Crítica: Diablero (varios, 2018) Crítica: Patient Zero (Stefan Ruzowitzky, 2018) Crítica: Lucero (Norberto Ramos del Val, 2015) Crítica: One Cut of the Dead (Shin'ichirô Ueda, 2018) Crítica: Tideland (Terry Gilliam, 2005)

jueves, 10 de enero de 2019

Crítica: Down a Dark Hall

Todos los años hay una decepción y este año me toca mencionar al bueno de Rodrigo Cortés como director que no consigue cumplir con las expectativas levantadas por su nueva película. Si el año pasado fue para mí una decepción “A Cure for Wellness” de Gore Verbinski, muy bien hecha, pero con mucho menos trasfondo del que cabría esperar, en el 2018 el fracaso es “Down a Dark Hall”. Técnicamente está bien hecha, pero carece de interés por su poca profundidad y su nula trascendencia. Si a ello sumamos un argumento bastante tocado ya en el cine, que no aporta novedad, y una falta de garra bastante evidente, el resultado nos lleva irremediablemente a una película bastante previsible. Es justo mencionar la buena trayectoria que llevaba hasta la fecha Rodrigo Cortés, sus tres largometrajes hasta la fecha son notables, “Concursante”, 2007, “Buried”, 2010, “Red Lights”, 2012, y de ahí que las expectativas, como no podría ser de otra manera, fuesen altas ante su último estreno.


“Blackwood, transmite una de las peores percepciones que puede transmitir una película, el estar dirigida por encargo”


El argumento de la película es el de cinco chicas, un tanto problemáticas, que son obligadas por sus familias a entrar en Blackwood, un internado gestionado por la enigmática Madame Duret. La institución, caracterizada por su omnipresente oscuridad, tiene como objetivo explorar el talento oculto de sus alumnas a través de unos métodos nada convencionales.

Basada en la homónima novela de Lois Duncan, escrita en el 1974, el argumento toca asuntos que podrían ser interesantes quizá en los 70, pero que hoy en día se quedan lejos de impresionar. Lois Duncan es una escritora conocida, sobre todo, por haber escrito la novela “I Know What You Did Last Summer”, que tanto juego dio en el cine de los años noventa con Jennifer Love Hewitt y Sarah Michelle Gellar como protagonistas. Ésta es la segunda vez que Rodrigo Cortés dirige una historia no escrita por él y en ambos casos el guionista invitado fue Chris Sparling, la primera colaboración entre ellos fue su más que meritoria “Buried”. Como curiosidad mencionar que Sparling también firma la última película de Daniel Calparsoro, “El Aviso”.

La película empieza bien, filmada con gusto y con muy buen ritmo, pero las buenas expectativas solo duran hasta que empiezan los títulos de crédito iniciales. De forma muy previsible se empiezan a intuir los acontecimientos que tienen lugar en el internado, y también quedan expuestas ciertas lagunas en el guion que no acaban de ser despejadas a lo largo de toda la película. “Down a Dark Hall”, que en España la han titulado con el nombre de “Blackwood”, transmite una de las peores percepciones que puede transmitir una película, el estar dirigida por encargo, y la principal sensación in crescendo que aporta es el aburrimiento.


“No acabo de ver esa obra diferente que el director quería hacer, porque sinceramente me parece una película más”


La trama pronto nos empieza a mostrar que las chicas tienen unos talentos muy especiales y desconocidos, con algún elemento común entre ellas. Paralelamente todas ellas sufren insólitos sueños, comportamientos extraños y lagunas de memoria. La delgada línea que separa la realidad y las visiones se va haciendo cada vez más tenue, momento en que las chicas empiezan a intuir el propósito por el que fueron reclutadas por tan bizarra institución. La desesperación se apodera de ellas cuando se dan cuenta que han entrado en un camino sin vuelta atrás.

He leído algunas entrevistas a Rodrigo Cortés para entender por qué aceptó dirigir esta película, y como razón principal el director mantiene que se trata de una cinta sobre la adolescencia entendida como tránsito hacia algo oscuro, en el que todo da miedo y donde hay muchas preguntas y muy pocas respuestas. Dice que la película le ha permitido retratar la adolescencia como época en la que decidimos qué queremos ser. “He recibido una libertad absoluta para poder desarrollar mi mirada. Dije que no quería hacer un filme de sustos y con portazos. Ni la historia gótica que hemos visto mil veces. Sí, en cambio, reflexionar sobre el precio del talento y la genialidad, y sobre el arte, que es una fuerza transformadora para bien y para mal”. 

Leyendo estas palabras de Rodrigo Cortés y viendo el resultado de la película me entran dudas de que realmente haya tenido la libertad necesaria para llevar a cabo lo que él imaginaba. No acabo de ver esa obra diferente que el director quería hacer, porque sinceramente me parece una película más, con muchas características tan presentes en cualquier película de misterio para adolescentes.


“La reflexión de Cortés sobre la adolescencia, sobre la manipulación, sobre la relación entre la locura y el arte, o sobre lo difícil y duro que es dar con el talento individual, no llega a buen puerto”


La poca consistencia de algunos personajes, como la mayoría de los profesores, el romance introducido de una forma forzada que acentúa aún más el cariz comercial de la película (que nos deja una entrañable escena de ambos tocando el piano que ni levanta, ni salva la película), y las múltiples preguntas sin respuesta que nos deja la película, no hacen más que mostrar la derrota de un producto fallido.

Con todo, la película tiene sus cosas buenas, como la fotografía de Jarin Blaschke, director de fotografía de “The Witch”, 2015, que le da a la película una estética gótica que tiene mucho de Edgar Allan Poe. También tiene algunas actuaciones convincentes, además de contar con la presencia siempre agradable de Uma Thurman, “Pulp Fiction”, 1994. Las actrices que más destacan son AnnaSophia Robb, conocida por sus interpretaciones en películas como “The Way Way Back”, 2013, o “Bridge to Terabithia”, 2007, y Noah Silver, “Last Knights”, 2015. Del resto de alumnas, mención para las incipientes actrices Isabelle Fuhrman, “The Orphan”, 2009, y Taylor Russell, por ser las que más personalidad tienen. Poco o nada más a destacar, ya que los interpretes de los profesores del internado no tienen ningún carisma y, es más, diría que con alguna que otra mueca algunos personajes rozan el ridículo.

La reflexión de Rodrigo Cortés sobre la adolescencia, sobre la manipulación, sobre la relación entre la locura y el arte, o sobre lo difícil y duro que es dar con el talento individual, no llega a buen puerto. Al final de la película, unas letras grandes nos informan que “Down a Dark Hall” fue producida por Stephenie Meyer, escritora de la saga “Twilight”. En ese momento comienzo a tener algunas de las respuestas a tantas preguntas, ahora al menos ya me imagino de donde viene ese toque tan comercial que desprende la película.

Lo mejor: Técnicamente bien hecha, con destaque especial para la fotografía.

Lo peor: Una película muy comercial, que se come la personalidad del director.


12 comentarios:

El Rector dijo...

Terrible debe de ser la novela original si tenemos en cuenta el resultado de la película... tratándose de un director como Cortés, que si algo ha demostrado hasta la fecha, ha sido personalidad y el saber sacarle punta a ideas en apariencia, bastante sencillas, para terminar ofreciendo experiencias de notable profundidad.

Todo esto brilla por su ausencia en "Blackwood", de hecho, hablaría de todo lo contrario, una historia a priori con muchas posibilidades, que termina derivando en un relato simplón y sin el menor interés, pese a la notable producción y el elenco de cromos.

Para hacer esto, mejor hubiese apostado el director por el típico cuento gótico de terror, del que dice quería desmarcarse. Me uno a tu percepción, Ronette. Una GRAN decepción. Y oiga usted, generoso ese cinco que le has "regalado".

RONETTE PULASKI dijo...

Sin duda Rector, soy consciente de que he hecho un gran alarde de generosidad con ese 5. Espero que este sea un patinazo aislado en la carrera de Rodrigo Cortés, ya que me parece un director con bastante talento, muy cuidadoso con la fotografía. Espero que la próxima vez lleve a cabo un proyecto más personal, pues lo peor que le podría pasar es convertirse en un director demasiado comercial. PS. No quise hacer spoilers, pero además de intrascendente, en la película hay todo un desarrollo final que no se sostiene por ninguna parte… Abrazos!

godofredo rudel dijo...

No me parece. Ni comercial ni intrascendente, simplón ?. Los comentarios quísas ,

Adios.

Donnie Darko dijo...

Rector, si terrible es la novela original, habría que preguntarse que llevó a Cortes a dirigir su adaptación al cine. ¿Es una obra de encargo o este llegó a pensar que seria capaz de mejorar el original? Sea cual sea el motivo, esta es una película que muestra que el cine de Cortes va claramente de mas a menos. Salvando las mas que obvias comparaciones, si Carpenter nos dejó 'Encerrada', Cortes nos ha dejado este 'Down a dark hall'..

Ronette, si..si.. me parece muy generoso ese cinco. No se si al final Cortes va a ser el nuevo Juan CArlos Fresnadillo, cuyo cine prometía mucho y se quedó en nada.. habrá que ver si esto es un desliz o un pasito mas en su declive..

Un Saludo!

Donnie

victor dijo...

Desde que vi el trailer, las ganas de verla ha sido cero. Estos ton films tan pulcros y limpios suelen ser una castacha de las gordas.
Un saludo

RONETTE PULASKI dijo...

Victor, reconozco que a mí también me tuvo mala pinta desde el inicio...
Donnie, esa comparación con Fresnadillo me
parece muy acertada. Al final es fácil sucumbir ante un buen “puñado de dolares” que diría Leone.
Abrazos!

Tracy Kong dijo...

A mi me gustò, teniendo muy en cuenta que por alguna razòn (el trailer del film, la propia premisa, que seamos espectadores ya curtidos, ... no sè) mis expectativas eran mucho menores de lo que la entusiasta promociòn pretendìa al parecer. Y realmente muy pocos nombres propios son garantìa total y permanente de casi nada en el cine.

Tracy Kong dijo...

Por cierto, ideal por trama (con sus enormes diferencias) para ver junto con la tambièn actual, irregular e internacional MUSA.

Donnie Darko dijo...

Tracy, yo tenia esperanza.. Cortes siempre me ha parecido un tío sensato aunque creo que aveces va un poco de sobrado (Recuero el pequeño enganchon que tuvimos por twitter acerca de si 'La visita' era un found footage o un mockumentary) y sus cintas me parecen en lineas generales muy interesantes sobre todo 'Concursante' pero para mi gusto con su ultima cinta ha patinado.. igual que creo que ha debido patinar Balagueró con Musa, película que no he visto porque todos mis amigos con los que comparto gusto la han puesto a caer de un burro.. Otro director que prometia mucho y se está quedando en nada.. que pena..

Un Saludo!

Donnie

Missterror dijo...

Yo no puedo hablar de decepción porque eso, muy a mi pesar ya me ocurrió con "Red lights" y me da rabia porque creo que Cortés tiene mucho talento, pero no entiendo muy bien qué ha pasado en esta película y la poca personalidad que refleja. Bueno, supongo que el encargo del que habláis todos es claro y lo poco atractivo que le suponía el reto a Rodrigo hizo el resto.
Lo que sí me deja perpleja es leer esa declaración a la que haces referencia, Ronette. Supongo que son frases hechas que todos los directores llevan a las entrevistas porque justamente lo que ha ocurrido es lo contrario a esa respuesta.
Yo voy a romper una lanza por "Musa" de Balagueró, que ni de lejos es tan mala como se ha comentado y otra por Juan Carlos Fresnadillo, patinó con "Intruders" pero por lo demás, su filmografía está más que correcta. Veremos que ocurre este año con "The Sword in the stone".

Saludos.

Donnie Darko dijo...

MissTerror, 'Red lights' la verdad es que tampoco es que sea gran cosa.. como digo creo que la filmografía de Cortes va de mas a menos.. pero aun así esperaba bastante mas de esta película..

De Fresnadillo no me gustó nada de nada Intruders, pero Intacto y 28 semanas despues me parecen dos joyas y en el caso de la segunda me parece superior a la original. ¿Al final se va a rodar The Sword in the stone? Lo pregunto porque a Fresnadillo le casi le podrían dar un premio por todos los proyectos en lo que ha sonado su nombre y desgraciadamente por un motivo u otro no se han llegado a rodar...

Un Saludo!

Donnie

RONETTE PULASKI dijo...

Tracy, en mi opinión no hay por dónde cogerla, desde ningún ángulo. Plana y comercial, aunque se vea la mano de Cortés y una buena producción detrás. MUSA es una de las películas que me quedaron pendientes hace un par de años. La recomiendas? En su momento leí la crítica de Missterror.
Missterror, de acuerdo contigo en todo lo que comentas sobre Down a Dark Hall. No tanto en lo que se refiere a Red Lights, que a mí me gustó bastante. Me pareció una película muy entretenida. Te diré incluso que en su momento me sorprendió para bien.
Donnie, a mí también me encantó 28 Weeks Later, por lo que se refiere a Intruders, la borré de mi cabeza inmediatamente, por suerte.
Abrazos,

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.