jueves, 21 de mayo de 2015

"Wayward Pines", ¿Aroma a Twin Peaks? Ni de coña

En mi inmenso capacho de filias y fobias Shyamalan ocupa uno de los lugares más destacados, tras Wan, Aja, Laugier y alguno que otro, como gran heredero del legado del orondo y misógino Alfred Hitchcock. Espero sus películas como agua de mayo desde “El protegido”, con la que me cautivó (sí, soy de los rarunos a los que “El sexto sentido” les parece un poco regulera) y lo he gozado pero mucho con algunas de las que vinieron, como “El bosque”, la magnífica “Señales”, la preciosa “La joven del agua” y la espectacular “El incidente”. También ví aquel bodrio del ascensor que produjo y que me hizo desconfiar un poco de su talento, lo que no me ocurrió ni con la denostada “Airbender”. Así que como supondrán, me esperaba el estreno de “su” primera serie con unas ganazas que para qué contar... Y bueno...
A ver... Lo primero, la serie no es “suya”, de hecho M. Night Shyamalan sólo dirige el piloto y deja el resto de capítulos a otros directores (Zal Batmanglij, 2, Tim Hunter, otros 2, Nimród Antal, James Foley, Steve Shill, Charlotte Sieling y Jeff T. Thomas). 

Para continuar, el guión tampoco es suyo, sino que se basa en la serie de novelas de Blake Crouch, creado con idea de Chad Hodge, y lo firman Blake Crouch, Bill Hooper y Steven Levenson...Así que muy Shyamalán, lo que se dice muy Shyamalán no es que sea la cosa, salvo porque ejerce de productor ejecutivo junto a Hodge, Donald De Line, y Ashwin Rajan. 

Lo más llamativo es que, aún habiendo visto sólo el piloto, ya hay una legión de zumbados por la red que comparan la serie con 'Twin Peaks', la serie que en los 90 revolucionó y cambió para siempre el panorama televisivo y que este año se remakea. 

Vale, se parece a TP lo mismo que una morcilla de Burgos a un candelabro, aunque tanto creador como productores e incluso el autor de las novelas destacan que se han inspirado en la serie de David Lynch, lo que huele un pelín a chamusquina propagandística y publicitaria, llámenme conspiranoico si quieren... 

Y vale, el piloto ha sido aceptado por la crítica de manera fantástica, pero a mí, la verdad, me pareció un coñazo tremendo que acabé de ver sin tener nada claro en absoluto. 

En la serie, el agente Ethan Burke (Matt Dillon, en su primera intervención en una serie de TV) se encarga de buscar a dos agentes federales como él, Kate Hewson y Bill Evans, que han desaparecido. Entonces se traslada desde Seattle al extrañísimo y malrrollero pueblo de Wayward Pines para llevar a cabo su investigación, pero ¡oh, surprise!, sufre un accidente de tráfico de los gordos. Tras despertarse en un hospital también así como de muy buen rollito, con la enfermera Pam (Melissa Leo) como una garza en observación, trata de recordar todo lo que le pasó y por qué narices ha desaparecido su cartera, pasta, teléfono y demás objetos personales. 

Tras el accidente, su mujer recibe una llamada en la que le informan de que Ethan ha desaparecido y como es una tipa valiente y aguerrida, decide plantarse también en el poblado maldito aquel para con la ayuda de su hijo encontrar al Dillon, que, oigan, ya se ha integrado en el piloto chachi, en plan colega de camarera buenorra (Juliette Lewis) y habiendo encontrado a la desaparecida Kate (Carla Gugino, que parece que tuvo un rollete con él),casi sin buscarla... 

La serie se ha estrenado simultáneamente en 126 países (estamos locos), el 14 de mayo con el piloto de MNS, "Where Paradise Is Home",al que seguirán "Don't Discuss Your Life Before", "Our Town, Our Law", “One of Our Senior Realtors Has Chosen to Retire", "The Truth", "Choices", "Betrayal", "The Friendliest Place on Earth", "A Reckoning" y "Cycle". Se rodó entre agosto de 2013 y febrero 2014 en Burnaby y Agassiz en la Columbia Británica. 

La crítica, en general, no puede ser mejor, con adjetivos como “espeluznante”, “inquietante”, “tensa”, ”adictiva” y agárrense los machos... “METAFÍSICA”-según una tal Joanne Ostrow del “Denver Post” que debería echar un repaso a Aristóteles en un ratejo así que le sobre... 

En resumen, mi primera impresión es que “Wayward Pines” juega a ser misteriosa e inquietante escondiendo datos de la trama y buscando una atmósfera que al menos yo no he visto de momento. Igual dos capis más y me rindo a sus encantos...


3 comentarios:

Chanpoo dijo...

Pues yo sí que me he rendido. Por cierto, hablando de series... ¿Ya habéis visto la de "Jonathan Strange y el señor Norrell?

Agustin VAZQUEZ ALONSO dijo...

La verdad que vi muchos tráiler de wayward Pines. En idioma francés como español y no me llamo la atención la serie.
Un saludo,

El Rector dijo...

Pues yo si le veo el parecido con la serie de Lynch, de hecho, demasiado, lo cual lastra mucho los primeros episodios, pues uno tiene la sensación de que esto ya lo ha visto, pero mejor. Luego ya se van introduciendo, entre alguna que otra nueva influencia externa a títulos de éxito, elementos de cosecha propia hasta que se llega al zenit del asunto con un giro antológico que cambia y mucho el concepto de la serie por mucho que el señor Dilon, horroroso como de costumbre, se empeñe en lo contrario.

Vistos los ocho primeros capítulos y pese a su irregularidad, donde se combinan capítulos apasionantes con otros un tanto insípidos y repetitivos, le doy un bien alto... lástima que ya se haya anunciado que no se renueva el show para una segunda temporada. Queda claro que la calidad no es lo primordial en televisión y que al final, todo depende de las audiencias.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.