miércoles, 25 de junio de 2014

Crítica: The Raid 2: Berandal

Gareth Evans, un joven director británico que nos regaló (junto a Timo Tjahjanto) hace un año uno de los episodios más salvajes y brutales que un servidor recuerda en una película de relatos de terror, me refiero a Safe Haven en V/H/S/2, ya había sorprendido (muy gratamente) a propios y extraños con su película, de producción indonesia, The Raid. Un thriller de acción disfrutable y muy bien realizado (a pesar de contar con un presupuesto ajustado), que sin inventar nada nuevo, asombraba por la complejidad coreográfica y violencia descarnada de sus peleas y ponía de manifiesto las buenas capacidades cinematográficas de Mr. Evans.

The Raid, era un film donde un grupo reducido de integrantes del cuerpo de operaciones especiales de la policía de Yakarta, se tenía que enfrentar a una organización mafiosa que estaba parapetada en un gigantesco edificio en medio de una barriada marginal de la capital de Indonesia. A tiro limpio y a base de muchos golpes el protagonista, el agente Rama, debía conseguir apresar al jefe mafioso e intentar salir con vida de aquel infierno. Es curioso cómo, en 2012, apenas un año después del éxito inesperado de The Raid, Alex Garlan, escritor y guionista británico, realizaba un libreto muy similar (demasiado diría yo) para adaptar a la pantalla grande, con mucha más fortuna de lo que se hizo en 1995, las andanzas del juez Dredd. 

Debido, precisamente, al enorme éxito cosechado en diversos festivales como Sundance, Sitges o Toronto de la trepidante cinta de acción de Evans (y gracias también al boca a boca que es internet), se hacía inevitable una secuela que siguiera dando rienda suelta al vendaval de violencia y sangre iniciado. Y efectivamente tenemos para nuestro deleite una segunda entrega de The Raid, con mucha más acción, sangre y argumento (para sorpresa de más de uno) que la primera, que sin duda mejora y potencia las virtudes que aquella poseía y disminuye considerablemente sus carencias. 

En esta ocasión, iniciándose donde la anterior concluía (aunque puede verse sin necesidad de conocer la anterior), el agente Rama (Iko Uwais), deberá, casi de forma obligada, abandonar a su familia e infiltrase en una organización mafiosa, que opera en Yakarta y tiene comprado a parte de los mandos superiores del organigrama de la policía, para recabar pruebas que puedan desenmascarar a los corruptos y hacer caer a parte de la trama criminal de la ciudad. Evidentemente las cosas no son tan fáciles como le plantean inicialmente sus nuevos mandos y se verá (nuevamente) sólo en medio de una cruenta y despiadada guerra entre bandas mafiosas, donde los jóvenes “cachorros” hartos de la pasividad de los viejos capos pretenden hacerse con el control de la ciudad. 

Como puede apreciarse nada nuevo bajo el sol, de hecho, argumentalmente tiene muchas similitudes con la estupenda y muy reciente película surcoreana New World, pero sólo en su planteamiento, porque el señor Evans da rienda suelta a su lado más canalla y bestia y nos brinda 150 minutos (¡sí, dos horas y media!) de acción vibrante y desmedida que hará las delicias de los muchos amantes de la pirotecnia visual, las peleas sin tregua de belleza plástica, las persecuciones desmadradas y el entretenimiento puro y duro, y horrorizará a los incondicionales del cine de Theo Angelopoulos, Michelangelo Antonioni, Andrei Tarkovsky o Bela Tarr, que suelen deleitarse viendo crecer la hierba mientras conjeturan sobre la metafísica del vacío (que conste que algunas obras de estos autores me fascinan). 

Pero The Raid 2: Berandal ofrece, afortunadamente, mucho más que simple violencia desmedida. Los personajes principales están bien definidos, además de los despiadados y eficaces asesinos (¡acojonates la chica de los martillos y el chaval del bate!), nos encontramos con mafiosos ávidos de poder que no se conforman con el status quo que los grandes y viejos capos han pactado, policías sin escrúpulos que se venden por un puñado de dinero y el abnegado héroe, que en medio de múltiples alianzas, traiciones y venganzas entre clanes de etnias diferentes, que se suceden a igual ritmo frenético que los combates, ponen de manifiesto la mezquindad del ser humano, mientras la inoperante policía pretende desmantelar todo el entramado delictivo desde dentro. 

Gareth Evans, nuevamente, además de dirigir la película, escribe el guión y realiza el montaje, demostrando que es todo un maestro (casi) inigualable a día de hoy planificando secuencias de acción y orquestando combates que devienen en autenticas sinfonías visuales de golpes, dolor y sangre (duelen en el espectador tanto como en los personajes cada caída, golpe, martillazo o navajazo). Además de una cuidada planificación, la cinta cuenta con una fotografía, sonido y banda sonora, asombrosas que potencian de forma deslumbrante todo cuanto acontece. Pero el gran acierto, en mi opinión, mérito incuestionable de este joven y talentoso cineasta, es que a pesar de la acción desmesurada y dinámica que se sucede sin cesar, observamos con diáfana claridad e hiperrealismo lacerante todo lo que sucede, dando una autentica lección de cine a los grandes estudios de Hollywood que creen ostentar el monopolio de las producciones de acción con sus montajes de 1000 planos por minuto que continuamente confunden rapidez con movimiento.

Numerosos y gloriosamente violentos (tal vez en exceso para muchos espectadores) son los momentos ilustres de esta secuela: la pelea en el embarrado patio de la cárcel, el asesinato de uno de los miembros destacados del clan en una sala de fiestas, el esplendido montaje en paralelo del inicio de las hostilidades por parte de los jóvenes mafiosos, la frenética persecución en coche por las calles de Yakarta o el asalto final al cuartel (restaurante) de los criminales por parte de Rama, pero curiosamente son los instantes de calma, que preceden a las devastadoras tormentas o sinfonías de destrucción, los que más tensión y expectación generan. Consiguiéndose una sensación de incesante, fatigosa y asombrosa de la acción. 

En definitiva, The Raid 2: Berandal es un disparate alucinante a base de una sarta ingente de tiros, hostias, patadas, cuchillazos, martillazos y reventadas de cabeza con bates, en alta definición y con todo lujo de detalles, que os dejará ojipláticos, con la boca abierta, los puños apretados, hundidos en el sillón y el corazón latiendo a 20.000 pulsaciones por minuto.

¡Señor Evans, por favor, no tarde en realizar la anunciada tercera entrega!

Apunte: Como sucedía con El Padrino II, Terminator 2: El Juicio Final, El Imperio Contraataca o El Caballero Oscuro, esta cinta incumple el mandato de que segundas partes nunca fueron buenas. The Raid 2: Berandal, supera con creces la original. ¿Cómo es posible que esta película no se estrene en nuestro país en pantalla grande y vaya directamente al mercado del DVD? 

Nota final: Al parecer, en indonesio, berandal significa criminal.


17 comentarios:

Dr. Gonzo dijo...

Muy superior a la primera, que ya de por sí era sobresaliente.
Esta secuela gana en guión, en acción, en violencia... Son dos horas y media de hostias, atropellos, tiros, cortes y martillazos, combinado con una calidad técnica, una elegancia y un manejo de la cámara digna del Nicolas Winding Refn de Only god forgives.
La cámara se mueve y tiembla, pero eso no nos impide ver perfectamente lo que está ocurriendo en pantalla, y por eso el cine de acción de Hollywood debería tomar ejemplo lo antes posible.

Max Cady dijo...

Dr. Gonzo, me alegra que coincidamos tanto en nuestra apreciación sobre The Raid 2. Es cierto que la fotografía, la estética y la planificación pueden recordar, en algunos momentos, a la irregular cinta de Winding Refn, Only God Forgives, pero la cinta de Gareth Evans es muy diferente, y ya puestos, muy superior. La orgía superlativa de golpes, sangre y acción que ofrece esta película es antológica.

Saludos y gracias por el comentario.

P.D. He leído por ahí (igual es un rumor) que Patrick Hughes director de la estupenda Red Hill y la todavía no estrenada Los Mercenarios 3, es el director elegido para el remake americano de The Raid. Mucho va a tener que esforzarse para alcanzar las cotas de brillantez de el señor Evans en la realización de las escenas de acción y peleas. Creo que va a ser muy difícil que Hollywood iguale en violencia y sangre estas cintas.

Romasanta Macias dijo...

Viendo tantas albanesa y la genial crítica...deberá ver la primera y segunda de un tirón y disfrutar de lo lindo. Genial cr´tica!!!

Damien Thorn dijo...

He de reconocer que a mí, The Raid 1 me encantó, me lo pasé pipa con ella, y estaba algo reticente a ver esta segunda parte. Después de ver las notas positivas, y sobre todo leer tu crítica, me apunto al entusiasmo por una obra superior a la original, con un guión mejor elaborado y que hace las delicias de un fan de la acción y las peleacas rápidas y estupendamente coreografiadas aquí!!!!
El remake americano lo tiene un poco difícil, la verdad. Fijo que será más de lo mismo, tomas aéreas brutales, lucha y más lucha pero poco de la personalidad tan bien definida de ambas pelis.
Enhorabuena, Max por una crítica estupenda!!!! Y muchas gracias por el empujón para verla, porque realmente la he gozado!
Saludetes!!!

Max Cady dijo...

Romasanta, gracias por el comentario. Aunque no es necesario el visionado de ambas para disfrutar cualquiera de ellas, harías bien marcándote una doble sesión de The Raid (aunque vas a terminar exhausto).

Damien Thorn, a mí The Raid me pareció una película de acción tremendamente aceptable (para los continuos bodrios que suelen aparecer) y una enorme sorpresa por la virulencia y la cuidada estética de los combates. Pero esta nueva entrega supera con creces todo lo apuntado en la primera, sobre todo por un guión más elaborado (que sin ser ningún prodigio, a ver si alguno espera algo del estilo de Billy Wilder y I.A.L. Diamond, Robert Benton o Robert Bolt, si es mucho más que aquellas breves líneas argumentales de la primera entrega que lo apostaba todo a la espectacularidad de la acción). Sin duda la vas a disfrutar enormemente. Y en cuanto al remake, dudo mucho que esté a la altura de violencia y mala uva de las películas de Evans. Y por último, agradecerte tus siempre amables palabras.

Saludos!!!!!!!!!!!!

El Rector dijo...

Pues toda la semana llevo intentando hacerle un hueco a las dos horas y media de película, y no ha habido manera, así que de momento me quedo con las ganas. Y me quedo, a parte de por tu la estupenda y seductora crítica de Max, por el hecho de que Evans es uno de los cineastas que más me han impactado en los últimos tiempos, primero con la fabulosa primera entrega de The Raid (miedo me da esta secuela, si decís que supera a semejante obra maestra del cine de acción) y después, con el que a mi juicio es el mejor falso documental (con permiso de los amigos Plaza & Balagueró) que se haya rodado jamás, Safe Haven, segmento de la por otro lado, estupenda segunda entrega de la antología V/H/S.

Sobre el mas que posible remake de aquella estupenda The Raid (no se si ya está confirmado oficialmente), por más que quede en manos del competente Patrick Hughes (que nadie se pierda Red Hill), será poco másd que un sucedáneo de aquella, pues los yanquis tienen otra forma de entender el cine de acción. De hecho, al igual que apunta Max en la crítica, creo fervientemente que la nueva versión de Dredd, no es otra cosa que un "remake" encubierto de aquella, y pese a ser también estupenda, los tiros "nunca mejor dicho", iban por otra parte.

Saludos.

El Rector dijo...

Nota mental: Buscar sinónimos de "estupenda" para posteriores comentarios.

Max Cady dijo...

Rector, hágale usted hueco este fin de semana si puede por que la va a disfrutar muchísimo. Creo que vamos a estar muy de acuerdo, como lo estamos acerca de Gareth Evans, su episodio Safe Haven de V/H/S/2 y ese fabuloso (perdón, quería decir estupendo) western moderno y crepuscular que es Red Hill.

Saludos!!!!!!!!!!!!

Missterror dijo...

Decir que me ha encantado es quedarme corta!!! Menudo espectáculo de violencia, acción, intrigas, control y dolor que es "The Raid 2"!!!
Por supuesto, estoy totalmente de acuerdo con todo lo que comentas en tu asombrosa crítica, creo que después de ver semejante derroche de garra, es imposible estar en desacuerdo.

Soy muy fan de la primera "The Raid", aluciné con sus coreografías y lo vertiginoso que se convertía todo a su paso, pero es que esta segunda parte es aún mejor! Dos horas y media de palizas, muerte, sangre, movimientos de vértigo y que en ningún momento decaiga, dice mucho del señor Evans y de su saber hacer, y eso se consigue dando el doble de lo que se espera, que es la misma rabia que en la primera, y un guión que engancha y que sostiene perfectamente el peso de tanto golpe. Desde luego, Evans es un director que no decepciona, y que cada vez va a más. No le perdamos la pista, porque auguro que este hombre va a hacer cosas muy grandes, de hecho, ya las está haciendo.

Uko Uwais se convierte en un referente de las artes marciales, y hace que los que no somos muy seguidores de ese tipo de películas, nos enganchemos a muerte.

Sólo nos queda ya esperar la tercera parte y apretar los dientes.

Saludos

Max Cady dijo...

Missterror observo que coincidimos plenamente sobre este espectaculo orgiastico de hostias y sangre que durante dos horas y media no te deja parpadear. Me alegra que la disfrutaras, sin duda sera una de las peliculas del 2014.

En cuanto a Mr. Evans, coincidimos de nuevo, uno de los tipos a los que hay que segir muy de cerca.

Saludos!!!!!!!!!!!!!!!

P.D. Si la tercera entrega de The Raid sigue la progresion iniciada va a ser un espectaculo de accion de ordago, casi algo nunca visto. Yo ya estoy apretando los dientes. :)

El Rector dijo...

Impresionante, sin duda una de las mejores películas del año. Y estando muy de acuerdo con casi todo lo expuesto en la crítica, incluso reconociendo que como secuela, puede que supere a la original en muchos aspectos, yo sigo quedándome con aquella.

No cabe duda que The Raid 2 es la evolución lógica de su predecesora. Una versión mucho más trabajada a nivel de guión y mucho más elaborada y compleja argumentalmente, con personajes mejor dibujados e intentando rizar el rizo en las secuencias de acción. De la misma forma es evidente que la naturaleza de ambos filmes es radicalmente opuesta, no solo a nivel logístico (pues las diferencias de presupuesto son bastante palpables), sino también en su intención de indagar en géneros dispares (si bien la violencia sigue siendo el nexo de unión), la primera cinta abogaba por el cine de acción clásico y esta secuela, lo hace por el thriller o cine policiaco.

Yo, que soy mucho más amante de lo primero, que de lo segundo, me quedo con el cine "primitivo" de la primera The Raid, con su acción desenfrenada sin adictivos y sobretodo, con la sensación de tensión y desasosiego que transmitía en todo momento, más propia del cine de terror que del de acción.

En esta segunda parte no he palpado dicha sensación y la trama, pese a jugar en otra liga con respecto a la primera película, no deja de ser una más (y plagada de tópicos) si la comparamos con otras (de las muchas) cintas de género thrilleriano mafioso que inundan el mercado asiático. En este sentido la historia ni sorprende en ningún momento, no ofrece nada nuevo, de hecho, estamos ante una historia típica y recurrente (no solo en el cine asiático).

Tampoco me ha gustado el tratamiento dado a determinados personajes (y aquí si discrepo con Max), pues me refiero a dos de los asesinos de Bejo: la chica de los martillos y el tipo del bate, fuertemente "influenciados" por el manga nipón y que a mi juicio, no pegan para nada con el tono "serio" de la cinta.

Aun y así, ya digo, una recomendadísima propuesta (sin duda estará entre las mejores del año) que sin duda contentará tanto a los fanáticos de la primera entrega, como a los que gusten del thriller asiático más convencional. Menos trepidante y con menos carisma que su predecesora, pero por contra, mucho más elaborada y espectacular si cabe. Fantástica.

Saludos.

May Dove dijo...

La primera me pareció brutal, tengo que encontrarle un hueco a la segunda, pero es que 150 minutos no son pocos minutos!
Tiene pinta de que será frenética y si supera a la primera, ya me puedo poner a salivar. Aunque conste en acta yo soy muy de Antonioni y de ver las olas en el mar!

Excelente crítica, muchas gracias por traernos tamaña obra!

Max Cady dijo...

Rector, gracias por tu estupendo comentario. Aquí se nota, como bien dices, un presupuesto más holgado, un guión mucho más elaborado que intenta siguiendo el patrón marcado, aportar ideas nuevas y frescas (aunque no exentas de clichés del género), una realización mucho más meticulosa de estética preciosista y un montaje sensacional que mantiene el interés y ritmo frenético durante 150 minutos (algo sumamente complejo) y sobre todo trata a los seguidores del primer filme con respeto (el cual me gustó y considero muy interesante, aunque era sólo un espectáculo de acción puro y duro) y les da lo que quieren, más acción pero también con más “profundidad” de historia y personajes (a mi me resultaron muy atractivos esos hermanos-máquinas de matar gente). Por todo ello, una película súper entretenida, híper-violenta y que dignifica las secuelas (demuestra unas ganas por no repetirse y mejorar esquemas digna de alabanza, cuando lo fácil y habitual, por desgracia, es simplemente repetir exactamente la misma ecuación) que estará entre mis favoritas del año seguro.

May, que esos 150 minutos no te retrasen su visionado, al revés, piensa que vas a disfrutar enormemente (estoy convencido) de este espectáculo fabuloso de acción y peleas. Saliva, saliva.

Saludos!!!!!!!!!!!!!!

P.D. Antonioni tiene alguna película buena, pero en general entre ver (padecer) uno de sus films y cortarme las venas con un cuchillo romo (para que duela) no se con que quedarme. :P

sergio dijo...

no me puedo creer un 8 a semejante engendro... cuestion de gustos... pero suena todo demasiado pedante en mi opinion.

El Rector dijo...

Sergio, ¿engendro? ¿pedante? No se cual de los dos calificativos me deja más anonadado, pero vamos, muy fan del cine de acción no debes ser, ¿no?

Saludos.

Max Cady dijo...

Sergio, ¿un 8 a este engendro (según tú opinión) te parece excesivo y además… pedante? Pues es tú opinión y me parece respetable y la acepto, pero desde luego, es evidente que no la comparto.

The Raid 2: Brerandal, es una producción de acción con elementos de thriller que desde el punto de vista visual es impactante, gracias a una fotografía portentosa, una planificación soberbia de las escenas (y no sólo de las de acción) y un montaje de quitarse el sombrero, además es una historia que pese a contar algo bastante trillado (policía infiltrado en organización mafiosa) es endiabladamente entretenida y adictiva, y tiene algunos personajes que se te quedan grabados en la retina. Por eso y mucho más (como menciono en la reseña) me parece que esta secuela es una película de acción más que notable. Una lástima que no la disfrutaras.

Saludos y gracias por tú comentario, por cierto, lo de pedante no lo entiendo (sinceramente).

P.D. A mí me da igual el género (comedia romántica, thriller, terror, aventuras, etc.) o nacionalidad (española, surcoreana, sueca, británica, canadiense, etc.), lo que le pido a una película es que me entretenga y que lo que me cuenta lo haga bien, si además de eso me hace reflexionar entonces miel sobre hojuelas. Y en base a esto realizo mis valoraciones.

Unknown dijo...

Preferi abstenerme de comentarios, disfrutando de la gran critica que hiciste Max Cady, asi como de lo fans de la que probablemente se convertira en el padrino del cine de yoyas, superando con creces a la gran Die hard ( no la desmeresco ojo, que tambien es un clasico de los clasicos), y digo trilogia porque con la gran recepcion que tuvo en sitges, el enorme Gareth Evans probablemente nos regalara la ultima, el cierre... Y espero que sea enorme cierre...

Soy un fanatico de la saga Raid, la primera nose cuantas veces me la he repetido, aunque reconosco que solo la adelanto, para disfrutar unica y exclusivamente de las sangrientas, duras, extensas y grandilocuentes peleas ( sorry John Maclaine, pero en un edificio como ese durarias menos que un polvo mañanero), perro loco... Idolo... Ojala y en el cine holiwodense o en general existieran jefes tan cabrones y duros de pelar como el, para darle algo de testosterona y de la buena a las peliculas de accion....
Con respecto a Berandal, no hay mucho que pueda aportar mas alla de lo que ud han dicho, sin embargo resalto el hecho de que me encanta en cine koreano, que a estas alturas no has otorgado, joyas dignas de resaltar ya sea old boy, the yellow sea, simpathy por mrs vengeanse, i saw the devil etc, por lo mismo es que odio las comparaciones con Berandal, tal ves la trama es simple, pero es solida como un roble, y COHERENTE, con eso me basta solo para sentarme en el sillon, apretar los puños y esperar la horda de peleas,sangre, luxaciones... que solo este director no es capaz de mostrar... No necesito mas, el sujeto nos dio lo que queriamos y yo diria que mas, mucho mas...

Sabes porque te escribi?.. Curiosamente tras leer tu critica ( y pese a tener que hacer un trabajo urgente para la universidad, razon por la cual estoy hasta las pelotas ahora) dieron en un canal Vhs2 y el famoso episodio... Safe heaven... Por mi lo unico respetable de la pelicula... Adore que haya mantenido a algunos de sus actores ( que salieron en berandal) asi como la orgia sanguinoleante que se desarma, tras una lenta pero didactica introduccion.. ( es la calma antes de la tormenta y este sujeto sabe como ponerla en escena)... En fin sigue escribiendo como fan que eres Y lo agradesco por si hay algo que detesto son la criticas intelectuales y cuadradas, para mi esas no tienen vida... Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.