martes, 15 de octubre de 2013

Crítica: A Field In England

Ben Wheatley siempre sorprende. Ben Wheatley es de esos directores que no dejan indiferentes. Si algo tiene Ben Wheatley es mano firme a la hora de saber filmar lo que él entiende que necesita expresar. Puede que Ben Wheatley no siempre sepa cómo contar una historia. Puede que este gran director implique excesivamente al espectador en la historia y que el esfuerzo por nuestra parte, sea grande a la hora de cerrar el argumento o trama, pero lo que está claro es que Ben Wheatley se desmarca del cine contemporáneo con sugerentes títulos que tocan diferentes palos.

Ben Wheatley es británico y suda Reino Unido por todos los poros de su piel.

Ben Wheatley es Ben Wheatley.

Sí, se puede decir que me interesa bastante lo que hace este director, y que cuando llegó a mis manos "A field in England", no sabía, para nada, lo que me iba a encontrar, pero que desde luego, tenía claro como el agua con hielo que ahora me estoy bebiendo, que fuera como fuera, tenía que verla y descubrir su misterio.

Antes de comenzar con la película, inicié una interesante charla con mi partenaire de visionado, sobre lo que era capaz y lo que no era capaz de hacer este director, ya que "Kill List" creo que tenía un potencial enorme, que era dura, complicada, que tenía un toque de humor macabrísimo que le iba perfecto y una actuaciones solventísimas, pero que al finalizar no sabías lo que acababas de ver, pues parecía que el inicio y desarrollo de la película iban por un lado, y el final por otro muy distinto, parecía que por error se hubieran unido dos películas diferentes...Con "Kill List" terminé descolocada por completo, pero tuve presente que a este director había que seguirle de cerca. Luego llegó "Sightseers" , que me pareció magnífica, estructurada, demencial, entrañable y acertadísima en todos los aspectos, y teniendo aún una asignatura pendientes con "Dowm Terrace", con estos dos títulos, me atrevía a ponerle en mi top de directores "de ahora", a falta de algún título más que le hiciera destacar entre mi élite personal.

¿Por qué os cuento todo esto? Porque ese título ha llegado, y encumbra a Mr. Wheatley como una figura genialmente respetable en este del mundo del celuloide. Y como bien es sabido, la gente así, la gente que sabe canalizar perfectamente su talento para que el resto disfrutemos de él, no siempre cuenta con el beneplácito del resto de mortales...me explico, "A field in England" que es el título en cuestión, va a ser amada, pero tengo presente que también va a ser odiada. Lo que es absolutamente imposible es, que deje a alguien indiferente, algo que para mí, es el mayor logro de un artista.

Ahora es cuando debería hablaros de la película, donde debería convenceros para que la vierais y pudierais opinar, pero pese a que llevo puestas mis gafas de pasta negras, me veo absolutamente incapaz de realizar ese ejercicio con un mínimo de rigor, pues llevo un día entero cavilando sobre la película, llevo un día entero dándole vueltas y vueltas en mi cabeza y aún no soy capaz de decir de qué va la película o qué se nos quiere contar con ella, algo, que a todas luces debería ser el elemento negativo por antonomasia en el cine, pero que teniendo en cuenta que Ben Wheatley nos obliga a apagar esas luces con "A field in England", ya no hay luces que valgan, y nada significa nada, y cualquier cosa lo puede significar todo para los espectadores, quienes son la pieza clave para encajar un puzzle inglés de un millón de piezas chiquitinas que cada uno terminará a su manera.

La guerra Civil sirve como escenario para mostrar a un grupo de desertores y delincuentes, a los que un destino negro guía por la campiña inglesa. Los personajes: Whitehead, Cutler, Trower y "Amigo" no están delineados en ningún momento, no sabes de dónde vienen ni a dónde van, y caminas tres cuartos de hora de la película sin identificar a ninguno de ellos, sin saber qué pintan en el campo, sin saber por qué están juntos, de qué huyen o qué buscan. Es esta primera mitad de la película, la más complicada, pues ni hay monólogo, ni historia coral, sólo personajes hablando de cosas que no entiendes y dejando ver de una forma exageradamente imperceptible, un pasado y una ausencia de futuro. Lo que dejan claro es que cada uno de ellos es un perdedor, y con una puesta en escena psicodélica, oscura y pesimista, si hay algo que hacer con ellos, es seguir caminando otros cuarenta y cinco minutos más, para intentar sacar algo en claro.
 
En esta primera mitad, el estilo de filmación queda absolutamente definido. La película está rodada íntegramente en blanco y negro para dotar de mayor dramatismo a una propuesta, que ,como es habitual en Ben Wheatley, se mueve entre diferentes géneros, que hace inclasificable al conjunto, entre los que se encuentra el drama, el terror psicológico, o incluso el thriller, con alguna pincelada de humor negro, pero que engancha, aún yendo a ciegas en esta película.

Los planos están cuidadísimos e intentan ser un sentido más, pues esta película es una película de sentidos, donde sólo nos falta el olfato, para meternos de lleno en ese extenso campo que se nos muestra durante todo el film. Es así como el sentido de la vista se queda totalmente satisfecho, ya que no sólo el preciosismo de las imágenes en blanco y negro le llenan, sino que un conjunto de escenas estroboscópicas, perfectamente encuadradas y engranadas, dotan al paisaje de una locura extrema, que o bien te llevan a un ataque de epilepsia o te hacen entender lo que en la segunda parte de la película se te quiere contar.

Y siguiendo con los sentidos, mención de honor se merece la banda sonora (y la ausencia de cualquier tipo de sonido en ciertos momentos), que no solo me parece uno de los mayores aciertos de "A field in England", sino que te hace estar aún más atento a todo lo que sucede en la pantalla y meterte en el terreno al que Wheatley quiere llevarte (aunque realmente tú no sepas dónde coños irás a parar).

Una vez atravesada la barrera inicial de sentirte profundamente perdido por una historia que no tiene ni pies ni cabeza, llega la segunda parte, que es dónde realmente reside todo el logro de "A field in England". La parte que marca el nuevo inicio y el fin (curioso, cuando ya llevamos vista media película...). Ese inicio y fin tiene un nombre: O´Neil, un hombre sin escrúpulos, que utilizará a los cuatro personajes anteriormente citados a su conveniencia para conseguir todo aquello que anhela, y cuando digo todo, creedme que TODO. Es este personaje el que empieza a abrir un claro en la oscuridad que se cernía sobre nosotros como espectadores, pues algo de lo que vemos ( y no todo), comienza a encajar, y entendemos que la historia de Wheatley atiende a temas de avaricia, servilismo y búsqueda, sobre todo búsqueda, pues cada uno de los personajes están en ese campo porque buscan algo, ya sea riqueza, escape, autoconocimiento, venganza, amistad o simplemente un propósito por el que seguir viviendo, en un mundo que les has ha negado cualquier ápice de felicidad.
 
Una vez que el viaje se retoma con un propósito , el bizarrismo en lo que se nos cuenta se hace patente, de la misma manera que emerge la parte mas enfermiza y sádica de un Wheatley, que no duda en bestializar a sus personajes y preparar un final doloroso, extraño, vacío, pesimista, reflejo de la locura y tremendamente oscuro , que lleva al espectador a preguntarse a sí mismo, si el viaje por ese campo inglés ha merecido la pena, algo que tengo que decir sin duda alguna que sí, porque puede que sea una de las películas que menos haya entendido en mi vida, y me explico, yo he entendido lo que he querido entender, pero no estoy segura de entender lo que realmente el director me ha querido explicar (en caso de que exista tal explicación más allá de lo que vemos). pero la he disfrutado y me ha hecho pensar, me ha hecho revivirla en mi mente una y otra vez, y eso es un logro que, para mi, marca la diferencia, aparte de enganchar visualmente a niveles estratosféricos.

No quiero terminar sin destacar la magnífica ejecución de todos y cada uno de los actores, que es algo magistral (algo que realmente es una constante en el cine de Wheatley), y decir que os animéis con este título, que más allá de su gafapastismo y su pretenciosidad, es una de las propuestas más ricas, en muchos aspectos, que vamos a tener este año, porque si queréis algo diferente, no hay duda, "A field in England", sobre todo, es algo diferente.
 
 

19 comentarios:

Max Cady dijo...

Missterror, felicitarte una vez más por una crítica y la facilidad que tienes para crear interés en la obra que reseñas (al menos conmigo siempre lo consigues). Estoy ansioso por hincarle el diente a esta película, aunque debo reconocer que no estoy exento de miedo, ya que el señor Wheatley, del cual sólo he visto Kill List (estoy pendiente todavía de Sightseers) me defraudó muchísimo al no concluir de forma coherente una historia tremendamente potente y dejándome un mal sabor de boca. Miedo me da que vuelva a suceder lo mismo y la historia sea el producto de una noche de desmadre lisérgico (por muy bien plasmada que luego esté en la pantalla). Ya te comentaré mis impresiones (aunque las expectativas las has colocado en las nubes).

Un saludo!!!!!!!!!

Missterror dijo...

Muchas gracias Max. La verdad es que tengo muchas ganas de que veas "A field in England", porque creo que podrás sacarle mucho jugo, aunque es cierto que la coherencia la vas a tener que poner tú, pues en una historia como la que se presenta, en la que la locura termina ocupándolo todo, no hay que verla como cualquier otra propuesta, en esta necesitas echar el resto.

Ya nos contarás :)

Saludos!!

El Rector dijo...

Este es uno de esos curiosos casos en los cuales estoy totalmente de acuerdo con el profundo análisis de la srta. Missterror (si es que una película como ésta se presta a tal cosa).

Missterror, lo más curioso aun es que, pese a todo, mis sensaciones finales distan bastante de las tuyas, pues a mi, pese a apreciar sus innegables virtudes técnicas, la película del señor Wheatley, me ha dejado bastante frío. Y creo, que voy a tener que posicionarme en ese selecto grupo de personas a las que A Field In England, les ha producido indiferencia.

Me quedo con su impactante puesta en escena y la macabra locura que supura por todos y cada uno de sus fotogramas, eso no lo voy a negar. Ahora, si te dijera que he disfrutado con el visionado, te estaría mintiendo.

Yo es que poca coherencia tengo para poner...

Saludos.

Missterror dijo...

Ayyy dios, Rector!!! Pues ahora si me has matado ,crucificado y resucitado, porque no puedo entender como una película como "A field in England" pueda dejar indiferentes a nadie, y más valorando esa virtudes técnicas que se nos muestran y una implicación al mil por cien en la película que se requiere.
Entiendo que a ti te guste que las películas te cuenten la historia y que no seas tú quien tenga que armar dicha historia, y entiendo por tanto que no disfrutes especialmente del hecho de poner a trabajar a tu imaginación (cuando a cine se refiere), eso lo tengo claro, pero que digas que un producto así te deja indiferente, para mi es sorprendente, porque querido Rector, precisamente de coherencia, tú vas sobrado.

saludos

El Rector dijo...

Missterror, me problema es que no tengo paciencia para ponerme a armar pajas mentales ajenas como pueda ser esta. Por lo tanto, mi vara de medir se basa en parámetros radicalmente opuestos a los tuyos, sobretodo, cuando hablamos de productos de este tipo.

Repito, sensacional crítica la tuya y de la cual, no puedo ni quiero rebatir absolutamente nada, pues la comparto de principio a fin.

Saludos.

Irad Jafet R.A. dijo...

Se ve interesante, me gustan las películas que buscan una forma original para contar algo, más bien olvidando lo establecido y da una sensación de estar recibiendo el material creativo en bruto. Pero por otro lado, hablando generalmente, el cine no es el medio ideal para tener que imaginarte muchas piezas faltantes con respecto a la historia, aunque es válido cuando el mismo director quiere que su mensaje tenga un significado muy personal, espero que este sea uno de esos casos ya que me he interesado por el trabajo de este director, buscaré igual sus otros trabajos, interesante reseña, un saludo.

Missterror dijo...

Irad Jafet R.A- No dejes de verla, porque sorprende, eso seguro.
Como bien apuntas, generalmente el cine no es el medio adecuado para utilizar la imaginación, para eso ya está la literatura, pero (y aquí está la grandeza), hay ocasiones en las que una película te obliga a hacerlo, y se agradece hasta el infinito (al menos yo lo hago)

Si no has visto nada de este director, empezar por "A field in England" igual es empezar por lo más complicado. Yo te recomendaría hacerlo con "Sightseers" y luego seguir con esta.

Ya nos contarás.

Saludos!!!

Anónimo dijo...

hijodekron:esta noche cae me encanta este director como se llamaba.......

thewronggirl dijo...

Es muy bizarro todo lo que hace este señor. Con Kill List no se si me gustó o no, porque el final cambia todo y no sabía qué había visto y que había dejado de ver

Missterror dijo...

Hijo de Kron- ¿ha caído ya?

The Wrong girl- Pues no sé si te gustará "A field in England", porque es la sensación final de "Kill List" ,multiplicada por mil...la pregunta es ¿te vale con lo que ves y lo que puedes explicarte?

saludos

Irad Jafet R.A. dijo...

Acabo de terminar sightseers, fue una sorpresa, no sabía que esperar con el comienzo tan tranquilo, me daba un aire como en Bautiful Joe, me agrada esa atmosfera tan amena, creo que la calificaría como muy humana o al menos trata de emular las cosas de la manera más normal posible y creo que eso hace que los giros se sientan más fuertes, ahora tengo más ganas de ver field in england, un saludo.

Anónimo dijo...

hijodekron:anoche la vi ,brillante para mi gusto este director cada vez me gusta mas una duda lo folla o le da hongos en la cabaña o las dos cosas a esto es un SPOILLER???pues perdon

Missterror dijo...

Irad Jafet- Totalmente de acuerdo con Sighseers (hicimos la crítica, échale un vistazo). Un gran sorpresón!!! A ver qué te parece "A Field in England"

Hijo de Kron- SPOILER- tengo claro que lo que le pasa al bueno de Whitehead es lo primero que mencionas y que ese es el desencadenante de su locura.

saludos!!

Max Cady dijo...

Que el señor Wheatley sabe generar imágenes potentes y perturbadoras no lo dudo (de hecho si se finaliza el visionado de esta obra es por ese poder hipnótico que imprime a las imágenes) y tampoco dudo del gran uso del sonido y la banda sonora que se hace. Ahora bien, este experimento fílmico surrealista y hermético (bastante pedante y pretencioso, todo sea dicho) no lo puedo considerar ni tan siquiera una pésima película porque para mí una película es otra cosa. Estoy seguro que habrá una gran legión de admiradores y fanáticos de esta inaccesible cinta, pero a mí su psicodelia y derrames visuales sólo me han provocado somnolencia e indiferencia.

Saludos!!!!!!

P.D. Los recursos estilísticos deben notarse, se tienen que poder identificar y acceder a ellos si no su uso carece de todo sentido. Las metáforas, alegorías, énfasis, tropos, etc. que no sean accesibles para el que está percibiendo la obra no tienen ningún valor, se vuelven vacíos y absurdos.

Missterror dijo...

Max- qué duro eres!!!! Advertido ibas de que no era una obra al uso y que había que poner muuucho por nuestra parte para que la historia tuviera coherencia. Para mi, no solo las virtudes artísticas son las que hacen de "A Field in England" una película interesantísima (pese a esa pedantería que tú adviertes), sino la extraña facilidad para entrar en una propuesta así, que dificilmente conseguiría alguien que no fuera Whitley.
Esta historia, que parece un viaje de LSD, creo que construye la locura de un personaje y su paso a la muerte, si me apuras. Obviamente eso no es fácil e plasmar en imágenes y opino que algo así debe ser, por tanto, desde mi punto de vista, objetivo conseguido (es ahí donde identifico y percibo el significado de la obra y su valor)

y yo que creí que te gustaría... :(

saludos

El Rector dijo...

Leo las palabras de Max sobre el ejercicio onanista del señor Whitley, y no puedo sino que darle la razón en todos y cada uno de sus argumentos.

Saludos.

davidgore dijo...

Fantástica reseña de la gran Missterror y fantástica película de Ben Wheatley.

Me ha molado tres huevos y medio. Se entienda más o menos (eso cada uno, me ha flipado mucho la historia, la realizazión, la técnica, las actuaciones, la música. ¡Todo!

Para mí, una genialidad.

Missterror dijo...

Davidgore-Me alegro mucho de que te haya gustado. Una película así lleva tu nombre totalmente.
Tengo una curiosidad extrema por ver por dónde nos saldrá Wheathley en su próximo proyecto, sus dos últimas películas me han gustado muchísimo.

saludo

Damien Thorn dijo...

Estupenda tu crítica. Ha sido una de las pelis que han pasado desapercibidas hasta Sitges y que puede dar un campanazo.
Sightseers, buena, A field in England, en mi opinión, aún mejor!!!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.