una genial escena musical entre ella y su amigo e ídolo Tomy Tani. Esta canción y otras más se pueden escuchar de manera gratuita por ejemplo, en el soundcloud de Eric Sumo. La banda sonora de esta película consta de varios temas de Eric Sumo & the fox-fairies, el ‘Levan Polkka’ de Loituma, varias composiciones interpretadas por el Hungarian Studio Orchestra y sobre todo el ‘Jäätytn sade’ de Geronimo que escucha de forma compulsiva el detective encargado de investigar las extrañas muertes que suceden alrededor de Liza. La expresividad de este personaje hace que muchos pensemos en nada mas y nada menos que en el cine de Aki Kaurismaki . El hecho de que este esté obsesionado con el country finlandés y la estética que usa Mészáros para su película hace que la idea de pensar en el director finlandés se acreciente. Investigando un poco podemos observar que esta canción forma parte del recopilatorio ‘Jukebox: Music in the Films of Aki Kaurismäki’ por lo que obviamente esta referencia parece mas que buscada por parte de Mészáros.

El director consigue que si el espectador entra en su propuesta este vea toda la película con interés y una sonrisa en la cara. No se aprecia ningún bajón exagerado de ritmo, algo que suele ser frecuente en este tipo de cintas. Volviendo al ejemplo de ‘Citizen Dog’, la cinta de Sasanatieng se veía con interés pero conforme avanzaba su metraje esta iba perdiendo fuerza y chispa, haciendo que el espectador llegara a su parte final un tanto cansado. Tampoco se aprecia que el director una vez que ha enganchado al espectador, acabe rodando su película con el piloto automático. Podremos considerar que hay algunos momentos o chistes un tanto flojos o forzados (También hay otros simplemente soberbios como cuando Liza habla de su maldición a la policía), alguna escena que sobra (Como la de los ciempiés) pero ‘Liza, the fox fairy’ tiene una gran capacidad para siguiendo una línea prefijaba poder reinventarse y seguir sorprendiendo al espectador.

Mészáros divide su película en los diversos personajes que se van acercando a la desdichada Liza. La excentricidad de estos y el tiempo que están en pantalla es un acierto ya que el director y guionista consigue que ninguno de ellos acabe saturando al espectador. (Es imposible no pensar en Raúl Cimas en ‘Museo Coconut’ al ver a Henrik o no acordarse de los quebraderos de cabeza que le produce a más de uno que parte de la herencia vaya a parar a manos de M. Gustave en ‘El gran hotel budapest’). ‘Liza the Fox fairy’ es una muy entretenida película, excesiva por momentos y demasiado deudora de sus referentes. Mészáros nos deja buenos momentos aunque podemos tener la sensación de que alguna escena se le ha ido de las manos y de que bajo la apariencia de fábula buen rollera estamos ante una historia previsible y que hemos visto mil veces antes. Dejando de lado el hecho de volver a tratar el tema de que la felicidad solo se puede obtener si tienes pareja, ‘Liza the fox fairy’ es una muy entretenida y divertida película con momentos realmente brillantes. Muy recomendable.


3 comentarios:

Missterror dijo...

Ayyyyyyyy, ver "Lizy, the fox fairy" y acordarse de "Amelie" ya en los 10 primeros minutos, taladra tu cerebro una y otra vez y yo no soporto el panfilismo de "Amelie", nunca entendí el hype y es un personaje que a mi me supera, por lo que no te va a extrañar nada que te diga que no aguanté más de media hora de la película que nos ocupa.
No conecté con Liza en ningún momento y estando fuera de ese mundo, todo lo que vas viendo, en especial las apariciones de Tomy, salen del surrealismo para rozar el ridículo, pero claro es que ya Amelié se me antojaba ridícula...
Iba con expectativas por comentarios y premios, pero madre del amor hermoso, no hubiera sido capaz de terminarla ni en un millón de años!!

Saludos

El Rector dijo...

A mi tampoco me hizo mucha gracia que digamos. Y mira que "Amelie" no me desagradó. El cine de Jeunet me parece extremadamente seductor, pero aquí se nota en exceso la "influencia" del galo, dando como resultado un producto sin personalidad y prefabricado que al menos a mi, no me llegó en ningún momento.

Quizás sin el fantasma nipón haciendo el payaso cada dos por tres, la cinta habría sido algo mas digerible, pero es que no puede con ese tipo de payasadas asiáticas, me superan.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Por lo que comenta Miss Terror y lo que dijo el Rector pensé que era bueno advertir que si no 'Amelie' no gustó, esta 'Lizza, the fox fairy' tampoco va a gustar... por lo menos advertir al lector ante que tipo de cinta se va a encontrar. Una de esas cintas en las que creo y siento que no hay punto medio: O gusta y se disfruta o se detesta completamente.

No creo que el problema esté en las apariciones de Tomy, creo que el problema está en conectar o no con la forma elegida por el director para contar su historia. Juntar 'Amelie' con Kaurismaki y la música japonesa hacen que esta sea una cinta excesiva que juega en el filo de una navaja.. Sorry.. soy el bicho raro.. yo me lo pasé genial con esta peli :-)

Un Abrazo!!!

Donnie

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.