jueves, 22 de diciembre de 2011

Crítica: Acero Puro

Seguro que todo el mundo recuerda ‘Rocky’ (‘Rocky’, John G. Avildsen, 1976), aquella película que le quitó el Oscar a la inigualable ‘Taxi Driver’ (‘Taxi Driver’, Martin Scorsese, 1976), pues bien, ‘Acero Puro’ es más o menos igual, pero cambiando hombres (Rocky) por robots (Atom).

Basada en una historia corta del escritor y maestro de la ciencia ficción Richard Matheson (escribió una marabunta de obras entre las que se encuentra la famosísima y mítica ‘I Am Legend’ –de lectura obligatoria para cualquier amante de los vampiros-), la película dirigida por Shawn Levy –director de temible currículum- es básicamente una copia más o menos buena de la imprescindible película protagonizada por Sylvester Stallone.

Si en aquélla el cuerpo de Rocky parecía de acero, en ésta, Atom es literalmente de acero. El protagonista robot no pertenece a la digamos clase A (esto es boxeadores), sino que pertenece más bien a otro tipo de robots, es sparring, es decir, está diseñado para entrenar a otros robots y recibir golpes de éstos. Supuestamente no aguantaría ni un solo round.

Pero he aquí que Atom cuenta con la inestimable ayuda de un humano y antiguo aspirante al título que se quedó a las puertas de ganar el combate de su vida (sí, como Rocky); y éste es nada menos que Hugh Jackman, demostrando una vez más (y van...) que es un actorazo inmenso y uno de los tipos con más carisma del Sistema Solar.

La película cumple con creces su cometido, que es básicamente entretener y hacer disfrutar a los más jóvenes (y a los que no somos tan jóvenes).

Cuenta con todos y cada uno de los ingredientes que debe albergar una cinta de estas características, así pues, tenemos: historia de superación personal (aunque es el robot el que lucha en el ring, en realidad es Hugh Jackman el que debe luchar, luchar contra las adversidades que tan gentilmente la vida ofrece).

Tenemos también historia de amor padre-hijo, historia de amor hombre-mujer (solo hay un par de besitos muy castos, -sí sí, que es una producción Dreamworks para toda la familia-), historia de antiguos rivales y rencillas no tan antiguas, humor tontorrón (sin llegar a lo molesto, ¡gracias!) y unos combates espectaculares y brutales.

No marcará un antes y un después, pero ‘Acero Puro’ no llega a ofender como sí lo hacen otras propuestas de similares características, y es más, incluso tiene momentos muy logrados (todos y cada uno de los combates).

Los robots son alucinantes y los combates impresionantes.

Si tuviera hijos, sin duda alguna los llevaría a verla, como no los tengo, pues me voy solo a verla (bueno, en realidad fui con la novia).

Una buena opción para pasar una tarde de lo más amena y entretenida.

Lo que más me ha gustado: los robots y los combates. Y bueno, Hugh Jackman.

Lo que menos me ha gustado: es obvio, al ser una producción destinada al gran público y, en especial a los más jóvenes, la película contiene unos cuantos elementos indignos. Pero bueno, uno sabe a lo que va y no es cuestión de quejarse de obviedades.

6 comentarios:

Darkotica dijo...

Mira que siento debilidad por todas las pelis de Rocky, pero éste híbrido entre las de Stallone y Transformers me llama más bien poco y eso que el Hugh Jackman también me gusta trabajando.

No hace mucho vi un extensísimo tráiler en el cine de Acero Puro y...casi casi se podría decir que la he visto, jamás en mi vida había visto un tráiler que chafara tanto una película, aquello fué literalmente un resumen. Y debo decir que no me gustó lo que vi, mucho robot pegando cascoporros para flipe de unos cuantos descerebrados que había en la sala y demasiados momentos edulcorados que rozaban la cursilería del telefilme americano para flipe de las "señoritas" que acompañaban a los descerebrados...Así que no se yo, no se yo, mejor me espero a que la den por la tele una noche no demasiado lejana jejeje!

El Sepulturero Torero dijo...

Que no, Darky, que no, no seas aguafiestas y vámonos pal cine a ver Acero Puro, cine palomitero donde los haya, con Spielberg en la producción, historia navideña padre-hijo, algo de humor ñoño-gamberrete, hostiazos metálicos filmados con tecnología digital y aventurilla amorosa intrascendente ¿Quién puede resistirse a eso?, jajaja. Yo no me la pierdo Esta hay que verla en el cine, y más siendo gratis :) He descubierto una forma de colarme en el 20 salas de mi barrio, haciendo sesión doble.
Y cuando me pregunten los amigos qué peli he visto, mostraré la entrada de la otra peli y así no se me subirán los colores, jejeje. Que cualquiera cuenta les explica que "a mi edad" he ido a ver Acero Puro jajaja

Darkotica dijo...

No soy aguafiestas...soy realista (hay una gran diferencia :P). Es genial que os lo paséis pipa con este tipo de producciones y si encima te sale gratis ¿que más se puede pedir?...pero a mi no me liáis para verla en el cine, además...mañana estrenan Immortals y esa pues como que me tira más!!

¿Tu táctica no será esa de ir a ver una peli a unos multicines y cuando acabe la peli quedarse por los pasillos o lavabos haciendo tiempo y luego meterse en otra sala con todo el morro, no??? Yo eso lo he pensado millones de veces pero no he tenido narices de hacerlo, ahora...como te pille un "acomodador" sin entrada viendo Acero Puro, luego no te quejes si la gente por la calle te ve y te dice "Menudo Puro!!" mientras se rien y te señalan con el dedo XD. No sé...igual no deberías arriesgarte y sería mejor que te quedaras en casa viendo por ejemplo, no sé...por decirte algo, ummmmhh... ¿Los Critters? jajaja!!!

El Sepulturero Torero dijo...

La forma de colarme es algo más sofisticada. Pero no me cuelo en otra sala con todo el morro; me cuelo con mis palomitas y mi coca cola. Algún día te hablaré de ello, oh, pequeño saltamontes.
Aunque veo que nada de lo humano te es ajeno :)

Muchas son las veces en que un excelente guión se ve malogrado por una baja efectividad de los FX, los cuales deberían enlucir el resultado final en lugar de convertir el clímax de la película es una orgía de plastilina barata. Pero en otros muchos casos (yo creo que cada vez en más casos, ya que la pobreza de ideas de Hollywood va pareja al vigoroso desarrollo de las tecnologías digitales. Yo lo veo como dos espirales convergentes e irreconciliables, una baja, otra sube, o también como uno de esos ataques encelados de tiburón blanco, sé que suena absurdo, pero guarda cierta relación esa forma de perder la perspectiva en la fiesta de sangre, mejor no pensar, sólo morder, y mejor ser blanco, porque así es más grande, más largo, más todo. Está bien, perdón por el desparrame, jeje) La calidad de los efectos especiales de las películas de acción, en suma, suele ir en detrimento de los guiones. Acostumbra a alcanzarse un punto de saturación de los primeros que hace que los segundos , si es que alguna vez existieron, carezcan de importancia, si es que alguna vez la tuvieron. Pienso que la mayoría de las veces el director acaba encontrándose un truño erótico festivo entre las manos que no tenía nada que ver con su intención inicilal, de hecho queda tan alejado de todo lo que le enseñaron en la escuela de cine como lo está la duquesa de Alba de sus bodas de oro. Pero el tipo se dice algo así como: bueno, pero es un truño espectacular, ya que tenemos un mojón entre las manos, hagámoslo explotar en los cielos e iluminemos con fuegos artificiales coprofílmicos los últimos estertores de esta industria que se pudre. Bueno, vale, no se ponen tan dramáticos, pero en resumen es lo mismo.
Me imagino al pobre guionista tirándose de los pelos al ver la cara de entusiasmo creciente del técnico de efectos especiales, ya en abierta complicidad con el director, que se ha pasado de bando como una puta al olor del dinero. Porque no olvidemos que los FX bien despachados venden más que los buenos guiones, a día de hoy. El gran público, que sólo es grande por su número, prefiere una mierda de historia bien contada que una historia cojonuda pobremente desarrollada. Aunque se la metan doblada, que por eso se les puede llamar también Gran Púbico. Y no parece que haya nadie que quiera ver una historia cojonuda perfectamente contada. Salvo cuatro gatos que andamos por aquí. Extraño.
"Tal vez incluso compartan lecho", pensará el resentido guionista en el cuarto de baño, dando un último uso nada decoroso a una copia de su guión. FLSSSSSHHHH.

Critters tiene un buen guión humorístico en consonancia con unos eficaces efectos especiales gamberretes, que sin ser nada del otro jueves, le confieren cierto encanto. Lo admito. Sólo digo que dista de ser la obra maestra que predicais, mi guasoncilla amiga. Aunque me enternece vuestro fervor incondicional :P

El Rector dijo...

Bueno, sobre Acero Puro, lo único que voy a decir, es que no voy a decir nada. Básicamente, por que muy a pesar del entusiasmo del señor Wikus, siempre dispuesto a resaltar las virtudes, incluso en un producto como este y de la buena fe del señor Sepulturero (es que no se puede ser padre), me despierta tanto interés como irme a currar dentro de veinte minutos, vamos, ninguno.

Solo decir, que haría bien el señor Jackman (actor que me gusta bastante), en elegir sus papeles con algo mas de criterio.

El Sepulturero Torero dijo...

Seguro que Acero Puro es más bien Hojalata Adulterada, Rector, estoy totalmente de acuerdo. Buscas "indulgencia" en la wikipedia y te sale una foto del señor Wikus (también sale en la lista de excelentes críticos de la historia del cine, cosa que tú y yo, pues no, qué vamos a hacerle. pero esto no viene al caso.)
Pero aparte de estas abservaciones intrascendentes, Acero Puro del Güeno es una de esas pelis para disfrutar de la acción, a secas, y desconectar de la dura jornada laboral (el que pueda, claro, hay 5 millones de españoles que buscan conectar con la jornada laboral, con desiguales resultados)
Así que es una buena opción si quieres desempolvar los guantes de boxeo forrados de guata que te regalaron en la infancia, con el sello de Lonsdale en el cuero o algo parecido, y ponerte a ver la peli con ellos puestos, comprobando así que lo de cine palomitero a veces es un término meramente descriptivo y del todo desprovisto de contenido (me pegué media hora intentando coger las palomitas con los guantes de boxeo puestos Ese alimento tiene un alto apego a su integridad física, sólo pude capturar una que flotaba despistada en la superficie, y eso después de desbaratar todo el cartucho
Es una peliculiiiiilla de esas de sobremesa, pero qué piñas, qué robots, qué hace el Jackman ahí metido, y esas cosas :)

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.