lunes, 18 de septiembre de 2017

Crítica: What Happened to Monday?

Somos mucha peña, señores. Tanta, y tan poco consciente de que nuestros recursos, los recursos del planeta, son limitados, que estamos abocados al desastre. No es de extrañar, somos seres de naturaleza autodestructiva y no nos merecemos el planeta en el que habitamos, o al menos, lo que queda de él. No pasa nada. Igual solo son divagaciones sin sentido de un pesimista por naturaleza. ¿Qué sabré yo de fábulas para no dormir eyaculadas por macabros ecologistas conspiranoicos, cuando gente tan respetable, creíble e intelectual como aquel mítico primo de Rajoy o ese cheeto fachón con tupé que gobierna en la autoproclamada, con humildad, nación más grande del planeta y poco menos que cuna de la humanidad, negaron la mayor sobre el supuesto calentamiento global? ¿Merece subsistir un planeta gobernado por semejantes individuos? Evidentemente no y cuidado, que la culpa no es suya, sino de todos aquellos tarados que les han votado. Pero bueno, ese es otro debate. El caso es que se nos está vaciando la despensa y hay mucha barriga que alimentar. Todo un problemón y eso, que tan solo estamos a lunes.

Con lo que nos gustan los lunes... “What Happened to Monday?” (anteriormente conocida en su pueblo como “Seven Sisters”), es lo nuevo de uno de los mejores exponentes del cine fantástico venido desde las frías tierras del norte. Y es que el Noruego Tommy Wirkola se ha convertido en poco tiempo, en uno de los cineastas más queridos dentro del panorama fantástico actual. “Zombis Nazis” (“Dead Snow”, 2009) y su aun más divertida secuela “Zombis Nazis 2: Rojos vs Muertos” (“Dead Snow 2”, 2014), consiguieron ganarse el favor de los aficionados. Incluso su alocada aventura Hollywodiense con “Hansel y Gretel: Cazadores de Brujas” (Hansel & Gretel: Witch Hunters”, 2013), fue mucho más disfrutable de lo que podía parecer a priori. Por todo, lo nuevo de Wirkola estaba marcado con una gran X en mi calendario, pese a que hasta la fecha, Netflix, aun no había sabido tocar la tecla correcta en esto del largometraje, contando todos sus intentos de asomar la patita en el género, por estrepitosos fiascos.

Ahora sí, del binomio Netflix/Wirkola, nos llega “What Happened to Monday?”, thriller de ciencia ficción ambientado en un futuro distópico no tan lejano, en el cual se aborda todo aquello que os comentaba al principio. Los recursos del planeta se agotan y ya se sabe, situaciones desesperadas, requieren medidas desesperadas. En este caso, un control digamos, “severo” de la natalidad, para intentar mantener los pocos recursos de la tierra y poder asegurar así la supervivencia de la especie humana. No es nuevo. La natalidad, la magia de la vida, ha sido ya un verso recitado dentro del género, bien sea por la falta de ella, como nos narró (muy bien por cierto) Alfonso Cuarrón en “Hijos de los Hombres” (“Children of Men”, 2006), bien por exceso, véase por ejemplo otra de las grandes joyitas de la serie B como fuera “Fortaleza Infernal” (“Fortress”, Stuart Gordon, 1992).

“What Happened to Monday?” recupera lo mejor del thriller de ciencia ficción, siguiendo la estela marcada por grandes títulos recientes del género que dejaron huella como puedan ser “Minority Report” (Steven Spielberg, 2002) o “Paycheck” (John Woo, 2003), a medio camino entre las grandezas (o miserias) de la ciencia y el cine de acción para la que sin duda alguna es, una de las propuestas más originales de la temporada a la que hay que amar, entre otras cosas, por siete sencillas razones: Noomi Rapace. Y no, no soy de números y a algunos, puede que no os salgan las cuentas, pero es que la de Hudiksvall y sangre flamenca, lo vuelve a bordar. Esta vez, con siete veces más mérito del habitual. Que Rapace es una estrella de esto ya no lo puede dudar nadie. Además, tenemos la suerte de que suele frecuentar los mismos locales que nosotros, donde su aportación al género es ya meridiana y francamente destacable. Mucho ha llovido ya de aquella machorrona bisexual que penetraba no sin justicia y polla de goma en mano (o en cintura más bien) macabros anos y de paso, marcaba a toda una generación de jóvenes (y no tan jóvenes) féminas. Desde entonces, las apariciones de Rapace en el cine fantástico, siempre han sido un buen presagio y todo un sello de calidad. Grandes títulos como “Prometheus” (Ridley Scott, 2012) o “Rupture” (Steven Shainberg, 2016), son pruebas irrefutables.

En “What Happened to Monday?”, Rapace da vida ni más ni menos que a siete personajes distintos, siete hermanas gemelas para ser concretos, y lo hace a lo grande, dotando a cada una de ellas de personalidad propia. Es una delicia además, verlas interactuar juntas en pantalla, gracias no solo a la gran labor de la actriz, también a la fantástica dirección de Wirkola y el impecable trabajo realizado por el equipo de diseño técnico y efectos especiales, quienes hacen de la trampa y el cartón, una auténtica quimera para el ojo del espectador, incluso para aquel más caprichoso. El resultado es tan orgánico, fluido y creíble, que uno se olvida rápido de que está sentado en una cómoda butaca de teatro, disfrutando de un monólogo de la hispano/sueca.

Pero no quedan ahí las virtudes de la cinta. Wirkola empapela la habitación con el papel de un libreto notable que si bien está lejos de pretender alcanzar la profundidad de otras obras similares, consigue resultar lo suficientemente inteligente y bien narrado, como para picar al espectador y mantenerlo conectado a la historia hasta sus últimos compases, destacando el gran equilibrio logrado entre las partes más pausadas, apoyadas muchas veces en oportunos flashbacks que poco a poco, irán desgranando elementos fundamentales de la trama, a la hora de entender las motivaciones de los diferentes personajes, y las secuencias de acción, abundantes y muy bien rodadas, con algunas peleas absolutamente brillantes donde entre otras cosas se demuestra, el buen estado de forma de la pequeña (pero matona) Noomi.

No están solas. Las siete están muy bien acompañadas en un reparto de lujo junto a monstruos de la interpretación de ayer y hoy como Glenn Close, quien repite en el papel de supuesta salvadora de la patria (de la raza humana en este caso), como ya hiciera en “Melanie: The Girl With All the Gifts” (Colm McCarthy, 2016) o Willem Dafoe, quien a como siempre, le sobran fotogramas para dejar en evidencia lo muy por encima que está del resto de los mortales. Y por supuesto, sería de lo más injusto no destacar también a la jovencita Clara Read, quien compite en méritos con su alter ego adulto, en otra de las grandes interpretaciones que el filme nos depara.

Muy destacable también la ambientación de la obra, pese a que no estamos ante una cinta que explote en exceso su apartado visual, si consigue adentrarnos en ese futuro gris ceniza tirando a negro tan particular que la historia narra, con una puesta en escena que por momentos puede recordar a la citada película de Cuarrón e incluso a los “Doce Monos” de Terry Gillian. Puesta en escena muy bien secundada por la gran partitura compuesta para la ocasión por Christian Wibe, un habitual de las películas de Witkola que aquí firma su trabajo más elaborado y ambicioso, dotando a la cinta de grandes dosis de la tan necesaria épica de estos casos.

No tengo la menor duda de que estamos ante una de las mejores películas que podrán verse en el inminente festival de Sitges de este año y, por extensión, de una de las mejores películas del año, en especial, para aquellos que como yo, encuentren tan endiabladamente eróticos, este tipo de futuros distópicos. En especial, cuando atesoran una factura técnica y artística tan notable como lo hace la nueva cinta de Wirkola, quien aquí coloca una nueva piedra de la que con el tiempo será, por justicia, esa catedral a la que muchos peregrinaremos para rendir pleitesía a su santa figura. Un título apasionante de principio a fin, que parte de una muy interesante premisa y que lejos de desinflarse, engancha hasta el último suspiro. Quien sabe si el de una raza agonizante que muere lentamente haciendo caso omiso a los ilustrativos mensajes de advertencia contenidos en los paquetes de tabaco con los que se envenena cada día. Grande Witkola, grande Rapace y grande Netflix.

Lo mejor: Noomi Rapace, y siete veces Noomi Rapace.

Lo peor: Algunos detalles de la trama, están cogidos con pinza.


9 comentarios:

Patrick Bateman dijo...

Pues esta es una de las que me interesan en la programación del Festival, leyendo las virtudes que expones, le daremos prioridad. Ya sabemos que en el marco del Festival es imposible ver todo lo que uno quiere, siempre hay que sacrificar alguna película.

Saludos.

El Rector dijo...

Sr.Bateman, esta película sin duda merece encontrarle un hueco en la agenda, por densa que esta sea. Al menos el festival ha tenido la delicadeza de no programarla en una maratón a las tantas de la mañana, que ya es mucho.

No te la pierdas... una pena eso sí, que Netflix España (como siempre estanos a la cola de todo), no la tenga aun en su catálogo, a diferencia de en otros países.

Saludos.

Missterror dijo...

Menuda gozada ver a Noomi Rapace en versión septeto!! La verdad es que no tenía fichada "What Happened to Monday?" y mira tú por donde que ha resultado que te lo pasas pipa con ella.
Futuro distópico o no tanto (que se lo digan a China hasta hace un par de añitos...) y acción a raudales. Tensión bien hilada y aunque, como bien destacas hay resoluciones cogidas con pinzas, el guión cumple y el montaje es superlativo.
Sin duda es una de las películas que hay que tener presentes en el festival de Sitges. Yo no soy tan entusiasta como tú a la hora de calificarla como una de las mejores películas en lo que vamos de año pero claramente es un pelotazo. Creo que el primo de Rajoy se la ha apuntado en su agenda de pendiente y la verá este fin de semana después de comer y limpiarse el culete con los informes de Greenpeace en un alarde de coherencia. Si hubiera estado en Palomares, seguro que también se hubiera pegado un bañito con Fraga.

A ver todos este película!!

Saludos.

JuanCar dijo...

Estimado Rector,

Estaba esperando una reseña en condiciones de esta película, y después de leerte, me has convencido totalmente. Apuntada queda.

Decirte que, aunque considero a Wirkola un excelente director de cine de acción (si, si, de acción, sobre todo la segunda de los zombies nazis es un prodigio de montaje y ubicación espacial en lo que respecta a las extraordinarias secuencias de acción que tiene) tenía unas cuantas dudas acerca de esta última.
Pero gracias a ti, quedan despejadas.

Ya os contaré mi opinión.

Un abrazo

El Rector dijo...

Missterror, Para mi si es de lo mejorcito que he visto este año, sobretodo si hablamos en términos estrictamente de la ciencia ficción y el thriller, una combinación que me flipa y en el que por desgracia, no abundan los grandes títulos en estos últimos años, donde se ha estilado mucho más la ciencia ficción de corte existencialista, o directamente desde la óptica del gafapastismo.

Lo de todos estos políticos de los que hablamos, más bien habría que catalogarlos en el cine de terror de serie B... aunque algunos incluso, no pasarían de nivel The Asylum.

Juancar, Wirkola ya es un grande de esto. A mi ya me ganó con la primera "Dead Snow" y por supuesto con la secuela, terriblemente divertida.

Esta te encantará (espero y deseo), y si dicen que los gatos tienen siete vidas, ni te cuento las que tiene la Rapace.

Saludos.

Gsus dijo...

Espero que el Rector se equivoque en esta ocasión y que finalmente What Happened to Monday no sea una de las mejores películas del festival de Sitges. La verdad es que me resulta inexplicable la cantidad de elogios hechos a esta cinta.

Tal vez no le presté la atención necesaria o símplemente tenía la cabeza en otra cosa, pero lo cierto es que cuando esta película comenzó a definirse como una simple película de acción con aquellas persecuciones eternas e inverosímiles, con algunos detalles argumentales increíbles, etc. mi cabeza fue desconectándose totalmente de la historia, que acabó para mí sin pena ni gloria.

Ojo, que no digo que no haya buenas actuaciones o que este sea un producto de serie B en absoluto. Pero lo cierto es que no me parece sorprendente ni especial en ningún aspecto. Símplemente me resultó una de tantas. De las de ver y olvidar.

Por tanto mantengo mi esperanza de que el festival de Sitges nos deje muchos títulos muy superiores a esta película. De lo contrario, mal vamos.

Saludos y gracias por el blog.

El Rector dijo...

Gsus, ojalá me equivoque, porque eso querría decir que Sitges nos depara grandes películas este año... y así entre nosotros, te diré que estoy bastante convencido de ello, pese a la "guarrada" que nos han hecho con algunos de los títulos más esperados (al menos para servidor) como "Leatherface" o "El Peso del Agua".

Sobre "What Happened to Monday?", pues no, no coincidimos mucho, aunque no te falta razón en catalogarla como una película, en gran medida, de acción, enmarcada dentro del thriller futurista eso si. Yo soy muy pero que muy fan de este género y es cierto que se me gana muy fácil. La cinta de Wirkola no es una película de ciencia ficción profunda, ni siquiera es un thriller especialmente complejo, aunque opino que la trama está muy cuidada y tiene detalles muy originales.

A mi si es una película que me dejará cierta huella, sobretodo por el trabajo de Noomi Rapace (que es una actriz que cada día me gusta más) y el gran trabajo que hay detrás, para hacer creíble todo lo que la(s) rodea en la película. Y para colmo, muy entretenida, con grandes secuencias de acción y una puesta en escena notable, pese a no ser ninguna superproducción. Cierto, no es "Minority Report", pero oiga, tampoco hay tanta propuesta en este género últimamente como para ponerse exquisito :)

Confiemos eso sí, en que Sitges nos depare películas tan o más chulas que esta, y luego lo hablamos.

Saludos y gracias a ti por leernos.

espacio muerto dijo...

Estimados, de suerte en mi pais si esta disponible en netflix.

Como indican, la que se lleva todo el credito es Noomi, que siempre le he tenido fe, desde que la vi como Lisbeth Salander, aunque no siempre den la talla las producciones, me gusta su trabajo.

Las fallas del argumento, como bien dicen en los comentarios anteriores, son los que le quitan algo de gracia por momentos, pero de suerte no pero si se me quedo un "buen sabor de boca" para verla una tarde con piqueos.

Pasen Bien!

El Rector dijo...

Espacio Muerto, muy grande la Rapace, aunque como bien indicas, no siempre ha elegido bien sus trabajos (y así a grosso modo me vienen a la cabeza un par de petardos como la secuela de "Sherlock Holmes" o "Passion" de De Palma). Si me resultó al menos curioso, un thriller sobrenatural escandinavo titulado "Babycall", si bien era bastante previsible.

Sobre la película que nos ocupa, pues muy de acuerdo contigo. Un thriller ligero pero muy bien realizado que bien puede disfrutarse a cualquier hora del día. Mismo te apaña una tarde, que una velada nocturna en prime time.

Sobre Netflox, mi no entender porque no se unifica la parrilla a nivel mundial. Que en unos lugares puedan disfrutarse unas cosas y en otros otras, aparte de no tener sentido, me parece de lo más injusto. Y claro, como no podía ser de otra forma, mi estimado Espacio Muerto, en España siempre nos llevamos la peor parte.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.