jueves, 16 de junio de 2016

Crítica: Braindead

El miedo es libre, amigos. El sentido del humor también. ¿Se puede carecer de sentido del humor y tener miedo? Claro! Esto puede ocurrir cuando te enfrentas al análisis de "Braindead" y sabes que tu sentido del humor es tan limitado como tu capacidad para decorar casas o hacer manualidades. ¿Cómo se puedes disfrutar de "Braindead" si no eres capaz de reírte con ningún gag? Precisamente esto es lo que quiero explicar y realmente no es que me de miedo, sino más bien respeto, porque una vez ya desearon que viniera Ash del pasado para violarme por expresar mi opinión sobre "Terrorificamente muertos" y ayyyy amigos, no quiero que me mandéis a Nueva Zelanda para ser devorada por un mono-rata en esta ocasión, bien sabe Peter Jackson que no lo quiero, no.

Dejadme pensar, ¿es necesario encajar con un humor tan negro y básico como el que ofrece Braindead" para poder disfrutarla? Mágicamente, la respuesta es no. Black Phillip mo me ha otorgado la gracia de poder reírme de la mayoría de los chistes, gags, gracietas, imágenes jocosas o desparrames absolutos que van pasando por mi vida de una forma u otra, yo soy una roca, soy la Demolisher de las comedias, la aguafiestas de los visionados colectivos y el azote de los graciosetes y no me tengo por una persona seria, ni mucho menos, pero la naturaleza a veces es injusta y sólo te regala la capacidad de reír a carcajadas con el humor rural y cuatro chorradas de caca-culo-pedo-pis, y esto me preocuparía si no supiera que hay gente aún peor que yo, porque sí, doy fe de que los Sheldon Coopers existen y viven entre nosotros.

Y una vez liberada la bestia y yo puesta a salvo, sólo tengo buenas palabras para "Braindead", porque aunque no encaje con mi humor, aunque yo no sea capaz ni de sonreír con el cura karateka, aseguro que es imposible no divertirse con "Braindead", porque tengo claro que cuando la jovenzuela mente de Jackson se puso en marcha, ahí sólo podía correr la sangre y el buen rollo, porque "Braindead" es muerte y destrucción, pero ante todo es buen rollo asegurado. "Braindead" tiene esa extraña cualidad de transmitir buen humor y de hecho, transformar nuestro humor entre piezas desmembradas de cuerpos sanguinolentos, bebés deformados, enfermeras casi decapitadas y madres que se comen perros que se llaman Fernando. ¿Hay alguien en la sala que no sea capaz de disfrutar con "Braindead"? Valga Dios que no!

Técnicamente hablamos de lo sublime respecto a efectos especiales artesanales, porque esto es artesanía pura, gore de primera que huye de la realidad de la muerte, para poner la pizca de locura necesaria y asfixiar la seriedad del día a día, poniendo la mueca en la boca con la sonrisa hacia arriba, justo lo contrario de lo que me ocurre a mi con el ultragore alemán, que me deja la mueca de la boca hacia abajo por el mal rollo que rezuma. Y aunque desde luego estos efectos son lo primero que se nos viene a la cabeza al pensar en "Braindead", esto no es lo único que destaca, pues el uso extremo de los primeros planos es el ayudante de dirección perfecto y determinante, la guía definitiva para conocer los mejores lugares por los que hacer turismo dentro de esta absoluta gamberrada que es "Braindead", y es que el uso de la cámara como un personaje más, como un paisaje más y como una idea más, la tomó prestada, con muy buen criterio, de otro de sus grandes colegas, Sam Raimi,y así le guiñó el ojo a su hijo Ash Williams en una de las escenas más míticas de "Evil Dead", que luego supermitificaría (¿esto existe?) "Braindead" a principios de los noventa.

Y aun con todo esto, "Braindead" tiene un sello tan personal que no puedes sino rendirte a la evidencia de que cuando la agilidad, el dinamismo, la sangre y un guión delirante se unen, el éxito está garantizado, y aunque estas películas se encuentren con espectadores tan sosos como yo, que siempre se lo ponemos mucho más difícil a propuestas como estas, es imposible que no se rellene de energía positiva a todo el personal y que no entendamos que el cine, capaz de lo mejor y de lo peor, definitivamente nos llena de vida, de las vidas de otros para ser más exactos. Y con esas vidas pegadas a las nuestras, vivimos todos como siameses, como hermanitos pegados por siempre a cada uno de nosotros, entidades intocables que determinan, muchas veces, decisiones futuras o que al menos advierten de malas decisiones, que son ya muchos años de ver cómo estos otros hermanos las pasan putas en pantalla, como para que no tomemos nota, ¿no?

Como decía, en "Braindead" nos encontramos con un guión delirante, pero no el típico delirio a lo Argento donde uno termina por no entender nada del despiporre argumental porque el caos es el eje de la narración, el delirio en "Braindead" viene dado por el dibujo de unos personajes exagerados casi al extremo, unas situaciones desquiciadas y unas actuaciones desmadradas, donde precisamente "madre" es dueña y señora de la pantalla haciendo suya la historia, para que entendamos lo que realmente significa el amor materno.

Está claro que si "Braindead" es el clásico por antonomasia del cine gore, no lo es sólo por la cantidad de sangre vertida o por unas natillas con tropezón, lo es porque, insisto, es una de las películas más divertidas que se han realizado y que se realizarán nunca, y que pese al horrible autodoblaje que hemos tenido que sufrir en España de nuestra Paquita (Diana Peñalver) sólo comparable al crimen perpetrado por Verónica Forqué en "El resplandor", esta cinta ha envejecido extremadamente bien y me atrevo a decir que gana un poquito más con cada visionado, así que os animo encarecidamente a que volváis a recordar los inicios del sr. Jackson y disfrutéis casi tanto de ellos como lo habéis hecho con su expedición a la Tierra Media.

Efectivamente, a mi no me fue concedido el don del sentido del humor y no por decirlo más veces va a desaparecer este curioso fenómeno que me atormenta, pero sí se me concedió la capacidad de disfrutar al máximo del cine de género. Sé que todos los que estáis leyendo estas líneas sois como yo en este último aspecto, así que hacedme caso y preparad ya el brazo para que os vuelva a morder el fantástico mono-rata.


7 comentarios:

Donnie Darko dijo...

Menudo festival el de Sitges en 1992. Mejor película 'Ocurrió cerca de su casa', mejor director Quentin Tarantino por 'Reservoir Dogs' y mejores efectos especiales a 'BrainDead' y donde también se proyectaron 'Carne' de Noé, 'El almuerzo desnudo' de Cronenberg y 'Tetsuo' de Tsukamoto entre otras.. Para mi, la edición a la que me hubiera gustado ir y por desgracia no pude... :-(

Poco puedo añadir a lo que ha dicho MissTerror, 'Braindead' es una autentica joya del cine gore. Una cinta de obligada visión para los amantes de este tipo de terror ya que esta película ofrece todo lo que esperas de cintas de este tipo y ademas con mucho, mucho humor. El único pero que se le puede poner a 'Braindead' son las altas expectativas que Jackson creó en nosotros ya que muchos pensabamos que las peleas de la trilogía de 'El señor de los anillos' iban a ser mucho mas salvajes por lo menos en la director's cut... pero no.. sniff...sniff..

Lo dicho, 'Braindead' es una joya del cine gore. Soberbia

Missterror dijo...

Donnie- Es que quien no hubiera dado lo que fuera por haber estado en ese festival?? Alguien en la sala que hay tenido esa suerte? Si lo hay, que se manifieste!!

"Braindead" es pura diversión, de eso no cabe duda ;) Permíteme, eso sí, que discrepe sobre las peleas de la trilogía del anillo, a mi me parecen perfectas y totalmente acorde con el tono de cada película. ¿Te he contado lo fan que soy de las tres películas? :)

Saludos

El Rector dijo...

Menudo talentazo el del tal Peter Jackson, ni siquiera Hollywood a conseguido corromperlo, todo lo contrario (le perdonaremos el pequeño traspiés de "King Kong", pero tampoco se podía sacar mucho de ahí...). Lo que ha hecho este señor con el legado de Tolkien, no tiene nombre, realizar seis películas, SEIS, y que todas ellas sean fascinantes, está al alcance de muy pocos.

Que decir de "Braindead" a estas alturas, una de las obras cumbres del cine gore y después de la trilogía de "Evil Dead", quizás la película que más veces he visto y eso, que mi cinta favorita del neozelandés, al menos de su etapa pre-Hollywood millonaria, es "Ágarrame esos Fantasmas".

Missterror, no deja de sorprenderme leerte hablar tan bien sobre una película de este tipo, ¿será que estás refinando ya tu paladar con buen cine y te dejas ya de tonterías en plan "A Field in England", "Martyrs", "H2" y demás memeces? ;)

Coincido en todo lo que comentas de la película, aunque yo no la concibo (lo aplico también a "El Resplandor") sin ese nefasto auto-doblaje de Diaña Peñalver, casi tan mítico, como el de Verónica Forqué en su día.

Molaría volver a ver algún día a Jackson haciendo este tipo de cine.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- "King Kong" es el horror de Jackson, el bache en el que casi todos los directores tropiezan y caen, y una de sus lacras fue la pésima elección del casting...Lo de las SEIS adaptaciones de Tolkien, out of this world. Maravillas del entretenimiento, sin duda.

No te creas que yo no soy la primera sorprendida cuando veo películas como "Braindead" y logran divertirme tanto. Supongo que lo dices por mi valoración de "Terrorificamente muertos", en la que me mantengo y dentro de mis gustos y de lo que me provocan una y otra, hay años luz entre ellas, a favor de "Braindead", por mucho que duela leer esto.
Mi paladar, puede que no sea tan fino como el tuyo, pero saborea igual de bien, y le saca mucho partido a "tonterías" como "A Field in England" o absolutas maravillas como "Martyrs" y "H2".

Lo cierto es que ya no concibo a Jackson en otra faceta que no sea la de superproducciones que nos dejen ojipláticos. Supongo que la evolución siempre tira hacia arriba y si volviera a llenar las pantallas de sangre, no regresaría a este gore gamberro.

Ayyyyy Diana Peñalver!!! ¿Te he contado que yo estaba enganchada a "Chicas de hoy en día" ? Y mira que era mala...

Saludos

andres pavone dijo...

Querida MissTerror, un verdadero festín de tripas, sangre, humor y una que otra sustancia viscosa. Plagada de escenas que se te quedan grabada en la retina, el cerebro y el estomago. Memorable la cortadora, el pus de su asquerosa madre,la licuadora el bebe zombie, etc, etc Delirante, una verdadera locura, pero de la buena es esta película. Talento puro el del señor Jackson.Agradecido por dedicarle un extraordinario comentario a esta joyita. Saludos.

Negro dijo...

Merecida crítica para "Braindead", Miss Terror. Tan divertida como desmedida. Ciertamente es una gamberrada que, sin embargo, no cae en el error de ser una sucesión de gags. Peter Jackson se permitía ser tan osado como el que más, y además haciendo buen cine. Mención especial, como comentas, a los efectos especiales artesanales. Es evidente que cada generación "se educa" con el tipo de cine que le es contemporáneo, pero joder, ¡qué efectivos son unos buenos efectos artesanales! En este caso magistrales.

Por lo demás que comentáis, no estoy del todo de acuerdo con lo dicho sobre el señor Jackson. Además de "King Kong", la trilogía de "El Hobbit" me aburre en muchos momentos. En mi opinión, en ese caso la desmesura juega en su contra. Y aunque la trilogía de "El señor de los anillos" me parece más que notable, sólo "La comunidad del anillo" me parece redonda.

Por cierto Rector, coincido plenamente contigo con "Agárrame esos fantasmas". Película que la mayoría de las veces no es valorada como se merece.

PD: Miss Terror, de ese sacrilegio solo te salva que Ash ahora usa faja ;-)

Missterror dijo...

Andrés- Maravilloso festín que sigue siendo tan locamente divertido ahora, como hace catorce años. Realmente hay muchas escenas memorables en "Braindead" y uno no sabría cual elegir...Un gusto compartir contigo estos análisis.

Negro- Si uno habla de "Braindead" no hay espacio para la contención. La clave es no perder nunca de vista la diversión, ni siquiera entre kilos y kilos de vísceras.

A mi la trilogía de "El Hobbit" me pareció maravillosa y considero que estaba tan en la línea de lo que habíamos presenciado en la Tierra Media que nunca entendí la mala prensa que tuvo, y mucho menos que se la toldara de infantil. La desmesura mostrada en "El hobbit" ya había hecho acto de presencia en "El señor de los anillos", no era algo nuevo y sorprendente, sino una evolución natural del preludio que le quiso dar a una de las historias más maravillosas del cine. A mi me pondrías en un aprieto si tuviera que elegir cuál es la entrega más redonda, pero para mi "las Dos Torres" y "El Retorno del Rey" para mi superan a "La comunidad del anillo".

Sobre Ash y su faja, te diré que así entradito en años y carnes, parece que me simpatiza algo más ;)

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).