miércoles, 6 de julio de 2016

Crítica: Equals

El amor, ese pequeño enano cabrón que se cuela en nuestra casa cuando menos nos lo esperamos y pone patas arriba todo nuestro mundo al tiempo que agita todas las estrellas habidas y por haber en nuestro universo. ¿Eres feliz? Me preguntó una vez el enano con aterradora naturalidad. Yo, le contesté que sí, supongo que sí, le dije con la boca pequeña en aquel momento. Si me lo volviese a preguntar ahora, mi respuesta iría bastante más allá de la mera cosmética. El amor, esa fascinante combinación de procesos químicos de nuestro cerebro que termina por convertirnos en esclavos de nuestros propios anhelos y deseos, es la mayor de nuestras debilidades pero también, la mayor de nuestras fortalezas.

Drake Doremus parece tener obsesión con el enano. Su filmografía, es una constante búsqueda del susodicho y “Equals”, su nueva película, no es otra cosa que una nueva estación en el largo viaje hacia la felicidad, o al menos, hacia aquello que para bien o para mal, nos define como seres humanos: la capacidad de sentir. Cierto es, que en esta ocasión, desde una nueva perspectiva en clave de ciencia ficción, en un título, que desde ya, vaticino que de formar parte de la sección a concurso de la edición de este año del festival de Sitges (y la presencia del filme ya ha sido oficializada hoy mismo), es una firme candidata a llevarse el galardón a mejor película, con una puesta en escena prima hermana de aquella “Orígenes” (“I Origins”, Mike Cahill, 2014), soporífera disyuntiva entre lo científico y lo filosófico que tanto pareció gustar a los ilustrísimos miembros del jurado.

Si escarbamos un poco más allá de la superficie “Equals” deja muy claras sus influencias desde el minuto uno, influencias que sin ningún lugar a dudas nos evocan de forma irremediable a cintas como “Gattaca” (Andrew Niccol, 1997) por su estética y por algunos elementos de la trama y sobretodo, a “Equilibrium” (Kurt Wimmer, 2004), de la cual parece coger prestada la idea principal de la película, si bien, el tono es diametralmente opuesto, alejándose “Equals” de la acción desmesurada de la cinta de Wimmer, para centrarse completamente en el drama existencialista de turno, escrito para la ocasión por el solvente Nathan Parker, quien ya había dado buena nota de sus capacidades en la estupenda “Moon” (Duncan Jones, 2009), para la cual co-escribió el libreto junto al propio Jones.

Dos formas muy distintas de abordar una misma idea, la demonización de los sentimiento humanos y la pérdida de la singularidad del individuo en pos, de un supuesto bien común. Una enfermedad que debe ser purgada y extirpada de una sociedad que ha cimentado su supervivencia y evolución, a la total ausencia de dichos sentimientos. “Equals” no es tan solo una historia de amor más en un escenario imposible o una simple reimaginación futurista de la clásica tragedia Shakesperiana, también es una incisiva crítica hacia los tabús que a día de hoy, siguen estigmatizando a todos aquellos que sufren determinadas enfermedades, parece ser, que mal vistas por algunos sectores de la sociedad.

No cabe duda de que la aséptica puesta en escena 100% deudora de la citada “Gattaca”, significa un prematuro y agradable punto de inflexión en el espectador, al menos, en aquel que guste de este tipo de estética aplicada a sociedades distópicas. En este sentido, el filme está plagado de muchos y pequeños detalles que ponen de manifiesto el mimo que se ha puesto a la hora de tejer la tela, puede que incluso alguno, pueda sentirse algo decepcionado al entender tanto despliegue como un tanto inútil o al menos, desaprovechado, viendo los derroteros hacia los que discurre el filme. Yo el primero, pues semejante puesta en escena, debería haber dado cabida a alguna que otra pincelada estilística, donde por ejemplo, algo más del típico pero siempre efectivo thriller moderno, le habría venido de rechupete.

No es esa la apuesta y aquí por lo que se aboga es por el drama. Y como tal, no hay duda de que “Equals” da el pego perfectamente. Un relato previsible, sí, pero que contiene los suficientes elementos como para conseguir tocarle la fibra al espectador, a base de generar empatía hacia los personajes, un tándem protagonista que brilla con luz propia entre tanto olor a limpio y decoraciones Ikenianas. Sorpresa mayúscula si tenemos en cuenta que ella es ni más ni menos que la “crepusculita” por excelencia Kristen Stewart, esa seta interpretativa que aquí, en un papel hecho a su medida, sorprende a propios y extraños con un trabajo solido como no se le había visto hasta la fecha a la actriz. A su lado, uno de los rostros en auge del Hollywood actual: Nicholas “sed testigos” Hoult, a quien sin duda todos recordamos de la gloriosa “Mad Max: Furia en la Carretera” (“Mad Max: Fury Road”, George Miller) o de hacer el bestia, en la segunda trilogía de la franquicia mutante de “X-Men”. A su lado, encontramos también a dos ilustres como son Guy Pearce o al veterano David Selby.

“Equals” es por tanto, una interesante y sobretodo, diferente forma de degustar una película romántica. Un filme cuidado al detalle que si bien puede resultar algo “engañoso” para el aficionado a la ciencia ficción, no deja de poner sobre la mesa los suficientes debates (sociales, morales e incluso políticos) como para poder contentar en mayor o menor medida incluso, a tal tipo de público, si bien serán los enamorados (y enamoradas) del amor, de sus bondades y de sus miserias, los que más jugo sabrán sacarle a esta emotiva y lacrimógena propuesta. Y como dije al principio, que no la veamos siendo la reina del baile en algún que otro festival venidero.

Lo mejor: La fabulosa puesta en escena y la gran química existente entre el portentoso dúo protagonista. Y el desenlace, que no por previsible, deja de tener su punto.

Lo peor: Su ritmo pausado y la predominancia de lo dramático sobre cualquiera de los restantes géneros insinuados, pueden terminar con la paciencia de más de uno, en especial, si no tiene muy claro lo que está a punto de ver.


17 comentarios:

Missterror dijo...

Rector- A mi no me seducía lo más mínimo y creí que sería ciencia ficción sin alma, pero nada más lejos e la realidad, si algo tiene "Equals" es alma, algo que va más allá de la comprensión del ser humano de lo que significa la falta de algo tan básico como la empatía, el miedo y sobre todo el amor. Este canto a la libertad para decidir y equivocarnos habla de una perfección tan ajena al ser humano, que no para de errar, que presenta un mundo terrorífico, en él Silas y Nia, demostrando que eso que nos distingue de cualquier otro ser, esa capacidad para escoger, para amar sin control y para romper las reglas, es lo que realmente nos hace perfectos.
Muy sorprendida por estos Romeo Y Julieta distópicos, por su forma, por su fondo y por las ganas que le han puesto los dos actores por contener la emoción que salía a raudales y que contagiaba al espectador.
El enano cabrón del amor, es muy tozudo cuando quiere, y cuando se empeña en algo nada puede pararle.¿Quién no puede ser feliz así? ¿Imaginas lo duro que debe ser esconder día tras día la felicidad? ¿y ser tratado como enfermo terminal por el hecho de no poder ocultar los sentimientos? Buffff
Dejemos que estigmaticen a personas con alguna enfermedad a los paletos cortos de mente, ellos son los realmente enfermos, y los que viven en la península de la que habla esta película.

Le pongo media estrellita más y espero que guste en Sitges.

Amorosos saludos!

El Rector dijo...

Missterror, lo secundo todo y tengo clarísimo que va a gustar MUCHO en Sitges. Sin duda, una gratísima sorpresa, más en uno año donde la ciencia ficción no se está prodigando mucho que digamos.

Saludos.

P.D: Aunque "Gattaca" esta años luz por encima ;)

Donnie Darko dijo...

A mi 'Equals' me ha gustado a pesar de que otra vez me parece que el guionista ha cogido ideas de otras películas y las hace pasar como suyas. Me es inevitable no pensar en 'The lobster' al ver la escena del suicidio, igual que me ocurre con 'Codigo 46' y 'The Giver'.. es como si otra vez la historia estuviera compuesta de retales de otras historias.

Sobre los actores. Me gustan Nicholas Hoult y Jackie Weber, pero Guy Pearce no acaba de convencerme y Kristen Stewart parece que confunde la carencia de sentimientos con la casi constante cara de asco, lo que me rompía al ver esta película.

Con todos sus pros y sus contras, yo recomiendo 'Equals'. Me parece una muy interesante distopía y aunque no mejora a sus referentes (A 'The giver' si por supuesto..jijij) su ritmo lento y su estética fría me parecieron perfectas para complementar a la historia que el director quiere contarnos..

Un Abrazo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, yo es que a Stewart, no la he visto nunca en otro registro que vaya más allá de la apatía y frialdad habitual, por eso decía que aquí, por una vez, tiene un papel hecho a su medida y a mi si me ha convencido en ese sentido. Quizás las expectativas eran tan bajas, que al final esto ha jugado en su favor, no te digo que no.

De las películas que citas, creo no haber visto ninguna. Y mira que "Código 46" hace tiempo que la tengo pendiente desde que hiciste la crítica en estas mismas páginas.

Por cierto, la película podrá verse en Sitges y no me parece para nada una mala opción, si quiere verse algo de ciencia ficción "diferente".

Saludos.

Donnie Darko dijo...

La verdad es que la Stewart va a tener que luchar mucho para que nos quitemos la imagen que tenemos de ella y que nos frena, al menos a mi, mucho para ver una película donde sale ella.

Con todos los pros y los contras de esta película opino como tu, no creo que sea para nada una mala opción, igual un poco lenta para espectadores impacientes pero es una cinta muy interesante y sobre todo viendo que bodrios como 'Before i wake' también se va a proyectar en Sitges...

El mayor problema que puede tener esta película en el festival son su referentes. 'Código 46' se llevó el premio al mejor guión y mejor banda sonora. Puede que la historia de 'Equals' no sea brillante o espectacular pero es de ese tipo de historias que son muy melosas y caen muy bien..

Un abrazo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, sin duda. Pero si su compañero de reparto vampírico, ha conseguido quitarse la tontería de encima y protagonizar películas interesantes (y muy bien, por cierto) como "The Rover" o "Cosmopolis" (aunque la peli no sea santo de mi devoción, el tío lo borda), la cara vinagre aun tiene esperanza... poca por eso.

Desde luego, si alguien tiene previsto pagar para sufrir "Before I Wake", mejor emplee los dineros en esta "Equals". Gustará o no, pero al menos no pasará vergüenza ajena viéndola como con la cinta de Mr.Flanagan, que sin duda, será de lo peorcito de este año en Sitges.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Lo de Pattison en 'Cosmopolis' es digno de estudio. No solo el tío lo borda a pesar de que nadie dábamos un duro por él si no que además Cronenberg jugó de manera inteligente al darle el papel protagonista a Pattison. ¿Que mejor que coger a un actor que en ese momento, por mucho que nos pese, tenía una fama impresionante para dar vida a Eric Parker ese joven yuppie que tenía todo y su máxima preocupación parecía ser la simetría de su próstata? Al elegir a Pattision como protagonista, la cinta de Cronenberg no solo plasmó en imágenes la novela si no que ademas dejó su huella y crítica personal..

Sobre 'Before i wake up'. Últimamente estoy viendo críticas que hablan bien de esta película y la verdad es que me cuesta. Soy fiel defensor de la idea de que para gustos los colores, entiendo (por norma general) que lo que nos gusta a unos no nos guste a otros, pero con esta película me cuesta, ya que no veo nada que realmente la salve de la mas absoluta de las medianias.. Solo el hecho de estar dirigida por Flanagan y que eso ya sea motivo suficiente para darle un par de puntos mas..

El Rector dijo...

Donnie, me cuesta creer que alguien sepa verle alguna virtud realmente destacable a "Before I Wake". No tiene pinta de que Flanagan vaya a ser precisamente, el salvador o la nueva punta de lanza del género.

Sobre Pattison, muy atentos también a lo que pueda depararnos en "The Childhood of a Leader", película que tiene pintaza y donde trabaja al lado del siempre estupendo Liam Cunningham y ópera prima del hasta ahora actor, Brady Corbet. He dicho.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

No tenía ni idea de 'The childhood of a Leader'. Ya la tengo en la lista de películas de obligada visión. La verdad es que si, tiene una pintaza brutal.. Gracias por la recomendación!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, solo he tenido oportunidad de ver la secuencia inicial de créditos (tuve problemas con los subtítulos) y los pelos como escarpias... creo que voy a tener algo más de suerte en mi próxima intentona, jeje.

Saludos.

Mario dijo...

Una explosión, un tiro o un simple grito hubieran bastado para despertarme. Me sobé a los 20 minutos.

El Rector dijo...

Mario, desde luego si lo que buscabas era acción, no sería esta la película más adecuada.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Estoy con el Rector, lo que pasa es que para bien y para mal esta película no engaña. Desde el mismo momento en que ves el trailer sabes que vas a estar ante una película lenta y que se va a tomar su tiempo, si a eso le sumas que la historia no te engancha...

Anónimo dijo...

Para mí el film está bien y me ha llegado mucho, de hecho, ha sido una de las películas más tristes que he visto.

La escena final de ellos dos y, sobretodo, la banda sonora casi me hacen llorar.

Saludos.

El Rector dijo...

Donnie, y si me apuras, solo viendo el reparto, jeje...

Anónimo, no cabe duda de que en la faceta emocional, cumple sobradamente. El desenlace, algo previsible, pero igualmente duro. Cualquier otra cosa hubiera sido una decepción.

Saludos.

Anónimo dijo...

una pregunta, ¿en el final el no vuelve a sentir nada? es decir, si ya no se van juntos o queda en final no siente nada pero se va con ella? saludos

El Rector dijo...

Anónimo, SPOILER

SPOILER, SPOILER, SPOILER, SPOILER, SPOILER, SPOILER!!!

Silas es curado de su "enfermedad" en lo que representa un homenaje Shakesperiano en toda regla, perdiendo de nuevo cualquier sentimiento hacia Nia. Lo que no pierde es la memoria, de ahí que siga con ella pese a su incapacidad por amarla.

Saludos.

P.D: El día que nos acostumbremos a avisar de los SPOILERS, dejaremos de chafarle películas al prójimo.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.