domingo, 25 de julio de 2010

Crítica: Invitation Only

Cuando hace unos años, Jenna Jameson, una de las pornostars mas populares que ha dado la industria del cine X, dio el salto al "cine convencional" (por que por los visto, en pleno siglo XXI, algunas gentes de bien, aun piensan que el cine porno es una anormalidad destinada exclusivamente a perturbados y degenerados), protagonizando una comedia de terror como "Zombie Strippers" nada mas y nada menos que junto al bueno de Robert Englund, muchos no salían de su asombro, pues hasta aquel momento, semejante migración de género, parecía algo utópico.

En la actualidad, esto se ha normalizado bastante, no se si como mero reclamo publicitario, por aptitudes reales o por inquietudes artísticas de las implicadas, a quienes las cuatro líneas de diálogo habitual, ya se les han quedado pequeñas. El caso es que a Jameson le siguieron actrices como Shasha Grey, quien no solo protagonizó un filme underground de serie B como "Smash Cut", sino que el mismísimo Steven Soderbergh la puso al frente de su reconocido drama "The Girlfriend Experience". Pronto veremos también a señoritas como Riley Steele en la esperada "Piraña 3D" de Alexandre Aja o Belladonna en "Stripper", otro filme de terror dirigido por el debutante John Wildman.


Para la ocasión que nos ocupa, la elegida por el debutante Kevin Ko para que ponga sus curvas al servicio de la causa, ha sido Maria Ozawa, considerada una auténtica deidad del cine para adultos allá por tierras asiáticas y que tristemente dicho sea de paso, termina siendo a la postre, uno de los pocos elementos de interés de su opera prima, "Invitation Only", un "nuevo" ejercicio de "torture-porn" asiático de claras influencias occidentales o lo que es lo mismo, la versión Taiwanesa de "Hostel".

"Invitation Only" explota las fuertes diferencias y los muchos prejuicios existentes entre las distintas capas sociales, algo que se hace especialmente patente en los países asiáticos, donde los mas adinerados miran por encima del hombro a la gente mas humilde. El director Kevin Ko, lleva esta premisa hasta el extremo y tal y como ya pudimos ver en la cinta de Roth, nos cuenta la historia de una organización que se dedica a ofrecer un macabro servicio a todo aquel que puede permitírselo. Ofrecer placer a cambio del sufrimiento de otros. Por supuesto, estos "otros" son personas de origen humilde, marginados, delincuentes de poca monta o sencillamente gente a la que no se va a echar mucho de menos en caso de desaparición.

La historia nos pone en el pellejo de un joven chofer que recibe el encargo de acompañar a un importante empresario. Al finalizar el trabajo y en señal de agradecimiento, este le ofrece una invitación para una selecta fiesta para grandes personalidades y gente de negocios. Por supuesto, el joven acepta y se presenta en la fiesta haciéndose pasar por su primo. Una vez allí experimentará todos los placeres reservados a la gente de mas alto "standing", incluso hará realidad uno de sus deseos mas inconfesables, conocer a su amor platónico, una famosa modelo. También conocerá a una serie de personas que al igual que el, han sido invitados a la fiesta por primera vez y comparten su momento de felicidad. Todo cambiará cuando descubran el auténtico motivo de su presencia, ser la carnaza de un macabro espectáculo para gente rica.

Importante decepción la que me he llevado con esta cinta Taiwanesa, sobretodo ahora que gracias a películas como "The Thirst" o "Phobia 2" por fin he conseguido acercarme a un cine de terror, el asiático, que me tenía la entrada vetada desde hace mucho tiempo con tanta "fantasmada" y demás rollos espirituales. Tampoco es que me esperase una obra maestra, pues desde fuera, la cinta de Ko tampoco deja mucho lugar para la sorpresa, pero si que por lo menos, tenía la esperanza de encontrar un producto divertido en plan "Macabre" con mucha sangre, violencia gratuita algo de ese insano sentido del humor del que hacen gala los asiáticos. Pero a la hora de la verdad, lo único que llama la atención de esta hermana bastarda de "Hostel", son alguna que otra chica mona (ahí tiene bastante que decir la señorita Ozawa) y alguna que otra contadísima muerte, elementos del todo insuficientes para soportar este tostón de mas de hora y media que se mueve a trompicones entre el mal gusto mas tosco y la modorra post comida copiosa.

Entre las peores virtudes de "Invitation Only" encontramos el mediocre nivel de todos los interpretes, cebándose especialmente en la figura de los dos villanos y en particular en la del único actor occidental del reparto, Kristian Brodie, a quien alguien debería explicarle que en esto de la interpretación, es bastante importante que tu personaje resulte mínimamente creíble. Técnicamente tampoco estamos ante ningún prodigio, comenzando por el curioso aspecto que luce el filme, el cual parece filmado con cámara de vídeo doméstica y siguiendo por las caóticas secuencias de acción, donde algunas persecuciones, en su afán de conseguir realismo (véase "Seventh Moon"), resultan un auténtico galimatías visual y pueden llegar a producir un mas que severo dolor de cabeza.

Tampoco las secuencias de tortura consiguen sorprender por su originalidad y se basan exclusivamente en intentar resultar lo mas desagradable posible, cogiendo las secuencias donde el protagonista revienta a un escarabajo con la mano o el villano afina sus herramientas con un ratoncillo como buen ejemplo de esto.

Conclusión, "Invitation Only" es un "torture-porn" del montón, que copia con bastante poca gracia las pautas y tópicos marcados por el género en occidente y que además, contiene alguno de los lastres característicos del cine asiático, en este caso, una tediosa falta de ritmo que hacen del visionado, la auténtica tortura del filme. Ni Maria Ozawa ni leches, igual con Ron Jeremy...


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.