viernes, 23 de junio de 2017

Crítica: The Lure

No han sido precisamente las sirenas, las criaturas del imaginario popular fantástico, mejor tratadas dentro del cine de terror. En muchas ocasiones (por no decir en todas), episodios más preocupados en explotar la vertiente erótica de dicha figura folclórica, que de aspectos cinematográficos. Es cierto, que tampoco podemos hablar de una exagerada prolificidad a la hora de recordar películas centradas en esta exótica criatura marina, mitad mujer, mitad pez, aunque por supuesto, haberlas, haylas. Títulos más o menos recientes como “Siren” (y me refiero a la de Andrew Hull, no a la de Greg Bishop) o “Killer Mermaid” (“Mamula”, Milan Todorovic, 2014) han intentando relatar en clave de terror con muy poca fortuna la figura de la sirena, si bien puede que encontremos en “La Criatura” (“Mermaid Chronicles part 1: She Creature”, Sebastian Gutierrez, 2001) con una estupenda Carla Gugino, una de las propuestas “sirenales” más agradecidas realizadas hasta la fecha.

Más sencillo sería llenar el cántaro si hablásemos de relaciones imposibles entre humanos y seres fantásticos, trasfondo que en mayor o menor medida siempre está presente en este tipo de películas y que ahora sí, ha sido una temática recurrente dentro del género. Sí hablaríamos aquí de la reciente “Siren” de Bishop, o de títulos como “Thale” (Aleksander Nordaas, 2012), “Splice: Experimento Mortal” (Vincenzo Nataly, 2009), “Jenifer” (Dario Argento, 2005) o “Spring” (Justin Benson/Aaron Moorhead, 2014). Películas todas ellas que tenían como común denominador la complejidad de este tipo de relaciones románticas interraciales y que en “The Lure” (“Córki Dancingu”), título que nos ocupa, vuelven a ponerse sobre la mesa de la mano de la novel directora polaca Agnieszka Smoczynska.

“The Lure” nos plantea las consecuencias que tienen para todos los implicados en la trama, la irrupción de dos sirenas en la vida de una familia que se gana la vida como banda de pop del tres al cuarto en un club de los suburbios de la ciudad y lo hace en clave Polaca, con todo lo que ello conlleva. Si no hace mucho hablábamos en referencia a “The Bride”, de las peculiaridades del cine Ruso, lo de sus vecinos polacos tampoco se queda atrás. No siempre es fácil desde detrás de la barrera, entender la idiosincrasia de una cultura tan peculiar como es la polaca (al igual que de otras regiones del este de Europa), que sin duda se refleja y mucho en su forma de hacer y entender el cine. Por ello, “The Lure” es una cinta a la que hay que acercarse sin prejuicio alguno y con la mente un poco más abierta de lo habitual, de lo contrario, dudo mucho que alguien pueda llegar mucho más allá de sus primeros veinte minutos.

Definir algo tan peculiar como “The Lure” no es tarea baladí. A medio camino entre el musical, el drama y el cine de terror, la película de Agni (si se me permite la libertad) nos adentra en un universo de lo absurdo, donde dispares géneros cinematográficos se entremezclan para hablarnos en clave polaca sobre temas mucho más universales y reconocibles como son la familia, el amor, el sexo o el deseo de ser aquello que no somos. En definitiva, sobre la propia naturaleza de cada uno de nosotros y como esta se desdibuja o desvirtúa en interacción con los demás. Todo ello además, bajo una cuidada puesta en escena de marcado carácter pop, que vuelve a poner de manifiesto la gran importancia adquirida en nuestro tiempo por el mimo hacia lo estético y el gran peso que esto tiene sobre la propia obra, llegándola incluso a devorar en los casos más extremos de autofagia. En el que nos ocupa, el ejemplo más palpable si buscamos una equivalencia, lo encontraríamos en un título con el que no solo comparte similitudes en el apartado visual, también en su personal sentido del humor: “Liza the Fox Fairy” (Károly Ujj Mészáros, 2015).

Hablábamos al inicio de la crítica, de ese afán habitual por explotar la vertiente erótica de una figura con tanto potencial en este sentido como es el de la sirena y “The Lure” no es una excepción a esta regla. Aunque sí es cierto que en esta ocasión, con bastante más justificación que en otras ocasiones y como necesario punto de partida para poder desarrollar el guion escrito por Robert Bolesto y lo digo desde ya, no exento de controversia, pues estamos ante un libreto bastante más “perverso” de lo que pueda aparentar la inocente estética del filme. Punto de partida por otra parte, no solo cuestionable, también imposible. En realidad, es difícil tomarse en serio algo de lo que el libreto propone, todo bañado siempre de un halo de onirismo subyacente que nos recuerda muy apropiadamente en todo momento, que los cuentos, deben de ser tomados en serio en su justa medida.

Y no lo digo por los desnudos que serán una tónica a lo largo del filme, donde las dos ninfas de los mares enseñarán sin tapujos su anatomía, sino por algunas de las relaciones escabrosas que se nos muestran con total naturalidad, entre ellas, el incesto. Fuerte contraste con la susodicha estética y con la festividad de muchos de los cortes musicales que se suceden a lo largo del filme (decir que hay bastante variedad en este aspecto, habiendo también lugar para temas más pausados, melancólicos y oscuros). Por supuesto, los más puristas del género de terror, tendrán aquí todos los argumentos del mundo para arremeter contra una obra donde el ídem, se nos presenta a cuenta gotas pese a que la sangre y las vísceras, tienen reservados sus pequeños momentos de gloria. Anecdóticos dirán algunos y no les faltará razón, pero hay que intentar entender a “The Lure” en su conjunto, dejarse atrapar por la oscuridad de un cuento de hadas más macabro de lo que parece que pone de manifiesto que las emociones, no son patrimonio exclusivo del ser humano y que los actos derivados de estas, siempre conllevan consecuencias.

¿Recomendar “The Lure”? Complicado. Yo mismo aun no tengo del todo claro si la he disfrutado o la he sufrido. Sí tengo claro que no me ha dejado indiferente y que pese a que mi intención inicial pasados los primeros compases, fue la de retirarme de la puja, al final terminé quedándome hasta el final de la fiesta y no me arrepiento por ello. Está claro que para disfrutar de algo como esto, hay que tener bastante claro donde se está metiendo uno, que el terror tiene muchas formas y más aun, si estas vienen de un lugar como Polonia (imposible no acordarse de “Demon” en este sentido). Mucho me temo que el cine de terror, sigue teniendo una cuenta pendiente con estas fascinantes criaturas que son las sirenas, pero “The Lure”, aunque no consiga saldarla, ofrece al menos una experiencia curiosa, bonita, divertida (a su manera) y bastante más adulta de lo que pueda parecer. Allá cada uno lo que haga con la cuerda y el mástil de su barco, se llame Ulises, se llame Manuel.

"... sirena, vuelve al mar, 
varada por la realidad. 
sufrir alucinaciones 
cuando el cielo no parece escuchar... " 

Lo mejor: Estéticamente preciosa y la falta de pudor a la hora de tratar según que temas escabrosos.

Lo peor: La apertura de mente es esencial y tiene que gustar (mucho) el royo musical.



18 comentarios:

Missterror dijo...

Rector- Algo parecido me ha pasado a mi con "The Lure", que a los veinte minutos estaba pensando en qué hacer con mi vida la siguiente hora y poco, pero había algo hipnótico que me hizo continuar y me alegro un montón de haberlo hecho porque al final me ha parecido una propuesta super interesante, que si bien es cierto que no explota la parte mas oscura de las sirenas, sí nos hace partícipes de lo que exactamente podía ser la parte gráfica de sus cantos y lo que provocan.
Supongo que soy una enamorada de los musicales y que la parte cantada no me ha molestado en absoluto, supongo que las sirenas me han parecido encantadoras, supongo que esa parte polaca de la que hablas me ha fascinado, pero yo le daría alguna estrellita más.
Comparto también lo que comentas sobre el poco provecho que la ha sacado el cine a las sirenas, con el juego que dan!! Espero que algún director avispado tome nota y haga algo potente y realmente oscuro porque el mar y sus seres de otro mundo todavía tienen que estallar.

Entiendo la comparación con "Lizzy and the fox fairy" que has hecho al hablar del apartado visual, pero confieso que en mi mente ver estos dos títulos en la misma frase ha hecho que se me abran las carnes cual cenobita...

Yo sí que voy a recomendar "The Lure", porque contra todo pronóstico, es una de las película que recordaré de este año.

Saludos

El Rector dijo...

Missterror, pues fíjate que me pensaba yo que te iba a horrorizar una propuesta como esta, viendo lo que opinaste en su momento de "Liza the fox fairy", con la cual, pese a lo mucho que se te abran las carnes, guarda muchas similitudes, tanto en lo estético, como en la curiosa forma que tiene de entender el sentido del humor. Reconozco que a mi aquella no me gustó nada, ya que en ningún momento conecté ni con la historia, ni con el susodicho humor, todo lo contrario que en "The Lure", que pese a lo absurdo, me parece que es mucho más multidimensional que la película de Károly Ujj Mészáros.

Como comentas, puede que no sea ni vaya a ser, una de las mejores películas del año, pero desde luego, será una de las que recordaremos. Una pena que no se explote más el musical dentro del género fantástico, suele ser una mezcla que da grandes resultados.

Saludos.

espacio muerto dijo...

Estimados, intenté ver la pelicula, pero no soy audiencia para esta propuesta, aunque me llaman la atencion las historias oscuras de sirenas, el musical(que rara vez lo soporto) le ganó y no termine de verla. Inluso Siren, que termino siendo mala de verdad, la pude terminar de ver; aclaro que no digo que sea mejor que the lure, solo que la soporte mejor.

Pasen bien!

El Rector dijo...

Espacio Muerto, y no te puedo culpar por ello. De entrada, tiene que gustarte mucho el musical, si ya partimos de la premisa de que no te va mucho, poco puedes rascar con "The Lure". Pero es que luego, tienes que "tragar" con su particular forma de entender el humor, que entiendo que tampoco es plato de todos los gustos.

Al menos lo has intentado :)

Por entrar en la comparación entre esta y "Siren", ya que lo comentas, no hay color. La polaca es mucho más película en todos los aspectos que la cinta de Bishop, que eso sí, es tan fácil de ver como de olvidar.

Saludos.

Max Cady dijo...

Sobre la crítica, estupenda e interesante como siempre querido Rector, sobre la película, otro cantar (y no de sirenas) nos invade. Aunque puedo reconocer que una pizca de razón llevas.

Primero, soy un apasionado de los musicales (fundamentalmente los de la época dorada de los años 40 y 50) y segundo, por cuestiones personales (mi pareja es polaca) estoy vinculado desde hace ya varios años con el país centroeuropeo de procedencia de esta Córki Dancingu. [País que desde aquí aconsejo descubrir a todo aquel que no conozca].

En mi opinión, Córki Dancingu (The Lure), es un querer y no poder, ininteligible en algunos pasajes, que no tiene claro lo que quiere contar y cómo contarlo, y sin la más mínima gracia (por cierto). Naufraga tanto como musical (las canciones o momentos de baile no aportan información ni hacen avanzar la historia), como cinta fantástica o de terror o como posible alegoría de la situación sociocultural de Polonia. Vamos, un batiburrillo bizarro cuyo único aliciente es su primorosa fotografía, sus buenos efectos especiales y, en ciertos pasajes, su acertado vestuario y dirección artística. Por desgracia, tener un buen acabado técnico no hace buena ni entretenida una película.

Aunque es una propuesta que puede resultar seductora e interesante para cierto grupo de espectadores (a priori para mí lo era), para un servidor es en el fondo una “polacada” muy extravagante, a la que se le quedan muy grandes sus aspiraciones (estoy convencido que la idea que dío germen a la película es infinitamente mejor que los resultados obtenidos). Yo no me atrevería a recomendársela a casi nadie.

Saludos.

P.D. Sí me atrevo a recomendaros, aunque no todas son películas de género, algunas propuestas recientes de la cinematografía polaca como son:

2012. Pokłosie de Władysław Pasikowski
2013. Drogówka de Wojciech Smarzowski
2013. Ida de Paweł Pawlikowski
2014. Bogowie de Łukasz Palkowski
2014. Pod Mocnym Aniołem de Wojciech Smarzowski
2015. 11 Minut de Jerzy Skolimowski
2016. Belfer (TV-Serie)de Łukasz Palkowski

Espero que os gusten.

El Rector dijo...

Gracias Max. Aunque en realidad, no estamos tan lejos en el análisis de la película, a la hora de reconocer sus pros y sus contras. Estoy bastante de acuerdo con todo lo que comentas, con la excepción de los números musicales, que a mi, lejos de que hagan avanzar la historia o no, me han gustado bastante en general (supongo que con el plus añadido jugando a mi favor, de ese particular toque polaco tan grotesco que me ha conquistado y que para mi, es algo novedoso).

Las diferencias sin dudas las encontraríamos en las sensaciones finales que el filme nos ha provocado. A mi en ningún momento se me ha hecho pesada (todo lo contrario) y pese a que no me parece una propuesta excesivamente graciosa, ese humor tan particular, tan extravagante, tiene un punto que atrapa... por no hablar de la estética, que es cierto que por sí sola no hace buena una película, peor ya sabes que es un apartado que bien cuidado, a mi me gana muchos puntos y por lo general, suelo claudicar con facilidad ante este tipo de cine que cuida tanto lo estético, aunque flojee "algo" en otros aspectos.

Le pegaré un repaso a esas recomendaciones tuyas a ver si alguna me hace tilín.

Saludos.

RONETTE PULASKI dijo...

Esa letra de Sirena Varada es casi un canto de sirena para mí, además de ese 6, que entiendo como interesante. Lástima que no soy en general fan de los musicales, que genialidades a parte, me suelen aburrir. La tengo pero me acabo de animar.

RONETTE PULASKI dijo...

*no me acabo de animar.

JuanCar dijo...

Anímate a ver "El fantasma del paraíso", para el que suscribe, la mejor película de la historia del cine.
Imposible desglosar en unas líneas las virtudes de esta obra maestra imperecedera por la que no pasan los años y que a día de hoy, parece todavía más moderna que el año de su estreno.

Lo peculiar de este gran musical, es que las canciones repartidas a lo largo del metraje, tienen una razón de ser, bien porque se trata de un concierto o de una prueba de voz etc. No es de esos musicales en los que los actores se ponen a cantar y a bailar para decir lo felices que son.

Se la recomiendo a todo amante del cine.

Saludos

Missterror dijo...

JuanCar- Con lo que me gustan los musicales y que aún no haya hincado el diente a "El Fantasma del Paraíso" tiene delito, pero espero el momento perfecto para hacerlo...
Ummmhhhh, la mejor película de la historia del cine!!! Fuera del género mi mejor película también es musical y lleva nombre de mujer "Hedwig and the angry inch", qué maravilla!!!! y "Cabaret" que me obsesiona desde que soy adolescente ;)

JuanCar dijo...

El momento perfecto es aquel en el que te sientas muuuuyyyy romántica ya que, ante todo, es una extraordinaria historia de amor.

De las dos que comentas, delito tengo yo también con Cabaret.
Y la otra, es posible que le dé una oportunidad, pero lo cierto es que tengo a Cameron Mitchell en la lista negra desde Shortbus, una película que me pareció demasiado pretenciosa.

Saludos

El Rector dijo...

Ronette, pues con tus precedentes, y pese a tu buen gusto musical, desde luego no sería yo el que te recomendase una película como "The Lure", en la que el tema musical, no es ni el único ni el más importante escoyo a salvar, jeje. Noquiero hacerle pasar un mal rato a nadie :)

Juancar, prometo ponerme con ella, aunque me va a costar encontrar ese momento de romanticismo desmedido necesario para ello. Mi idea del romanticismo es una espada desgarrando intestinos y demás lindeces...

Saludos.

JuanCar dijo...

Jajaja, bueno cada cual que disfrute del amor como mejor le convenga.
Absolutamente recomendable para cualquier estado de ánimo, de verdad. Además que es una película que no te cansas de ver. Prometo.

Por cierto, le tengo muchas ganas a esta "The Lure", pero todavía no he encontrado a nadie que me preste un copia en condiciones ;)

Ya os contaré.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, cualquier día de estos coincidimos en una carroza del orgullo :D

Apuntada. Mañana me paso por el videoclub a ver si la tienen libre... por cierto, "The Lure" se estrenó en redes ya hace bastante tiempo y a una calidad más que aceptable, así que no tienes excusa ;)

¿Cómo diantres se dirá varicocele en polaco?

Saludos.

JuanCar dijo...

Corrígeme estimado Rector, pero, ¿esas versiones de las que hablas; aparte de calidad que se que la tienen, llevan unos subtitulos hard imposibles de quitar?.

Dime que estoy equivocado y me la alquilo ahora mismo.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, ¿Subtítulos hard? No se muy bien a que te refieres... yo la vi con subs integrados. Aunque ahora que lo dices, no tengo muy claro si estaba subtitulada primero al inglés y luego al español encima. No lo descarto, pero tampoco te lo puedo asegurar. Será cuestión de arriesgarse, total, ¿Qué son 250 pesetas? :)

Saludos.

JuanCar dijo...

Efectivamente, tus dudas me lo confirman.
Hay páginas que te informan sobre el tipo de subtitulado. Cuando es Hardcoded, significa que está incrustado y no lo puedes quitar. Así que cuando pones los tuyos, se quedan encima de los otros y a veces te lías con alguna palabreja.

Cuando la película lleva consigo los subtitulos pero los puedes eliminar, se llaman Softcoded.
Sirva esto de ayuda para todos aquellos que no lo sepan.

Por eso te decía, que prefiero esperar un poquitin a otra versión de la película.
Así me ahorro las 250 pesetas y me compro un Frigodedo.

Saludos

El Rector dijo...

Juancar, pues te agradezco la info, ya que no tenía ni idea de este tipo de jerga subtitulera. Yo la verdad es que siempre suelo ver películas con los subtítulos ya integrados, soy demasiado perezoso como para ponerme a buscarlos por separado e integrarlos con mis propias manitas.

La verdad es que no me he encontrado con esta problemática excesivas veces, ya que solo suele ocurrir en películas digamos, exóticas. Quizás es porque tampoco soy gran consumidor de este tipo de cine.

Sí te diré que no es la primera vez que quito una película por no poder leer bien los subtítulos y con "The Lure", no tuve la tentación, así que igual no es tanto el problema, pese a que convivan ambos idiomas. Si mi memoria no fuese la de una ameba, podría darte algo más sólido. Aunque también te digo, que a estas alturas y con ese ejemplar corriendo por ahí, no se yo si habrá posibilidad de verla en otras condiciones. Tiempo al tiempo... dicen que de sirenas está el mar lleno.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.