miércoles, 2 de noviembre de 2016

Crítica: Trash Fire

Si el fuego hace que casi cualquier elemento que toca arda en pocos segundos como si fuera el infierno, si lo que acaricia es basura, no os podéis hacer una idea de lo alto que llegan las llamas. Cuanto más alta es la llama, más ilumina y más lejana es su sombra. Con fuego incontrolable, uno solo puede observar sin parpadear, sin apartar la mirada un solo instante, aunque el humo nos llene los ojos de lágrimas y nos cueste respirar, nunca dejemos de mirar y lo hacemos desde una posición pequeña, como seres diminutos observando el fin del mundo, porque aunque no queramos creerlo, en el infierno nunca seremos grandes.

En "Trash fire" os aseguro que las llamas llegan extremadamente alto y que la basura huele muy mal. Richard Bates Jr. vuelve a la carga con la comedia más ácida y cruel que vais a ver en una larguísima temporada, sin olvidar que él es parte del género y que lo representa con solvencia. En "Trash Fire", el señor Bates, nos muestra su particular visión de las relaciones de pareja, las consecuencias de los traumas y los vínculos familiares como arma de destrucción masiva.

Como en anteriores ocasiones dentro del cine de Richard Bates Jr., esta propuesta se mueve con soltura en amplio espectro del cine independiente irreverente, donde los diálogos adquieren una importancia descomunal. Más aún en "Trash Fire", donde toda la agilidad de la película viene dada por un guión impresionante, repleto de ingenio, mala hostia y vómitos verbales varios que presentan, tanto personajes como situaciones, sin necesidad de moverse en un grafismo feista o alegórico (como sí ocurría en "Excision"). "Trash fire" es mucho más llana en ese aspecto y no permite que el sentido de la vista despiste al sentido de oído, que es el que realmente importa aquí.

"Trash Fire" disecciona unos días en la vida de Owen (Adrian Grenier) e Isabel (Angela Trimbur), una pareja con una relación estable que está en un punto más que muerte, justo en el punto en el que se han perdido el respeto por completo y necesitan la ayuda de terceros para que la monotonía y la costumbre del uno al otro, digamos rarezas o digamos excentricidades, no les engulla por completo. La relación que vemos en pantalla no puede ser más tóxica, y lo que en principio parece claramente culpa de Owen, porque es un gilipollas integral, se irá poniendo en su lugar y de esto se hará partícipe al espectador que pasará del odio al respecto, al odio de nuevo, a la lástima y al entendimiento en poco tiempo, justo el tiempo en el que conocemos a otras dos piezas claves en el devenir de la pareja: a la abuela Violet (Fionnula Flanagan) y la hermana Pearl (AnnaLynne McCord).

En "Trash Fire", volvemos a encontrar dos constantes en el cine de Bates Jr. como son el fundamentalismo religioso y su doble moral y las relaciones familiares emponzoñadas por una férrea educación católica que abusa del temor de dios y de la palabra de los autoerigidos mediadores en la tierra. Sin duda, estas obsesiones dan mucho juego en el cine de terror porque son terror por sí solas, sin necesidad de esfuerzo, así que imaginad cuando sí hay un esfuerzo detrás por parte de los guionistas. El resultado es magistral, y desde mi punto de vista, "Trash Fire" es la película que debería haber ganado el premio del pasado festival de Sitges al mejor guión, sin duda.

Otra de las características de este director es la facilidad para cerrar las películas con un mazazo que deje huella en el espectador y borre la sonrisa del todo. No es "Trash Fire" la excepción y el desenlace es el broche de oro porque tanto guión como acción se desmadran del todo en la última parte de la película, sin salirse del tiesto, que ya sabéis que en estos contextos el control es necesario para no cruzar la línea que separa el humor negro de alto voltaje del chiste burdo.

Y todo esto se sostiene en el magnífico trabajo de todos y cada uno de los actores que van desfilando en cada escena. Parece claro que Bates Jr. ya tiene sus actores fetiche, y repite con ellos porque demuestran su buen hacer en cada película, así es cómo volvemos a reencontrarnos con AnnaLynne McCord ("Excision") y Matthew Gray Gubler ("Suburban Gothic") y rezamos para que , en el futuro, Richard Bates Jr. cuente siempre con Fionnula Flanagan, Adrian Grenier y Angela Trimbur, porque la química entre todos estos actores en pantalla es absoluta, en especial la pareja protagonista, que no han podido tener una conexión interpretativa mejor y que hacen que lo ambiguo, lo excéntrico, lo irreal y lo dramático convivan con la más natural sintonía.

Para los que hacéis lectura vertical y os vais directos a la conclusión, sí, la recomiendo y mucho. Ha sido una de las grandes sorpresas del festival de Sitges 2016 y pese a que en su primera mitad es como una comedia negrísima de situación, la basura emerge de las palabras pronto, y en cuanto empieza a flotar, los gases que desprende hacen que sea terriblemente inflamable. Sólo hay que esperar entonces la pequeña llama que lo haga arder tanto que queme las pestañas del espectador. Yo sólo puedo deciros que desde que la vi, uso pestañas postizas, así no no os preocupéis por las consecuencias. A grandes males, grandes remedios.


4 comentarios:

El Rector dijo...

Pues sin duda, una de las grandes sorpresas del festival, por no decir la GRAN sorpresa. En mi caso, metida casi por descarte y a la postre, entre mis cinco pelis favoritas de lo mucho visto en Sitges.

Muy de acuerdo con todo lo que comentas Missterror. Yo, que quedé algo decepcionado (pese a que me gustó) con "Excision", he encontrado en "Trash Fire" ese humor negro, negrísimo más bien diría, que tanto me gusta. Una comedia gamberra y muy ácida que pone sobre la mesa las miserias de las relaciones de pareja, que termina mutando en una comedia de terror donde se ponen sobre la mesa, las miserias de los lazos de sangre. Las familias pueden ser aterradoras en ocasiones y "Trash Fire", consigue transmitir esto a la perfección, con un trío protagonista realmente sublime, y en especial Matthew Gray Gluber y Fionnula Flanagan, a la que si ya le tenía tirria, después de esto... muy grandes los dos.

Y el final, de esos que te dejan a cuadros... poco más se puede pedir de una película divertidísima que engancha desde el primer gag y ya no te suelta.

Veo ese 8... y le subo media estrellita :)

Saludos.

Missterror dijo...

Si es que a veces, Rector, los descartes son la sal de la vida y lo que más sorpresas depara. YO reconozco que soy muy fan de "Excision" y que Richard Bates Jr. tiene mi atención, pero también soy totalmente consciente de que el éxito que para mi supuso "Trash Fire" fue más que inesperado porque yo no daba un duro por la película porque lo poco que leí de la sinopsis no me llamaba en absoluto. Bendita ignorancia!
Todos y cada uno de los personajes que aparecen en pantalla son dignos de tener su propia película, en especial Granny Violet y su descontrolada maldad.
Aquí encima de la mesa se ponen todas las miserias, creo que pocas faltan y el final, de los que dejan con la boca abierta y el mal cuerpo para un buen rato.
Esa media estrellita que le subes tampoco está de más ;)

Afortunados sin duda, los que nos acercamos a la sala Tramuntana en medio de la lluvia esa mañana.

Saludos

JuanCar dijo...

Interesantisima propuesta que, viniendo de ti se hace más interesante aún. A por ella que voy.
Con entradas como esta no me queda más remedio que perdonarte que le cascaras a la monumental "The Neon Demon" cinco estrellas y pico...quiero el libro de reclamaciones!!!.

Abrazos a todos los cuervos.

Missterror dijo...

JuanCar- Como por estos lares ya nos vamos conociendo un poquito, me la juego contigo y te digo que le hinques el diente sin miedo, que te va a gustar. También me atrevo a recomendarte "The eyes of my mother" (pásate por la crítica a ver si te seducen los cantos de sirena) y creo que "La región Salvaje", que acaba de comentar el buen Rector, también te gustará, y también...bueno ya paro que me emociono. Este año, el festival de Sitges ha dejado un buen puñado de recomendaciones seguras, pero me temo que "The Neon Demon" no es una de ellas, no al menos para mi, que más allá de su belleza no le saqué ningún partido. A mi me aburrió bastante, no me atrapó en ningún momento, se me hizo vacía, qué le voy a hacer! 5,5 estrellitas para ser exactos ;)
El libro de reclamaciones se lo tienes que pedir al jefe, que seguro que te lo da encantado!!

Un abrazo para ti también!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.