domingo, 5 de febrero de 2012

Crítica: Gomia: Terror en el Mar Egeo

Hoy tenemos una agradable visita en Nido de Cuervos, se trata de Newzombie, lector habitual del blog, quien se ha animado a acercarnos algo de caspa italiana para esta espesa tarde de domingo. Que ustedes lo dsifruten.

Pues nada, aquí tenemos toda una muestra del añorado terror italiano de los 80, bueno, terror seria decir demasiado, pero kilos de caspa y roña, si supura por sus fotogramas. Dirigido por un director bastante especial y todo un mercenario del cine moderno, el desaparecido Joe D'Amato. Uno de estos directores que demostraban que se podía dirigir buenas o malas películas de terror con muy poca vergüenza o directamente, cine porno. En esa época, era muy fácil cambiarse de campo, era lo mismo el gore, que un orgasmo explícito. También en esos años, teníamos al anormal Jesús Franco que estaba en medio del terror y el porno, pero como era tan inútil, no sabia ni dirigir ni una ni otra cosa. Que no os engañe el premio que le dieron en los Goya, fue al peor director de la historia del cine español y no por otras tonterías. Que tiene delito que a sus 300 años, no sepa ni dirigir y que las ovejas prefieran la eutanasia antes de ver sus cansinas películas sin ritmo, antes me saco los ojos que ver a Linda Romay con 60 años desnuda… hay gente que no sabe lo que es la decencia.

Perdonad, pienso en Jesús Franco y se me llevan los demonios de tal inutilidad de director. ¿Qué tenía este Joe D'Amato que no tuviera el inútil de Jesús Franco? pues al menos, una película buena y algunas disfrutables.

Después de rodar unas cuantas entregas de “Emmanuel Negra” y aquel delirio porno gore de título “Las noches eróticas de los muertos vivientes”, donde los muertos salían de su tumbas con ganas de sexo, sexo y mas sexo, nuestro amigo D'Amato, supo como ser un gran director y lo consiguió rodando “Demencia”. Señores, quítense el sombrero ante tal clásico del cine italiano de los 80.

Película que se adelanto a “Nekromantic” y que nos relataba la perversa y enfermiza historia de un hombre que perdía a su novia, que la desenterraba y luchaba para que no se pudriera lentamente. Su locura iría creciendo matando a cualquiera que se interpusiera entre él y su fría amante. Creo que Joe D'Amato no conseguiría jamás una atmosfera igual, ni siquiera en las películas porno con Rocco Sifredi, pero si te gusta el buen cine de terror italiano, la tienes que ver. Por ahí andan también directores como Jesús Franco, que no saben ni que es la atmosfera, ni que es un plano.

Pero por eso en los 80, con la moda de los caníbales, se juntó con su amigo George Eastman, actor, director, guionista y el chico para todo en el cine italiano de dos duros. Entre estas dos mentes nació “Gomia: terror en el mar egeo”, hay de todo y todo es diversión. Es el Walt Disney del gore charcutero. Actores de segunda… bueno, llamarlos actores, igual es demasiado fuerte. Eso si, a Tisa Farrow había que meterla en algún sitio, la chica ya estaba acostumbrada a estos saraos ya que apareció en “Zombie 2” del maestro Fulci.

¿Cual es el argumento de “Gomia…”?, pues relata la historia de un hombre que pasa de ser buena persona a caníbal glotón tras una experiencia traumática, de cómo devora a su familia para sobrevivir. Se ve que le gusto el sabor de la carne humana y se come a todo quisqui de un pueblo griego.

Allí llegarán nuestros amigos para convertirse en el postre del caníbal psicópata. La película es recordada por un par de escenas gore, el parto forzado y su posterior comida de feto por parte del caníbal o como nuestro amigo, tras ser rajado en el estómago, se come sus propias tripas. Señores, no prueben a ver la película mientras cenan. Solo es recomendable a fans del gore con poco gusto por el cine.

Aparte de eso, yo destacaría el pecado capital de toda serie Z, hablo de esa “abducción” a medio metraje, del personaje protagonista. Luego reaparece para matar (o no) al villano, cierto, pero digo yo, que ya puesto y sobretodo, después de tanto sufrimiento y tantas mordeduras explicitas en las carnes de su compañera de desventuras, podría haber intentado ser algo más heroico con la dama.

La película tuvo cierto éxito, gracias al cual, se pudo rodar una secuela muy superior y más entretenida que su predecesora, aunque con sus kilos de caspa para no decepcionar al fan sin escrúpulos. Esta se tituló “Absurd” y otra vez fue dirigida por Joe D'Amato, con nuestro caníbal preferido, George Eastman, nuevamente al frente del festín. Esta vez nos dejaba con la boca abierta al ver que Gomia tenia los mismos poderes que Lobezno al auto curarse las heridas. Un nuevo festival de gore festivo y roñoso como a todos nos gusta.

“Antrophofagus 2000”. Así se tituló el remake que realizó en 1999 el director Andreas Schnaas, bueno, si se le puede llamar director, aunque es cierto que le tengo cierta simpatía. Llevó a Gomia al terreno del ultra gore alemán y cosas que vimos de forma superficial en la cinta original como el devoramiento de su familia, aquí era mas explicito y burro. También algunas de las escenas más míticas de la película original, fueron aquí, llevadas a límite del gore explícito. Para el fan de dicho género, toda una fiesta ya que era también un homenaje al cine gore italiano, desde las películas de Ruggero Deodato a las películas de Lucio Fulci.

Me comería un plato de espaguettis:
Si eres un fan de la caspa y el gore italiano esta es tú película.

Los espaguettis creo que se me han indigestado:
Si te gusta el cine será mejor que no la veas y si tienes el estómago sensible, tampoco.

7 comentarios:

newzombie dijo...

hace años que no me atrevia con una critica y gracias por publicarla,se me ocurren mas criticas pero tiempo al tiempo, gracias rector que subrio por mi monstruosa gramatica.
una pregunta"te sacastes los ojos con una cucharilla de cafe"tras leer lo qu escribi.
puede ser que haga otra critica de anti cine.
saludos

Dr. Gonzo dijo...

Yo sólo he visto la película original (de hecho, la tengo en dvd), y me encantó.
Da justo lo que ofrece; entretenimiento cafre y mucha sangre, además de un villano que pone los pelos de punta. O al menos a mí me da mucha cosica.

newzombie dijo...

es pura diversion, como diria en el blog "aqui vale todo" es mala pero divertida y es una de mis peliculas favoritas

El Rector dijo...

Seré sincero, a mi el cine italiano, como que no me llama demasiado. Ni el giallo, ni el gore... ni el porno. Eso si, la pasta me encanta y Cristina Scabbia, tampoco está mal. Creo que no voy a incluir a esta caspilla entre mi lista de visionados pendientes.

newzombie, tu monstruosa gramática ha sido todo un desafío, mas cuando la mía tampoco es para tirar cohetes precisamente. Mas críticas dices?? joder, no voy a ganar para cucharillas y para oftalmólogos... jeje.

No hombre, es un placer para nosotros, publicar de vez en cuando alguna critiquilla "ajena", si ya hicimos el "esfuerzo" de soportar a Missterror en su momento, no ibamos a ser menos contigo ;)

Un saludo.

newzombie dijo...

misterror mmmm eso me suena a una pelicula de jesus franco.....mirare sus criticas. ya sabeis lo que pienso del personaje ^^

El Sepulturero Torero dijo...

newzombie: ojo con Missterror, no te vayas a quemar, que esa chica es puro fuego ;)
A mi con el cine italiano me pasa lo que al Rector, pero con una sola excepción: el giallo de Argento. Me gustan las pelis de ese tío, mira que son malas a veces,y previsibles. Pero tienen algo que las distingue y las eleva por encima del resto de sus compatriotas.
Recuerdo que había una productora que se llamaba Izaro films que se hinchó de hacer películas de zombies italianos, así que si quieres ver a los de tu especie del país vecino haciendo el cafre, ya tienes por donde empezar.
Recuerdo que vi Gomia en un cine de verano (¿dónde mejor?) La gente berreaba con la escena de la cabeza en el cubo, Lo del tío que se convierte en sociópata antropófago se explicaba cn una secuencia de una barca naufragada a pleno sol con su mujer y su hijo muertos, el tipo ya delirando y escuchando rugir a sus tripas que le decían que lo que llevaba en la barca eran unos buenos chuletones de buey poco hechos ¿te acuerdas? Sólo por la escena del tío comiendose sus entrañas podemos decir que era una peli
entrañable.
Saludos

Anónimo dijo...

muy buena crítica, muy divertida! ^^
me ha inspirado, ahora quiero saber quién es jesús franco. :)

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.