Crítica: The Farm (Hans Stjernswärd, 2018) Crítica: El Pacto (David Victori, 2018) Crítica: Heavy Trip (Juuso Laatio, Jukka Vidgren, 2018) Crítica: 13 Cámaras (Victor Zarcoff, 2015) Crítica: Anon (Andrew Niccol, 2018)

jueves, 26 de octubre de 2017

Crítica: La Piel Fría

Hubo un tiempo en que los fríos sólo podían nadar. Dentro del agua establecían sus propias reglas y ni siquiera Neptuno imponía sus normas para convivir con ellos. Los fríos no buscaban víveres o un asentamiento estable, ni si quiera querían hacerse con el control marino, ellos sólo querían que su corazón nunca se calentase y que bombeara con fuerza pero frío, siempre frío, porque el frío es lo que les hacía continuar sin necesidad de entender que hay determinados momentos en los que el agua ya no es un elemento fiable, hasta que un día decidieron salir a la superficie...

“La piel fría” es la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Albert Sánchez Piñol por parte del director francés, Xavier Gens (“Frontiers”, “The Divide”), esperada y deseada por todos los seguidores del cineasta y por todos los fans de la novela. Teniendo en cuenta que me encuadro en ambas categorías, el estreno de la película en el festival de Sitges era una de mis grandes apuestas. Si gané o perdí, tendréis que decidirlo vosotros cuando leáis esta crítica y por supuesto, cuando veáis esta película. Por lo pronto os diré que salí satisfecha de la proyección.

Siempre que hablamos de adaptaciones, entramos en terrenos de fácil acceso y complicada salida, hay que tener en cuenta que la palabra escrita provoca una inevitable relación con el lector dónde se le obliga a proyectar toda su imaginación en cada párrafo, así un escritor se convierte en un creador de vidas, pero el lector es quien realmente da sentido a esas vidas y les permite el movimiento. Cuando leemos una novela, no sólo nos hacemos una imagen mental de cada personaje y cada paisaje, sino que incluso somos capaces de ponerles voz y dotarles de alguna característica de cosecha propia que complementa lo escrito por el autor.

El problema y la grandeza, por otra parte, es que hay tantas imaginaciones como lectores y que cada uno tiene un universo reservado para los personajes que puede o no compartir con el resto de lectores e incluso con el propio escritor. Hay quienes recrearon mentalmente lo escrito por Sánchez Piñol de una manera y hay quienes lo recrearon de otra. Ocurre lo mismo con la importancia que se le de a los hechos descritos, para unos lo importante será la parte más lovecraftiana del relato y para otros será la conexión de dos protagonistas para entender el mensaje. Xavier Gens se encuentra entre los que entienden el relato como una historia de aventuras siniestras, con el mar como tercer protagonista.

No cabe duda de que la factura técnica de “La piel fría” es la gran baza de esta película. Es indiscutible la calidad en la fotografía, de los encuadres, del montaje, de los paisajes, de los contrastes, de la magnífica banda sonora y de los efectos especiales. Todo cuidado con mimo para que la experiencia sea grandiosa y que el sabor de boca del espectador sea frío pero muy agradable. Está claro que con esta calidad de escenas, ya se tiene parte del éxito asegurado, porque si no funciona por el mensaje que se quiera trasladar, funcionará como película de aventuras de gran factura.

Exactamente esta es la apuesta, la acción y la reacción. La acción nos la traen las criaturas marinas a las que los dos protagonistas tendrán que hacer frente cada noche. La reacción corre a cargo de los personajes humanos, el oficial atmosférico y Gruner (Batis Caffó en la novela). Es en la reacción donde vamos a encontrar el viraje de Gens respecto a la novela. En la novela se ponía en cuestión la condición humana y su grado de crueldad con los que consideraba más débiles, el inevitable enfrentamiento entre el bien y el mal donde no quedaban claramente delimitadas las posiciones humano-monstruo, el diálogo como único camino exitoso en el enfrentamiento y la necesidad de compañía de cualquier ser humano, tanto física como psicologicamente.

En “La piel Fría”, Gens se pasa por el forro todas estas consideraciones más sentimentales, por decirlo de alguna manera, para indagar más en el ataque nocturno como herramienta para generar la tensión que debe acompañar a la frialdad que tanto novela como película supuran. Esto no es bueno ni malo, es diferente y es una opción válida. Las relaciones entre personajes, ya sean el hombre (voy a llamarle así porque tanto en el novela como en la película, nuestro protagonista no tiene nombre) vs Gruner, como Gruner vs Aneris (el especimen femenino de ser marino sin identificar que “convive” con ellos), o el hombre vs Aneris (Sirena al revés) quedan en un segundo plano y no se profundiza demasiado en ellas, como sí ocurre en la novela, para poner todo el foco en la acción. De esta manera, es complicado poder empatizar con el hombre como debiéramos (como sí ocurría en la novela) y entender su comportamiento tanto con el antagonista Gruner, como con Aneris.

Entiendo que al final todo se basa en diferentes posturas ante la novela, diferentes entendimientos de lo que supone el faro en esa isla perdida o diferentes lecturas, pero no puedo negar que en los créditos finales, aún con la orquesta sonando de fondo, yo pensé que la maravilla técnica que había visto podía haberse convertido en maravilla general con un guión que profundizara más en estas relaciones a las que me refería en el párrafo anterior y así evitar la sensación de bucle sin ninguna finalidad que se percibe en un determinado momento de la película.

Es necesario destacar la gran labor de efectos especiales, tanto artesanos como CGI, que salvo un desliz en una de las criaturas marinas al final de la película, no es para nada evidente. En cuanto a ese maquillaje, sobresale la labor de los artistas que hacen que Aura Garrido pueda desenvolverse como pez en el agua en la piel de Aneris, quien pese a los kilos de látex y las lentillas, es capaz de transmitir esa mezcla de inocencia, ternura, sufrimiento y curiosidad de la Aneris que todos habíamos imaginado. Destaca también la actuación de Ray Stevenson (nuestro querido Teach de “Black Sails”) como Gruner donde demuestra que se sabe calzar muy bien los zapatos del perdedor huraño que necesita una finalidad en la vida a la que aferrarse para sentir que aún queda vida en él, aunque dicha finalidad carezca de sentido. Lamento, eso sí, tener que discrepar con el director de casting (Diego Betancor) en la elección del actor protagonista, David Oakes, quien no está a la altura de su personaje. Eso hace que brille más en la narración el personaje de Gruner, algo que nunca debería haber ocurrido, pues Sánchez Piñol consiguió que fuéramos capaces de sentir la novela en primera persona, viendo a través de los ojos de su protagonista, algo que en “La Piel Fría” de Gens no ocurre y me temo que es debido a la incapacidad de Oakes para transmitir lo necesario o conseguir el más mínimo ápice de carisma.

Es innegable que estamos ante una película muy agradecida de ver que se adentra de forma efectiva en unos abismos marinos que Lovecraft podría haber hecho suyos perfectamente, saliendo muy airosa de una experiencia que debería haber dado más de sí, pero que entretiene y que sin llegar a conmover, muestra algo tan difícil y necesario para esta narración como es la humedad que se mete dentro de la piel y si bien es cierto que no llega a los huesos, la piel la deja fría, que después de todo es el propósito.

A los fríos no les gustó el tacto de la roca, pero lo suyo es suyo pensaron. En ese momento, las branquias se abrieron para dejar que el oxígeno del aire entrara de lleno en unos pulmones que parecían hechos para el mar. Lo que los viajeros de la tierra no sabían es que los fríos tenían tres pulmones y que uno de ellos nunca lo habían utilizado hasta entonces, algo significativo teniendo en cuenta que ellos eran la clave de la evolución. El tacto de la roca no era agradable, pero la calidez de la sangre humana les envolvía hasta llegar a adormecerles.


9 comentarios:

Tracy Kong dijo...

Juan Piquer Simòn envidiarìa y se entusiasmarìa como yo con este cuento con aroma salado a Verne y Lovecraft. Pudo ser màs, pero aùn asì no es para nada poco.

El Rector dijo...

No he leído la novela original y aunque por lo que comentas, Missterror, en esta adaptación se quedan algunas cosas importantes en el camino (una pena que Gens no haya querido o atrevido, a hacer algo un poco más truculento), diré que he disfrutado como un enano con esta mezcla de aventuras Vernianas y horrores Lovecraftianos con estética digna de Guillermo del Toro. Un sugerente cuento siniestro con olor a salitre que engancha desde el inicio y que a mi juicio solo flaquea en el rol protagonista (menos mal que Ray "Teach" Stevenson, se encarga de tapar todos los huecos que deja su compañero de reparto, con esa aplastante presencia suya), algunos efectos por CGI y la comentada falta de perversión a la hora de profundizar en la relación entre los distintos personajes, que de haberlo hecho, seguro habría dejado en un muy segundo plano la parte más aventurera de la historia, que al final, termina siendo el leit motiv de la película.

Un tanto más a la filmografía de Gens, que al menos servirá para compensar un poco lo perpetrado en "Crucifixión", pero esa, es otra historia...

Saludos.

P.D: Missterror, como te lea Piñol, igual te propone que colabores en una hipotética secuela de la novela, que seguro que este no te censura ;)

victor dijo...

Pues estoy en fuera de juego en cuanto a la novela, y por ende a esta peli. Que tiene una fantástica pinta. Me la apunto sin falta.
Un saludo

Patrick Bateman dijo...

Hola Misterror

Ojalá la película me hubiese parecido la mitad de profunda que tu crítica. Desgraciadamente, la historia me parece que deja demasiadas cosas en el aire a la libre interpretación del espectador. No sé como será eso en la novela, espero que no resulte tan inconcluyente.

En cuanto a méritos técnicos, los tiene. Aunque algunos planos generales de los ataques al faro, ejem, ejem...

Saludos.

Missterror dijo...

Tracy Kong- Para nada es poco, de hecho merece un notable, Dependiendo del enfoque que buscaras, puede quedarse algo corta (a mi me pasó), pero es una buena película.

Rector- Es cierto que se quedan elementos importantes de la novela por el camino y que es una pena que no se jugase la parte más carnal de la novela y que nos e le diera otra vuelta a la relación de los tres protagonistas, pero Gens ha querido optar por la parte más aventura y lo ha hecho de una digna manera.
Sobre el protagonista, unanimidad me temo.
Sobre lo de "The Crucifixion", uffffff ¿qué es lo que pasó ahí, Xavier?
Sánchez Piñol me puede llamar cuando quiera que este sí puede censurarme si quiere ;)

Victor- No dejes de verla, yo diría que es una apuesta segura, pero bueno ya sabes que esto va por casas.

Patrick- Puede que yo esté influenciada por la novela, donde hay muchos menos cabos sueltos, pero tampoco creo que en la película haya demasiadas lagunas. En mayor o menor medida con poco esfuerzo creo que se sobreentiende pasado y futuro

A mi los ataques al faro me parecieron impecables, no le vi el plumero al CGI en esas escenas como sí me ocurrió al final, pro justamente en esos planos yo estuve conforme.
Muchas gracias compi ;)


Saludos.

Donnie Darko dijo...

Acabo de salir del cine de ver esta película. Por ahora solo puedo decir que me ha parecido como su piel. Fría. Por desgracia no he conseguido entrar en esta película en ningun momento. Estoy a mitad de novela y tampoco me parece ninguna maravilla, no dejamos de estar otra vez ante ideas antes planteadas en obras como 'Y pese a todo..' de Juan de Dios Garduño. Dos personajes enfrentados (Por diversos motivos) que han de hacer frente a una amenaza mejor.. a falta de reposarla un poco... de Xens esperaba bastante mas.. :-(

Un Saludo!

Donnie

Missterror dijo...

Donnie- Si vas por la mitad de la novela y está como el que oye llover, algo puede mejorar pero no esperes mucho, porque no creo que hayas conectado y así ha ocurrido con la película. A mi me transmitió mucha soledad, pero de la de verdad, no de la que el que está solo de manera involuntaria, sino de esa que se elije por vacío. Esta sensación la comparten novela y película y si te deja frío en ese aspecto, la novela te parecerá del montón y la película se convertirá en una aventura repetitiva.
Nunca me animé con "Y pese a todo...", pero quizás ahora sea el momento ;)

Si Gens te ha decepcionado con " La piel Fría", espero que no hayas visto "The Crucifixion"...

Saludos

Donnie Darko dijo...

La verdad es que me está costando acabarme de leer 'La piel fria' pero como ya me queda poco... Por ahora poco puedo decir salvo que agradezco que Gens haya omitido toda la parte del pasado 'revolucionario' del protagonista. Al leerlo tuve la sensación de que Sanchez Piñol rellenó hojas con algo que al menos a mi me daba la sensación de que no aportaba demasiado al personaje..

Todavía no he visto 'The crucifixion' pero le tengo ganas.. Mira que Gens es un tío que me cae genial pero tengo la sensación de que su cine se está edulcorando, volviendose comercial, parece que ha dejado de lado el salvajismo de 'Frontier(s)' y la depravación de 'The divide' para acercarse a un público mas amplio y su cine está perdiendo su sello. ¿El nuevo Alexandre Aja? De hecho actualmente tiene sus dos últimas películas en cartel algo extraño ya que si no me equivoco ni 'Frontier(s)' ni 'The Divide' se estrenaron en salas comerciales y si lo hicieron fue de manera limitada (Que de 'a ghost story' se hayan estrenado creo que 8 copias, casi no es ni para considerarlo estreno..)

Un Saludo!

Donnie

Missterror dijo...

Donnie- Con lo mal que se pasa para terminar un libro que se atraganta!! Te confieso que llevo meses para terminar "Fantasmas" de Palahniuk, con lo que me gusta a mi este hombre y el mal trago que estoy pasando con la novela...El caso es que cuando la cojo me gusta, pero cierro el libro y hay como una especie de energía negativa que me provoca una pereza máxima a la hora de volver a leer.

Vete con la expectativas bajitas a "The Crucifixion", te lo aviso ;) A mi Gens me tiene un poco desorientada, porque no es demasiado regular pero hay algo en su manera de dirigir que me gusta. De todas sus películas, me quedo con "The Divide", que me parece un peliculón y luego con "La piel fría". No creo que sea por acercarse a un público más genérico sino por gustos personales. Yo agradecí mucho la adaptación de la novela porque desde que la leí lo estaba esperando.

Lo de "A Ghost story" en cines...lo raro es que la hayan estrenado (aunque sea a la falsa, como digo yo) Cuando me enteré me quedé con la boca abierta, de verdad.

Saludos.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.