viernes, 21 de octubre de 2016

Crítica: 31

Estamos en una época en la que lo más apreciado es ser hater, porque detrás de una pantalla de ordenador nos sentimos seguros e ingeniosos y sacamos toda la rabia, toda la bilis, como un cólico verborréico y odiamos, porque odiar es mucho más divertido que amar o que respetar, eso parece que se ha convertido en sinónimo de aburrimiento. Ahora ser transgresor no es ir un paso más allá de las normas, ser transgresor es directamente cagarte en ellas en ciento cuarenta caracteres.
 
Os adelanto que no soy amiga de ver trailers, de leer sinopsis, de escudriñar noticias una vez que la película que me interesa ya está terminada y que sólo es cuestión de tiempo que la pueda ver. Con "31" me he mantenido virgen y pura hasta el día de la presentación en Sitges, y siendo tan fan como soy de Rob Zombie, creedme que ha sido un suplicio. He podido permanecer ajena al mundo que Zombie volvía a idear para el respetable, pero me ha sido totalmente imposible no leer todo tipo de tweets o comentarios en Facebook o instragram, porque cada vez que entraba en un red social, había un comentario desproporcionado que pedía la cabeza de Rob Zombie, que aseguraban que "31" era la peor película que jamás se había visto o incluso que era una basura infecta, y a estos comentarios le sucedían muchos comentarios amigos más que apoyaban cada escupitajo hacia el director. No he dejado de asombrarme con todo este haterismo hasta hoy, porque decir que "31" es la peor película que has visto jamás implica que muy poco cine has visto. Compruebo que odiar hace amigos, virtuales, pero amigos, lo que no deja de ser algo para estudio sociológico. 

Obviamente ir a ver "31" con todas las frases mágicas que pululaban por redes sociales, hacía que bajaran las expectativas, lo que no niego que pudo ayudar. En mi caso, yo de expectativas iba hasta las cejas. Rob Zombie volviendo al exceso que tanto me ha gustado y que tanto he defendido, no era para menos. El resultado fue decepcionante, no puedo esconderlo, pero ni de lejos es de lo peor que se haya visto este año, ¡ni de lejos! 

Con el temor de una posible pitada al finalizar la proyección que el mismo Rob Zombie y Sheri Moon Zombie presentaban en el Auditori de Sitges, me senté nerviosa en la butaca. Entiendo que las reacciones del público para bien o para mal, son parte de los festivales, pero reconozco que siempre me incomoda un abucheo o una pitada, por muy mala que me haya parecido la película. Tengo claro que el medidor de la aprobación o desaprobación del público es el aplauso, y como tal, si algo no gusta ese aplaudo no debe existir, con eso debería ser suficiente. El abucheo me parece excesivo y aún resuenan en mi mente las pitadas a "The Lords of Salem" en 2012... Afortunadamente nadie abucheó, pero el escueto aplauso lo dijo todo. Todos entendimos lo que eso significaba, yo misma aplaudí bajito. 

"31" es una vuelta atrás en la carrera del cineasta. Una vuelta atrás porque se fija en sus inicios y no arriesga en absoluto. Supongo que el paso hacia adelante que intentó dar con "The Lords Of Salem" respecto a guión y una historia más centrada en la atmósfera que en la potencia visual, le pasó factura y le desgastó, supongo que él mismo entendió que quizá ese no era su fuerte, o quizá no era lo que su público esperaba. Todos, y me incluyo, demandábamos la visceralidad que siempre ofrecía Zombie y no se complicó, dirigió "31" y se quedó tan ancho. Supongo que todos tenemos un poco de culpa, supongo también que hacer varias cosas a la vez no suele salir bien, y lo demuestra tanto con su último disco, como con su última película. 

En esta ocasión, todo va de más a menos, comenzando con un prólogo maravilloso que auguraba un resultado mucho más prometedor. Pantalla teñida de blanco y negro para presentar a Doom-Head y dejarle lucir su declaración de intenciones, con un Richard Brake en estado de gracia absoluta. Lástima que la mejor baza de la película se desaproveche de la manera en que lo hace. 

El escenario no puede ser más Rob Zombie, una especie de circo de los horrores digno del mejor videoclip y una historia simplona como ella sola, de hecho el guión es aún más limitado que el de "La Casa de los Mil Cadáveres" que era lo que era, puro despiporre para homenajear los títulos que se le iban amontonando en la cabeza. Esto es uno de los mil tópicos que nos encontramos en la cinta, que no es más que un survival con una sucesión de escenas cañeras, muy potentes visualmente para no dejarte respirar, pero muy poco que contar. Y para ello, cada ataque a cada una de las víctimas se hace metiendo imagen encima de imagen, imagen, imagen, imagen, para hacer caóticas las persecuciones y los ataques, y de paso para ahorrar un poco en efectos especiales, porque la sangre salpica, pero muchas veces fuera de plano. 

Es imposible no pensar en "Perseguido" ( "The Running man"- Paul Michael Glaser), es del todo imposible y es imposible no pensar también que no queda para nada claro el propósito del juego llamado 31, y es imposible no preguntarte cual es el papel de los anfitriones del juego más allá que meter a Malcolm McDowell, Jane Carr y Judy Geeson en la película con una intrascendencia absoluta. El hecho de que, como en "Perseguido", los asesinos salgan de uno en uno, roba equilibrio a la función, pues "31" adolece de ser una montaña rusa, con altibajos constantes. El lucimiento está hecho al servicio de los personajes crueles, mientras que las víctimas son de lo más anodino, y no le hubiera encontrado pega a esto si no hubiera sido por el hecho de que se les presenta como el mal puro y terminan siendo mucho ruido y pocas nueces, aunque son de largo lo mejor de la película, destacando Doom-head, Sick-Head, y los payasos Schyzo-Head y Psycho-Head (nombres más ridículos no se les pudo poner, por cierto). El potencial de toda esta troupe era tan grande que de haber dedicado media película sólo a Doom-Head y su realidad, ya hubiera dado mucha gloria al bueno de Zombie. Lástima. 

Las víctimas, pues sin más, Sheri Moon, mal y el resto de actores haciendo lo que pueden, lo que resta credibilidad a una propuesta que lo coge todo con pinzas. Sin embargo, "31" entretiene muchísimo y te da una buen rato. Tenemos gore (no tanto como podría haber sido aquello, pero lo hay), tenemos personajes molones, tenemos un abiente de pesadilla constante y el formato videoclip perfectamente calzado, tenemos "Dream On" de Aerosmith estallando nuestros oídos al final de la película y como no, tenemos una banda sonora de escándalo. 

Sin duda, la década favorita de Rob Zombie es la de los setenta, y se recrea bien, pero Zombie se ha maravillado a sí mismo con cada imagen, y una vez más, con películas que le obsesionan y se ha olvidado de contar una historia, ahora, yo pregunto ¿se puede acusar a Rob Zombie de no ser profundo? Yo le pido otra cosa y si ha decepcionado esta vez, es porque ya va estando curtido en la dirección y estos tropiezos le hacen daño, pero chicos, chicas, haters y posers, ¿en serio podéis decir que es la peor película del año, de la década y de la historia y quedaros como sin nada hubiera pasado? ¡Válgame Satán!, qué afortunados sois en cada uno de vuestros visionados. 

Entiendo que lo que mola es ser un destroyer, entiendo que la pantalla del móvil, que atrapa como nada en este mundo, da una seguridad increíble y el anonimato ya ni te cuento, pero en la edad adulta el criterio es básico. Buenas noches y pensad que en el infierno a todo el mundo le gustan las palomitas.


16 comentarios:

Reverendo dijo...

La popularidad de Rob Zombie hace prácticamente inevitable que tenga admiradores y detractores muy pasionales. Personalmente no me acaba de gustar su cine (bien de escenografía e imagen, pero en el montaje y guión... puff). No creo que sea lo peor que he visto, aunque haya algún que otro momento de despropósito, pero me recuerda a los premios Razzie: no son lo peor de lo peor del cine, si no simplemente lo que menos ha gustado de lo más conocido.

Los clowns son lo que más me ha divertido, incluso el enano nazi. Evidentemente Brake (también líder de los Caminantes Blancos en la serie "Juego de Tronos) es el más carismático, bastante más allá de la escasa competencia. Por lo demás, más deseo de diversión que arte, y bastante falto de originalidad (muchas ideas ya vistas, yo también pensé en "Perseguido", pero Zombie incluso se repite a sí mismo). Protagonistas que despiertan nula empatía y te acaba preocupando muy poco lo que les pase al final. Y unas cuantas situaciones absurdas (vale que uno va a disfrutar del "espectáculo" sin muchas entelequias mentales, pero a veces...).

En fin. A los acérrimos les gustará y a los haters les dará "munición". Yo creo que este director podría dar mucho más de sí y siempre se me queda corto. Si rodara con alguna motivación más allá de divertirse y "pasar un buen rato con los colegas" , igual perdería un poco de personalidad mejoraría el producto.

El Rector dijo...

Yo no tengo nada en contra de Zombie, como director no me parece la quinta esencia del género pero reconozco que he disfrutado mucho con algunas de sus películas, con otras, o tanto. Pero es cierto que existe una inexplicable tendencia a sobredimensionar todo lo que hace, tanto para bien, como para mal, y no tengo muy claro cual es el motivo... igual el hecho de que venga de donde viene. Que se yo.

Con todo lo que refiere a sus películas, hay que tomarse todas las opiniones con suma cautela y la credibilidad justa, pues se nota que muchas de ellas nacen desde la irracionalidad del desprecio sistemático, "31" es el mejor ejemplo de ello. Cierto que no es su mejor película, ni que vaya a pasar a la historia del género, pero vamos, se deja ver, más o menos entretiene, vuelve a brillar donde el cine de Zombie suele brillar, es decir, la puesta en escena y la banda sonora y bueno, suele pinchar también donde el cine de Zombie pincha. Nada nuevo bajo el sol. Yo desde luego, me quedo con el fabuloso remake/precuela de "Halloween", la divertida "Los Renegados del Diablo" o la estupenda y clásica "The Lords of Salem". "31" para pasar el rato y poco más, ahora ni de lejos me atrevería a catalogarla dentro de lo pero del año. Afirmar tal cosa, es confesar que uno a visto muy poco cine de terror este año.

Saludos.

Missterror dijo...

Reverendo- Entiendo que a medida que crece la popularidad de alguien, crecen los detractores y los fans, pero en el caso de Rob Zombie es brutal, no ha pasado lo mismo con Ti West o James Wan, por ejemplo, con sus aciertos y sus fracasos, y creo que esto viene porque hay un sector del público y la crítica que le ha considerado un intruso, un cantante jugando a director y no le tomaron nunca en serio. También creo que se jugó la cabeza al mostrar su visión de "Halloween", un remake que me flipa, por cierto.
Has descrito bien lo que para mi también es "31", asesinos que son lo mejor de la película, algunos con un carisma desaprovechado, víctimas con las que no empatizas y no importa que no haya piedad y un juego que parece no tener sentido y ser una excusa tonta para mostrar el paisaje.
En realidad yo soy fan acérrima de Zombie, pero también puedo ver las muchas limitaciones de esta película y por suerte, también veo su magnífica fuerza visual y soy capaz de disfrutar de esta película.
De acuerdo con lo que dices sobre la reunión de colegas...

Rector- Yo tampoco le considero la quintaesencia del cine, pero soy capaz de disfrutar de su cine como con nadie, hasta ahora, al menos.
El linchamiento que ha habido con "31" y con Rob Zombie para mi es tan desproporcionado, que no me lo puedo explicar. Lo que sí me pregunto es qué puede pensar la gente que tildó "31"de la peor película de la década si ven "Ballad in blood" de Ruggero Deodato.
Estamos de acuerdo, no es su mejor película, no arriesga y no gana y que ofrece lo mejor y lo peor de su cine.
De Zombie, yo sin duda alguna me quedo con "H2" :)

Saludos

El Rector dijo...

La capacidad de Zombie por aglutinar de manera desproporcionada tanto filias como fobias, me recuerda bastante al caso de Robert Rodríguez, cineasta de culto para algunos (entre los que sin duda me cuenta) y poco menos que un payaso para otros. Al final, este tipo de cineastas que generan tanta controversia, lo hacen porque tienen algo especial, algo que les define a la hora de hacer cine de manera muy marcada y como siempre, no se puede gustar a todo el mundo. Y hablando de Rodríguez y sobre lo que comentabais de las reuniones de colegas, sí discrepo con vosotros. A mí es algo que me encanta, el hecho de que un director se rodee siempre de la misma gente. No concibo el cine de Robert sin sus amiguetes de siempre. De la misma forma me ocurre con otros directores como Carpenter o Raimi, que siempre han tenido muy presentes en sus películas a sus actores fetiches.

Saludos.

Reverendo dijo...

Bueno, hay gente que no hace grandes cambios en su equipo o grupo y no tiene porqué dar peor resultado. Pero hay "colegas" más creativos y con más talento que otros...

Missterror dijo...

Rector- Pues sí, la comparación respecto a amores y odios con Robert Rodríguez es muy acertada.
Respecto al tema del equipo del que se rodea Zombie,creo que sí tiene que hacerse un lavado de cara porque ya se está quedando en esa fiesta de colegas de la que habla Reverendo. Si no quiere quedarse anquilosado y en bucle en las mismas ideas, debería pensar seriamente en rodearse de buenos guionistas, que él supervise todo, por supuesto, pero que deje los guiones en manos de otros. El casting, ya es imperativo que sea diferente. Sheri Moon no es buena actriz, no se le puede dejar los roles principales a ella porque no transmite nada. Sus apariciones en pantalla deberían limitarse mucho. Y lo que sí o sí tiene que hacer Zombie, es darle a sus personajes caractarísticas únicas, que es algo que no consigue. En "31" da la sensación de que ya conocíamos a cada uno de los personajes, porque las actitudes son calcadas a lo visto ya en "La Casa de los mil cadáveres", "Los Renegados del Diablo", o "The Lords of Salem".
De todas formas, este director tiene mi voto de confianza perpetuo, y si se centra, si decide estar un par de añitos enfocado sólo en el cine y no en varias cosas a la vez, podremos ver algo potente.

Saludos

El Rector dijo...

Yo pienso que en ocasiones, no todo se trata de talento. Que la empatía del espectador con determinados automatismos del director, también son importantes.

Missterror, es cierto que Sheri Moon no es la mejor actriz del mundo, pero no es más mala que otros habituales compañeros de reparto como Bill Moseley o Sid Haig, y pocos se quejan de ellos. Entiendo que lo de ser la pareja del director, tiene sus pros y sus contras.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- ¿en serio pones a Sheri Moon al misma nivel que Sid Haig o Bill Moseley? Vivir para ver! Y que conste que precisamente yo soy de las que he mirado para otra parte muchas veces, a su favor, precisamente por ser la pareja de quien es y entender que sí o sí la quería en su universo...

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, en realidad no. En realidad Bill Moseley, sin ir más lejos, me parece bastante peor actor. Pégale un vistazo rápido a su filmografía y te darás cuenta de cuanto. Sin ir más lejos, me vienen a la cabeza trabajos suyos tan bochornosos como los perpetrados en cosas como "The Graves", "Dead Air", "2001 maniacs: Fields of Scream" y así en un largo etc... curiosamente, es junto a Zombie, donde se ha parecido medianamente a un actor, camuflado tras el maquillaje, los cuatro pelos largos y los excesos del personaje. Moseley es de coña. Shery Moon es justita, pero creíble. Tanto como madre de Michael en las dos entregas de "Halloween" como cargando todo el peso de una película tan sobria y densa como "The Lords of Salem", ha estado más que correcta.

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Yo sigo preguntándome cómo hubiera sido "The Lords of Salem" con una buena actriz...Lo que tengo claro es que le hubiera dado mucha más vida a la trama. Como madre de Michael Myers no tengo pega. Poco diálogo y justa presencia, que la presencia la tiene, pero defender el peso de una película se le queda grande.

Saludos

Anónimo dijo...

Creo que pensar que las criticas a Rob vienen porque es un cantante y esta metido en el cine es erronea....soy metalero y sus primeras peliculas hasta Halloween eran geniales.Pero lo que ha venido despues en su filmografia me ha parecido pesimo y no lo digo por estar escondido detras de un teclado,lo digo como se lo he dicho a mis amigos y todos opinamos lo mismo....Rob esta quemado.Sus ultimas 3 peliculas no llegan a los talones de su primeras 3.Saludos y me encanta su pagina.

Missterror dijo...

Anónimo-Diría que el ochenta por ciento de la gente que nos lee y de los que aquí escriben son metaleros, es algo que casi va de la mano con este tipo de cine. YO soy muy fan de la música de White Zombie y de Rob Zombie, pero pienso que Zombie ha sido considerado un intruso en el terror desde el inicio y ha tenido que enfrentarse al ninguneo por parte del sector más purista, porque en parte no le consideran cualificado, algo que es muy injusto. Ni a Eli Roth se le ha masacrado tanto en los últimos años!! y no lo puedo entender.
Si te gustaron sólo las tres primeras películas, significa que "La Casa de los mil Cadáveres" te gustó mucho, por lo que tampoco acierto a entender qué le ves de malo a "31", cuando la estructura, la idea y el desarrollo es casi el mismo, cuando lo que se busca es un frenetismo dentro del survival y cuando peca de lo mismo y acierta en lo mismo que en su película debut. Dejas fuera de tu lista de película favoritas de Zombie a "H2" y me parece correcto en cuanto a gustos, a cada uno le llega lo que le llega, pero decir que esa película no le llega a los talones a sus antecesoras me parece casi casi un sacrilegio, pues es una película casi redonda y totalmente incomprendida que merece revisiones por parte del sector crítico para entender bien su grandeza, desde la calma y el paso del tiempo.
Cuando hablo de la gente que se esconde tras un teclado para proclamar su odio eterno a Zombie sin tan siquiera haber analizado bien "31", me refiero a aquellos que buscan el aplauso fácil o el coranzoncito rojo en los tweets que demuestre que hablar mal de ciertos directores o películas es tendencia, no a espectadores como tú, que aunque no les haya gustado, lo comentan con respeto.

A mi me encanta que te encante Nido de Cuervos ;)

Saludos y gracias por escribirnos.

Anónimo dijo...

Que decir....tenes toda la razon del mundo en lo que me decis de su filmografia,de hecho la casa de los 1000 cadaveres no me gusto demasiado nunca...solo que al ser su 1er pelicula y tener a una familia de psicopatas que amo y adoro se la he perdonado siempre jajaja.Para mi su verdadera joya siempre fue Los Renegados de Diablo pero creo que en Halloween hizo un grandisimo trabajo...revisionare nuevamente H2 que en su momento me dejo algo decepcionado.Sus otras dos peliculas The Lords y 31 te aseguro que nunca mas las volvere a ver,no me gustaron para nada.
PD:Eli Roth lo unico que tiene de bueno es que es amigo de Tarantino jaja
Saludos Misterror!!!

Missterror dijo...

Anónimo- En "Halloween" hizo un grandísimo trabajo y teniendo en cuenta que eres de los que entendió la calidad de este remake, te pido de nuevo que le des otra oportunidad a "H2" para completar las dos grandes obras de Zombie ;)
"Los renegados del diablo", sin duda, es una maravilla y soy muy defensora también de "La Casa de los mil cadáveres". "The Lords of Salem" para mi ganó algún punto en un segundo visionado y con la calma y la pequeña decpeción asumida, entendiendo que era algo diferente. "31" me parece una buena manera de pasar el rato y yo sin duda, sí la volveré a ver, pese a que me da mucha rabia que no haya arriesgado nada en su sexta película.
Lo de Eli Roth da para otro capítulo...

Saludos!!!

ariel moreno dijo...

recien la vi porque queria compararla con otra que tenia atrasada:The Funhouse Massacre,vi las 2 casi juntas y la verdad ninguna me convencio,las 2 tienen problemas similares,los villlanos,payasos casi todos,no dan miedo,estan mal actuados,y los protagonistas no levantan simpatia ni lastima x ellos,2 peliculas pasatistas,pero TFM me divirtio un poco mas,tiene algo mas de gore en primer plano,sin tanta confusion en la edicion,a pesar de su tonto humor ,pero mas llevadero que leer los estupidos ygroseros dialogos de 31...

Missterror dijo...

Ariel Moreno- Yo no puedo comparar ambas películas porque "The Funhouse Massacre" me parece un subproducto sin gracia que no aporta nada al espectador y, al menos en mi caso, me pareció una pérdida de tiempo. "31", con todos los fallos que pueda tener, le da mil millones de vueltas a TFM y la fuerza visual que tiene no es en absoluto comparable, los personajes, por muy desaprovechados que estén , no son comparables, la banda sonora no es comparable...no me parece justo compararlas porque juegan en diferentes ligas.
Si te divertiste más con TFM que con "31", por supuesto es cuestión de gustos, pero el guión de "The Funhouse Massacre" es bochornoso.

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.