viernes, 17 de marzo de 2017

Crítica: Hellraiser

"He visto el futuro del horror... y su nombre es Clive Barker". Stephen King. Puede sonar a tópico empezar a hablar de Clive Barker con esta cita, pero fue la conclusión de Stephen King tras leer Books of Blood y, dada su relevancia, acompañó durante los años 80 las portadas de todas las publicaciones de Barker (Liverpool, 1952). Hellraiser está basada en su propio relato, The Hellbound Heart, publicado en 1986 en el tercer volumen de la antología Night Visions, editada y organizada por el mismísimo George R.R. Martin, sí, el autor de Game of Thrones y quien además escribe una introducción. Posteriormente, el relato ganaría una publicación independiente como novela en 1988 y en castellano en el 1991.

Se podría cuestionar el nivel técnico de Clive Barker como cineasta, tal vez por su escaso bagaje, pero su talento como creador es incuestionable y su aportación al género fantástico y de terror es enorme, principalmente por dar origen a universos tan productivos como Hellraiser y Candyman. En el mundo literario es un autor prolífico, pero en el mundo del cine tan solo dirigió tres película, Hellraiser (1987), Razas de Noche (Nightbreed, 1990) y The Lord of Illusions (1995), además de haber escrito varios guiones y la producción de la excepcional Gods and Monsters (1998).

El argumento, común entre la novela y la película, es el siguiente: Frank Cotton es un trotamundos hedonista que finalmente encuentra lo que busca, la caja de Lemarchand, un cubo que permite abrir la puerta a unos seres capaces de llevarnos a una nueva dimensión más allá del placer y del dolor, los Cenobitas. Tras abrir la caja y probar esta inusual experiencia en la casa familiar de los Cotton, las cosas no salen como esperaba y Frank desaparece. Años después su hermano Larry y su mujer Julia, que no saben nada de él, deciden mudarse a la misma casa donde desapareció. En pleno traslado de los muebles, un corte y la consecuente sangre derramada accidentalmente por Larry resucita a Frank... o lo que queda de él.

Las primeras imágenes de la película, principalmente una secuencia de planos rápidos y fotográficos de la casa, nos sitúan de lleno en la serie B de los años 80. Para aquellos que no hayan visto esta película en su momento (años 80 y 90), quedarán perplejos al ver los rayitos que salen de la caja al ser manipulada, os parecerán ridículos. Otro ejemplo es el corte que se hace Larry con un clavo, mientras hace la mudanza, y que produce una herida que parece hecha por una moto sierra. Es así, a lo grande y que no falte la sangre. Por otro lado, la escena de la recomposición del cuerpo de Frank saliendo del suelo está muy bien hecha. Son todos estos detalles los que hacen grande a esta película, que cinematográficamente hablando puede tener carencias, pero que tiene algo que le falta a la mayoría de las películas actualmente, CARISMA. 

Además de los propios Cenobitas hay un personaje memorable, el de Julia, una auténtica arpía que ayuda a Frank (digamos que a ganar un poquito de peso). Esta interpretación convirtió a la actriz, Clare Higgins, en una musa del género. La habitación en la que Julia lleva a hombres para alimentar a Frank es muy cutre, en general se podría decir que los lugares donde se ambienta la película son muy sórdidos, lo que crea una atmósfera terrorífica en sí misma.

Lo bizarro, sórdido, cutre y gore llevado al límite máximo acaba siendo una genialidad en esta película, que introduce además a uno de los personajes más trascendentes del cine de miedo, a Lead Cenobita, más conocido posteriormente como Pinhead. No necesitan demasiado metraje los Cenobitas para erigirse en los auténticos protagonistas. Son seres (la propia novela se refiere a ellos con el pronombre It) visualmente muy desagradables, con sus miembros cercenados, llenos de cicatrices y cortes, asexuados y cabroncetes. Por encima de ellos sobresale el mencionado Pinhead, imagen icónica de la película y del cine de terror. Pocos personajes consiguen aportar tanto al género con tan pocos minutos como él. Sus apariciones son medidas y sobresalientes. En realidad la película nos dice muy poco sobre los Cenobitas, lo que es un acierto viendo a todo lo que dio lugar su mundo. Inspiraron y continuarán inspirando numerosas historias (como Berserk).

En sí el argumento podría haber dado lugar a una película porno sadomaso extremo. Esa cajita hecha por el francés Lemarchand, nos ofrece el placer extremo sin límites, capaz de abrir una puerta desconocida a placeres que redefinen los parámetros de la sensación. Es el deseo de todos aquellos que quieren ir más allá del sexo convencional y en la búsqueda de placeres desconocidos. Lo que nadie se espera al abrir la caja es que, en el lugar de nuestras fantasías, aparezcan un grupo de mutilados Cenobitas. ¿Os imagináis? En la propia novela Frank describe que espera la aparición de un grupo de sensuales mujeres, y al ver al grupo de asexuados Cenobitas vestidos de cuero negro sadomaso, se le cae la libido a los pies y dice que no es lo que esperaba.

También momentos antes de desaparecer grita ¿por qué me estáis haciendo esto?, está claro que no está sintiendo nada de placer, obviamente lo que está es siendo torturado hasta ser desintegrado. Teniendo en cuenta que la palabra Cenobita etimológicamente viene del concepto de miembro de una comunidad religiosa (concretamente son miembros de The Order of the Gash), ¿Nos está hablando Clive Barker de la represión sexual existente en determinados estamentos de la sociedad? Los cenobitas siempre son buscados por el deseo humano, nunca son ellos los que eligen a su víctima, siempre son llamados. Es algo así como, ¿abriste esta puerta para satisfacer ciertos deseos prohibidos? Pues ahora te jodes, te vamos a torturar hasta la eternidad. Es casi como una broma pesada, el concepto de placer Cenobita no es convencional. Como curiosidad comento que el título de la película iba a ser Sadomasochists from Beyond the Grave, y de hecho toda la película está llena de referencias sexuales, como la resurrección de Frank, por ejemplo, consecuencia de la conjunción del Eros y del Thanatos, representados en la escena explícita y simultáneamente por el sexo y el dolor. Hago la sugerencia, pero no voy a decir más sobre mi teoría freudiana, es mejor que cada uno haga sus propias interpretaciones al ver la película.

Hay algunas diferencias entre película y novela: Kirsty, personaje muy importante por ser quién descubre los planes de Julia y Frank, en la novela no es la hija de Larry, es una amiga; Larry en la novela se llama Rory; Y también hay dos personajes inexistentes en la novela, el novio de Kirsty y el mendigo, que para mí aportan más bien poco (bueno, salvo la camisa a cuadros que lleva el novio de Kirsty en la escena final, que parce un auténtico cubo de Rubik capaz de eclipsar la propia caja de Lemarchand :). En cualquier caso, la película también fue un tremendo éxito y, con 1 millón de presupuesto, recaudó más de 15 millones de dólares.

Lo mejor: La segunda escena de Pinhead con su frase: "Them maybe... maybe... We will tear your soul apart!", merece la pena por sí sola para volver al cine y verla una vez más.

Lo peor: La forma de ir eliminando Cenobitas manipulando la cajita, con la maestría de quien jugaba al Game boy, y los rayitos que salen es ridícula. Me imagino a Barker viéndola hoy en día y retorciéndose de risa por el suelo.


10 comentarios:

JuanCar dijo...

Tic, tac...era cuestión de tiempo que los cenobitas vinieran al nido.
Y quien mejor para traernoslos que Ronette.

Excelentemente documentado, capaz de darle una nueva perspectiva en un futuro visionado, los apuntes que haces acerca de la relación entre los cenobitas y una misteriosa orden religiosa, merecen por si sola un aplauso.
No me hubiera importado en absoluto ya de paso, leer tus teorías Freudianas. Seguro que en más de una, bastantes de los que estamos por aquí, hubiéramos estado en línea contigo.

Yo soy una persona muy melancolía; me mueven mucho los recuerdos, las cajas de fotografías antiguas, los baúles de la abuela...estas películas me traen grandes recuerdos de la adolescencia.
Enhorabuena.

PD: Opinión personal, "Hellraiser" ha envejecido muchísimo mejor que "Nightbreed".

Saludos a todos

El Rector dijo...

Visionado tras visionado y sigo sin poder encontrarle pegas a esta retorcida y macabra historia de amor y truculencias familiares. Sin duda, entre mis diez películas de terror favoritas de todas las épocas y piedra angular del género.

Sin quererlo, Baker y compañía crearon a un monstruo que terminaría rivalizando con otros colosos de generación como Freddy, Jason o Michael Myers, y eso que el bueno de Pinhead apenas colma 10 minutos de metraje (y pensar que el bueno de Doug Bradley dudaba entre interpretar a papá cenobita o el tipo sudado de la mudanza).

Fantástico guion para una nueva vuelta de tuerca a los típicos romances de Hollywood, con una Clare Higgins absolutamente superlativa que nos regala uno de los mejores villanos que ha dado el género, pese a tener que lidiar siempre con el hecho de vivir a la alargada sombra de Pinhead. Me encanta ese aire a diva de los cincuenta que se gasta a lo largo del filme, plasmado a la perfección, cuasi como un lienzo pintado a mano en algunas secuencias y planos, apoyados en la fabulosa escenografía y el apropiado escenario (la configuración de la casa es absolutamente perfecta).

A nivel visual, y coincidiendo en lo poco afortunado de los míticos rayitos azules (recurso bastante habitual por otra parte en el cine de los ochenta), estamos ante una película atemporal que a mi juicio contiene, la MEJOR escena que se había visto hasta la fecha en una cinta de terror, la resurrección de Frank, personaje que lucirá imponente de ahí al final de la cinta. A nivel de maquillajes, Hellraiser sigue siendo a día de hoy una película insuperable.

Y por supuesto, no podemos obviar otro elemento fundamental como es el de la banda sonora. Lo que hizo el amigo Young aquí, no tiene nombre, dotando al relato de un tono a caballo entre el terror y la épica, que pone los pelos de punta. Un gran acierto del destino que la banda de rock industrial "Coil", quienes debían encargarse de la banda sonora en un principio, terminasen desestimando el proyecto.

Como curiosidad, comentar que Barker reescribió por completo la novela original "The Hellbound Heart" después de dirigir la película a imagen y semejanza de esta.

Mi frase favorita (y hay muchas) es aquella que Pinhead le regala a Kirsty en su primer encuentro. No la recuerdo exactamente, pero era algo así como: "Lágrimas no, aun no, que desperdicio de sufrimiento". Gallina de piel.

Saludos.

JuanCar dijo...

Con lo melomano que soy, y olvidarme comentar sobre la extraordinaria partitura de Young...que paquete soy.
Toda la semilla plantada en la película con la dirección artística, toma definitivamente vuelo gracias a los acordes de la banda sonora. Insuperable.

Lo del maquillaje, bueno, sin comentarios. Ya lo dices todo, probablemente ya no queden maestros del látex como antaño. Que pedazo de profesionales, que oficio. Que envidia, que manos. Es increíble.

Tema Clare Higgins. Espinoso para mi (por las horas de autocomplacencia que en plena pubertad me proporcionó, jajaja).
No sólo es, como bien dices una de las mejores villanas de todo el fantastique...es que también fue; que alguien me corrija si quiere, mito erotico de nuestra adolescencia.

Saludos


Donnie Darko dijo...

Coincido con JuanCar en eso de que 'Hellraiser' ha envejecido mejor que 'Razas de noche' aunque personalmente creo que ambas son dos grandisimas películas. Si, es que cierto que los rayos que salen de la cajita lo hacen de forma un tanto ridicula vistos con la mirada de hoy en día, pero pensemos que esta película esta rodada en los ochenta y no con mucho presupuesto.

Es curioso como una película como 'Hellraiser' sentó las bases para desarrollar a un personaje como Pinhead cuya presencia en la película es mas bien limitada ya que Baker se centra en Frank, Julia y Kirsty. Viendo algunas de las mas que lamentables secuelas que se rodaron de esta película hay muchos espectadores que ven la cinta original y creen que van a estar ante una cinta protagonizada (o casi) por pinhead y la decepción es máxima.

Creo que sería imposible no pensar en esta película no ya sin la presencia de Pinhead si no sin la de Clare Higgins, absoluta estrella de 'Hellraiser'. sin ella esta película no sería la misma.

Rector, recuerda que Jason en la primera película de 'Viernes 13' tiene una presencia nula y solo fue a partir de la segunda parte cuando la saga se centró en él. Creo que tanto 'viernes 13' como 'hellraiser' tienen ese punto en común: coger a un personaje que no deja de ser un secundario y acabar convirtiéndolo en un personaje iconico del cine de terror.

'Hellraiser' es sin duda alguna una de esas cintas de terror que las nuevas generaciones tienen que recuperar y disfrutar. Y si, también 'Razas de noche' y también 'El señor de las ilusiones', cinta que la que todavía guardo el recuerdo de alquilarla en el videoclub y disfrutarla como un autentico enano..

un Abrazo!

donnie

Missterror dijo...

Ronette, tocas una de las películas con más peso en mi vida. Soy una fan absoluta del universo Hellraiser, ya no solo por los cenobitas, que desde luego son determinantes, sino por la atmósfera sucia y depravada que se respira en cada fotograma, por esa dualidad del dolor y el placer y que se entienda como algo indivisible y por esa teoría tuya donde claramente el dolor y el placer sólo son indivisibles para una parte, aquellos que traen el Infierno, pero no para los manipuladores del cubo de los lamentos. Lo curioso es la concepción del placer del sr. Barker, siempre tan asociada al sufrimiento. Sin duda es una oda al sadomasoquismo que terminó por crear unos personajes de culto sin los cuales no se entiende el género.
Te confieso que en su momento yo también hice una crítica de "Hellraiser" y lo único que pude argumentar como punto negativo es la presencia de esos rayos azules, que por otra parte, y como bien ha comentado El Rector, eran muy propios de aquella época. Si esto es lo negativo, estamos ante una película sobresaliente, sin lugar a dudas.
Para mi esta banda sonora es la banda sonora que yo le pondría al terror junto con la de "El Exorcista" y "Halloween". Palabras mayores. Y los efectos especiales, ese mimo, esa artesanía y esa brillantez, a día de hoy siguen estando en el puesto número uno. Lo mires por donde lo mires, "Hellraiser" es una película obligatoria, que para mi tiene es de 9,5, mínimo.
Respecto a los personajes, es curioso cómo el éxito se focalizó en Lead Cenobite o nuestro sr. Pinhead, cuando el personaje realmente importante es Julia. No me puedo imaginar una actriz mejor para este papel que Clare Higgins y esa facilidad para parecer sensual y poner cara de desprecio al mismo tiempo.

No coincido con Juancar Y Donnie esta vez en lo que comentáis sobre "Razas De Noche". La volví a revisionar hace poco y preciosamente mi sensación fue la contraria. Para mi ha envejecido muy dignamente y sigue siendo igual de maravillosa que el primera día que la vi siendo mucho más jovencita.

De mayor quiero ser un genio creativo como Barker, espero estar a tiempo ;)

Saludos

RONETTE PULASKI dijo...

Con tantos comentarios interesantes no sé por donde empezar.
Juancar, muchas gracias por las palabras, con las críticas de Hellraiser y Razas de Noche, éste acabo siendo un mes muy Clive Barker para mí. Después de revisionar sus tres películas y leer Hellbound Heart y Cabal, me vienen a la mente muchas teorías. Esto es lo que tiene Barker, que más allá de sus criaturas, esconde historias muy interesantes.
Grande Rector, tu comentario amplía la critica de forma perfecta. Estoy de acuerdo con todo lo que dices. Sobre la escena de la resurrección de Frank, es realmente genial, quedé muy sorprendido. Si te la imaginas con la música de 2001 Odisea Espacial es épica ;) Es una de las mejores escenas de ese tipo de efectos más artesanales, muchísimo mejores y más realistas que los actuales efectos digitales. Incluyo también, como una de las mejores, una escena del año 81, la transformación de Un Hombre Lobo Americano en Londres, una de mis pelis favoritas; La frase de Pinhead que comentas es buenísima, como todas las medidas apariciones de los Cenobitas. Yo me quedo con la que menciono, que además me recuerda a la célebre canción de Joy Division, Love Will Tear Us Apart. Y no es la única similitud que veo entre película y grupo. El título del emblemático disco, Unknown Pleasures, podría dar título a la propia película.
Donnie, las secuelas de Hellraiser merecen mención aparte... Comentaré más adelante sobre Razas de Noche, cuando sea publicada la crítica. Si Barker no se hubiese perdido a mitad de la película, podría haber sido un éxito como Hellraiser, pero no lo fue. Igualmente muy interesante. No opino lo mismo de Lord of Illusions, que no me acaba de convencer, ni viéndola con cariño, y que carece del mensaje de las otras dos.
Missterror, casi siempre estamos de acuerdo en lo importante: las fortalezas y debilidades de las películas. Puede que no coincidamos en las estrellitas, pues parece que siempre me quedo un punto por debajo, pero eso es poco relevante jejeje La forma de valorar con estrellitas las cosas, tan popularizada por la guía michelín :) es una forma eficaz de valoración, pero a veces es demasiado simple. Mi bipolaridad hace que ni yo entienda por qué pongo una nota y no otra ;)
Abrazos a tod@s

editsam559 dijo...

Me pasa lo mismo grandes recuerdos de cuando rente en betamax él señor de las ilusiones y hellraiser desde ese momento he visto todo lo que tenga en nombre de clive Baker me volví su fan ( en él cine ) aunque no todo es tan bueno.hay ideas muy interesantes como la película The Midnight Meat Train.
La secuela de hellraiser me perece igual o superior en muchos sentidos además que tengo entendido que se rodó al mismo tiempo que la uno
Saludos a todos.
a pesar de que casi no comento TODOS los días los visitó

Patrick Bateman dijo...

Solo puedo decir 'Jesús lloró'.

A mí siempre me dió mal rollo la portada. No la vi hasta que fui adulto. No soy tan fan, pero sin duda, las sangrientas escenas con efectos clásicos y la presencia que imponen los Cenobitas, me parece determinante en el film.

Saludos.

Jesús Haro dijo...

Película bastante fuerte. Muy recomendada para los amantes del género. La he visto una vez y no me atrevo a verla de nuevo. De veras, muy impactante. Muy bien hecha.

Conocí a Barker, amante de todo ser viviente (sobretodo los pollitos), en el Festival de Sitges. Lo pude fotografiar para una entrevista y me hice una foto con él cosa totalmente prohibida. Pero el tipo estaba contentillo y aceptó. Un tipo muy enrollado y muy inteligente.

Esta peli es una pasada pero para mi es de ver una vez y no más. Me impacto muchísimo.

El Rector dijo...

Editsam559, me alegra que nos leas TODOS los días... a ver si te animas más a comentar, nos encanta conocer las opiniones cinéfilas de nuestros buenos lectores :)

Por cierto, pedirte disculpas. Tu comentario por algún extraño motivo o por gracia cenobita, había sido marcado como SPAM. Subsanado.

Patrick, pues a ver si este pequeño especial te anima a darle una oportunidad al resto de películas. Esta vez, hay algo interesante detrás de las chulas portadas ;)

Jesús, no se si da para "pollicidio", pero cualquier amante del cine de terror, debería revisionar esta joya cada cierto tiempo y te tengo por uno. De hecho, puede que incluso haya algo estipulado al respecto en el código penal ;)

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.