martes, 28 de febrero de 2017

Crítica: Slugs, Muerte Viscosa

En 1982, Shaun Hustson escribió ‘Slugs’, novela que fue llevada a la pantalla grande seis años después, en 1988, por Juan Piquer Simón y que se alzó con el Goya a los mejores efectos especiales para Gonzalo Gonzalo, Basilio Cortijo y Carlo de Marchis. Con todos sus aciertos y sus fallos (Que los tiene y son unos cuantos), la cinta de Simón tiene poco que envidiar a muchas de las producciones netamente americanas que se rodaron durante los años ochenta (La escena con la que arranca la película, alejada de la manera en la que Hutson comenzaba su novela es toda una declaración de intenciones.

Aunque Piquer Simón reconoce que con esta película quería volver al cine de los años cincuenta con bichos mutantes que atacan a la población, ‘Slugs, muerte viscosa’ es todo un referente en lo que al cine gore de serie B se refiere. La primera calificación que tuvo la película en América fue ‘X’, pero lo que mas le sorprendió a Simón fue la censura inglesa cortara la escena de la babosa atacando a un hámster) aunque hay que reconocer que esta película es una coproducción con Estados Unidos, rodada en ese país, en inglés y con actores de ambas nacionalidades. En la presentación de la película que se hizo en el programa ‘Versión española’, Juan Piquer Simón recalcó que la única financiación que tuvo la cinta llegó de Estados Unidos lo que permitió rodar en aquel país como si de una producción norteamericana se tratara, solo tres secuencias fueron rodadas en España incluidos los efectos especiales ya que las leyes impedían que se exportaran babosas a Estados Unidos, teniendo que llevar replicas hechas con plástico para rodar algunos planos generales. 

Por desgracia, el cine de Juan Piquer Simón, aunque muchos lo recordamos con enorme cariño, no es por lo general sinónimo de calidad. ‘Supersonic man’ rodada un año después del ‘Superman’ de Richard Donner y cuyo sentido del humor, de la parodia, su palpable falta de medios y un guión excesivamente irregular que no acababa de funcionar hacen que esta película sea considerada por muchos como una de las peores cintas de superhéroes jamás rodada (Algo que personalmente no comparto, ya que me considero firme defensor de la película de Simón, lo que hace que ver guiños a esta película en cintas como ‘Capa Caída’ de Santiago Alvarado sea un autentico placer. 

‘Supersonic man’ que se ha proyectado recientemente en pantalla grande en la sala Phenomena es una de esas películas que hay que recuperar, volver a ver y sobre todo disfrutar que para eso está rodada). ‘La grieta’ (‘The Rift’) cinta que a pesar de contar con un gran reparto (Ray Wise, R. Lee Ermery) es recordada por muchos por la presencia de Pocholo Martinéz Bordiu. ‘La grieta’ igual que ocurrió con ‘Slugs, muerte viscosa’ también ganó en 1990 el Goya a los mejores efectos especiales y si ‘Supersonic man’ se rodó a la sombra de ‘Superman’, se podría decir que ‘La grieta’ hizo lo propio con películas como ‘Abyss’. ‘Viaje al centro de la tierra’ entretenida adaptación de la novela de Julio Verne, ‘Slugs, muerte viscosa’ de la que vamos a hablar en profundidad o su celebrada ‘Mil gritos en la oscuridad’ han hecho del valenciano un director de culto al que hemos de valorar, recuperar y mostrar su trabajo a las nuevas generaciones. Trabajos como ‘Pieces of Juan: An interview with Director Juan Piquer Simón’ de Nacho Cerdá o ‘The Simon’s jigsaw. Un viaje al universo de Juan Piquer Simón’ de Luis Esquinas sirven para acercarse a una de las figuras mas importantes en el cine fantástico español. 

Una serie de extraña muertes se irán produciendo a lo largo de un pequeño pueblo. Ante la inoperancia de la policía local y del resto de autoridades, un inspector de sanidad descubrirá la conexión entre todas las muertes: Un tipo de babosa que se alimenta de carne.  

La novela de Hustson tiene como protagonista a Mike Brady, inspector de sanidad de un pequeño pueblo inglés (Las referencias al trabajo de este en Londres hacen que Matthew Bennell de ‘La invasión de los ultracuerpos’ de Phillip Kaufman nos venga ala cabeza) que tras acudir al desahucio de uno de los vecinos del pueblo (Al ver en ‘Slugs, muerte viscosa’ a Ron Bell con el perro resulta imposible no pensar en Javier De Campos en ‘Supersonic Man’ aunque sin el toque mas propio de la parodia que el segundo daba a su personaje) y encontrar su cuerpo completamente devorado, empezará a investigar que son esos extraños hilos de baba con los que se va topando por el pueblo, especialmente en el entorno de una nueva urbanización. 

Aunque en líneas generales Simón se mantiene fiel a la novela de Hutson son varios los cambios que introduce, algunos de ellos mejoran la obra del escritor inglés (La novela original tiene como hilo conductor al personaje de Mike Brady y sus investigaciones haciendo que las muertes que se van produciendo se muestren en diversos capítulos que se van intercalando entre la historia principal. Cualquier lector podrá notar que en la obra de Hutson no solo no existe ningún tipo de relación entre los personajes si no que además las terribles muertes que se van sucediendo no tienen la repercusión que se podría esperar. algo que resulta cuando menos extraño. Juan Piquer Simón y José Antonio Escrivá parece que se dieron cuenta de esto e intentaron hacer de su historia algo más compacto, algo más coherente, algo que como lector y espectador considero bastante acertado. 

Una escena inicial en un bar sirve para presentar a Mike Brady –Michael Gardfield- y su mujer Kim –Kim Terry-, a David Watson –Emilio Linder- y Maureen Watson –Alicia Moro- y a Don Palmer –Philip McHalle- y su mujer María Palmer –Concha Cuetos- y así situar a los personajes en la historia. Simón y Escrivá hacen de Kim Brady una profesora de instituto y no de una guardería, lo que sirve para que estos introduzcan a Bobby Talbot y Donna Moss, así como a otros personajes secundarios que tendrán más o menos peso en la historia) y otros la empeoran o se alejan radicalmente de lo mostrado por Hutson en su novela (Por desgracia y a pesar de que Simón nos deja una de las escenas mas celebradas del cine gore y de terror de los años ochenta protagonizada por Emilio Linder al que muchos recordaran por presentar ‘De película’ y que hizo que a muchos nos diera miedo comer una simple ensalada –escena para la que se usaron angulas-, este y Escrivá dejaron fuera de su película uno de los momentos mas terroríficos de la novela, aquel en el que Amanda Green, una niña de dos años, prueba con el dedo un poco de la baba tóxica de las terribles criaturas. 

Simón y Escrivá cambiaron también la época del año en el que sucede la acción, del terrible calor que sacude al pueblo –algo sobre lo que se hace constante referencia en la novela y que sirve para justificar la manera en la que las babosas atacan a las personas- por Halloween, lo que parece mas un cambio destinado a sacar partido a un determinado tipo de público que a la película en si misma ya que esta idea no aporta nada relevante a la historia y que además rompe con la justificación que Hutson usaba en su novela.

El agobiante calor es algo que también usó Jeff Lieberman en la muy decepcionante ‘Squirm – Gusanos Asesinos’, película que mezclaba toneladas y toneladas de gusanos con un psicópata que acababa por acosar a la protagonista, lo que hacía de esta una exótica propuesta lastrada por su excesiva inocencia y por la gran levedad de la historia que nos dejaba escenas carentes de fuerza y lo que es peor, alguna de ellas tremendamente ridícula –Sirva de ejemplo el momento en el que el protagonista pide un batido especial-. Pero hay un hecho que difiere radicalmente entre la novela de Hutson y la adaptación a la pantalla grande de Simón y ese no es otro que la manera que tiene el protagonista de afrontar la terrible amenaza que acecha al pueblo. Si en la obra de Hustson, Brady maneja con cautela sus sospechas llevándolas en el mayor de los secretos posibles –El inspector de sanidad reconoce lo ridículo que supone pensar que unas babosas asesinas campan a sus anchas por la cuidad devorando a pobres incautos-, en la película de Simón este se lo comunica tanto a la policía como al alcalde de la ciudad. También sorprende que Brandy salte a la gran pantalla convertido en fumador cuando en la novela es el quién se cierra en banda a que la gente fume en su coche. La idea de la urbanización desparece, el negocio de David Watson ya no son las maquinas Mark-1 si no un centro comercial y la acción sucede en un pueblo típicamente americano). 

‘Slugs, muerte viscosa’ es una cinta a la que la persona que escribe estas líneas le tiene un cariño muy especial, lo que implica que no pueda ser todo lo objetivo que sería necesario. Son múltiples las escenas que tengo grabadas en la memoria desde que vi esta película por primera vez. A la ya mencionada de Emilio Linder, hay que añadir la muerte de esa pareja tras hacer el amor en casa de ella o el momento en el que la babosa muerde el dedo del protagonista. Al intentar establecer una distancia con esta cinta, he de reconocer que esta es una película excesivamente irregular, con interpretaciones que no acaban por cuajar, escenas mal desarrolladas y/o planteadas (Prefiero no comentarlo ahora para no soltar ningún spoiler) y algunos fallos de raccord. ¿Pero que mas da todo esto? ‘Slugs, muerte viscosa’ es una de esas películas que tienen un encanto especial y como tal ha de ser vista y valorada. Es una lastima que a pesar de tener los derechos de ‘Breeding ground’ de Hutson, Simón no llevará también a la pantalla grande esa novela ya que este se involucró en el rodaje de ‘La grieta’ y puede que eso sea ‘lo peor’ de ‘Slugs, muerte viscosa’, que Simón nos dejó con ganas de mas y eso nunca llegó…


8 comentarios:

RONETTE PULASKI dijo...

Un clásico en las estanterías de los videoclubs, recuerdo esa portada del VHS con la cabeza medio comida por una babosa. Sin ser una gran película tiene escenas gore que recuerdo bastante bien. Curiosamente, la bajé hace un par de semanas, aunque no la volví a ver. Ahora sí me entraron ganas de una revisión!

Jesús Haro dijo...

Una de mis primeras películas de terror. La vi varias veces. Fácil, la tenía de gratis en el videoclub de mis padres. Sangrante. Ahora no vale mucho volverla a ver.

P.D.: no he mencionado el Festival de Cine de Sitges ni que he conocido a un famoso en dicho certamen. Por favor, si alguien está leyendo esto dejen a los pollitos tranquilos :)

Donnie Darko dijo...

Si, realmente un clásico de los videoclubs que tanto añoramos. 'Slugs, muerte viscosa' es una cinta irregular, que tiene fallos pero tiene un encanto especial. Yo si que recomiendo que se revise, que se vuelva a ver y sobre todo que se valore en su justa medida lo que Juan Piquer Simón hizo por el fantástico español. Creo que los guionistas sacaron el máximo provecho del material de partida y bueno.. hay algo que creo que es absolutamente innegable y es que esta película marcó a toda una generación y que muchas de sus escenas que vimos cuando eramos mas jóvenes (o incluso pequeños) las tenemos grabadas a fuego. Y en eso, algún merito tendrá Simón..

Un Abrazo!!!

Donnie

El Rector dijo...

Sigo buscando desesperadamente una copia "decente" que llevarme a la boca de este clásico del gore (semi)patrio, pero de momento no hay manera humana :( Me temos que tendré que esperar a ver si algún alma caritativa se decide a editarla en el tercer mundo cultural. Aplicable también a "La Grieta".

Por cierto, en estos días que todos lo flipamos con "Logan" (no sin razón), hay que reivindicar una maravilla como "Supersonic Man"... si es que este Simón fue un jodido visionario. Hoy en día, conociendo a la industria cinematográfica de este país y su colegueo sectario, Simón no se llevaría un Goya ni a los efectos especiales, que seguro serían para la película de turno de Bayona.

Jesús, jaja! Pues es una pena, porque habrías quedado como un rey si hubieras narrado un encuentro con Juan Piquer Simón, más le pese al pollito de turno ;)

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Yo me compré hace un par de años del pack de tres películas de Juan Piquer Simón que incluye 'Slugs, muerte viscosa', 'La grieta' y como no 'Supersonic man'. El único problema es que no vienen en versión original pero las tengo en un lugar privilegiado en mi videoteca privada. Una joya.

Hay que reivindicar el cine de Juan Piquer Simón y su figura. Por desgracia hoy en día, el cine español parece olvidarse de quién rodaba películas en Estados Unidos durante los setenta y ochenta con las mismas reglas del cine de serie B que se hacía en aquel país. Si 'La Grieta' o 'Supersonic man' estuvieran firmadas por un director americano, otro gallo cantaría..

Efectivamente, en los premios goya hay demasiado colegueo como ya dijo Raúl Arévalo con su frase acerca de estos premios y de la importancia de tener amigos. Hay que reconocer la sinceridad del actor y director. Ya se que no viene a cuento pero: 'Un Vis a vis, un preso que sale de la cárcel para encontrarse con su novia que se acuesta con otro, un tío que cuida de su padre enfermo al que su vida le agobia, un barrio, Antonio de la Torre, Raúl Arévalo... ¿'Tarde para la Ira? No... 'Azul oscuro casi negro'.

Y hablando de Bayona, a mi 'Un monstruo viene a verme' no me llegó ni me emocionó. Lo siento, pero me cabrean las pelís que están preparadas para hacerme llorar, me duele que se confunda la lagrima fácil con la emoción. Llamadme raro pero es así..

Un Abrazo!

Donnie

El Rector dijo...

Donnie, si, ese pack con las tres películas está editado y disponible en DVD, por eso me extraña no encontrar un puñetero ripeo que no de dolor de estómago. Desde que me pasé al rayo azul y sus bondades, me es moralmente imposible gastarme los cuartos en vil DVD... pero no pierdo la esperanza de que sean editadas. Mientras tanto seguiré buscando, dicen que el que busca encuentra. Ojalá fuera cierto.

No he visto "Azul Oscuro casi Negro", pero reconozco que me gustó bastante "Tarde Para la Ira", lo cual es raro, pues me suele horrorizar todo lo que desfila por los Goya. Tengo pendiente "Que Dios Nos Perdone", que también tiene pinta de dar para un buen rato.

Y tu último párrafo sobre lo último de bayona, debería ser citado y pegado en la portada de alguna publicación cinéfila de tirada nacional. No puedo estar más de acuerdo en la diferenciación que haces.

Nunca me ha gustado el cine de Bayona, lo reconozco, pero después de sufrir la puñetera campaña publicitaria que se ha hecho del puñetero monstruo, le he cogido hasta asco.

Saludos.

JuanCar dijo...

"Tarde para la ira" no es ninguna obra maestra, pero está muy por encima de la media nacional y es un producto muy bien facturado. Es cierto que copia muchos tics del thriller americano, pero aún así tiene muchos aciertos, sobre todo en el plano actoral.
Aquí, los actores al menos no aparecen como maniquíes recitando el texto que se han aprendido deprisa la noche anterior.

Bayona a mi no me gusta nada, pero nada, nada.
No se que coño hará con los dinosaurios, pero el presupuesto que le han dado es muy generoso.
No sé si logrará superar a la última entrega, llamadme tonto pero me lo pasé pipa con ella, jajaja.

Por cierto Rector, me pasa lo mismo que a ti, desde que llegó el disco azul, me pongo un DVD y me da la sensación de estar una película en el canal Paramount, con esa calidad tan 'maravillosa' que nos dan...

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, lo que no deja de sorprenderme, es que aun se siga comercializando el DVD y que la gente lo siga comprando, cuando por cuatro perras más tienes un soporte infinitamente superior. A día de hoy, ver una película es DVD, es cargártela.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.