jueves, 9 de marzo de 2017

Crítica: Sarmasik

Desde Turquía, el director Tolga Karaçelik nos presenta Sarmasik -aka Ivy-, film realizado en 2015. Sarmasik es un film que no se autodefine. Pero podemos catalogarlo dentro del drama social, un género que lamentablemente no pega demasiado con la temática que se suele tratar en este blog. Su influencia de thriller es más bien pasajera y de la ciencia ficción, mejor no hablamos. Este último género es, precisamente, el que prometía hacer de Sarmasik algo realmente interesante. El film fue nominado al Gran Premio del Jurado a mejor película en el Festival de Sundance en 2015 y premiado ese mismo año en el Antalya Golden Orange Film Festival en cuatro categorías; Premio a mejor película, mejor dirección, mejor guión y mejor interpretación masculina.

Una situación que no acabo de entender. No me parece una película pésima, pero mi impronta no ha sido tan marcada como para compartir la alegría que seguro se ha llevado su equipo técnico tras el paso por los festivales. Para mí, la cuasi total ausencia de un elemento que la pudiera hacer mínimamente interesante como el terror, fantástico o la ciencia ficción, merma otros aspectos correctos del film.

Sarmasik está navegando hacia Egipto cuando el dueño del barco va a la quiebra. La tripulación descubre que hay un derecho de retención en la nave, y los principales miembros de la tripulación deben permanecer a bordo. Ivy es la historia de estos seis hombres atrapados en el barco durante días.

La sinopsis da pie a pensar que la película tomará el sendero del terror, o como mínimo, se acercará, pero no lo hace. En realidad, el guión escrito por Tolga parece que busca denunciar la precariedad laboral en un entorno austero y poco amigable con el ser humano, alta mar. Digo parece, porque tampoco acaba de profundizar en esa tesitura. Durante buena parte del metraje, cuando los personajes principales llevan varios meses en alta mar, cuesta de creer que nadie venga a intentar imponer una solución, por la fuerza o amistosamente. Tampoco que no intenten irse antes, justificado por el cobro salarial, vale. Pero llega un momento en que no encaja con la credibilidad que nos vende el film. Y como apunte realista, el aspecto de la tripulación no desmejora lo suficiente para que la precaria situación laboral sea suficientemente creíble en la amplia dicha línea de tiempo.

El tanteo con el Sci-fi está metido con calzador, no viene a cuento y no tiene sentido alguno dentro de la historia que nos propone la película, sucede de repente sin más, punto. Una ‘firma’ final por parte de Tolga que un servidor no ha sabido interpretar debidamente. Veo tres posibles opciones; o bien no tiene ningún significado (caso en el que el director se ha marcado un moco con el espectador), puede que éste sea un visionario (no lo creo) o es que yo soy un lerdo. Porque sinceramente, el componente ‘sobrenatural’ para mí no explica absolutamente nada, ni es coherente dentro de la historia que propone Tolga. Un momento en que la intromisión del CGI en este inexplicable desenlace deja al espectador con cara de póker.

Sarmasik es una propuesta que no sé muy bien cómo afrontar, no dudo que tenga virtudes, pero, por momentos, es una película extraña. Un film al que realmente no le encuentro nada en ella que merezca más que un raspado aprobado, muy a pesar de los méritos cinematográficos descritos en el primer párrafo de esta crítica. A pesar de verla sin sufrir un derrame, me ha dejado bastante impasible e indiferente, que según se mire, puede ser peor. En primera instancia, Tolga apuesta por la crítica social y laboral, que utiliza como temática principal y utiliza como impulsor para que la trama avance. Sin embargo a medida que la historia avanza va perdiendo interés, además de tornarse un poco repetitiva. Su mayor virtud reside en los decorados, la ostentosidad que nos ofrece el buque contrasta con la pequeña tripulación, tanto en número como en tamaño.

El ‘nutriente’ argumental que utiliza Sarmasik para hacer avanzar la historia, funciona medianamente bien durante la primera mitad del film. Pero al finalizar el visionado, no queda claro ante qué tipo de película nos encontramos. La confrontación entre los miembros de la pequeña tripulación , interpretada por un plantel de actores bastante coral, que en lugar de ofrecernos algo más que simples confrontaciones entre la escueta y peculiar tripulación que se queda a cargo del barco, sin obligación de ningún tipo, se torna un poco inverosímil en cuanto a su situación.

Quizás por este motivo, Sarmasik no me haya dejado el suficiente poso, más aún, teniendo en cuenta que no me había hecho ningún tipo de expectativas frente a su simplista y poco esclarecedor argumento. Pero sí que es cierto que pensaba que todo andaría hacia algo más violento de lo que termina siendo; unas cuantas miradas amenazadoras y varios amagos de peleas entre sus integrantes, nada más. Pero lo peor de todo, es que no me ha quedado claro cuál es la verdadera intención de su director. Un desenlace inconcluso que deja cualquier otra situación en el aire. Te quedas con la sensación de que si lo que has visto y te han contado, aunque esté bien, si realmente tiene alguna finalidad o mensaje que merezca la pena.

Lo mejor: Los decorados y que no aburre soberanamente.

Lo peor: Que no sabes qué intención o mensaje quiere aportar o transmitir la película.


6 comentarios:

El Rector dijo...

Pues mira que hace días que la tengo apuntada para ver, pues tiene un puntillo enigmático que me atrae sobremanera. Y a pesar de lo que comentas, sigue pareciéndome interesante, más que nada porque me suelen gustar mucho este tipo de películas que cuesta encasillar y que hacen malabares sobre la línea que separa un género de otro. Tengo curiosidad por ver como encaja ese drama con ese ápice de fantástico que tiene.

Este tipo de películas, muchas veces, mejoran tiempo después del visionado, cuando uno va asimilando ciertos elementos.

En cuanto la vea te comento.

Saludos.

Patrick Bateman dijo...

Me encantará conocer tu opinión, a ver si le sacas una explicación a esa incursión del género fantástico. Yo no.

Saludos

Donnie Darko dijo...

La verdad es que esta película me desconcertó. Un escena inicial te muestra a los protagonistas como si de una película de terror se tratara, luego como dice Patrick parece que el director quiere denunciar la precariedad laboral pero creo que acaba dejando esta idea de lado para centrarse en como afecta el aislamiento a los protagonistas. Y cuyo título 'Sarmasik' hace referencia a la hiedra que podemos ver en un plano un tanto extraño tras la presentación de los personajes...

Es cierto que el tema de la ciencia ficción está metido con calzador, tanto que yo no consideraría a esta película como una cinta con elementos de la ciencia ficción o del terror y la dejaría simplemente en un drama.


El final mas que inconcluso es extraño, a mi me ha estado dando vueltas por la cabeza sin parar y casi hasta me atormentó..

Como curiosidad os recomendaría ver 'Dead Slow Ahead', un documental de Mauro Herce acerca de un carguero que navega por el mar. El tono, la música, el hecho de que el buque sea casi como otro personaje hace que esta película complemente perfectamente a 'Sarmasik'.. aunque creo que su distribución, y por desgracia, se ha limitado a festivales y poco mas... :-(

Un Abrazo!

Donnie

Patrick Bateman dijo...

Hola Donnie

Pues veo que no soy el único que encuentra que Sarmasik está mucho más cerca del drama que de cualquier otro género. Yo todavía no entiendo que relación tiene esa hiedra más allá del título traducido. Algo que no quise mencionar en la crítica para no desvelar dicho elemento de ciencia ficción. No creo que a todo el mundo se le ocurra traducir el título.

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Hola Patrick!

si, creo que esta película está mas cercanca al drama que a otros géneros. Creo que si alguien se acerca a 'Sarmasik' pensando en que es una cinta de terror o ciencia ficción, su visionado puede convertirse en una autentica pesadilla.

Sobre el título.. SPOILER SPOILER La hiedra es una planta trepadora que en las condiciones adecuadas puede crecer trepando por árboles, muros, etc, etc... en el caso de la cinta de Karacelik esas condiciones adecuadas son el aislamiento, la desesperación y la falta de información que sufren los protagonistas de la película debido a la situación en al que se encuentran. Esa hiedra que sale de ellos, no es mas que (desde mi punto de vista, claro) la forma de mostrar como todos esos sentimientos, esa desesperación ha ido creciendo dentro de ellos, ha ido usando los sentimientos de estos para ir creciendo, ir trepando y apoderándose de ellos, igual que creo que hace la planta en muchos lugares donde se dan las circunstancias adecuadas para crecer. FIN DEL SPOILER

un Saludo!

Donnie

Patrick Bateman dijo...

Hola Donnie

Pues no lo había pensado. Es una buena exposición del significado. No se lo encontré cuando la vi, me pareció un elemento metido con calzador sin ninguna lectura.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.