lunes, 24 de mayo de 2010

Crítica: Necromentia

El tailandés Pearry Reginald Teo, director de aquella graciosa "The Gene Generation" (la cual por cierto, ya tiene confirmada secuela) también ha sido contagiado por un peligroso virus que anda suelto en el mundillo del terror independiente, el síndrome Barker lo llaman. Los síntomas son de fácil diagnóstico, el organismo infectado es obligado a adaptar cualquier cosa que haya salido de puño y pluma del padre de los cenobitas, por supuesto, hablamos de Clive Barker. Como se ha podido comprobar, varios han sido los cineastas que han experimentado en un corto periodo de tiempo, los efectos del síndrome, Ryuhei Kitamura ("The Midnight Meat Train"), Anthony DiBlasi ("Dread") o John Harrison ("Book of Blood"), son algunos de los mas recientes casos detectados de una plaga que amenaza en convertirse en pandemia y acabar tanto con nuestra salud mental como con la imagen del propio autor neoyorquino.


Y es que si "Hellraiser" (engendrada personalmente) le encumbró como poco menos que Mesías del género, la calidad de estas últimas adaptaciones de su obra con las cuales estamos siendo bombardeados sin piedad (a excepción de "The Midnight Meat Train"), está bastante por debajo de lo que se podía esperar, comenzando por la descafeinada historia de fantasmas de "Book of Blood", siguiendo con el aburrido ejercicio de mal gusto de "Dread" y a las que mucho me temo se les va a unir por méritos propios esta "Necromentia", nuevo soporífero viaje a las profundidades del infierno, según Barker.
"Necromentia" (también conocida como "The 13th Hour" y originalmente concebida como un corto), no nos cuenta nada que ya no sepamos, que el infierno es un lugar muy chungo, que el ser humano, a parte de egoísta y mezquino, es rematadamente tonto y sobretodo, que hacer pactos con el diablo no es para nada recomendable.

Para ello, tito Teo, quien aquí demuestra ser un gran dominador del espacio-tiempo (no en vano consigue que la hora y veinte minutos de metraje se traduzcan en tres horas para el sufrido espectador), nos cuenta la historia de una serie de personajes, aparentemente sin relación alguna, un hombre que ha perdido a su mujer, de la cual mantiene el cadáver en su casa esperando a que esta regrese de la muerte tal y como ella le prometió, un joven poco adinerado que malvive con la herencia que le dejaron sus padres y que tiene que cuidar de su disminuido hermano menor, el cual por si no fuera suficiente, tiene tendencias suicidas y un joven barman mudo al cual su mujer no solo le pone los cuernos, sino que también planea matarlo.

Aunque no se puede decir que la película esté cortada por el clásico patrón de historias de terror independientes, si que es cierto que cada sub-trama se aborda de forma separada y sin seguir ningún tipo de orden cronológico, con lo que al principio estaremos mas perdidos que Jesucristo en un concierto de "Belphegor" (para los profanos en la materia, banda austriaca de death metal satánico), pues no sabremos muy bien ni el porque de los acontecimientos ni las motivaciones de los personajes, cosas ambas, que se nos irán revelando a medida que avance la historia, donde descubriremos que todo está macabramente orquestado y relacionado, dando como resultado una especie de función circense demoníaca con ecos a (y Satanás me perdone) "Pulp Fiction", pero que lejos de sorprendernos (como se supone debería), confirma todas y cada una de las teorías que hemos ido formulando en nuestra cabeza a lo largo del filme, mas achacable a la poca picardía y desastrosa estructuración de la historia, que a nuestros méritos propios, rematado para colmo de males, con un final que combina brusquedad e indiferencia a partes iguales.

Estéticamente, no se puede obviar el "factor Barker", donde dejando de lado la excesivamente oscura fotografía (supongo que para disimular las propias limitaciones del filme) y la cutre representación del infierno, un sucio pasillo de sótano o de fábrica, la cinta luce mucho mejor de lo que merece, donde a parte de disfrutar de sangre en abundancia (que no de "gore"), podremos reencontrarnos con un cenobita de pura cepa sencillamente magistral, de esos que uno espera que saquen en alguna de esas colecciones de figuras de terror de la "Neca" o "Mcfarlane" para cascársela mientras la contempla en lo alto de una estantería.

Conclusión, "Necromentia" es una nueva oportunidad perdida de ofrecernos una adaptación decente del retorcido universo que vive en la mente de Clive Barker, achacable sobretodo al horrible montaje de la historia, capaz de sumir al espectador en el mas absoluto caos mental (también conocido como "hacerse la picha un lío"), que debido a esto mismo, tampoco consigue sorprender en ningún momento ni con ninguna de sus situaciones ni de sus personajes, en una experiencia que solo puede catalogarse de aburrida. En el lado positivo de la balanza, encontramos un apartado visual de notable alto, donde destaca el citado cenobita, las grotescas apariciones y alguna secuencia interesante, como la de la sesión de sadomasoquismo a ritmo de rock gótico o la "restauración" vaginal del principio, que me resultó bastante incómoda aun siendo hombre (aunque de necrofilia nada de nada), así como la presencia de algunos rasgos característicos de Baker, su obsesión por la muerte, la locura, el infierno, portales dimensionales, los personajes atormentados y el cuero negro.

Un filme que se sustenta demasiado en su innegable encanto visual y que deja demasiado de lado la esencia misma del cine, entretener. Además de resultar paradójicamente caótica teniendo en cuenta su simpleza argumental. Si disfrutaste de las últimas adaptaciones de este tío y eres de esos que se disfrazan de "Pinhead" cada Halloween, puede que sepas digerir la película de Teo, pero si buscas algo con un poco de coherencia y sobretodo "ritmo", mejor piénsatelo dos veces.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.