viernes, 18 de enero de 2019

Crítica: Diablero

Debo de decir que afronté esta serie con los escudos levantados y la velocidad de huida a punto. ¿Una serie de terror humorístico mexicana de la que nunca había oído hablar? Miedo me daba, pero las informaciones hablaban de reminiscencias con el Raimi de “Evil Dead”, y mis amistades mexicanas no paraban de darme críticas positivas con un entusiasmo que me causó curiosidad. Hablaban de un producto muy enfocado a su mercado nacional, tanto que a mi me preocupó que fuera difícil evaluarlo completamente si no ibas a entender la mitad de los chistes. Soy sudamericano, y entiendo que lo que es tronchante en una cultura puede no serlo en otra, más con la dificultad añadida de que el dialecto del castellano que se utiliza en “Diablero” no es para nada castellano neutro o internacional. Otras fuentes me la comparaban con la divertida “Juan de los Muertos”, pero eso no hizo que mi opinión previa mejorase mucho.


“La factura de la serie es buena para ser un producto televisivo, notándose la buena mano de Netflix en producción”  


Y hete aquí que, vista la primera temporada, debo decir que las aventuras de Elvis Infante (Horacio García Rojas), Ketamina (Fátima Molina), Nancy Gama (Giselle Kuri) y toda la panda de improbables defensores sobrenaturales de Ciudad de Mexico me han enamorado.  

La factura de la serie es buena para ser un producto televisivo, notándose la buena mano de Netflix en producción. Quizá determinados momentos CGI den el cante en algunas ocasiones, pero el show recurre a la máxima que tan bien le funciono a Spielberg en Tiburón: enseñar el monstruo a ráfagas y en momentos climáticos muy puntuales. En cuanto a maquillaje, la serie es muy correcta y se vale de unos actores muy puestos en el proyecto y una gran dirección de actores, siendo estos muy expresivos del tipo que te meten en la historia. La banda sonora es un compendio muy anárquico en el que caben desde pop hasta narcocorridos, y da el ambiente de costumbrismo urbano que pide la serie.


“En cuanto a la comicidad, las situaciones cómicas no son forzadas, los personajes rezuman carisma por los cuatro costados, y no tiene un solo episodio de relleno”  


Pero la pregunta es...¿Por qué debo invertir mi tiempo en esto? Pues porque “Diablero” es una gran comedia/drama de terror, entendida en el mejor sentido del término. Por cierto, recomiendo encarecidamente a los hablantes en lengua castellana españoles verla con los subtítulos puestos para que no se les escape nada de los diálogos, que otorgan al relato una naturalidad única de la que está desprovista en la versión doblada al inglés. 

En cuanto a la comicidad, las situaciones cómicas no son forzadas, los personajes rezuman carisma por los cuatro costados, y no tiene un solo episodio de relleno. Mención especial para Nancy, personaje único por si mismo y no solo por su capacidad sobrenatural, que la actriz y youtuber Gisselle Kuri hace suyo desde el minuto uno. Mención aparte hay que hacer al tratamiento de lo sobrenatural. “Diablero” hace un curiosísimo pouporri entre santería (con toda el mix que comporta entre tradición católica y magia chamánica) y mitología azteca/cristiana, generando un universo propio que la hermana con series como “Supernatural” en algunos puntos, pero que se muestra lo bastante valiente y atrevida como para ganarse un carácter propio.


“entretiene, te ríes y te emociona, y al mismo tiempo es una reivindicación del folklore mexicano ante la Europeización del fantástico”


Apuntar que a mi parecer se nota y mucho la influencia en sus paisanos de Guillermo del Toro en el diseño de criaturas. Aunque aquí es un pariente pobre por así llamarlo, ciertos diseños fiestas de criaturas sobrenaturales dan fe de la influencia del director de “Hellboy” (2004).  

En resumen: está más que correctamente facturada, entretiene, te ríes y te emociona, y al mismo tiempo es una reivindicación del folklore mexicano ante la Europeización del fantástico. Habrá segunda temporada seguro, y por mi que haya hasta una tercera, porque estos parientes centroamericanos de Ash Williams me tienen ganado hasta el fondo. Y que dure!  

Lo mejor: Es puro entretenimiento sin consecuencias, diversión macarra y ritmo. Los escasos 8 episodios se pasan volando. Elvis Infante, Ketamina y Nancy. El primer exorcismo.  

Lo peor: Es una propuesta culturalmente muy étnica, y puede ser que eso tire para atrás injustamente a muchos. Efectos especiales puntuales, y alguna localización pobretona. 


7 comentarios:

El Rector dijo...

Reconozco que de entrada, no me terminó de convencer ese tono pseudo-cómico tontorrón que se gasta, pero una vez te haces con el concepto, los diálogos y sobretodo, vas conociendo a los personajes (en especial Nancy, que creo que es el gran activo de la serie, de largo, el más interesante de todo. Además, las exageraciones interpretativas de Giselle Kuri son deliciosas), la serie consigue atraparte. Un visionado muy fácil de digerir donde todo pasa rápido y directo, sin la habitual densidad de las series de Netflix. Y el temita de la galleta se te mete en la cabeza como un puñetero demonio :)

Muy interesante la idea de mercadeo con las entidades maléficas. Y sobre los efectos especiales, bueno, no serían su fuerte, pero no negaré que esos demonios en plan serie b de los ochenta, tienen su encanto.

Grata sorpresa. Veremos que nos deparan próximas temporadas.

Saludos.

Art0rius dijo...

Yo tengo la canción del opening incrustada en las meninges y no hay manera de dejar de tararearla. Espero yo también que confirmen segunda temporada y que tenga el mismo equilibrio entre espontaneidad, drama y macarrismo.

Christian Gonzalez dijo...

Siendo de México no pude dedicarle mas de 20 minutos, es que no puedo con series que focalizan tanto chistes o cuestiones locales, pero grata sorpresa que aun con todo ello, sea disfrutable para otras regiones del mundo. De hecho la puse en aleman y con subtitulos para ver que tal se me daba, pero de esa manera se me creia que estaba viendo Constantine Region 4. Le dedicare quizas un capitulo entero ya veremos si me atrapa

Saludos

Art0rius dijo...

Christian, dale una oportunidad ni que sea por la iniciativa de la serie. Es uno de los peros que sea tan "local", pero es a la vez uno de sus puntos fuertes porque es bastante pionera en formato televisivo moderno. Merci por tu aportación!

Anónimo dijo...

Y a Christopher von Uckermann por qué lo ignoran?

Dante Yurei dijo...

Saludos y felicitaciones por una excelente crítica. Comparto cada punto que expones aquí. Yo tuve mucha curiosidad con la serie, pero igual estaba esperando lo peor y para mi sorpresa la he disfrutado muchísimo. Recientemente publiqué una reseña de Diablero en mi página y coincidimos en varios puntos. Ya quiero que confirmen la segunda temporada, porque esta primera ha sido muy buena.

Art0rius dijo...

Anónimo: No ignoro a Von Uckermann, de la misma manera que no menciono a Humberto Busto, Dolores Heredia o cualquier otro miembro del reparto. Los he resumido como "la panda de defensores sobrenaturales de Mexico D.F. para no tener que citar a todo el cast. Comentar que para mi el papel de "el curita" al principio me cayó gordo , pero que a fuerza de pasar los capítulos Uckermann consigue hacerlo suyo dentro de sus posibilidades actorales y consigue darle cierta personalidad en la narración.

Dante: Grácias! Yo también espero que lo anuncien de una puñetera vez! "...la vida dijo no, yo digo que sí!"

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.