domingo, 18 de junio de 2017

Crítica: Hounds of Love

Si los perros son los mejores amigos del hombre y el amor es el sentimiento más intenso, hipnótico y feliz que podemos sentir, unir lo mejor que nuestros amigos peludos nos pueden ofrecer y el poso más fascinante del amor , debería significar la plenitud en su máxima expresión, por lo que entiendo que ser un perro del amor tendría que ser la mayor aspiración del ser humano. No se me ocurre mejor deseo para todos vosotros que tener al lado a un perro del amor bien entendido. Por el contrario, si las bestias son letales y el amor es tóxico, no se me ocurre algo más cruel que le puede pasar a un ser humano que ser víctima de una bestia del amor, alguien que te use, que te abuse, que te hiera y que haga que tus cicatrices emocionales siempre estén infectadas y no puedan cerrar jamás. Lamentablemente, en "Hounds Of Love" vamos a hablar de lo segundo, de los perros del amor mal entendido.

El debut de Ben Young encierra en una habitación el horror psicológico y físico de Vicky, una adolescente secuestrada por una pareja de depredadores sexuales reincidentes que la utilizarán para dar sentido a su relación y a sus deseos mas animales. Y una puerta se cierra...Detrás de cada puerta vamos a ir experimentando diferentes sensaciones: miedo, angustia, frustración, dolor, tristeza, asco y rabia, porque "Hounds of Love" está pensada para cerrar unas puertas pero no poder abrir otras, para que cada secuencia quede encerrada dentro de nosotros. Para ello nada mejor que utilizar un recurso infalible como es la imaginación del espectador, sin duda la puerta más complicada de cerrar.

"Hounds Of Love" recrea de una forma más "amable" que la realidad, unos días en la vida de los asesinos en serie de Perth, Australia, David y Catherine Birdie. Hablo de libertad en la historia porque hay un intento constante de mirarlo todo a través del prisma de las protagonistas de la historia, relegando a la parte masculina a representar la parte más carnal de la narración, el despojo de la sociedad, violador claramente acomplejado con el que no hay intención de profundizar. Él es el perro salvaje que cierra la puerta porque así se siente poderoso y por supuesto no se intenta que haya una empatía, pero tampoco un conocimiento del personaje. En "Hounds Of Love", lo importante son ellas, la perra y la víctima. Volvemos a cerrar la puerta.

En este tránsito por diferentes emociones, vamos a conocer a Vicky Malone, la víctima y veremos la transformación que sufre, pero sobre todo vamos a ser capaces de analizar la conducta de Evelyn White, la captora y ahí llega el escalofrío, porque tiene el comportamiento de cualquier mujer sometida, que no concibe su vida sin su maltratador y que hará cualquier cosa que este le pida, queriendo creer en lo más profundo de su corazón que todo que hace su pareja es porque la quiere y tiene esa peculiar manera de demostrarlo. Ben Young no quiere que empaticemos con ella, no quiere que la comprendamos, ni que le tengamos lástima, él no se posiciona, lo que este director quiere, dotando a este personaje de las características que vemos en pantalla es que el espectador sea quien decida. Obviamente, a la hora de construir este personaje, hubiera sido mucho más fácil optar por la vertiente más impactante y fácil para el espectador, despojando a Evelyn de escrúpulos o emociones, y dejando que la crueldad fluyera desde su boca hasta sus manos, pero en una pelícla como "Hounds Of Love" donde las elipsis son tan importantes, el nudo del estómago aprieta aún más fuerte cuando asistes a los diálogos entre Evelyn y Vicky y llega un punto donde incluso dudas.

No esperáis un torture porn, porque "Hounds Of Love" no va de eso. Os hablo de las puertas que se cierran porque esto es lo que vais a ver, no es necesario nada más, ni siquiera escuchar algo en la lejanía para saber que los perros están atacando a la presa, y que ese ataque es la reafirmación del poder que la pareja cree tener pero que el espectador sabe que realmente no tiene. Hay que fijarse en las miradas, en la inseguridad de Evie, en el temor del salvaje John cuando está fuera de su casa, en el simbolismo existente en los aviones que constantemente sobrevuelan la casa (algo que me recordó a la recomendable película de 2008, "Mum & Dad"), hay que fijarse en el importante rol del perro de Evie, pero sobre todo hay que fijarse en cada decisión de Vicky y en los juegos mentales.

La película no hace gala del dinamismo que propuestas que traten esta temática suelen tener, porque no lo necesita y aunque haya escenas que realmente no aporten mucho a la evolución de la historia y para algunos se puedan hacer plomizas, el guión necesita esa pausa para poner el énfasis en las puertas que se cierran y en las puertas que se podrían abrir. Para esto es vital la credibilidad del casting y en este aspecto "Hound Of Love" es excelente, Stephen Curry, Emma Booth y Ashleigh Cummings, interpretan de una manera brillante a Jonh White, Evelyn White y Vocky Malone respectativamente. Ellos hacen que esta historia provoque las reacciones de rabia, asco e impotencia tras el visionado que sin duda provocan, ellos son quienes te transportan a la casa de planta baja y cierran las puertas que necesitarías abrir.

Y si los intérpretes están grandiosamente escogidos, la ambientación ochentera no le va a la zaga, con esa perfecta mezcla de calor pegajoso, aire seco quemando la piel, moqueta rancia y constante atmósfera enrarecida, que se ajusta perfectamente a la narración, mientras de fondo suena "Nights in white satin" y lo envuelve todo de una manera brutal, casi tanto como la elección del "Atmosphere" de Joy Division en la parte final mientras la cámara lenta atrapa el tiempo y las miradas y el espectador es capaz de asimilar poco a poco lo que acaba de vivir. Y la puerta cerrada...Por mi parte, seguiré muy de cerca a este director y espero que las siguientes puertas que nos enseñe no sean tan devastadoras, porque el amor debe seguir siendo amor y los perros seguro que seguirán siendo mejores que la mayoría de las personas.

Cuidado con los perros del amor ahí fuera, porque la vida a veces nos juega muy malas pasadas y nos hace creer que el amor tiene que ser visceral, y confundidos con el deseo lo creemos y aceptamos dejar de lado la cabeza para guiarnos sólo por las tripas,que ya os digo que son malas consejeras, y nos convertimos en carnaza de depredadores emocionales que no merecen que ni siquera ser llamados animales. Y no hay puerta más difícil de abrir que la de una mente rota por quien debió amarte.


13 comentarios:

El Rector dijo...

Pues a pesar de tu estupendo análisis, debo decir que no le veo la gracia a esta película por ninguna parte. Es cierto que es un tipo de cine este, el de los secuestros y las torturas, que me aburre soberanamente, pero no he sabido verle ninguna virtud a la película, más allá de ese intento de alejarse de los efectismos visuales tan propios del torture-porn, en un intento por ofrecer una propuesta más psicológica, pero ni por esas.

Tampoco entiendo mucho la polémica que ha generado el filme en algunos sectores de aficionados, pues tampoco cuenta nada que no se haya contado antes y con bastante menos elegancia o más mala baba.

Y a nivel técnico, muy bien interpretada, pero con cierto halo de telefilme, que tampoco ayuda, a pesar de que como comentas, Missterror, la ambientación ochentera está bastante lograda.

No digo que sea una mala película, pero esto del torture-porn (más aun, basado en hechos reales), me genera demasiado rechazo como para encontrarle el menor interés a una propuesta como esta, que desde luego yo, no recomendaría ni a mi peor enemigo, jeje.

De aquellos que caigan rendidos ante tus cantos de sirena, alguno que otro se va a llevar un buen chasco ;)

Saludos.

Missterror dijo...

Rector- Conozco muy bien tus gustos y sé que estas temáticas de terror más terrenal no se encuentra entre tus favoritos y mucho tienen que sorprenderte para que te interese. Desde luego "Hounds of Love" no intenta sorprender, pero sí que se desmarca de propuestas similares en el tratamiento que hace de la historia. No necesita mala baba explícita, porque tiene un infierno implícito y se maneja a la perfección con las supresiones de los momentos más crueles para resultar más devastadora para el espectador.
A mi el torture-porn, por algún extraño motivo siempre me ha llamado mucho la atención, supongo porque en esto de los gustos somos la cara y la cruz y mi obsesión es esa parte oscura y maligna del ser humano.

Sobre los cantos de sirena, ya me gustaría a mi, pero me quedo muy lejos de las chicas de "The Lure", y espero que los chascos sean los mínimos...

JuanCar- Vaya, vaya! Apoyando al jefe??? Si te has llevado un chasco como dice mi querido Rector, espero al menos que no haya sido después de leer la crítica...

Abrazos a los dos!

JuanCar dijo...

La crítica excelente, como siempre Missterror.

Ayer era muy tarde y estaba muy cansado, y lo único que quise fue suscribir el comentario de el Rector.

Hounds of Love es una película que me sedujo hace mucho tiempo gracias a un póster muy afortunado y un trailer seductor. Y ahí acaba todo, al menos para mi.

La palabra que se me viene a la cabeza es frustración; quizás tenía las expectativas muy altas, demasiado, y el batacazo fue aún mayor.

A mi si me gusta mucho el torture-porn, pero en este caso, no trago.
Más allá de la decisión del director de ocultarnos prácticamente todas y cada una de las acciones digamos, más morbosas (algo respetable pero que en este caso no llega a provocar el efecto que se quiere buscar), están las decisiones que toman los personajes en algunos pasajes del film, en los que pensaba si el director me estaba sencillamente tomando el pelo.
La suspensión de incredulidad era nula, y eso me hizo desentenderme de la película.

Resumiendo, una película algo tierna para la historia que está contando y un guión para coger con pinzas.

El resto, el acabado del film y los actores, algo por encima de la media, pero para mi insuficiente para salvar la película.

Y aunque pueda parece una contradicción, si esperaré un nuevo trabajo de este director.

Abrazos

Patrick Bateman dijo...

No sabía de la existencia de esta pareja de depravados sexuales. La crítica está excelentemente redactada, pero me ha resultado un poco ambigua en algún tramo sobre si mola o no la película. Suerte de la puntuación, me aclara la duda. Y el trailer ha terminado de despertar mi curiosidad.

Saludos.

Missterror dijo...

JuanCar- Pues mira que yo también iba con las expectativas altitas, pero en mi caso cumplió con creces.
Me gusta el torture porn explícito, pero "Hounds Of Love" me ha parecido más dura porque implica que yo tenga que imaginar lo que ocurre tras la puerta, y tengo muuucha imaginación...
Respecto a esas decisiones que toman los protagonistas y que te parecieron tan incoherentes, ¿cuales son? Es que estoy intentando ver esa escena maldita que te saque de la peli y no recuerdo ninguna tan grave.
Jo JuanCar, no me digas que la historia es tierna, porque a mi me pareció tremenda y eso quiere decir que soy una blandengue, ¿no?

Yo también voy a esperar el próximo trabajo de este director ;)

Patrick- Pues sí, por desgracia estos dos hijos de puta existieron.
"Hounds Of Love" mola, no será del gusto de todos, como puedes leer, pero por mi parte solo puedo decir que mola. ¿Qué te ha hecho dudar? Mira que yo pensaba que me estaba dejando llevar por la emoción y resulta que parecía que nadaba entre dos aguas. Nada más lejos de mi realidad ;)
Dale una oportunidad y nos cuentas.

Saludos

JuanCar dijo...

Que tienes una imaginación desbordante es algo que está fuera de toda duda. Un diez por ello.

Hay dos escenas concretas, aunque si la volviera a ver, seguramente te diría alguna más.

La primera, por supuesto, es la del secuestro. Por mucho empeño que le pone el director y los actores, no me trago que la protagonista sea capaz de montarse en un viejo coche con dos desconocidos (además en ese barrio medianamente marginal), y que sean capaces de desviarla de su ruta, de meterla en casa, buuuuuuf...no sé, no me cuadraba Missterror, todo muy forzado ¿no crees?.

Pero la escena de chapa es la que acontece cerca del final, y en esta si que no hay dudas de que alguien está haciendo el gilipollas.
Cuando la madre y el novio de ella corren por el barrio llamando por las puertas de las casas para encontrar a su hija, nuestra pareja de inteligentes asesinos, no tienen otra idea mejor que...abrir la puerta!!!. Por dios, estamos locos!?.
Y hay más, aún a riesgo de que la secuestrada se ponga a gritar como un becerro y que les descubran todo el percal, aun teniéndola con un cuchillo en el cuello contra una pared, no son capaces de rebanarselo para evitar el riesgo, ¿estos no eran esos temidos asesinos que habían matado a no se cuantas jóvenes?. De verdad que...
Sobre todo esta última escena me pareció una sucesión de acontecimientos bastante ridículos.

Quiero matizarte lo que me comentas acerca de mi opinión sobre la historia.
En mi comentario digo que la manera de contarla es tierna, no la historia en sí. Estoy de acuerdo contigo en que los hechos son durisimos y más aún si eres una persona con una imaginación tan maravillosa como la tuya.

Un abrazo muy fuerte

JuanCar dijo...

Rector!,

He metido SPOILERS sin avisar en mi comentario anterior.

Mil disculpas

El Rector dijo...

Juancar, bueno, entenderemos lo de "hay dos escenas concretas..." como aviso de SPOILER encubierto, jeje. Además, el hecho de que estemos de acuerdo en cuanto a la película, te da algún que otro punto de vista gorda ;)

Saludos.

JuanCar dijo...

Jajaja, gracias estimado Rector.

Saludos

PD: Mañana te doy las 500 pesetas que habíamos pactado.

Missterror dijo...

JuanCar- Yo avisaré de los SPOILERS que ando escasa de pesetas ultimamente...
Sobre la escena del secuestro, creo que estás pensando con la racionalidad de una persona de taitantos años, no con la de una chavala de unos dieciséis años. Métete en una cabeza así, cuando lo que quieres es llegar a una fiesta y te montas en el coche y entras en la casa, te lo aseguro. Cosas peores hemos hecho, amigo, ¿o no?

En la escena final, bueno, pues cierto es que no es muy justificable, pero lo intentaré...John abre la puerta porque el matón al que debe dinero está llamando, y teniendo en cuenta que este mierda de hombre demuestra estar atemorizado por su deuda, corre a abrir.
La que no es capaz de rebanar el cuello de Vicky es Evelyn, quien por lo que se nos muestra en la película, no es quien asesina a las chicas. En la realidad también parece ser que a Catherine Birdie se la condenó por secuestro y tortura y por encubrir los asesinatos, pero no por ser la ejecutora de las muertes. No te discuto que la decisión de Evelyn parezca un poco atolondrada, aunque durante medio metraje ya dejan claro que era cuestión de tiempo, pero yo no lo veo tan tan disparatado como lo haces tú.

Ya entendí lo que decías sobre la ternura ;) Es que a mi la manera de contarlo tampoco me parece tan tierna. Estas películas que te obligan a entrar tan adentro me parecen muy duras, pero como comentas, será cuestión de imaginación (algo de lo que creo que también vas sobrado tú).

Abrazos!!

Patrick Bateman dijo...

Pues mola bastante. Me parece que el 'bueno' de Ben dirige la película con mucho acierto sin necesidad de mostrar demasiado, dejando que el espectador complete las escenas. Una tarea que si no se hace bien, es fallida. Con lo que flipo más es es 'matrimonio' de conveniencia, no sé quien está peor de los dos ¿cómo puede llegar existir un ser humano con semejante depravación mental?

Saludos.

Missterror dijo...

Patrick- Me alegra saber que la experiencia ha sido satisfactoria, que leyendo el resto de comentarios, ya me estaba preocupando yo!
Como dices, hay que saber expresar bien lo que uno persigue cuando se utiliza tanta elipsis. De no conseguir el efecto deseado, la experiencia puede ser un auténtico rollo. Suerte que Ben Young se maneje bastante bien en estas lides.
Más que matrimonio de conveniencia, yo hablaría del grado más extremos de la necesidad. John necesita a Evie para satisfacer sus perversiones y poder consumar sus crímenes sin tener que esforzarse demasiado, porque casi todo el trabajo lo hace ella y Evie necesita a John para no sentirse sola,para sentirse querida, cueste lo que cueste y haya que hacer lo que haya que hace, ¿quién es peor persona? Ambos son escoria, pero algo me dice que ella está tan sumamente anulada por John que no vive en un mundo real, obviamente eso no la disculpa ni mucho menos, pero una mujer en semejante grado de zombismo psicológico es una marioneta total al servicio de este tipo de hijos de puta.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.