domingo, 25 de julio de 2010

Crítica: Surviving Evil

Seguro que muchos de vosotros sois aficionados o por lo menos, habéis visto alguna vez, la popular serie de "El Último Superviviente", ese tipo que viaja por los lugares mas inhóspitos del planeta y nos enseña como sobrevivir en las circunstancias más extremas, bebiendo el agua de un cactus, de las entrañas de un camello muerto o aprovechando los muchos nutrientes de un testículo de cabra. Pues bien, mi simpatía hacia dicho programa ha sido uno de los factores que me han convencido para acercarme a "Surviving Evil", la nueva película de un hasta ahora aposentado en el mundo de la televisión, Terence Daw, quien ha dirigido episodios para series como "The Bill" o "Heartbeat" y que ahora da el salto al fantástico con este survival inspirado en la exitosa fórmula de los documentales de supervivencia.

A parte de jugar esta baza, Terence Daw también ha sabido rodearse de un par de caras reconocidas del fantástico para acabar de convencer a los indecisos para que se atrevan con la enésima propuesta de éste tipo que nos llega en poco tiempo. En primer lugar la del gran Billy Zane, al que le recordamos en sendos maravillosos villanos en las no menos maravillosas "Calma Total" y "El Caballero del Diablo". A su lado la exótica Natalie Jackson Mendoza, la hongkonesa se ha hecho popular dentro del género gracias al personaje de "Juno" que hemos podido disfrutar tanto en "The Descent" de Neil Marshall como en "The Descent 2", la secuela dirigida este pasado año por Jon Harris.


Con estos factores como clavo ardiente al que agarrarse, "Surviving Evil" nos pone en las carnes del equipo de un popular show televisivo muy en la línea de "El Último Superviviente", donde Sebastian 'Seb' Beazley (Billy Zane) explica al detalle todos los secretos de la supervivencia a la audiencia. En esta ocasión, el capitulo trata sobre una antigua tribu que habita en una recóndita isla de Filipinas, así que éstos se desplazan hasta el lugar ignorando las oscuras leyendas que se ciernen sobre él, la de los Aswang, una ancestral raza de malignas criaturas que tienen su origen en la invasión de los españoles a tierras filipinas y a las cuales se les atribuye la capacidad de suplantar la identidad de sus víctimas. Una vez en la isla, descubrirán que no hay rastro alguno de la tribu y que algo les acecha en lo alto de los árboles, dando comienzo así a una nueva lucha por la supervivencia.

"Surviving Evil" está claramente dividida en dos partes, una primera donde la grabación del programa es el eje principal de la trama, tiempo en el que no se escatima en detalles para darnos a conocer a cada uno de los personajes, en el cual se nota un claro esfuerzo por parte de los responsables en darle personalidad a la historia y crear una atmósfera propicia para la ocasión (atención a la bombástica banda sonora, la cual parece sacada de alguna de las viejas películas de la desaparecida "Fantástic Factory"), en unos primeros 40 minutos que pese a lo tópico del guión y a alguna que otra sobreactuación, consigue resultar bastante entretenida y sobretodo, insinuante.

Es la segunda mitad del filme la que se lleva la peor parte, pues lejos de cumplir con las expectativas creadas, termina resultando un calco de "La Tribu", limitándose a una sucesión de caóticas secuencias de lucha y persecuciones en la oscuridad a través de la selva, donde se nos muestran unas criaturas correctas aunque no demasiado originales, que además se camuflan en lo caótico de la acción para minimizar sus defectos a ojos del espectador. Esto es una constante durante toda la película, donde las escenas sangrientas son visto y no visto o sencillamente se obvian con el clásico grito en la lejanía o cara de susto en primer plano (curiosamente, esto también ocurría en "La Tribu"), algo que no se entiende demasiado, pues cuando "Surviving Evil" se quita el velo y nos muestra algo de chicha (y no me refiero a la de las dos protagonistas femeninas en bikini, que también) la cosa luce bastante bien, como puede apreciarse en la secuencia del bebé o en la del monstruo alado, que pese a su cutrez, no solo resulta entrañable, sino que evoca recuerdos de la mismísima "El Ejército de las Tinieblas".

Conclusión, "Surviving Evil" se puede considerar como una pequeña excentricidad, no ya por su procedencia (recordemos que estamos ante una coproducción entre Sudáfrica y el Reino Unido) sino por su particular puesta en escena, la cual recuerda horrores a la "Fantastic Factory", tanto por fotografía, interpretaciones y sobretodo, banda sonora. Una genuina serie B que sin destacar especialmente en nada y ser fácilmente olvidable, resulta entretenida y nos ofrece además, la oportunidad de ver en acción al bueno de Billy Zane y a una Natalie Jackson Mendoza que aquí tiene mas oportunidad de lucir palmito que en las profundidades de una cueva. Lástima del poco jugo que se les saca a las criaturas, al propio Zane (muy desaprovechado, con un personaje que podría haber dado mucho de sí), a la falta de explicitez y a su flojo desenlace, mero artificio para dejar la puerta abierta a una segunda entrega.



0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.