viernes, 16 de julio de 2010

Crítica: El Circo de los Extraños: El Asistente de Vampiro

En un momento de nuestro tiempo donde las adaptaciones literarias triunfan en la gran pantalla y cosas como "El Señor de los Anillos", "Harry Potter", "Crepúsculo" o la trilogía de Stieg Larsson arrasan en taquilla, Paul Weitz, un debutante en esto del fantástico, lleva a la pantalla otra exitosa aunque hasta ahora, poco conocida en nuestro país, saga literaria. En esta ocasión, es el inglés Darren Shan quien ha plasmado en papel con la friolera de doce libros, otra epopeya de vampiros adolescentes, aunque por suerte para nosotros, más cercana al universo "Potter" que al fenómeno para quince añeras de "Crepúsculo". En concreto, esta "Cirque Du Freak: The Vampire´s Assistant", es un compendio de los tres primeros libros de la serie, "Cirque Du Freak", "The Vampire´s Assistant" y "Tunnels of Blood", los cuales forman parte de la denominada "The Vampire Blood Trilogy" y que parece ser (si a don dinero se le antoja), la primera de una larga serie de películas.


"Cirque Du Freak: The Vampire´s Assistant", parafernalia fantástica a parte, nos habla básicamente de la amistad, de lo delgada que muchas veces es la línea que separa el amor del odio, donde el mejor amigo puede llegar a convertirse, caprichos del destino, en el peor de los enemigos. Este es el eje principal sobre el que se construye esta fantástica historia, donde seremos testigos de la metamorfosis que sufre la relación entre dos jóvenes adolescentes, Darren y Steve. El primero un estudiante casi modélico, un chico formal querido por todos y bastante popular en el instituto. El segundo, bueno, el segundo es ese chico problemático que siempre anda metido en líos, marginal y sin amigos a excepción de su inseparable Darren.

Sus vidas cambiarán por completo cuando un día cualquiera, llega a la ciudad un circo ambulante, el cual, en la clandestinidad de la noche, ofrece un muy especial show, donde ante los ojos de un primero escéptico y posteriormente asombrado público, desfilan toda una galería de extraños personajes y criaturas fantásticas, hombres lobo, arañas bailarinas, mujeres barbudas y demás especímenes de cuento. Casi sin darse cuenta, ambos jóvenes se verán involucrados en este asombroso nuevo mundo que acaban de descubrir y atrapados en medio del fuego cruzado entre dos antiguas razas que se encuentran a punto de romper una tregua ancestral que amenaza con una terrible guerra civil, los vampiros y los Vampaneze, o lo que es lo mismo, los vampiros digamos buenos, que se han adaptado a la sociedad humana y que solo beben la sangre justa de sus víctimas a los que por supuesto no matan, y los chupa sangre malos, antaño vampiros "buenos", que se separaron del rebaño y formaron su propia cultura y religión, basada en el honor de beber sangre humana y en su predilección por la muerte de sus víctimas, a las cuales consideran como poco mas que carnaza.

Tengo una debilidad, los créditos iniciales de una película siempre me ha parecido que dicen mucho sobre la misma, y tengo que reconocer también que por ahí se me seduce con suma facilidad. "Cirque Du Freak: The Vampire´s Assistant" se abre con una deliciosa secuencia de créditos animada que consigue enamorarnos igual que lo hacían aquellos viejos cuentos que nos contaban nuestros padres cuando éramos pequeños antes de ir a dormir, la cual sirve para introducirnos en la particular atmósfera de fantasía macabra que vamos a encontrar en el filme, perfectamente aliñada con la no menos efectiva banda sonora compuesta por Stephen Trask.

A partir de ahí, pues una versión vampírica de "Harry Potter", una historia fantástica pensada para una audiencia juvenil que contiene todos los elementos necesarios para meterse en el bolsillo a miles de fans potenciales de entre 12 y 16 años, una mitología propia, mucho efecto especial, unos protagonistas con los que poder identificarse, algo de romance, vistosas secuencias de acción y sobretodo, la oportunidad de convertirnos en un vampiro "guay".

Esto por supuesto, no quiere decir que la película no pueda ser disfrutada por un público más adulto, que el todopoderoso me libre de hacer semejante insinuación, más cuando el que aquí suscribe se ha puesto palote con algunas de las entregas del joven aprendiz de mago. Por que la cinta de Weitz es una propuesta muy vistosa, donde se nota desde el principio el esmero puesto en recrear de la manera mas fidedigna posible el universo creado por Darren Shan y en dar vida a personajes que "huelan" a otras populares sagas como la misma "Harry Potter". En este sentido, el filme cumple sobradamente, con un plantel de personajes de lo mas variopinto y donde además de paso, pese a las licencias, se recupera un poco la figura del vampiro clásico de novela en las carnes de Larten Crepsley (interpretado por un sobrio John C. Reilly), un chupasangre de aires victorianos, antaño un fiero guerrero que participó en la denominada "guerra de las cicatrices", reconvertido ahora en artista en el circo de los monstruos. Este será el artífice de la transformación de Darren (Chris Massoglia, al que hemos podido ver recientemente en "The Hole" de Joe Dante) y encargado de llevar a cabo su transición entre el mundo de los humanos y de los vampiros, convirtiéndolo en su asistente personal, recuperando también así, una figura un tanto en desuso, la del ayudante de vampiro o siervo.

El plantel de personajes es casi inagotable, por destacar a algunos, pues Madame Truska, la mujer barbuda, a quien interpreta una siempre seductora Salma Hayek, quien supongo debe haber hecho algún tipo de pacto con el diablo en la vida real para mantener intacto todo su encanto camino de los cincuenta. Gavner Purl, un belicoso vampiro encarnado por el extraordinario Willem Dafoe (aunque esta vez no nos enseñe la tranca, véase "Anticristo") y al que por desgracia veremos mas bien poco en esta primera entrega de la saga, Mr. Tiny, el villano de la historia, interpretado por Michael Cerveris (conocido por su papel de el observador en la serie "Fringe" y al que también veremos en la esperada "Stake Land") y sobretodo, unos "graciosos" gnomos inspirados en aquellos enanos esclavos que utilizaba el hombre alto (véase "Phantasma") para sus propósitos y que aquí protagonizan algunos de los momentos mas divertidos del filme.

La intro es para ponerse cachondo, la banda sonora de vicio, la historia es bastante atractiva, los personajes tienen personalidad y los FX cumplen con creces, ¿donde está la trampa pues? Luego en su propia naturaleza, ese enfoque adolescente que comentaba al principio, factor este que condiciona mucho la historia y la arrastra hacia el terreno de las aventuras sacrificando todo su potencial como película de horror, donde toda la violencia contenida se encuentra bajo severo control parental y la sangre, por supuesto, brilla por su ausencia. Los segundo, pues que no hay que ser un lince (incluso yo me he percatado) de que resumir tres libros en una película de cien minutos es una empresa poco menos que imposible, ¿como se traduce esto? Pues en un guión con mas agujeros que la defensa del real madrid en el 2-6 del año pasado, con lo que tendremos que tirar demasiado de imaginación para entender ciertos aspectos de la trama y pecar de crédulos en otras tantas para asimilar toda la "increíble" información (muchas veces inconexa) con la que nos veremos bombardeados. Y tercero y último, como suele ocurrir en esto de las trilogías y demás "...gias" (a excepción de las "orgías"), su desenlace, pues la película termina cinco diez minutos después de comenzar a animarse un poco, en un tramo final, además, mucho menos espectacular y trepidante de lo que se podía esperar después de tanto preámbulo.

Conclusión, "Cirque Du Freak: The Vampire´s Assistant" tiene todos los mimbres para convertirse en otra exitosa y sobretodo, rentable saga cinematográfica, que tiene en su impecable producción, su atractiva puesta en escena, en la presencia de estrellas de la talla de Willem Dafoe o Salma Hayek y en la riqueza de su propia mitología, sus principales virtudes. El lado oscuro queda lo liviano de la propuesta a ojos adultos, su atropellado guión y cierta sensación de insaciedad que nos deja su visionado.

Si disfrutaste con "Harry Potter", date una vuelta por el circo de los monstruos, sino mejor enciende la televisión y que los monstruos vengan a verte a ti.


1 comentarios:

Juan Camilo Loza dijo...

Excelente pelicula muy bien echa mas alla del libro y espero que hagan la 2.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.