jueves, 20 de octubre de 2016

Crítica: Museum

‘Museum’ de Keisi Ohtomo basada en el manga de Ryôsuke Tomoe tiene para mi el dudoso honor de ser la cinta que mas me ha decepcionado de la cuadragésimo novena edición del festival de cine fantástico de Sitges, algo parecido a lo que me ocurrió cuando vi ‘The Five’ de Jung Yeon-Sik, cinta en la que me fue imposible no pensar al ver esta película. La cinta de Ohtomo empieza de una manera modélica, con fuerza, poniendo sobre la mesa elementos suficientes para captar la atención del espectador y sin huir de sus claros referentes encontrar su propio camino.

Es imposible que durante la primera hora de metraje, el espectador no piense en cintas como ‘Seven’ de David Fincher por el uso constante de la lluvia o ‘Saw’ de James Wan. Es claro que las cintas de Fincher, Ohtomo o Wan muestran a sádicos asesinos que torturan hasta la muerte a sus víctimas de maneras salvajes e imaginativas. Pero mientras en ‘Saw’, Jigsaw ofrece a estas una mínima posibilidad de vivir, John Doe en ‘Seven’ y el asesino con máscara de rana en ‘Museum’ los castigan sin clemencia. No hay posibilidad de esperanza ni de redención, por diversos motivos los asesinos de las películas de Ohtomo y Fincher comparten la idea de ser jueces y verdugos.

Es a partir del momento en el que el director deja de lado la introducción de la historia, el descubrimiento de los crímenes, la presentación de su personaje protagonista (Demasiado arquetípico incluso para este tipo de películas) y se centra en la investigación propiamente dicha cuando el espectador comienza a sentir un irremediable sopor que va apoderándose de él poco a poco. Ohtomo alarga hasta la saciedad su película llevándola hasta las casi dos horas y diez minutos de duración y aquello que podría haber sido una grandísima muestra de cine policiaco con toques sádicos acaba convirtiéndose en un claro quiero y no puedo, en un potente remedio contra el insomnio.

No solo es curiosa la posición del espectador con respecto a la película (Durante gran parte de la misma, este tendrá la sensación de estar varios pasos por delante de la investigación del protagonista. Todo resulta excesivamente conocido para cualquier espectador habituado a este tipo de películas, incluso aquellos giros y sorpresas que puede deparar la película no consiguen sorprenderle) si no también la evolución del sadismo del asesino en la cinta (Muchos thrillers tienen un gran problema: La explicación de los motivos que llevan a la gente a actuar como lo hacen y la imposibilidad de crear un malvado con carisma.

Estos dos males están presentes en ‘Museum’. La cinta de Ohtomo explica demasiado, no deja muchas ideas sin justificar –alguna que considero importante, si- lo que deriva en que ni las motivaciones tengan la fuerza necesaria ni el asesino nos parezca ese gran malvado que necesitaba esta película) llegando a ser algo absolutamente incomprensible para la forma que tiene este de pensar y actuar, lo que como no puede ser de otra manera acrecienta la sensación de decepción del espectador. Son muchas las escenas e ideas que sobran en ‘Museum’. Dejando de lado la sensación de que Ohtomo podía haber sido más conciso en la parte final de su película, el director ofrece ciertos flashbacks que no solo rompen el ritmo de la película si no que acaban por no interesar al espectador.

El trabajo de los tres guionistas (El propio Ohtomo, Kiyomi Fujii y Izumi Takahashi) parece haber querido abarcar demasiadas ideas resultando al final todo demasiado ambicioso, excesivo y sobre todo aburrido.

‘Museum’ es un claro ejemplo de cómo empezar a rodar una película con fuerza para acabar tirando por tierra las buenas sensaciones creadas. Pero el problema no solo es que la cinta de Ohtomo posee un asesino sin carisma (Aunque la concepción del personaje tiene puntos a favor como para hacerlo interesante, el espectador podrá tenerla sensación de que con este ocurre lo mismo que con la película: Las buenas ideas se desperdician), un detective al que hemos visto en mil películas o una historia que se desinfla con la velocidad de un globo pinchado.

No, el mayor problema de esta película son ciertas ideas y frases que hacen imposible que al espectador no se le escape una sonrisa o carcajada (Doy fe que cuando vi esta cinta a alguno se le escapó la risa), ideas que no pretenden provocar esa sensación en el espectador pero que por desgracia lo consiguen. En definitiva, ‘Museum’ es, para la persona que escribe estas líneas, la gran decepción del festival. Una de esas cintas que se ven y se olvidan. Muy decepcionante.

Lo mejor: La parte inicial de la película, perfecta muestra de como captar el interés del espectador.

Lo peor: Lo excesivamente alargado que resulta todo. La decepcionante parte final de la película.


2 comentarios:

MABUSE dijo...

No comparto tanta tanta decepción, yo sí le daría el 5 o el 6, pero es muy cierto lo que dices. Gran inicio, sopor y decepción final.
OJO SPOILER: Creo que hubiese sido genial que hubiese acortado el final y hubiese tenido narices de terminar como en Seven, con la imagen de las dos cabezas decapitadas. Para mí hubiese sido mucho más redonda.

Donnie Darko dijo...

Mabuse, justamente por eso no le he dado mas nota. La película empieza tan, pero tan bien y acaba resultando demasiado soporífera tanto que la decepción, al menos para mi, fue muy grande...

OJO SPOILER. sobre lo que comentas acerca del final. Pues te doy toda la razón. Yo esperaba que acabara como tu dices, hubiera supuesto un gran final pero no... Ohtomo alarga su película de manera injustificable, tanto que como espectador no acabé de entender la evolución del sadismo del asesino. Su gran obra de arte habría sido acabar la película como dices, en cambio se va hacía algo que parece una copia barata de 'Seven'. Por la crueldad mostrada por el asesino durante gran parte del metraje esperaba que la parte final estuviera a la altura de su sádismo...

Un Saludo!

Donnie

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).