jueves, 28 de febrero de 2019

Crítica: The Girl in the Spider´s Web

“The Girl in the Spider’s Web”, estrenada a finales del 2018, es la última película de Fede Álvarez tras su exitosa “Don’t Breathe” (2016). En España han rebautizado esta cuarta parte de la saga Millennium con el título, nada sugerente, “Lo que no te Mata te Hace más Fuerte”, que no hace más que confirmar el poco talento existente para traducir títulos. Lo que sí hay que reconocer es que esta película levanta cierta expectación por dos motivos: uno, por ver lo que haría el director después de haber tocado el cielo con la mencionada “No Respires”; y dos, por ser la primera adaptación de una novela del universo Millennium no escrita por Stieg Larsson.

Personalmente soy muy fan de la trilogía escrita por Larsson, tanto de las tres novelas, como de las adaptaciones al cine realizadas hasta la fecha. Las tres películas suecas de Niels Arden Oplev, dirigidas en el año 2009, me parecen muy fieles a todo lo que transmite la novela. Hay que reconocer que la trilogía Millennium, junto con Los Casos del Departamento Q, es un punto álgido en lo que se refiere al thriller nórdico y de lo mejorcito que se pudo ver en su momento como exponente del neo noir europeo (a lo que hay que sumar las novelas de Mankell, Asa Larsson o Jo Nesbo). Por su parte, la película de David Fincher con la que se reinicia la saga (“The Girl with the Dragon Tattoo”, 2011), es una película que considero buenísima, ya que consigue lo más difícil: mantener la tensión, pese a que nos sepamos la historia de memoria. Yo fui a verla al cine como un remake y salí del cine como si hubiera visto esa historia por primera vez. Ambos directores, Niels Arden Oplev y Fincher, coinciden en un mismo punto muy positivo: supieron sacar lo mejor de sus dos personajes  e intérpretes principales, de esta forma, tanto Noomi Rapace y Michael Nyqvist, como Rooney Mara y Daniel Craig, forman parejas con química y carisma.


“El guion en sí está bien construido sobre la trama de un programa nuclear llamado Firewal, pero no deja ser una suma de todo lo que ya hemos visto mil veces en el cine”


Años después de la prematura muerte de Stieg Larsson en el 2004, el escritor David Lagercrantz retomó la inacabada cuarta parte de Millennium a petición de la familia de Larsson (una parte de la familia con la que, por cierto, no se hablaba desde hacía años), y “The Girl in the Spider’s Web” está basada en el resultado de dicha obra. La protagonista absoluta de esta película es Lisbeth Salander, siendo éste uno de los puntos que más podría interesar a los seguidores de Millennium, ya que profundiza en el pasado del personaje estrella de la franquicia. La película comienza precisamente contándonos un poco sobre los orígenes de su familia, intimidada bajo la omnipresencia de un padre abusador y vinculado a la mafia rusa.

De vuelta al presente, la película nos sitúa alrededor de las vidas paralelas que llevan tanto Lisbeth Salander como Mikael Blomkvist en Estocolmo. Es curioso ver a Salander dedicando su vida a defender a mujeres maltratadas con el mismo espíritu vengativo que Batman, con la coincidencia de que el motivo que mueve a ambos personajes es su atormentado pasado. A partir de este punto, para ser más exactos a partir del robo de un programa nuclear, “Millennium 4” se mueve dentro del típico guion de película de acción, no exenta de escenas inverosímiles. Solo faltaba tener al actor Liam Neeson para que la película fuese todavía más predecible, aunque intuyo que este actor solo participa en películas si en el título aparece la palabra venganza.


“Intuyo que esta película será el origen de una nueva saga, enfocada en la acción y en Lisbeth al 100%”


El guion en sí está bien construido sobre la trama de un programa nuclear llamado Firewal, de los mafiosos del clan Spider y de la NSA (The National Security Agency), pero no deja ser una suma de todo lo que ya hemos visto mil veces en el cine. Es decir, que es una película de acción completa, con todos sus ingredientes (carreras de coches y motos, bombas, tiroteos, amenazas nucleares, rusos y agentes de inteligencia americanos), pero que carece de algo que la haga diferente, no deja de ser una más entre las ya conocidas: Bourne, 007 y Misión imposible.

Además, en su trasfondo la historia está bastante alejada de las anteriores, desde mi punto de vista noto que se pierden muchos de los elementos turbios y perturbadores que había en la trilogía de Larsson, que hasta coqueteaba con el torture porn y otras perversiones. Este distanciamiento del género más oscuro para mí personalmente es decepcionante, pero reconozco que abre nuevas posibilidades para un personaje del carisma de Salander en el cine. Estaban faltando personajes reconocibles femeninos en el cine de acción comercial, y que mejor que uno tan enigmático como el suyo. Intuyo que esta película será el origen de una nueva saga, enfocada en la acción y en Lisbeth al 100%. Por suerte, alguna escena la distancia del cine más comercial, como la del tipo que se quita la cara, pero nunca llega a alejarse de ciertos clichés y de una constante sensación de estar ante un guion predecible. Hasta tenemos a un niño superdotado al estilo de la serie “Numbers”.


“Lo que sí consigue la película es crear una atmósfera compatible con la historia, a lo que ayuda tanto su fotografía como las buenas composiciones de Roque Baños”


Entre lo mejor de la película está la actuación de Claire Foy (“Unsane”, 2018), que está muy convincente pese a lo difícil del desafío. El hecho que las dos actrices anteriores, Rooney Mara y Noomi Rapace, hayan salido muy bien paradas después de interpretar a Salander dejaba el listón muy alto para Foy, que aunque yo me incline en mis preferencias por las anteriores actrices, reconozco que su interpretación es muy meritoria. También la actuación de Sylvia Hoeks, en un papel muy similar al que le vimos en “Blade Runner 2049”, es convincente en su papel de villana fría como el hielo. Completan el buen elenco femenino, Synnøve Macody Lund (“Headhunters”, 2011), y Vicky Krieps ("Phanton Thread”, 2017), esta última actriz en un rol muy secundario. 

En el otro lado de la balanza tenemos a un Mikael Blomkvist interpretado por Sverrir Gudnason ("Borg & McEnroe”, 2017), de forma muy poco carismática. Comparado con los otros dos actores que interpretaron al periodista (Michael Nyqvist y Daniel Craig), pierde mucho y se convierte en uno de los puntos débiles de la película. Tampoco otros actores reconocibles como  Claes Bang ("The square”, 2017) o Stephen Merchant (Logan, 2017), destacan en un elenco en el que los mejores personajes son los femeninos.

A los aficionados al cine de terror, o al menos a guiones con más misterio y con un mayor grado de perturbación, esta película nos sabe a poco. Aun aportando cosas sobre el origen de Salander, lo cual ya de por sí es interesante, no es  del todo suficiente. Lo que sí consigue la película es crear una atmósfera compatible con la historia, a lo que ayuda tanto su fotografía como las buenas composiciones de Roque Baños. Técnicamente es irreprochable.

Lo mejor: Los personajes femeninos, la ambientación y su notable calidad técnica.

Lo peor: Los personajes masculinos y una historia que se aleja del universo creado por Stieg Larsson, que era más complejo, comprometido y perturbado. Queda reducida a una película de acción, entretenida, pero bastante predecible.


13 comentarios:

Jesús Haro dijo...

Peli de suspense entretenida inferior a la versión americana de la primera parte.

Donnie Darko dijo...

Hola Ronette

A mi esta película me dejó muy frío. Esperaba mucho mas de Alvarez. Es cierto que la cinta es técnicamente irreprochable pero exceptuando ciertas partes de la misma donde si que parece percibir 'el toque' del director, la película me parece que es otra de esas cintas que es una copia de una copia..

Con todo creo que 'The girl with the spider's web' es una cinta que se ve bien, que te hace pasar un buen rato si no eres muy exigente pero de un director como Alvarez hay que pedir mucho mas.. De las tres películas que este ha dirigido hasta ahora me parece la mas floja y con diferencia.. esperemos que sea solo un pequeño desliz..

Un Saludo!

Donnie

RONETTE PULASKI dijo...

Hola Jesús, completamente de acuerdo contigo, es más o menos entretenida, pero no llega al nivel de ninguna de sus antecesoras.
Donnie, muy de acuerdo también en lo que comentas, la película tiene un nivel técnico indiscutible, pero no deja de ser un refrito de de todo lo ya que ya hemos visto en el cine de acción. Yo también me esperaba más de Fede Álvarez, pero quizá el problema esté en la historia, más que en la dirección. En cualquier caso, creo que el director debería de haber conseguido imprimir más su personalidad en el resultado final.
Un abrazo a los dos!

El Rector dijo...

Vaya, no había leído aun nada sobre la película y me he quedado un poco "chof" al leer tu análisis, Ronette. Soy muy fan de las películas anteriores, la de Fincher (y eso que no me entusiasma su cine precisamente) me parece una auténtica pasada y para colmo, de la mano de Álvarez que hasta la fecha, nos ha regalado auténticos peliculones (con un controvertido remake de por medio que le cerró el pico a más de uno, yo incluido). Ganazas de ver lo que nos deparaba esta nueva aventura de la Salander… pero claro, si le quitas el trasfondo oscuro y lo reduces todo al cine de acción, miedo me da... pero bueno, creo que la emiten pronto por televisión, así que saldré de dudas. Espero no coincidir con la crítica ;)

Saludos.

RONETTE PULASKI dijo...

No lo dudes Rector, vas a coincidir conmigo, por muy bien hecha que esté, se pasa al cine de acción, ya verás... jejeje

Anónimo dijo...

de acuerdo con la crítica de ronette; una bond catichica sin 40 años que la sustenten. resulta obsoleta y hace como si no lo supiera. secuencia numérica que se autodestruirá- lo único destacable es el escudo de peñarol en la oficina del hombre que se desprendió de su nariz.
peñarol, peñarol
abrazo,

f

Anónimo dijo...

No llegué a los 5 minutos de pelicula, cuando conté media docena de clichés lo dejé y me dedique a la nueva true detective, otro fiasco. Saludos. Adrián.
Liam Nilson? :)

El Rector dijo...

Adrián, Liam "Nilson" Neeson, jaja! Editado :)

Saludos.

Donnie Darko dijo...

Ronette, coincido en que creo que el problema esta mas en la historia que en otra cosa. No hay gran cosa sobre la que rascar en esta película. A medio camino entre Bond y Bourne sin llegar a emular a ninguno de los dos. Otro niño con capacidades especiales como en Mercury Rising (Al rojo vivo) que sin ser una maravilla me entretuvo mas que esta o mejor dicho, me decepcionó menos.. Personajes típicos y rutinarios como el que interpreta LaKeith Stanfield y otros como el de Sylvia Hoeks a los que se les podía haber sacado mucho mas juego.. Me quedo con ese momento de plastico negro, sin aire.. momentazo..

Un Saludo!

Donnie

RONETTE PULASKI dijo...

Hola F, pues se me pasó el detalle del Peñarol, aunque esa escena tiene tela, como para despistarse.
Adrian, si no te estaba gustando, menos mal que dejaste de verla a los 5 minutos, porque dentro de todo el inicio es lo mejor, después empeora.
“Nilson”, de dónde habré sacado ese mote?! ��
Rector, gracias por la corrección!
Donnie, eso mismo, creo que todos los personajes que desfilan por “The girl in the Spider’s web” ya los hemos visto varias veces en otras tantas películas. Lo de las bolsas negras es muy Salander, capaz de sobrevivir a cualquier cosa. Es como una superheroína.
Saludos!

Anónimo dijo...

Me anoto los casos del departamento q, no los conocia. Saludos. Adrián.

RONETTE PULASKI dijo...

Hola Adrián, sí, los Casos del Departamento Q son las películas: Misericordia (2013), Profanación (2014), Redención (2016) y Expediente 64 (2018), que todavía la tengo pendiente. Están basadas en las novelas de Jussi Adler-Olsen. Si te gustan ese tipo de historias de investigaciones frías y sobrías, estas películas danesas son muy disfrutables. Un abrazo

El Rector dijo...

Ronette, pues sí, la verdad es que coincido contigo al 100%. Poco que ver con la trilogía original (y remake). Podríamos hablar aquí de una versión mainstream del fenómeno, una propuesta mucho más accesible y enfocada al cine de acción que se aleja de los intríngulis y que por supuesto, omite por completo ese punto malsano del resto de adaptaciones. Lo cual no quita, que estemos ante una película de acción muy entretenida, obvia y facilona, pero con una prota carismática (si bien la pondría a la cola del resto de Lisbeths), una buena factura técnica, buena banda sonora y buenas secuencias de acción, que entiendo que es de lo que se trataba, además de sacarle partido a ese bonito tatuaje.

Por cierto, al Blomkvist de pacotilla podrían habérselo ahorrado. Igualito que el Craig :)

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.