lunes, 19 de octubre de 2015

Crítica: Martyrs (2015)

Qué pereza tener que hacer esta crítica, la verdad, de una de las mayores desvergüenzas que veremos en esto del cine de terror... Partiendo de que “Martyrs”, la original, la buena, la de Pascal Laugier, la que recordarán nuestros nietos como una de las cúspides del nuevo terror, es una de mis pelis favoritas de todos los tiempos, de que el periplo de este remake ha sido poco menos que estrambótico (con ofrecimientos, uno por uno, a los mejores directores de género franceses, que, como era de esperar teniendo en cuenta que la cinta es una peli de culto en el país vecino, la iban rechazando de inmediato, cambios de reparto, de orientación y casi de género cinematográfico), que el guionista, ese Mark Smith que pierde todos mis respetos y tras este caos merece pena de prisión mayor, y que la peli anterior de los directores de este descalabro, Kevin y Michael Goetz, “Scenic Route” un melodrama regulero que la crítica puso por las nubes me parece bastante mediocre, esperar mucho, lo que se dice mucho, no esperaba en absoluto de esta cinta abucheada por la mayoría de fanáticos del terror que visitan estas semanas Sitges.
Y es que los remakes no son lo mío (lo de Oldboy, Carrie y Poltergeist no se me olvida), pero después de ver, sin ir más lejos, lo que hizo Franck Khalfoun con el estupendo remake de Maniac, a pesar de estar convencido de que el cutre mercado usurero Hollywoodiense trataría de apropiarse de la genial corriente francesa conocida como “Nuevo Extremismo” y que nos las ha hecho pasar muy, pero que muy mal en la pasada década con obras maestras irrepetibles en las que la violencia y el gore justificados llenan la pantalla de chorretones de sangre, saliva y dientes, pelos y carnes colganderas, haciendo nuestras delicias con nuevas y fuertes sensaciones, y encantado de poder traerles la primicia de su estreno me dije: “manchego, vamos pa allá, que el bofetón no será tan gordo...” 

Pero vaya si lo ha sido...

Lo único que podría justificar este remake es que todas las copias de la cinta original hubiera desaparecido misteriosamente a lo Cuarto Milenio, pero es que ni con esas, porque sin aportar nada nuevo (obviaremos el espantoso giro loco final que le pegan estos dos directores de arte y ensayo a la magistral pieza de origen) más valía que se hubieran puesto a remakear la nochevieja de los Lunnis 2004 y dejasen en paz obras maestras. 

Tras el estreno y el consiguiente exitazo de À l’Intérieur parecía prácticamente imposible superar e incluso alcanzar las tremendas dosis de angustia cinematográfica que aquella conseguía, pero como de la nada, apareció Pascal Laugier con una película muy, muy cruda y compleja bajo el brazo, como quien no quiere la cosa que se convirtió evidentemente en la más polémica del festival de Sitges donde se presentó como “La película más perturbadora de la historia”, considerándola un ejercicio de torture porn existencialista, y la más violenta del 2008. 

Eso es lo que hace siete años pasaba con Martyrs, y en lo más opuesto a un dejá vu, hace dos horas asistíamos pasmosos a una tomadura de pelo constitutiva sin duda de delito punible como es esta porquería de remake cutrón. 

El Martyrs original venía de Francia y por supuesto trataba un tema espinosísimo con una brutalidad y una violencia que muchos tacharon de interminable. Era una cinta muy difícil de contar y recomendar, con una sinopsis complicadísima y una ejecución brillante, maravillosa y perfecta que no deja nada por explicar y cuya magistral realización se encamina más a transferir una terrible sensación de miedo mental, siendo la violencia más dura de la película precisamente la que se omite al espectador, siendo sin duda por eso una película imposible de olvidar. 

En mi caso me pasé una semana entera con unas pesadillas terribles y con el temita metido en la cabeza sin parecer irse ni de coña. 

Considero Martyrs y À l’Intérieur las dos mejores cintas de eso que acabamos llamando la “nouvelle horreur vague”, maravillosa y casi perfecta pero recomendable para muy pocos, porque en muy pocas ocasiones servidor, que tiene el estómago como los Ñúes, más que hecho y habituado a digerir todo tipo de cine se ha sentido tan y tan angustiado tras ver una película. 

Y es que lo de menos es ya lo desagradable de lo visual de la cinta, (impecable por otra parte); Lo difícil es entrar en la película y salir airoso, como si tal cosa, tras su visionado, porque es con diferencia la película que ha dejado una huella más honda en mi vida de espectador cinéfago. Por eso, y pese al diez que le di en su momento en todas mis votaciones personales, la recomiendo a pocos, a muy pocos. Desde luego a espíritus poco sensibles y/o traumatizables. 

Lo que está claro es que el cine de género americano ha pasado por una tremenda etapa de escasez creativa de ideas. Remakes y secuelas varias han tratado de llenar ese vacío, revisitando clasicazos como “Poltergeist” o “Carrie”, que siguen plenamente vigentes y marcadamente superiores a sus cutre revisiones, pero también optando por hacer sus propias versiones de películas extranjeras prácticamente nuevas que aportan una propuesta original e interesante. Y el cine francés de terror actual lo es, con esa nueva violencia extrema, ese uso absoluto del gore y el terror carnal que no siempre son del gusto de todo el público y tiene que pasar incluso censura para exhibirse en según qué festivales (Martyrs se presentó en Cannes como una de las favoritas, aunque la comisión de calificación trató de definirla prácticamente como porno, pese a que acabó como “para mayores de 16” armando así un revuelo enorme e indignando a Pascal Laugier, su director con ese juicio sobre la catadura moral de su cinta). 

Martyrs, la buena, la que pasará a la historia, la original, ha abierto el camino facilitando así que futuros directores aborden la maldad, el terror y la violencia extrema traspasando al espectador una serie de fortísimas sensaciones con mayor apoyo y respeto en esa corriente cuyo génesis en mi opinión está en de “Irreversible” de Gaspar Noé y la violación de la Belucci en 2002 y el años siguiente, 2003, cuando un joven y prometedor director francés, Alexandre Aja, sorprendió con una brillante y majestuosa concentración de terror y gore con su “peliculita” “Alta tensión”, que causó auténtico revuelo en todos los festivales internacionales del género. 

Desgraciadamente el negocio del cine parece por momentos caer en picado al paso de la crisis en muchos países, y cada vez cuesta más competir con el gigante de Hollywood, y en muchos casos, sangrantemente, las pelis que copan las expectativas de crítica y taquilla en el extranjero, sólo han pisado nuestro país en festivales, mientras bodrios como esta desvergonzada y vergonzosa adaptación americanuza llenará los cines palomiteros.

Sí, ya sé que esto debería ser una crítica de la cinta y punto, que las comparaciones son odiosas y bla, bla,bla... Pero si no quieren comparaciones, que no se pongan a acometer empresas que les quedan muy, muy, muy grandes. 

El bodrio al que dedico estas palabras, esa vulgar “Martyrs” 2015 no tiene ABSOLUTAMENTE NADA a destacar, ni siquiera fuera de las comparaciones. 

Fagocita la brillantez del argumento ajeno, lo mete en una batidora oxidada y le da un giro final estúpido e innecesario, cargándose cualquier mínimo halago que pretendiera tener. 

A nivel técnico, que es lo mínimamente exigible, tampoco destaca en ningún momento y las interpretaciones de un reparto sacado de una clase bobalicona de la E.S.O yanki hacen que se nos salten lagrimones como peras. 

Las brutales actuaciones que nos regalaron Mylène Jampanoï y Morjana Alaoui en el original quedan aquí a la altura de Salvados por la campana en versión siniestra, sin chicha ni limoná. 

Y, perdón por esta inquina comparadora, la magnífica y escalofriante banda sonora que me sigue poniendo la carne de gallina del original, de Seppuku Paradigm, una de esas pocas obras musicales que me siguen dando miedo a dia de hoy apartada de la imagen a la que apoyan, aquí se traduce en una ridiculez sosa y chirriante. 

Me alegro muchísimo de no haber podido dar antes un 0/10 a ninguna peli, porque definitivamente se lo casco a los Goetz y su cagadón.


24 comentarios:

Pablo S. dijo...

Deberían coger todas las cintas y registros de esta "película" y enterrarlas en el desierto. Y a los hermanos Goetz encerrarlos una temporada para que piensen en lo que han hecho. Gracias a tu aviso mas de uno nos ahorraremos tiempo en darle siquiera una oportunidad.

Saludos.

Sphuxis dijo...

Qué tristeza, aunque ya se sabía que estos brutos no sólo no iban a poder generar algo a la altura de la SUBLIME obra de Pascal Laugier, sino que la iban a tornar en un bodrio. Me pregunto qué necesidad tenían estos Goetz de hacer semejante estupidez como remakear una película tan perfecta. Lamentablemente todavía quiero verla, aunque sea para indignarme y putear.

Buena crítica. Que sigan los franceses haciendo esto que les sale tan bien, que desde que apareció el new french extremity, nada me emociona tanto. Y los yankis que hagan lo que puedan, pero sin faltar tanto el respeto a la obra ajena, por favor.

damien thorn dijo...

Absolutamente de acuerdo en esta ocasiòn con los dos,Pablo y Saphuxis.
O al menos,ya q la han hecho,que aguenten con dignidad...visteis como las plateas reservadas.fueron ahuecando el ala anta voves,gritos y silbidos???????
una mamarrachada
De escandalo tb el trato a prensa,nada de selfies,entrevista 30 segundos,puajjjjjh.
A mi,con The invitation 3/4 de lo mismo:malos humos,prisas,caprichos estúpidos...
Y con las chicas finales,pues algo así,pero mas o menos justificados....
Arriba Deathsgam,el disco promo,las fotos sin límite,las entrevistas y el.postcopeo en casa claude
Bravoooiii

damien thorn dijo...

Ah perdón,Pablo,sphuxis,mil gracias x escribirme,majos
Saludetesssss

damien thorn dijo...

Y mi comentario,lejos de hacerme sentir culpable (unos cojones),me hace darme cuenta de que el vil metal sigue apareciendo allà donde vayas,no sólo como asistente/espectador-que entre hotel y pases las nómimas te crujen y tiemblas,sino a la hora de programar,y lo q es peor,premiar.
Porque antes,un premio en Stgs era la hostia,luego,en secano,era como un tv de hojalata para volver a tener tirón y servor de salvoconducto a la gran pantalla (ver love3D) En pc es para liarse a guantàs sin mano,x ejemplo..
Y puestos a premiar,hazme un thriller,vale,pero q encuadre en terror y no este-bien ejecutado y frío-top para hipsters.
Ya vaticiné las dos ganadoras y algún q otro premio màs (I origins en cuanto la ví.y Borgman igual).

Mi propuesta para el proximo jurado:
Isabel Coixet
Julio Medem
AGATA ruiz de la prada
BJork
Iker Jiménez
Lady gaga
Musiquito
Pitita Ridruejo

Ninguno tiene idea de cine,pero son cool,glam,what else?

L.O.T. dijo...

I origins, Borgman, Holy Motors, no merecían el premio a la mejor película en un festival como el de Sitges.
Pero no es el caso de este año. The Invitation para mi ha sido la mejor película junto a The Witch (fuera de competición) y Green Room. Un must see.

Diego687 CoC dijo...

¡GENIAL COMO SIEMPRE DAMIEN! Y ESO QUE NO TENIAS GANAS... TOTALMENTE DE ACUERDO CONTIGO.¡ UN SALUDO!

Marcos ESTÉBANEZ VALLINA dijo...

Que grande eres, señor Thorn..."La única justificación para hacer esta peli es que hayan desaparecido todas las copias a lo Cuarto Milenio"...Genial!

Donnie Darko dijo...

Tuve la suerte de no ver esta película en Sitges y los comentarios que escuché fueron en la misma línea de la crítica de Damien (Enhorabuena por ella)

Es preocupante esta moda de rehacer, revistar, hacer remakes, reboots y demás que salvo excepciones (He de reconocer que el remake de 'Dejame entrar" aunque me parecía del todo innecesario me parece una muy buena película) no hacen mas que destrozar el recuerdo del original. La pregunta que nos viene a la cabeza es ¿Por qué? ¿Que quieren conseguir al hacer un remake de una cinta como 'Martyrs'? Esta claro que la vida comercial de una cinta como esta es limitada o directamente nula, tampoco es una obra que con el tiempo se vaya a considerar como una obra de culto.. La sensación de repulsa que transmitió Laugier con sus imagenes parece que la han sustituido por una sensación mucho mas extrema por una rodar una cinta como esta..

¿Por qué no se apoya a la cantidad de gente que tiene grandes y nuevas ideas en vez de hacer cosas como esta?

Un Saludo!

Donnie

Patrick Bateman dijo...

Partiendo de la base, que la original tan solo me parece correcta, el remake no me interesaba lo más mínimo. Pero vamos, leyendo la crítica, lo esquivaré como a un zombie.

pd. A L'interieur es un peliculón, aunque menuda blasfemia hicieron con la versión Rated.

damien thorn dijo...

Lot,es cierto q en los ultimos años se tiende a no premiar género puro,y yo estar mayor. Adoro tanto Borgman como I origins y The invitation,ya leeras en mi critica,me parece una cinta correcta,pero que desentona en el palmarés. Este ha sido un año de extremos,cosas muy buenas,pocas,y muchas cosas malas. Yo he tragao más de lo malo,me temo

damien thorn dijo...

Diego y Marcos,muchísimas gracias x vuestros comentarios que hacen que merezca la pena el palizón,este año salvaje,porque acreditado tuve que ver tooodo y en menos días,que no podía perderme Drácula en nuestra iglesia de llanera

damien thorn dijo...

Patrick,a mi me flipan ambas,desde luego unrated,pero si me apuras,más martyrs,me sigue dando escalofríos....
Aun así,si no te gustó demasiado el original,el remake no te va a molar nada!!!!
muchas gracias,Bateman x pasarse a comentar

damien thorn dijo...

Donnie,tu al menos has visto Love 3d....
Muero d envidiaaaaaa!
A ver si el.proximo sitges nos tomamos unas cañas,hombre!
muchas gracias

Patrick Bateman dijo...

No es que no me guste, pero la encuentro sobrevalorada. Las palabras del propio Laugier durante la presentación en su estreno en el Festival de Sitges jugaron en su contra, al menos para mí.

El Rector dijo...

Yo a la "Martyrs" de Laugier, más allá de su entretenida primera mitad, tampoco le he sabido encontrar todas esas grandes virtudes que tanto han gustado a la comunidad del terror... así que me sumo a la opinión de mr.Bateman en esta ocasión.

Quien sabe... igual con este remake yanqui me termina pasando lo mismo que con el de "Old Boy" y me gusta más que el original, jeje... eso en el mejor de los escenarios para la película de los hermanos Goetz y finalmente me anime a verla, cosa que está por ver... y eso que "Scenic Route" ya me sorprendió para bien.

Saludos.

Brádamon dijo...

La mayoría de los que la criticais ni siquiera la habéis visto. Muy bien, eso sí que es objetividad. Primero la veis y luego habláis. No estoy para nada de acuerdo con la valoración ni análisis de la película, creo que la opinión está fuertemente sesgada. Dejando fuera las comparaciones, a mi me parece muy buena película.

Anónimo dijo...

Terrible reseña como terrible la película

El Rector dijo...

Bienvenidos a una nueva temporada del club de la comedia...

Donnie Darko dijo...

Lamentable película, digna de una de las torturas a las que someten a la pobre Anna en la cinta original.

Estamos ante un remake innecesario que no aporta absolutamente nada al original salvo la vergonzosa escena final. Los Goetz dirigen una muy aburrida película que aunque mantiene la idea de la cinta original esta rodada de una manera muy tosca y chapucera. De lo peor del año sin ninguna duda. Si no te gustó el original no te acerques a este remake y si te gustó la cinta de Laugier huye de esta como alma que lleva el diablo..

Si Kusturica quemó una copia de 'La jungla 4.0' para criticar la situación de abuso por parte del cine comercial americano, nosotros deberíamos hacer lo mismo con esta 'Martyrs' para criticar la maldita manía que tienen los americanos con destrozar grandes películas..

Y ahora viene 'Dentro del laberinto'...

Un abrazo

Ezkareño dijo...

Si esta fuera la película original y que por primera vez la hubiera visto, tal vez no estaría decepcionado... Pero no, lastima por el remake.

Donnie Darko dijo...

jo.. Ezkareño.. yo por desgracia ni aunque esta fuera la cinta original me hubiera gustado.. Todo me parece demasiado chapucero.. desde el comienzo en el orfanato hasta el insufrible metraje que dedican los directores a las dos chicas en la casa. Ya no es simplemente comparar esta cinta con la original, es que la película de los Goetz no tiene fuerza ni elementos suficientes para enganchar al espectador.. vamos que desde mi humilde opinión esta es una película que aburre hasta a las ovejas..

Un Saludo!

Donnie

Gerardo Medina Pérez dijo...

Coincido en que es un desastre de remake, en que jamás debió de existir, pero me pregunto si el crítico la vio o se limitó a escribir en contra de ella sin verla. Eso o el autor no es el que cuelga los posts, pues hay imágenes en este que no pertenecen a Martyrs

El Rector dijo...

Gerardo, por muy descabellado que te pueda sonar, solo solemos escribir sobre aquello que vemos, raros que somos. La crítica la he subido yo (que no soy el autor de la misma), que ni la he visto ni tengo el menor interés en ello, así que no es difícil que se me haya pasado alguna imagen que no sea de la película.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.