Crítica: Predator (Shane Black, 2018) Crítica: Langosta (Yorgos Lanthimos, 2015) Crítica: Upgrade (Leigh Whannell, 2018) Crítica: La Monja (Corin Hardy, 2018) Crítica: The End? L´Inferno Fuori (Daniele Misischia, 2018)

jueves, 15 de marzo de 2018

Crítica: Stephanie

El idilio entra la productora Blumhouse y el cine de terror, va camino de convertirse en uno de los romances más longevos, apasionados y de paso, productivos, de cuantos nos haya dado el género en estos tiempos modernos. Pese a que muchos viven instalados en esa eterna depresión paralela a la realidad en lo que refiere a interpretar las constantes vitales del género de terror, de vuelta al mundo real, la gallina de los huevos de oro de Jason Blum sigue poniendo cine de muy buena calidad como si no hubiera un mañana, no ya solo rentable, también reconocido incluso, fuera de las propias fronteras del género, con la reciente y oscarizada “Déjame Salir” (“Get Out, Jordan Peele, 2017) como más fehaciente ejemplo de exitoso parto. Si el pasado año recibimos títulos tan sugerentes como “Insidious: la Última Llave” “Insidious: The Last Key”, Adam Robitel), “Feliz Día de Tu Muerte” (“Happy Death Day”, Christopher Landon), “The Belko Experiment” (Greg McLean) o “Múltiple” (“Split”, M. Night Shyamalan), Blumhouse nos tiene preparadas unas cuantas sorpresas más para este 2018.

Es cierto que no todo lo que reluce es oro y los amigos de Blumhouse no siempre dan con la tecla. Sería faltar a la verdad no hablar de sonados fiascos recientes como “Creep 2” (Patrick Bice) o “Amityville: El Despertar” (“Amityville: The Awakening”, Franck Khalfoun). Y no será la cinta que nos ocupa ni la que vaya a salvar el año de la productora (todo apunta a que ese mérito recaerá en manos de la esperada -o al menos muy publicitada- “Truth or Dare”) ni la que le quitará argumentos a los que recelan de la buena salud del terror actual. “Stephanie”, la nueva película de Akiva Goldsman, más conocido por sus labores como productor que por sus trabajos detrás de la cámara, tras pasar por varios festivales, no se estrenará finalmente en salas españolas, siendo editada directamente en formato doméstico (previsiblemente a primeros de Mayo). 


“Stephanie es una propuesta de marcado carácter bipolar, con dos partes muy diferenciadas que definen por sí solas lo mejor y lo peor de una película que intenta abarcar sin éxito más cosas de la cuenta.” 


Esto dice mucho sobre las pretensiones de un filme que por el contrario, parecía apuntar a metas algo más ambiciosas si tenemos en cuenta el gancho de su reparto principal, integrado por rostros reconocibles del género como son los de Frank Grillo (“Beyond Skyline”), Anna Torb (“Fringe”) y el joven talento emergente de Shree Crooks (“American Horror Story: Hotel”) y lo exportable que suelen ser cara al gran público, los terrores infantiles, más en este caso, con la talentosa y adorable muñequita de porcelana que es la srta. Crooks. 

“Stephanie” es una propuesta de marcado carácter bipolar, con dos partes muy diferenciadas que definen por sí solas lo mejor y lo peor de una película que intenta abarcar sin éxito más cosas de la cuenta, cogiendo elementos de diferentes géneros ya vistos en otros títulos y metiéndolos todos en la coctelera a ver que pasa. Esto es una primera parte en la cual salen a relucir sus mejores virtudes, explotando las dos grandes bazas del filme. Por un lado la figura de la pequeña Shree Crooks, dueña absoluta y punto neurálgico de todo lo que acontece, dando buena muestra de sus grandes aptitudes para la interpretación, lo cual le da para meterse al público en el bolsillo en apenas un par de simpáticas secuencias escritas por Ben Collins y Luke Piotrowski, quienes ya habían trabajado juntos anteriormente en “Siren” (Gregg Bishop, 2016) y “Super Dark Times” (Kevin Phillips, 2017). 


“la oportuna partitura de Nathan Whitehead, ayuda mucho a reconocer esa atmósfera de cuento siniestro con la que el filme juega al despiste” 


El otro punto fuerte de la cinta en esta primera mitad es el escenario, una gran casa americana aparentemente vacía que funciona a modo de potenciador del sabor de su pequeña inquilina, en unos primeros compases del filme que recuerdan, por su fuerte conexión y relación simbiótica entre personaje y escenario, a una versión infantilizada de “La Casa del Diablo” (“The House of the Devil”, Ti West, 2009), cambiando la suciedad de la cinta de West, por el cristalino y aséptico filtro comercial de Blumhouse. 

En estos primeros compases, la oportuna partitura de Nathan Whitehead, ayuda mucho a reconocer esa atmósfera de cuento siniestro con la que el filme juega al despiste, omitiendo dar más detalles de la cuenta al espectador, para generar una intriga que le atrapa mientras a esta le dura la gasolina, ocaso que comienza en el mismo instante en el que entran en escena los otros dos protagonistas de la historia, los padres de la pequeña Stephanie. Es aquí donde un filme que parecía conducir por la senda correcta, da un fuerte volantazo y se sale de la carretera para tirar campo a través y comenzar a meter en la ecuación elementos demasiado dispares como para su posterior resolución, alejándose de ese terror psicológico tan bien manejado hasta el momento, para apostar por la ciencia ficción de serie B y volver a poner sobre la mesa esa serie de dilemas morales varios, en este caso, de corte “Abrahamaicos” que tanto gustan al cine USA. 


“Frank Grillo nos muestra una faceta suya poco habitual, demostrando además una fuerte química con su pequeña compañera de reparto” 


Por supuesto, está segunda mitad está repleta de referencias a hitos del terror y el fantástico (que me guardo en la chistera para no revelar más de la cuenta) las cuales “Stephanie” prostituye sin sonrojarse en ningún momento mientras Frank Grillo nos muestra una faceta suya poco habitual, demostrando además una fuerte química con su pequeña compañera de reparto, lo que les vale para generar una empatía con el espectador, que entiendo es uno de los grandes activos de este segundo tramo de etapa mientras se juega a aquello de poli bueno, poli malo, las ambigüedades y los dilemas bíblicos. 

Mucho más resultón el suspense de su primera mitad, con una brillante Shree Crooks y claras reminiscencias a los miedos infantiles, que la ciencia ficción de segunda división y su sucesión de “homenajes” al género y moralinas de saldo de una segunda mitad que en ese intento de conjugar drama y fantástico, va perdiendo interés a medida que descubre sus cartas y que, con todo, da para una velada entretenida, para alguna que otra secuencia vistosa y sobretodo, para dejar entrever el gran potencial de su pequeña protagonista, a la cual, seguramente, nos vamos a hartar de ver en el futuro. 

Lo mejor: Shree Crooks.

Lo peor: Va de más a menos y en el brusco cambio de registro, dejará a muchos por el camino.


12 comentarios:

Missterror dijo...

Frank Grillo otra vez en Nido de Cuervos!!! Empiezo a pensar en él como nuestro segundo muso, el primero es Edward Furlong, por supuesto.
Vi "Stephanie" en el pasado festival de Sitges y si te digo la verdad no recuerdo muy bien el motivo por el cual no me gustó demasiado la propuesta, pero sí recuerdo perfectamente haber pensado al salir que a duras penas daba para un aprobado y que si rascabas un poco, ni eso. Supongo que tuvo mucho que ver esa segunda parte que mencionas donde todo se volvía bastante incoherente y precipitado. La primera parte con esa niña tan pequeña e indefensa sola en casa me gustó bastante, juega mucho con la psicología del espectador y se lo lleva a su terreno.Lástima que luego todo se vaya al traste (y eso que estaba Frank Grillo!!!)
La pequeña Shree Crooks se come la pantalla y Grillo, pues como siempre, con sus cánticos de sireno. Por cierto, la mami es Anna Torv, nuestra querida profesora Wendy Carr de "Mindhunter".
La verdad es que no me quedaron muchas ganas de volver a verla y a lo mejor en un segundo visionado ganaría, pero por el momento, considero que es una película del montón de Blumhouse.
Por cierto, mi instinto me dice que "Truth or dare" va a ser un fiasco importante, pero ahí estaremos a muerte con "Halloween" :) Y enlazo mi pensamiento de "Halloween" con Rob Zombie y la erótica noticia del rodaje de "3 from Hell" y no puedo dejar de sonreír de manera nerviosa.

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror ,el problema de la segunda mitad es que nos suena demasiado a otras películas y toda la atmósfera que se genera en el primer tramo de filme, se queda en papel mojado. Y es raro, viniendo de Blumhouse, que la película acabe yendo por donde va y de la manera en que va, cuando precisamente, si algo caracteriza a las películas de esta productora es su capacidad por sacar buenos resultados de historias sencillas y sin necesidad de mucho artificio.

Anna Torv es una pequeña eminencia de la ciencia ficción gracias a "Fringe", serie de culto dentro del género. Pero también lo hace muy bien en "Mindhunter", otra serie a seguir dentro de lo suyo. Aquí le toca hacer de poli malo y bueno, bastante a la sombra de Crooks y Grillo.

La nueva "Halloween" de Blumhouse o una nueva entrega de los renegados de Zombie... no se cual de las dos me produce más pereza, jeje.

Saludos.

Missterror dijo...

Espero que esto último sea producto del cansancio del viernes noche o de un gripazo de caballo porque si no, estás expulsado del nido!!!

El Rector dijo...

Missterror, para nada, muy meditado por mi parte. Y no tengo nada contra el cine de Rob Zombie, todo lo contrario, pero todo ese royo suyo de los psicópatas, personalmente, ya me cansa. Ojalá en el futuro se anime con cosas nuevas, algo en plan "The Lords of Salem" y deje de repetirse.

Sobre la nueva entrega de "Halloween", pues un poco lo mismo... más, viendo la "calidad" de las últimas entregas de una saga que a mi juicio, ya no tiene nada más que ofrecer :(

Saludos.

Missterror dijo...

Rob Zombie es un semidios para mi, de todos es sabido y puede que yo no sea la persona más objetiva del mundo, pero ¿a quién en su sano juicio no le entusiasma volver a ver a los Firefly? Yo quiero que Rob Zombie haga película siempre, del estilo que sea, todo es bienvenido, pero vamos me muero por ese cine que te aburre de psicópatas y que tan grande me parece a mi.
Respecto al nuevo "Halloween", vuelve Jamie Lee Curtis y sólo por ver qué puede pasar, yo firmo ya con sangre.

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror, a mi la verdad es que no mucho... Zombie si por algo se caracterizó en su momento, es por un cine bastante transgresor y personal y a día de hoy, repasando su filmografía, aquello de "reinventarse o morir", le viene peligrosamente, como anillo al dedo. ¿Más psicópatas de circo? Gracias, pero no, gracias.

Jamie Lee Curtis ya volvió en "H20" y bueno, tampoco salió la cosa para tirar cohetes. Lo único que justificaría una nueva secuela de "Halloween", sería que se cerrase el círculo, es decir, que Carpenter se pusiera detrás de las cámaras. Cualquier otra cosa, un sacacuartos más abocado a la mediocridad, por mucho que Blumhouse esté de por medio. La veré, por supuesto, pero cero expectativas.

Saludos.

Anónimo dijo...

Donde puedo verla?

El Rector dijo...

Anónimo, como comento en la crítica, la película será editada a primeros de Mayo.

Saludos.

Anónimo dijo...

esta bien la peli... aun que algo original si comparas al que se esta filmando ultimamente. Un buen argumento, la actuacion de la niña s bastante natural. La historia es algo similar a una pelicula basada en las historias de Estephen King.

El Rector dijo...

Anónimo, yo la originalidad no se la termino de ver por ninguna parte, de hecho coge un poco de aquí y bastante de allá, aunque el resultado final si me parece lo suficientemente entretenido como para dedicarle hora y media. Sin duda, su pequeña protagonista es de largo lo mejor de un filme que como comentas, si podría tener ese puntito del imaginario King, al menos, en algunos pasajes.

Saludos.

Alekaram dijo...

Muy buenas noches rector!
Debo comentar que está critica me animó a ver la película, y pese a un reparto casi coral, y a una interpretación correcta de cada uno de los personajes (mención especial a la pequeña Crooks) la cinta me pareció aburrida, no tanto como para quitarme el insomnio pero si lo suficiente como para divagar a ratos en la pantalla de mi teléfono. Una cinta que recuerda en ciertas cosas al pueblo de los malditos, los chicos del maíz y que podría funcionar decentemente como una precuela de xmen, algo como "origins jean gray", muchas gracias por subir la crítica, se que somos muchos los que gracias a esa labor de ustedes le encontramos un ánimo maravilloso a nuestros ratos cinéfilos

El Rector dijo...

Alekaram, y por todo ello, me parece mucho más interesante la primera mitad, donde sí se consiguen generar esa atmósfera e intriga que atrapan al espectador... la segunda parte de la película ya nos aboca a todo eso que comentas y no cabe duda de que el interés decae mucho, ya que la historia, llegados a ese punto y cogiendo entre otras, todas esas influencias que comentas, hacen del desarrollo algo demasiado genérico como para destacar. No obstante, creo que en líneas generales, consigue aguantar (mejor o peor) el tipo hasta el final.

Gracias a ti por leernos y comentar.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.