Crítica: Dragged Across Concrete (S. Craig Zahler, 2018) Crítica: Await Further Instructions (Johnny Kevorkian, 2018) Crítica: Luciferina (Gonzalo Calzada, 2018) Crítica: Muere, Monstruo, Muere (Alejandro Fadel, 2018) Crítica: La Noche de Halloween (David Gordon Green, 2018)

miércoles, 25 de abril de 2018

Crítica: Ready Player One

Mantengamos la cabeza fría. Evitemos que el corazón nos lata con la misma fuerza que el de Parzival al acercarse a Art3mis. Intentemos evitar que la ola de nostalgia en la que últimamente estamos envueltos nos nuble el juicio y hablemos así con tranquilidad de la por ahora última película de Steven Spielberg y de la novela en la que se basa, escrita por Ernest Cline y publicada en el año 2011. Dejemos la mente en blanco y adentrémonos en nuestro particular Oasis…

‘Ready Player One’ que supuso el debut literario de Ernest Cline y se alzó con el Alex Award y el Prometheus Award, es una novela que se lee bien, que engancha por su narración fácil y amena pero sobre todo por la gran complicidad que se establece con el lector gracias a todo tipo de referencias a ‘videojuegos, clásicos, novelas de ciencia ficción y fantasía, comics y cultura pop de los años ochenta’. ‘Ready Player One’ es indudablemente una obra que va de mas a menos y que tras sus primeros capítulos acaba contando las aventuras de Parzival y sus ‘amigos’ con el piloto automático, lo que convierte a la novela de Cline en una obra que dejando de lado todas sus referencias y guiños no acaba de pasar de discreta. Dos años mas tarde en el 2013, James Dashner autor de ‘El corredor del Laberinto’ siguió su estela y publicó ‘El juego infinito’, primera de las novelas que forman parte de la saga de ‘La doctrina de la inmortalidad’ y en la que el lector podrá encontrar ciertos (muchos) paralelismos con la obra de Cline, cintas como ‘Surrogates’ de Jonathan Mostow y cortometrajes como ‘Pixel Theory: La caja de Pandora’ de Daniel Hernández Torrado o ‘Uncanny Valley’ de Federico Heller (Algunas de estas obras son posteriores a la de Dashner pero resulta inevitable no citarlas).


“Sería imposible entender el cine de los años ochenta sin la figura de Steven Spielberg”


Sería imposible entender el cine de los años ochenta sin la figura de Steven Spielberg (Afirmación que podemos extender al cine en general. Podrán gustar o no las películas de Spielberg pero su legado es incuestionable) por lo que sin duda el director parecía la persona mas indicada para plasmar en imágenes la historia de Cline. ‘Ready Player One’ es todo aquello que podemos esperar de una película de aventuras de Spielberg que no sea ‘Indiana Jones y el reino de la Calavera de Cristal’ (Hay cientos de referencias tanto en la novela como en la película, algunas de ellas tras ver la película o leer la novela resultan hilarantes o emocionantes.

En el saco de los momentos hilarantes podemos destacar el comentario acerca de la saga de Indiana Jones que hay en la novela: ‘Halliday había comentado en una ocasión que había decidido fingir que las demás películas de Indiana Jones desde El reino de la Calavera de Cristal en adelante, no existían. Yo, en líneas generales coincidía con él’. Espero que en los extras del DVD salgan las imágenes del primer encuentro entre Spielberg y Cline que debió ser tan emocionante como cuando George Lucas se encontró con Simon Pegg, actor que entra de lleno en el saco de las referencias emocionantes. Tras ver la insistencia de Hache por hacer una maratón de ‘Spaced’ es realmente bonito ver que se ha reservado un pequeño papel para Pegg en la película): Una cinta para disfrutar pero no exenta de esas escenas no aptas para diabéticos que tienen muchas de las películas del director (Aunque para mi, en esta película fue algo de bastante fácil digestión y eso a pesar del gran peso que Karen ‘Kira’ Underwood tiene en la película así como de ciertas recreaciones de la vida de Halliday).


“la película ha dejado fuera muchas de las frases llenas de carga crítica contra el sistema establecido y que en muchos momentos de la novela parecen metidas con calzador”


Y hay que reconocerlo, a pesar de la duración de la cinta, la película se va hasta las dos horas y veinte minutos (Dos horas y diez sin los créditos finales) esta se pasa en un suspiro y consigue entretener al espectador gracias a escenas absolutamente memorables. La recreación de cierta película es sin duda alguna soberbia, uno de esos momentos que por si solo justifican el visionado de ‘Ready Player One’. Si el Parzival de la novela tenía que jugar a ‘Juegos de Guerra’ o ‘Los Caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores’, Cline, Penn y Spielberg consiguen llevar esta idea a una nueva dimensión. ¿Qué de que película se trata? Mejor descubrirlo viendo ‘Ready Player One’.

Tras la muerte de James Halliday creador de Oasis, ‘ambicionso juego online que permitía la participación de muchísimos jugadores a la vez y que, gradualmente, había evolucionado hasta convertirse en la realidad virtual en la red mas visitada a diario, tanto para hacer negocios como para comunicarse y divertirse’, se difundirá un mensaje en el que este reconoce que ha escondido un ‘Huevo de Pascua’, ‘un objeto oculto en un juego que confiere poderes especiales a quién lo descubre’ según palabras del propio Halliday. La primera persona que lo encuentre, heredará su participación en Gregarious Games (Empresa encargada de Oasis) y tendrá el control absoluto de su creación, es decir de Oasis. Para ello, será necesario superar tres desafíos que otorgaran a los participantes o gunters (Termino que deriva de Egg Hunters) tres llaves que serán necesarias para dar con el paradero de tan preciado tesoro. Como no puede ser de otra manera, no solo diferentes gunters y clanes querrán hacerse con el huevo sino que también lo harán grandes corporaciones como IOI, donde el malvado Nolan Sorrento, interpretado por Ben Mendelsohn que parece hacer un papel muy parecido al de Aidan Gillen en ‘El corredor del laberinto: La cura mortal’ se encargará de dar con el paradero del huevo a cualquier precio, cueste lo que cueste…

En su salto a la gran pantalla, Oasis se ha convertido en un lugar de ensueño donde a ningún espectador le cuesta pensar que Wade Watts se pasa todo el tiempo posible, en el lugar idílico creado por una persona con una total incapacidad para relacionarse con las personas y no ese sitio donde ‘Si querías ir a algún lugar más interesante debías pagar la tarifa de teletransportación, que costaba bastante dinero’ y que obliga al Watts de la novela a estar prácticamente todo el tiempo, al menos inicialmente, en el planeta Ludus ‘donde se situaban todas las escuelas públicas’ y están prohibidos los combates (¿No es muy seductor el lugar, verdad?) De la misma manera ‘Ready player one’ la película ha dejado fuera muchas de las frases llenas de carga crítica contra el sistema establecido y que en muchos momentos de la novela parecen metidas con calzador (‘Aquellos lacayos desalmados, vendidos a su empresa’, ‘Los participantes eran estrellas de la televisión que, con voz alegre, vomitaban propaganda de la empresa’) para hacer de Sorrento y la empresa para la que trabaja unos malvados que parecen seguir la línea marcada por los Fratelli y todos esos acreedores que acosaban a los protagonistas de ‘Los Goonies’ y a sus familias… Porque seamos sinceros, Halliday tiene mucho de Willy el Tuerto. A pesar de que gran parte de la película transcurre en Oasis, lugar donde los protagonistas utilizan sus avatares, el espectador no tendrá esa sensación de artificialidad que transmitían los primeros minutos de ‘Valerian y la ciudad de los mil planetas’ de Luc Besson, algo que personalmente agradezco y mucho.


“Spielberg se encarga de hacer de su película un autentico espectáculo para que el espectador sienta que está en una especie de parque de atracciones”


Spielberg se encarga de hacer de su película un autentico espectáculo para que el espectador sienta que está en una especie de parque de atracciones donde las imágenes (Sirva de ejemplo la apabullante fuerza visual de la carrera con la que casi da comienzo la película) y las constantes referencias a otras películas y videojuegos le deslumbre e hipnotice (Hay tantas que se podría estar hablando de ellas sin parar. Algunas resultan realmente difíciles de ver como ese ataque de unos Gremlins a uno de los sixers, avatar de los trabajadores de IOI) lo que ha llevado a muchos a criticar a ‘Ready Player One’ porque tras el llamativo envoltorio, tras la casi constante sucesión de personajes míticos de películas, series y videojuegos, no hay nada que no se haya visto antes.

La historia en si misma no ofrece nada nuevo, otra vez estamos ante un grupo de adolescentes que de alguna manera se enfrentan al orden establecido, a una gran corporación… pero Spielberg no es Francis Lawrence, no es Wes Ball ni tampoco Neil Burger y por supuesto la concepción que tiene este del cine espectáculo difiere radicalmente de la de estos. A pesar de los grandes cambios que ha sufrido la novela en su salto a la gran pantalla y que sin duda han mejorado a la obra original, es una lastima que el azar y la suerte jueguen demasiado a favor de los protagonistas lo que hace que muchos espectadores sientan que algunas escenas, algunos momentos están demasiado forzados para hacer avanzar a la historia…


“no dejamos de estar otra vez ante otra película que de tapadillo nos cuela una loa al sueño americano”


Tye Sheridan al que vimos en la muy entretenida ‘Scouts Guide to the zombie Apocalypse’ da vida con bastante solvencia al protagonista, y lo mismo podemos decir de Ben Medelsohn (Os recomiendo ver ‘Starred up’ de David Mackenzie). I-Rok, al que interpreta T.J ‘Pied Pier’ Miller nos deja un hilarante personaje que ha ganado mucho peso con respecto a la novela y es desde luego uno de los grandes aciertos de la película (De igual manera no ver como el protagonista intenta hacer la partida perfecta en el Pac-Man, superar el record en Tempest o jugar a Joust, ya que estos momentos podrían llegar a aburrir hasta al mas entregado de los espectadores). Pero sobre todo destacan Oliva Cooke actriz que a pesar del tropezón que supuso ‘Ouija’ en su carrera, nos ha dejado siempre grandes actuaciones como las de ‘Me, Earl and the dying girl’ o ‘The Signal’. Su Art3mis si que tiene ese halo que la hace especial, algo que aunque Cline intenta plasmar en su novela no acaba por ser del todo creíble, y Mark Raylance que consigue que su James Halliday transmita una ternura que traspasa la pantalla.

De verdad, hayáis leído o no la novela, acercaros al ‘Ready Player one’ de Spielberg con la intención de pasar un muy buen rato. Dejad de lado que la estructura de la historia e incluso la historia en si misma ya la hemos visto antes, dejad de lado el exceso de azúcar que hay en algunos de los fotogramas, que la banda sonora aún con grandes temas podía haber estado mucho mejor (¿De verdad no suena ‘Take on me’ de A-ha o yo no lo escuché?) o que no dejamos de estar otra vez ante otra película que de tapadillo nos cuela una loa al sueño americano. Id al cine y disfrutad como cuanto teníamos diez años y nuestros padres no llevaban a ver alguna película. Para eso está hecho este ‘Ready Player One’ y desde luego para mí con todos sus fallos y aciertos, cumple con creces.

Lo mejor: La carrera inicial. La recreación de cierta película.

Lo peor: El azar. La saturación que produce oír hablar de Kira.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta no es una película para todo el mundo realmente.

Soy Gamer de la vieja escuela (tengo 43 años y juego desde niño) y aunque tengo familia y un negocio propio, sigo jugando. Para comprender la cinta y sobretodo para que te guste realmente, tienes que haber vivido el mundo virtual, o al menos conocer algo de la cultura Gamer.

8/10. Personalmente me encantó, pero como dije, no es completamente "disfrutable" para todo público. Es mas bien de Nicho.

Jesús Haro dijo...

Hay películas de cine que nos dicen que vivamos la vida real. "La realidad es lo único real" dice Halliday o Holiday, creador de un sandbox que homenajea el cine, la televisión, la música, los cómics o los videojuegos del pasado siglo XX. Ejemplos: Street Fighter, Mario, GoldenEye, A-Ha, Jason, Freddy Krueger, Batman, Batwoman, Marvel, Star Wars, Mortal Kombat, Duran Duran, Michael Jackson, Godzilla, El Gigante de Hierro, Gundam, Regreso al Futuro (sale el coche y el nombre del director del film), Cristal Oscuro, Tron, King Kong, Jurassic Park, Alien, Harley Quinn o El Resplandor.

Tenemos un adolescente que vive en un Estados Unidos adicto a Oasis, el videojuego del fallecido Halliday y unos herederos de la empresa que quieren esclavizar a sus clientes. Algo así como si McDonalds nos volviera adictos al azúcar hasta el punto de tener que trabajar para esta cadena de comida rápida a cambio de sus conocidas hamburguesas y así controlar la sociedad y por inde el mundo.

En la vida real, hay la llamada Comunidad Gamer (la rebelión de la peli) que critica las cajas botin y los micropagos de EA o Ubisoft, así como la obligatoriedad de algunos videojuegos de tener Internet si quieres poderlos jugar.

Este tema va más allá. Más que adicción, que también, la peli nos recuerda la dependencia que tenemos con respecto a la electricidad y en general a las energías como el petroleo. Cada vez que ponemos una peli o encendemos el movil, la TV o la videoconsola le damos dinero a las eléctricas, que son una de las principales empresas que controlan nuestro país. Podemos hacer mucho sin electricidad, pero eso no interesa. Nuestros hábitos modernos nos han vuelto en ocasiones adictos a la electricidad, como los yonkis del móvil (los selfies, las redes sociales, los blogs, etc). Es una realidad. Si lo tienes controlado, no tiene porque ser malo, pero intenta esta una semana sin televisión. A ver que pasa.

Pasamos demasiado tiempo viendo películas. Demasiado tiempo viviendo a través de la TV. Jugando al futbol irreal, simulado en un videojuego, cuando podemos salir a la calle y jugar con el balón. Hay muchos ciudadanos que así lo hacen.

Esta peli es divertida en sus escenas de acción, repite lo mismo de siempre (incluso hay escenas que recuerdan a Los Goonies y pelis semejantes) y al final se convierte en una perdida de tiempo, porque te repite lo que no quieres oir: has pagado por ilusión. Las personas queremos realidad.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.