domingo, 20 de noviembre de 2016

Crítica: The Greasy Strangler

Al ser humano se le ha dotado de la capacidad de poder usar la inteligencia en su beneficio, no sólo como otra herramienta de supervivencia y así dejamos patente que el instinto no es uno de nuestros fuertes, o al menos no está tan definido como en el reino animal, donde el instinto es lo que, precisamente, determina su supervivencia. Nuestro instinto, muchas veces viene condicionado, queramos o no por la inteligencia. A la inteligencia, sumemos esa capacidad tan amplia que tenemos de moldear las sensaciones y los sentimientos, también en beneficio propio.

De esta última capacidad es de lo que vengo a hablaros hoy, pues nos facilita una tarea creadora que, en muchos casos, incluso es desconocida para nosotros. Somos capaces de crear mundos en nuestras cabezas, de ver fantasmas donde no los hay y de hacer que algo malo se convierta en bueno y viceversa. "The Greasy Strangler" sin duda, provoca muchas reacciones naturales, pero también es capaz de manejar nuestra inteligencia en nuestra propia contra, lo que nos convierte en tontos, supongo. Y digo esto porque al día siguiente de ver esta película, tras haber estado varias horas en shock sin digerir lo que había pasado por pantalla y en contra de mi propia capacidad inteligente de dilucidar, la convertí en culto absoluto. Bullshit artist!!

"The Greasy Strangler" multiplica lo bueno, lo malo, lo extravante, lo bizarro, lo cruel, lo cutre y lo grasiento por mil y desde la premisa de mostrar todos los extremos es desde donde se nos presenta a los personajes protagonistas: Big Roonie, el patriarca absoluto, Brayden, el hijo apocado y sentimental y Janet, objeto de deseo de ambos. Estos tres personajes son unos bullshit artist de cuidado y son lo que muestran el delirio de un joven director llamado Jim Hosking, que perfectamente podría haber sido parte del elenco.

La historia en el fondo es el drama de una relación paternofilial totalmente amorfa, donde Big Roonie se convierte en el ser más bizarro, cruel y desprovisto de sentimientos del celuloide y Brayden en el ser más cándido y soñador que ha pasado por la gran pantalla en mucho tiempo. Ambos son agua y aceite, pero unidos por unos lazos que van mucho más allá de los familiares, lazos de grasa y aceite y alter egos no menos sorprendentes y bullshit artist, pues Big Roonie canaliza parte de esa capacidad de ser mala persona por medio de un asesino que se embadurna de grasa y mata por la cuidad sin control. Brayden a su vez, se convierte en alguien que necesita regalar amor y que canaliza esa necesidad a través de Janet, voluptuosa mujer a quien conoce en uno de los tours de lugares frecuentados por celebrities, que guía con su padre. Janet es otro personaje que siente la necesidad de sentirse deseada y que duda constantemente entre el mega miembro virul de Big Roonie, quien la desprecia, pero la satisface o el micro pene de Bayden, quien la ama, pero no sabe darle el placer que ella necesita. Muy potato todo. Potato!! Potato!! Potato!!

Esta es la sinopsis que se me ocurre para una crítica con algún sentido. Necesito poder engañaros y que creáis que toda esta historia entre padre, hijo y mujer que pasaba por allí tiene algún tipo de sentido, cuando claramente no lo tiene, pero estoy intentanado hacer con vosotros, lo que Jim Hosking hizo conmigo, confundirme. Realmente esto es una historia psicotrópica donde hay mucha grasa en todos los aspectos, pero que se acomoda en un lugar extraño de nuestro cerebro para siempre, y desde que vemos la hediondez de la casa de Roonie y Brayden, desde que les vemos vestidos de rosa intentando timar a los curiosos que sólo quieren ver dónde se emborrachan los famosos y unas free drinks, desde que vemos ojos saltar de las cuencas como si fueran personajes de plastilina que quisieran montar su propia película, cabezas explotar y ponerlo todo perdido de confeti, desde que vemos superpichas en el lavado de coches, super matojos genitales o comer con ansia las salchichas más grasientas del mundo, que no son greasy enough nunca, desde que somos partícipes de esos momentos, estamos perdidos.

Pero no es lo que vemos lo más bizarro, por extraño que esto pueda parecer, lo más estrambótico es lo que oímos, el guión señores bullshit artists, el guión es tan delirante y tiene tan poco sentido, que lo de dejarte con el culo torcido es una expresión muy infantil para lo que tenemos entre manos. El libreto está coescrito también por Jim Hosking y es aquí donde esa capacidad de moldear sensaciones o sentimientos cobra toda su importancia, porque pocos diálogos tienen alguna coherencia o quieren llegar a algún sitio, pero nuestra cabeza, se las ingenia para entender que realmente te están contando una historia de crímenes, cuando todo esto es una excusa para meternos de lleno en el mundo grasiento. De esta manera, se pueden rellenar minutos con las misma palabras porque sí, o se puede matar algún silencio incómodo con un pedo paternal, por ejemplo.

Free drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks! Free Drinks!

Está claro que esta no es una película que haga reir, no es una película que te haga pensar, no es una película para un amplio sector del público, pero es una película que jamás dejará infiderente a nadie y que no podrás sacarte de la cabeza, y que pese a lo repetitiva que es, pese a los momentos muertos que no aportan nada y que tampoco proporcionan ese espacio de impasse que se necesita después de tanta locura, pese a todo esto, no puedes quitarte de la mente a estos dos bullshit artists, y cuando te ves a ti mismo convertido en parte del show porque no puedes dejar de gritar por la casa "Free dinks" o "Bullshit artist", es cuando te das cuenta que el estrangulador grasiento te ha agarrado el cuello y ha apretado a placer.

Para finalizar, y como dato, os comento que Elijah Wood y Ben Wheatley son productores de la criatura y no creo que lo hicieran por ganar dinero, sino porque nunca se iban a ver involucrados en algo así jamás. ¿Os la recomiendo? No, no si sois parte de las free drinks. Sí, definitivamente sí, si sois bullshit artist, y si tenéis dudas de si lo sois o no, dadle una oportunidad, con la mente y la boca abierta, que en esto del artisteo y la mierda, todo es empezar.

Reconozco que el shock inicial, tras ver la película, me hizo plantearme muy seriamente suspender esta propuesta porque en ese momento yo estaba en otro mundo y no tenía claro si podría regresar a casa alguna vez. Finalmente regresé sana y salva y entendí que "The Greasy Strangler" es una película única y que nunca vería nada igual. Eso, bullshit artist, tengo que valorarlo.


12 comentarios:

Donnie Darko dijo...

Reconozco que me quedé en shock cuando vi esta película. Necesite reflexionar acerca de si me parecía una genialidad o una autentica tomadura de pelo. Todavía no lo tengo claro. Me entretuvo bastante y consiguió sus excesos y sin sentido me mantuviera enganchado hasta el final, algo que para una propuesta tan excesiva como esta me parece increible..

Es como si el primer Harmony Korine puesto de acido (Aún mas) se juntara con los guionistas de 'Muchachada Nui' y rodaran una película. Pensaba que el WTF del pasado festival de Sitges era 'Swiss Army Man' pero este 'The greasy strangler' le gana la batalla sin ningún tipo de duda.

¿Recomendarla? De verdad no me atrevo. Que cada uno se acerque a esta película libremente y que la disfrute.. o no...

(El bullshit artist sigue sonando en mi cabeza de forma constante.. casi de la misma manera en la que la peculiar dicción del actor hace que suene el 'Free drinks...free drinks..free drinks...'

Un saludo!

donnie

Missterror dijo...

Donnie. Y tan en shock!! jejejeje, tanto que al final mira quien tuvo que hacer la crítica!! ;) Es broma, compi.
Te entiendo perfectamente porque yo sigo en shock y eso que ya me considero bullshit artist de los pies a la cabeza.
A mi sí se me hizo repetitiva en varios momentos y creo que entrar en bucle para alargar metraje restaba parte del locurón que ya podría haber sido con un mayor nivel de gags.¿Ye imaginas más free drinks? Esos tres personajes daban mucho más de sí.
Cierto que "Swiss army man" se queda en lejos de este WTF, pero es que la peli de Dan Kwan y Daniel Scheinert juega en otra liga.
LO que comentas sobre todo eso que aún resuena en tu cabeza y que me temo que lo hará durante mucho tiempo, es lo que hace grande una propuesta como "The Greasy Strangler", que además tiene esa capacidad de sorprender tanto en una era en la que parece que estamos de vuelta de todo.

Saludos

El Rector dijo...

Un 6,5... jaja! Yo habría sido incapaz de traducir las sensaciones que a uno le quedan en el cuerpo después de ver "The Greasy Strangler" en algo tan mundano como una puntuación numérica... estoy un poco como vosotros, aun no tengo muy claro si me parece una chorrada mayúscula, o un divertimento que roza la genialidad, supongo que lo justo sería dejarlo en una chorrada genial :D

Con todo, y sin perder ni un ápice de su peculiar estilo, se le podría haber sacado muchísimo más partido puliendo algunos aspectos, como el horrible montaje a base de sketches, donde parece más que estamos viendo un episodio largo de Muchachada Nui, que una película con una historia (ya sea más o menos absurda) que seguir. El abuso de la banda sonora también me parece bastante innecesario. Una broma no es más graciosa por el hecho de repetirla más veces, todo lo contrario... bueno, igual aquí sí, jeje, pero es cierto que la banda sonora termina saturando.

Reconozco que no me terminó de gustar tras el visionado y que ha sido el paso del tiempo, lo que ha ido modificando mi idea sobre la película. Si me preguntan dentro de un tiempo, posiblemente sea otra. A día de hoy, reconozco que estaría cerca de secundar ese 6,5. Eso sí, no se la recomendaría a nadie, por mucho que sea algo que hay que ver sí o sí. bendita contradicción.

Bullshit artist!!!!!!!

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Lo de las puntuaciones significa el infierno para mi, porque una, al ser de letras, no sabe cuantificar con números lo que acaba de expresar con frases. ES una cruz!! Más en este caso en el que definitivamente los números no tienen lugar, si en vez de 6,5 estrellas hubiera habido 6,5 salchichas, como le sugerí a cierto caballero, otra gallo cantaría :)
Coincido en que "The Greasy Srangler" es una gag alargado de Muchachada Nui, y que este tipo de absurdo atrae mucho. Me alegra que saques el tema del abuso de la banda sonora, pues es algo que pasé por alto en mi crítica y, efectivamente, tiene que ser mencionado como uno de los elementos más desquiciantes de esta película.

Me da la sensación, querido Rector, que vives en la misma casa en la que alguien no paraba de gritar "Bullshit artist" y "Free Drinks" o "Potato". Es muy curioso que esta película deje tanto poso como el que deja.

You Bullshit artist!!

Saludos

Donnie Darko dijo...

Esta es la típica película que creo que será divertido revisar dentro de un tiempo y ver que opinamos sobre ella la primera vez que la vimos. Como dice el Rector nuestra opinión dentro de un tiempo probablemente sea otra.. Yo creo que sigo en Shock!!!

Es cierto totalmente que 'Swiss army man' es un WTF que juega en otra liga y se queda muy lejos de esta película, pero claro con todo lo que se había dicho de la cinta de los Daniels casi parecía que iba a ser imposible que en el pasado festival de cine fantastico de Sitges alguien presentara algo mas excesivo y extraño.. y mira por donde 'The greasy strangler' fue esa película..

Hay algo que me carcome por dentro y eso no es otra cosa que la manera en la que consiguieron sacar este proyecto adelante... Me imagino explicando de que va la historia y creo que eso ya daría para rodar una película por si misma.. jajaja

Saludos

Missterror dijo...

Donnie- Con unos cuantos años más y alejados del shock, será curioso conocer nuestras reacciones. Quedamos en el mismo lugar y a la misma hora dentro de cinco años ¿trato?
"The Greasy Strangler" es la película más excesiva que he visto nunca, hasta "Swiss Army man" y su moto acuática parece destinado al gran público, al lado de esto.
La reunión en la que se intentaba vender la película a los productores sí que debió de ser de órdago. Los ojos de Elijah Wood se debieron salir de sus órbitas más que de costumbre...al final sucumbió al poder de la grasa :)

Saludos

Donnie Darko dijo...

Trato hecho! En cinco años volvemos a hablar aquí de 'The greasy strangler' :-) Rector! Apuntate tú también!!

tienes toda la razón, incluso la escena de la moto acuática de 'Swiss army man' parece destinada al gran público.. Una vez escuché a una persona decir que siempre hay un nivel superior y 'The greasy strangler' hace cierta esa frase..

Un Saludo!

donnie

El Rector dijo...

Yo no pierdo la esperanza de una versión extendida que arroje algo de luz a la historia y le de un poco de sentido a todo, cual "Batman v Superman" :)

Saludos.

JuanCar dijo...

Lo primero como siempre, comentar y valorar positivamente la facilidad que tienes, Missterror, para ir siempre un paso mas allá de la simple critica a una película. Siempre que empiezo a leer una critica vuestra, me cuesta pocas linea adivinar que "...esta la ha escrito Misterror", pues la característica entrada que haces para entrar en materia, es de una personalidad incuestionable. Fantástico.

Por mi parte solo deciros que me siento fan total de esta película, y para entrar en la polémica de por que esta si y la de Swiss Army no, o la otra si, o las dos bien, o las dos caca, yo voy a dejar claro una cosa.
Yo, que he crecido a la sombra de Verhoeven, Kubrick, Noe, Greenaway, Von Trier, Leigh, Haneke, Waters, Meyer, Jackson, Raimi...o lo que es lo mismo, carritos de bebe mecidos por una pareja follando, bailes acabando en patadas, abominables violaciones y extintores de pesadilla, banquetes caníbales, gente comiendo caca de perro, tetazas a mansalva, cabezas explotando, juegos macabros de te voy a matar en 24 horas...pues que mas puedo decir, que 4 pedos y 2 erecciones son para mi el chocolate del loro. No conseguí entrar en el ajo.

Vaya por delante que no considero a esta que nos ocupa ninguna maravilla, pues mas allá de lo atrevido del libreto y el grupo de actores (fantásticos todos), la película esta filmada cual telefilm, eso si, con una extraordinaria fotografía.

Pero si por algo recordare esta película, es por ese "Speech", ya viralizado en vuestra propia pagina, que no hacia mas que desencajarme la mandíbula cada vez que resonaba...bullshit artist!!!.
Espectacular.

Saludos a tod@s

PD: Nuevo año, nueva imagen. Enhorabuena (y ademas creo que "pesáis" menos, he notado algo mas de brío al abrir vuestra pagina, ¿cierto?).

Missterror dijo...

JuanCar- Muchas gracias por tu valoración. Si consigo que mi estilo sea reconocible en pocas lineas, me doy por satisfecha porque esa ha sido siempre mi intención. Más allá de los muchos o pocos conocimientos que uno pueda tener sobre cine, para mi es importante que siempre haya algo más. En mi caso, es primordial que yo me mimetice un poco con la película a la hora de escribir sobre ella y que me obligue a alguna reflexión, o chorrada, como cada uno quiera verlo. Tengo claro que yo no soy una crítica de cine sino una comentarista, que es muy diferente, y bueno, también vendedora de humo, las cosas como son.

Cuando nos extrañaba que fueras tan fan de "The Greasy Strangler" y te hubiera gustado tan poco "Swiss Army Man", no era porque considerásemos que tienen puntos en común, sino porque considerábamos que "Swiss Army Man" precisamente era muchísimo más que cuatro pedos y dos erecciones y en "The Greasy Strangler" nadie tenemos claro si hay algo más que grasa y momentos lingüísticos épico, pero entiendo que si no conectas desde el inicio con ninguna de estas dos propuestas, te pueden parecer tomaduras de pelo. Hay veces que calan unas cosas y otras no, sin más, sin explicación. Yo puedo dar muy buena cuenta de ello...

Yo aún soy incapaz de quitarme el "bullshit artist" de la cabeza...

Dicho esto, me temo que eres otro de los convocados a la reunión "Greasy Strangler" en Nido de Cuervos dentro de cinco años. Va a ser como una reunión de antiguos compañeros en la que veremos si somos capaces de poner encima de la mesa una propuesta más bizarra ;)

Por cierto, sí que pesamos menos, jijijiji, parece que la dieta ha sido efectiva.

Saludos

JuanCar dijo...

Decir que con 4 pedos y 2 pajas "Swiss Army Man" se acaba, es una banalidad por mi parte.
Es cierto que la película tiene mucho mas; lo dejare en que, como bien dices, hay películas con las que no conectas y punto, bien sea por el tipo de humor o por otro motivo.

Saludos

Missterror dijo...

JuanCar- No te preocupes, no es banalidad, es que no te gustó lo que tenía que decir.
El cine es así y por eso es maravilloso. Por ejemplo, yo conecté muy bien con "A Field In Englend" y recibí palos por todas partes, jajajaja, pero la defenderé siempre!! Luego hay películas que todo el mundo considera que son obras maestras y apruebo a duras penas... Pero es que si no, seríamos las ovejas del mismo rebaño, ¿no?

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.