viernes, 12 de julio de 2013

Crítica: The Bay

Creada a partir de un documental abandonado sobre el ruinoso estado ambiental de Chesapeake, The Bay de Barry Levinson cuenta los horribles sucesos que se desencadenaron durante la celebración del 4 de julio de 2009. La historia se centra en una joven reportera, Donna (Kether Donohue), que emerge con una compilación de videos que revelan un asesino impredecible: un misterioso parásito que es una evolución de un isópodo prehistórico. En diferentes puntos del pueblo rural, varias personas son devoradas desde el interior hacia fuera mientras el hospital local se va llenando de pacientes infectados. Se nos presenta también a una joven y devota madre, Stephanie (Kristen Connolly, The Cabin in the Woods), cuyo marido cae presa de la enfermedad.

En términos de contenido puro y duro, The Bay no es nada nuevo. Es el típico film eco-desastre, enseñando elementos apocalípticos de películas de terror como Contagion, Quarantine y Parasite. Y mientras que el telón de fondo de Chesapeake añade un sentido de realismo al producto final, también realza el ocasional punto de vista auto-indulgente sobre la ignorancia y la apatía burocrática de la sociedad que Levinson pretende criticar. De todas formas hay un malabarismo expresivo impresionante en el estilo documental de la película, y de alguna manera, funciona.

Las interpretaciones, por otro lado; son impredecibles, que ya suele ser el precio que pagas cuando tienes un casting desconocido. Donohue y Connolly sobresalen como dos actrices más fuertes, y afortunadamente son también los dos personajes principales. Sin embargo, algunos de los papeles pequeños te sacan un poco de la historia; líneas escupidas sin mucha potencia y reacciones poco entusiastas son factores que se repiten a lo largo de la cinta. Aunque esto no desmerece para nada la ilusión de lo que estás ‘viviendo’ y te deja involucrarte con la historia de los diferentes personajes.

Para su crédito debo decir que The Bay hace un acercamiento muy noble al género de documental encontrado. En vez de utilizar una o dos cámaras con un único punto de vista, la cinta recompila numerosas fuentes que se enhebran juntas para ofrecer una mayor y mejor visión del desastre. A través de esta manera de narrar, se nos permite navegar por diversas perspectivas clave que ofrecen variopintos puntos de vista. Donna y Stephanie, por ejemplo; representan la tradicional experiencia de ‘cámara que se mueve’ (titilante, sin foco fijo, sin contexto, sin dirección y con golpes puntuales que muestran el verdadero terror). Y después, una serie de conversaciones por Skype y grabaciones de cámara CDC dejan ver elementos más calmados (aunque no menos espeluznantes) del misterio que ocurre. A esto se intercalan videos de una búsqueda preliminar de un par de biólogos marinos, que ofrecen una capa adicional sobre la naturaleza de la epidemia.

Por la parte de la presentación, The Bay, de hecho; hace un excelente trabajo alternando los diferentes videos de footage para que parezca como un único tapiz lineal. Hay que remarcar el trabajo técnico de ejecución de Levinson. Toda la película está rodada usando cámaras de consumidor como iPhones y cámaras compactas para conseguir un mejor nivel de autenticidad. De acuerdo a Levinson, se utilizaron 21 plataformas digitales independientes durante el curso de la producción. Este batiburrillo estético es harto evidente mientras ves la película, y visualmente; se presta al producto final. Lo único que genera un toque disonante es la música que se adhiere al material, teniendo en cuenta la severidad del rodaje.

Dado el minúsculo presupuesto de The Bay, los isópodos antes mencionados apenas aparecen, pero casi parece que esto le dé una ventaja a la cinta. Para contrarrestar, se nos muestra mayoritariamente los efectos secundarios de los parásitos y como infligen daño en los cuerpos de sus anfitriones. Recuerda un poco aquellos clásicos como Jaws o Alien (ojo a la comparación, ¿eh?) que no mostraban al monstruo sino todo el mal que afligía a sus víctimas (FIN DE LA COMPARACIÓN). Por otro lado, esto limita un poco el factor terror, reduciendo los momentos de impacto y dejando paso a gritos de personajes fuera de plano. Como resultado, mucha de esa tensión creciente y que se va construyendo durante el metraje nunca llega a ninguna parte. Un poco epic fail.
 
 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

esta me molo .buena critica .HIJODEKRON.


P.D.YO pegue un saltito y todo

Max Cady dijo...

Cuando vi el tráiler me entraron unas ganas locas de ver esta película, pero entre que el estilo de falso documental no me apasiona lo más mínimo y la dirige un director tan irregular como Barry Levinson (que sólo en contadísimas ocasiones ha sido capaz de elaborar un buen producto) me echaban para atrás. Después de leer tú crítica y teniendo en cuenta que sólo dura 85 minutos tal vez le dé una oportunidad.

Saludos.

El Rector dijo...

Pues a mi me resultado mucho más interesante, él preciso análisis de la srta. TWG, que la propia película. Y pese a que estoy de acuerdo con muchas de las cosas positivas que se comentan en la crítica (no tanto en las interpretaciones, que me han parecido "justitas" por lo general), a mi la sensación final que me deja The Bay, es la de un producto decepcionante, donde le doy mucho más peso a lo que podría haber sido, que a lo que realmente ofrece.

Es cierto que a nivel técnico, el falso documental está muy construido, con varios puntos de vista y una puesta en escena muy creíble, pero, el interés de lo que se cuenta, va claramente de más a menos, pues el ajo de la cuestión, ya está descubierto a la media hora de metraje, el resto, más de lo mismo.

Puede que el poco interés y tensión que me ha generado la cinta, venga dado por que yo del terror, espero una lucha por la supervivencia, no una simple documentación de un desastre como se narra en The Bay. La cual, me ha terminado aburriendo sobremanera.

Al final, me quedo con la visceralidad y crudeza de muchas de sus imágenes y con su halo de realismo, pero con la sensación, de que podría haber dado mucho más de si, añadiendo a la trama algunos elementos algo más cinematográficos.

Saludos.

thewronggirl dijo...

Claro que si, Max. Yo cuando empezó pensé que no me gustaría y al final hubo momentos en que incluso pegué algún salto como HijodeKron. No sé, está bien y son 85 minutos de nada.

Cinexis! dijo...

Me parece que en los últimos años abusaron un poco de los Mockumentarys, al punto que estas producciones ya dejaron de entusiasmar como antes.

Aún así esta película me entretuvo bastante, se deja ver...

Missterror dijo...

A mi el mundo de los falsos documentales me tira mucho para atrás, la verdad. Visto uno,vistos todos.
El margen de sorpresa es mínimo en estas películas.Sabes que algo muy chungo ha pasado y que te lo van a mostrar mediante los mismos recursos que has visto con anterioridad infinidad de veces.LO que puede captar el interés por tanto es que lo que muestran sea creíble, y en "The Bay", sintiéndolo mucho nada es creíble...ni la historia, ni los personajes, ni el montaje de las escenas que se nos quieren mostrar, ni mucho menos el desenlace.
Lo cierto es que vi la peli con pocas ganas, y puede que eso me pasara factura, pero lo cierto es que la encontré sosa, tremendamente predecible y con un nivel de tensión por los suelos.
Para mi "The bay" no destaca en nada, ni positiva, ni negativamente, lo que lleva a la indiferencia mas absoluta.

Eso sí Rebeca, la crítica, excelente!!!Felicidades!

saludos

thewronggirl dijo...

Rec y Missy, gracias!

Pues yo creo que es lo que puse en la crítica que el final deja un poco que desear porque van montando la historia y luego es que no pasa nada en sí.
También que el rollo mockumentary pues es lo que tiene, poco presupuesto y no se ve mucho los bichos. El hecho de que el virus hiciera que las bacterias se mutaran y hubiera unos bichos horripilantes que te salen del cuerpo me llamó la atención pero está poco trabajado, si.

Este tipo de películas tiene que abogar por giros de guión y por sacar escenas escalofriantes porque su tempo suele ser un punto crítico para no dormirte en el sofá.

Bajo mi humilde opinión creo que destaca por encima de otros mockumentaries, eso si... no es un peliculón ni mucho menos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.