Crítica: The Farm (Hans Stjernswärd, 2018) Crítica: El Pacto (David Victori, 2018) Crítica: Heavy Trip (Juuso Laatio, Jukka Vidgren, 2018) Crítica: 13 Cámaras (Victor Zarcoff, 2015) Crítica: Anon (Andrew Niccol, 2018)

jueves, 29 de noviembre de 2018

Crítica: Cube

Seis personas encerradas en habitaciones cuadradas, no tienen idea de cómo han llegado hasta allí, no saben por qué están ahí, no se conocen entre ellos, una serie de trampas mortales les están esperando y sólo cooperar puede ayudarles. No, no estoy hablando de SAW, que, aunque os parezca raro (y que me perdone mi dios Wan), la idea ya estaba pillada y poco hay nuevo bajo el Sol, aunque en su día sí que lo había y su nombre era “Cube”. “Miedo, paranoia, sospecha, desesperación…” Esto es lo que ponía en los carteles promocionales de la película. Y cumplió con lo prometido.


“hay quienes la odian, o la tachan de aburrida, o de sin sentido. En lo último les tengo que dar la razón, pero sólo en eso”


A simple vista la trama, como ya se ha avanzado, es simple. Unos desconocidos se despiertan en una habitación en forma de cubo que a su vez está conectada con otros cubos por cada uno de sus lados. No tienen ninguna respuesta y parece que la única opción posible es la ir avanzando por los cubos con la esperanza de encontrar la salida. Pronto quedarán al descubierto los caracteres de todos los integrantes del grupo, los cuales, les pueden llevar a complementarse o a destruirse.

Maurice Dean como Quentin. Policía con tendencia a la violencia y complejo de líder. Nicole Boer como Leaven. Una joven estudiante de matemáticas, prototipo de friki pitagórica cuyas relaciones personales son nulas elevadas a la máxima potencia. Nicky Guadagni como Holloway. Una médica estereotipo de solterona obsesionada con las conspiraciones. David Hewlett como Worth. Uno de los personajes más atractivos, puesto que es el único que posee cierta información acerca del cubo. Wayne Robson como Rennes. Un delincuente famoso por haberse fugado de numerosas prisiones. Andrew Miller como Kazan. Un chico autista que tendrá más importancia de la que parece. Como asociación al actual cautiverio de los protagonistas, tenemos el guiño de que todos sus nombres se corresponden a nombres de prisiones que tienen mucho que ver con sus respectivos caracteres.


“La trama, aparentemente sencilla, se “complica” a medida que se acumulan las preguntas y no llegan las respuestas”


Otro dato curioso es que Hewlett era amigo de del director Vicenzo Natali en el instituto. Juntos, más el resto del equipo, crearon en el año 1997 esta obra tan amada y odiada. Sí, hay quienes la odian, o la tachan de aburrida, o de sin sentido. En lo último les tengo que dar la razón, pero sólo en eso. No hay un porqué para lo que pasa en la película. No hay giros inesperados y no esperéis un final que os haga suspirar de alivio.

En el cubo no hay nada de eso y, precisamente, por eso esta cinta es tan tremenda. La trama, aparentemente sencilla, se “complica” a medida que se acumulan las preguntas y no llegan las respuestas. Si bien es cierto que Natali hizo un corto que explicaba todo el sentido de El Cubo, él mismo se encargó de hacer desaparecer las copias. Más tarde llegarían las siguientes entregas, “Cube 2: Hypercube” (2002) y “Cube Zero” (2004) Ambas secuela y precuela de la original, trataban de alumbrar el camino con una serie de explicaciones que a mí, personalmente, nunca me han llenado lo más mínimo. Así que obviaré el contenido de estas cintas para centrarme en la que nos ocupa.

Ópera prima de Vicenzo Natali, llevada a cabo con un presupuesto modesto de menos de medio millón de dólares. La cinta pasó sin pena ni gloria por muchas salas de cine, pero, el boca a boca hizo efecto y la película en su paso por el vídeo se convirtió en cine de culto. El reducido presupuesto se debió en parte gracias a los escasos gastos de montaje. La mayor parte se grabó cámara en mano y un solo cubo se usó para toda la película. El efecto de los distintos cubos se lograba cambiando los paneles de colores de las paredes. Bueno, bonito y barato.


“Muchas son también, las teorías acerca de lo que el cubo representa. Se puede asumir que el cubo es la vida. Todos partimos de cero, sin saber qué nos espera o con quienes hemos de compartir el camino”


En cuanto a los colores de las habitaciones, muchas son las teorías. El cubo inicial del que parten, de color blanco, se dice que está asociado a la mente en blanco de los participantes, a la neutralidad del inicio. Posteriormente, y según la experiencia de los protagonistas, asociaremos el naranja a las trampas, el verde a que algo raro les va a pasar, el azul a lo seguro… O, todo lo contrario, porque en el cubo no hay patrones a seguir.

Muchas son también, las teorías acerca de lo que el cubo representa. Se puede asumir que el cubo es la vida. Todos partimos de cero, sin saber qué nos espera o con quienes hemos de compartir el camino. No tenemos ni idea de cuándo va a llegar nuestro fin, ni sabemos qué obstáculos vamos a encontrarnos, aunque esto, al final, como en la película, es lo que menos importa. Tenemos demasiadas preguntas sin respuestas y demasiadas incertidumbres diarias como para ocuparnos de las trampas o como para darles más importancia. Otra teoría asume que los protagonistas son el cubo. Seis personas, seis caras distintas del cubo. Las más simplistas asocian los caracteres estereotipados a que la película es una metáfora de la sociedad en la que vivimos.

Esta última, aunque simple, es muy acertada. Da igual si viste la película en 1997, hoy, o dentro de diez años. El Cubo no tiene edad. Estamos ante una ciencia ficción totalmente atemporal. No importa cuando la veas, a qué edad la veas, o cuántas veces la veas. Nunca va a dejar de sorprenderte. Al cabo de los años y tras tantos visionados de la película, no puedo evitar el verme cada vez más identificada con sus protagonistas. Te despiertas por las mañanas en tu habitación, un cubo. Vas al baño a ducharte, un cubo. Vas a tu trabajo, en un colegio, un taller, un hospital, una oficina… De cubo a cubo y tiro porque me toca, pero la pregunta es ¿cómo ganamos la partida? Lo siento, pero al igual que para dar sentido a lo acontecido en la película, no tengo respuesta.


19 comentarios:

Spupydo dijo...

La mire hace muy poco por primera vez y despues de tener ganas de hacerlo hace muchos años. Pero fue recien hace unos meses que por fin la pude encontrar en dvd. Dicho esto debo decir que me lleve una de las decepciones mas grandes de mi vida porque la pelicula no me dejo nada mas que indiferencia. Ni miedo ni paranoia ni desesperacion ni sospecha ni nada solo total indiferencia. No es una mala pelicula pero para ser una pelicula de culto, clasico y bla bla bla esperaba mucho mas no solo un par de muertes resultonas (sin exagerar tampoco) y total y absoluta indiferencia. Esa es la palabra clave indiferencia. Por esto es que todavia no he visto la segunda (que tambien consegui)que encima no es muy buena y muy inferior a la primera segun dicen. Quizas la termine mirando en lo sucesivo y al no esperar nada me termine dejando un mejor sabor de boca que la primera.

El Rector dijo...

Yo concuerdo 100% con Riatha. Para mi es un peliculón tremendo, uno de los grandes WTF! que nos ha dejado el género y que tantos años después, sigue resultando igual de divertida y fascinante que el primer día. Cuando ruedas una ópera prima de este calibre, luego es complicado lidiar con las expectativas y eso es algo que le ha pesado y mucho a Natali en su carrera, repleta de interesantes películas (a mi "Splice" me gustó mucho) pero siempre a la sombra de "Cube".

Gran ejemplo de como hacer algo muy grande a partir de una idea sencilla. Mención aparte para los excelentes efectos especiales.

Junto con la "Saw" original, la mejor película de este subgénero de "gente atrapada sin conocer la razón en habitáculos cerrados".

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Una maravilla de película de un director que ha tenido una carrera excesivamente irregular. 'cube' sabe sacar el máximo provecho al espacio y la situación y una premisa tan arriesgada como esta, acaba por resultar tremendamente entretenida y claustrofobica..

Lastima su Haunter que no aportó nada a un género demasiado manoseado y que parece que lo apartó de la dirección de largometrajes para la gran pantalla...De su filmgrafía, ademas de 'cube' me quedo con ese Slipe que tiene un toque muy Cronenberg y que también me fascinó..

'Cube' grandisima película que debería ser vista por todos los amantes del género

Un Saludo!

Donnie

Jesús Haro dijo...

Agobiante. Asfixiante. Cumple pero no la recomiendo.

Riatha dijo...

Spupydo y Godofredo rudel, queda claro que es una película que, o se "odia", o se "ama". Y aunque yo soy de las segundas, sí que conozco a muchos que la califican de "Indiferente", ¡aunque no entiendo cómo! De todas formas, Spupydo, te animo a ver la segunda entrega. A una mala, pierdes un rato de vida, a una buena, te gusta más que la primera.
En cuanto a lo que dices, El Rector, totalmente de acuerdo en que con SAW, son las reinas del género. Lo que me preocupa es lo que este está dando de sí.
Muchas gracias Donnie Darko por tu opinión y por tu mención al resto de obras, creo que de obligado visionado todas.
Jesús Haro ¡necesito que te expliques! no me puedes decir que te resulta agobiante pero que no la recomiendas, ¡si es su objetivo! Cuéntame más.

Jesús Haro dijo...

No la recomiendo porque es muy agobiante y por eso cumple como peli de terror.

Void dijo...

Me considero un afortunado por haber podido disfrutar de esta maravilla en la pantalla grande del cine.
Cuando salimos, con ese blanco cegador tatuado en las retinas, no podíamos dejar de hablar del cubo, de su significado y del desarrollo de todos y cada uno de los personajes.
Sin duda, una de esas películas que sorprenden, enganchan y enamoran.

Anónimo dijo...

peliculón, compañeros.
redondita, como es cypher, híbrido de spider, de cronenberg y la carne nueva, y demonlover, como dijo y no dijo el señor darko -pero tendrán descendencia.

hermoso blog,
blog generoso,
un abrazo

f

Anónimo dijo...

tan buena que soporta sus secuelas, las deja crecer y arruinarse, o permanecer. la versión fílmica de una sinécdoque, cada parte y por la otra.
no el todo, debí decir.
saludos

f

Riatha dijo...

Jesus Haro, ¿qué te puedo decir?, me gusta lo agobiante.
Void, eres un afortunado, ciertamente, y me caes mal por ello :P ¿A qué conclusión llegasteis con el significado del cubo?
Anónimo, gracias por tu entrada. En cuanto a mi opinión sobre sus secuelas, a la segunda parte sí creo que se la a dejado crecer. La precuela, eso es otro tema.

Josue Pilares dijo...

Excelente reseña de una excelente película, hace muchos años la vi, y aún recuerdo esos análisis que revoloteaban en mi cabeza y que tan bien los has plasmado, felicitaciones, la metáfora y el simbolismo de esta obra es impresionante, y creo que ha muchos no les gustará por eso mismo.
De mis favoritas
Me gustaría leer un reseña tuya de Triangle de Smith.
Saludos

Anónimo dijo...

de acuerdo, riatha, en la trilogía pueden contarse personajes sacados de die hard, o de cualquier policial ochentoso. el hombre negro iracundo, en cube. una sopa de gente que no halló al profesor xavier a tiempo.
por cube zero irrumpen desde abu ghraib, y concuerdo en clasificarla fuera del canon.
disculpa que no te agradecí el texto crítico que tanto disfruté, y comparto-
abrazo,
f

Jesús Haro dijo...

Te recomiendo Observer. Un videojuego tan agobiante como esta peli. Una historia de cyberpunk bastante interesante q recuerda los juegos de pc de los 90.

Riatha dijo...

Gracias por tu comentario, Josue Pilares. Una de las cosas que más me gusta de vuestros comentarios es que siempre aprendo algo nuevo. No conozco "Triangle de Smith", pero ya está en la lista. ¡Gracias!
Anónimo, gracias a ti por compartir tus puntos de vista, ante una obra así, da gusto ver las distintas opiniones.
Jesús Haro, ¡gracias por la recomendación! a ver si doy con el juego, siendo de los 90 a saber en qué formato anda.

RONETTE PULASKI dijo...

Cube es una película genial, la vi hace tantos años que no la tengo muy fresca, la verdad, pero aún así recuerdo el final, un auténtico WTF que invita a la reflexión. No conozco a nadie que no la haya valorado como lo que realmente es, una película de culto, por lo que me sorprende cualquier crítica negativa. Como curiosidad decir que ni recordaba que tenía secuelas. Sobre Vicenzo Nagali, en mi opinión centró su carrera en la series con bastante más éxito que en los largometrajes.

Unknown dijo...

ver las tres partes es elemental para comprender la historia .UNA OBRA MAESTRA

Riatha dijo...

Bueno Ronette, el que una película haya entrado en la categoría de "película de culto", no va a ir acompañado de que guste a todo el mundo. De hecho, tiene muchas malas críticas que coinciden casi siempre en lo mismo. Para mí, perfecta no es, pero sí me parece única e imprescindible dentro del género. Te animo a hacer una buena maratón y así refrescas las secuelas.
En cuanto a estas, si creo, Unknown, que viene bien verlas en cuanto a lo que a cerrar el círculo se refiere, pero no me parecen imprescindibles para entender el Cubo. Máxime, cuando creo que su magia es tal precisamente por no entenderlo.

Donnie Darko dijo...

soy muy antisecuelas de 'Cube'. Personalmente me encanta cuando se juega con el espectador y no se entra en demasiadas expliaciones algo que creo que es de lo que pecan las secuelas ademas de que creo que están muy lejos de la calidad de la primera..

Por mucho éxito que Natali tenga dirigiendo series de televisión y a pesar de la decepción que supuso su último largometraje, espero volver a disfrutar pronto de él en pantalla grande..

Un Saludo!

donnie

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.