La Maldición de Hill House, Flanagan y Netflix obran el fenómeno televisivo del año Crítica: The Farm (Hans Stjernswärd, 2018) Crítica: El Pacto (David Victori, 2018) Crítica: Heavy Trip (Juuso Laatio, Jukka Vidgren, 2018) Crítica: 13 Cámaras (Victor Zarcoff, 2015)

domingo, 3 de diciembre de 2017

"The Punisher", el dulce sabor del castigo

Un castigo puede suponer un antes y un después en nuestra conducta, todo depende del castigador. Reconocemos el poder del castigo porque es lo que atemoriza y en ese temor es donde nos equivocamos de pleno, porque la intensidad del castigo siempre va a depender de la intensidad del castigador, que es quien realmente debe infundir ese respeto, inquietud o terror. Un castigador blando va a sufrir con el castigo tanto o más que el castigado, por el contrario, un castigador implacable va a disfrutar con la reacción del castigado. Profundizando en la figura del castigador, ahora sabemos que existe un aviso importante, si el castigador no busca un escarmiento, ni pretende una redención, el castigo es sólo venganza y pierde la parte positiva para convertirse en una ejecución. La pena capital impuesta por una persona cuya vida está supeditada a la muerte del enemigo, convierte el castigo en una forma de vida y al castigador en The Punisher.

“The Punisher” es parte de esa estrategia de Netflix de explorar y explotar a los superhéroes y supervillanos de Marvel como herramienta para captar y mantener suscriptores. Una buena estrategia, sin duda, pues tiene a sus espectadores en jaque cada trimestre para devorar unas historias que con mayor o menor acierto, no suelen dejar para nada indiferentes. Sin duda, la gran apuesta inicial fue “Daredevil” y dieron en la diana (y por suerte no fue en la de Bullseye, a quien siempre recordaré por la terroríficamente mala interpretación de Colin Farrell). “Daredevil” significó la dignificación de los superhéroes en la pequeña pantalla y les otorgó por fin el status que se merecen dejando claro al público al que se dirigen, que una vez más recordamos que no es el infantil. Aquel pistoletazo de salida abrió la puerta para que pudieran entrar hasta el fondo de la caja oscura los estandartes de Marvel a darlo todo. 

Después de “Daredevil” vino “Jessica Jones”, “Luke Cage”, “Iron Fist” y la reunión de todos ellos en “The Defenders” . Sin lugar a duda, la mejor producción hasta la fecha de Netflix ha sido la primera temporada de “Daredevil”, que logró que fuera muy complicado elegir entre el superhéroe y el mejor villano visto en televisión, Wilson Fisk (con permiso del inmenso Kilgrave, que es quien salva los muebles de “Jessica Jones”), pero fue en la segunda temporada cuando nos encontramos cara a cara con The Punisher y desde entonces, esta señorita que os escribe, estaba como loca para poder jalear al castigador y pedirle que les reventara a todos desde la comodidad de mi sofá. “The Punisher” es un personaje concebido para repartir leña con la mayor violencia posible y sabiendo que venía producida por Steve Lightfood, responsable de la serie “Hannibal” que tantos buenos momentos me ha dado, tenía claro que no iban a escatimar en escenas explícitas. 

Tengo que empezar diciendo que la experiencia con “The Punisher” no es regular, sino lo contrario. Es una serie que va de menos a más, como debe ser y que comienza con pausa para llegar a un punto donde se acelera de una forma absolutamente demencial. El hecho de tener una primera mitad que peque de repetitiva y de falta de punch en varios de sus capítulos puede pesar para los impacientes, ya que la trama principal en la que Frank Castle vive su particular infierno día a día se puede hacer cuesta arriba y estos diligente espectadores busquen constantemente la cuenta atrás “un fardo, dos fardos, centavo y de a diez”, algo que va llegando con cuentagotas para dar mayor protagonismo al resto de personajes que se desarrollan muy bien a lo largo de la serie. En esta primera mitad, el guión se revuelca en el drama familiar de Frank Castle y en el de otros de los personajes estrella de la serie, Micro, quien va siempre a la par con Castle a la vez que sabe respetar ese paso por detrás del justiciero para no hacer sombra en ningún momento. 

Paralelamente se van introduciendo un par de subtramas con diferentes resultados. En una, tenemos una conspiración gubernamental para silenciar el tráfico de drogas por parte de una unidad militar en Afganistán y en otra, las consecuencias de esa búsqueda constante del lugar al que pertenecen los veteranos una vez que vuelven del frente. Comentaba que los resultados de estas dos subtramas tienen efectos opuesto, porque mientras la gubernamental es definitiva para dar sentido y complejidad a la venganza de Frank Castle, todo el tema de los veteranos y los actos terroristas que subyacen , no deja de ser un parche en la serie para que la introducción en algunos capítulos de la periodista Karen Page (la ex compi de nuestro Foggy y Matt Murdock) tenga algún sentido, más allá del de demostrar la cara amable de Frank. 

“The Punisher” cuenta una historia, y ojo que es una buena historia, algo que fallaba estrepitosamente en “Iron Fist” o en “Luke Cage”. El guión, complicado en los tiempos que corren por el debate sobre las posesión de armas y el sentido del patriotismo en América, va hilando bien cada escena aunque se detiene demasiado en los mismos sitios y por esto la refrescante figura de Micro es tan necesaria en  cada capítulo, máxime cuando Frank Castle es un personaje tan independiente y antisocial. El aura de la serie, siempre tan enrarecidamente marine va explorando la peor parte de la fragilidad humana tanto física como psicológicamente, hasta desembocar en una especie de irrealidad en la que Castle se vuelve un saco de boxeo al que no le queda ningún hueso por romper y The Punisher, que recordemos que no es ningún héroe sino un militar altamente cualificado para el combate, empieza a repartir hostias de una manera tan sumamente grafica que en determinados momentos es complicado seguir manteniendo la vista en la pantalla y ¡claro que esto es lo que esperábamos desde el principio! pero tengo que decir que los dos últimos capítulos de esta serie es lo más bestia que yo he visto en la pequeña pantalla nunca y no diré que sólo por esto se justifica los trece capítulos de la serie porque sería muy injusto por mi parte dejar de lado una historia que está pensada y trabajada, pero señores no me quito de la cabeza estos dos capítulos. 

Teniendo en cuenta además que “The Punisher” va sobrada de efectos especiales y de litros de sangre, el éxito está claro para una serie que complemente a la perfección a “Daredevil” y que nos deja con ganas de más, de mucho más, pues los personajes que ya conocemos como la palma de nuestra mano todavía tienen mucho recorrido. En este sentido es necesario hablar del casting y de su importancia en estas gestas, pues si uno de los principales fallos de “Iron Fist” fue la elección de Finn Jones para darle vida, uno de los principales aciertos de “The Punisher” es el tremendo plantel capitaneado por un inmenso Jon Bernthal, que aunque en alguna ocasión se le vaya un poco la sobreactuación con algún tic, es necesario para entender que este hombre está sonado por tanto golpe físico y emocional. Le sigue de cerca Ebon Moss-Bachrach dando vida a un grandioso David Lieberman o Ben Barnes clavando al Billy Russo que todos podemos tener en la cabeza, no solo por guapo, sino por astuto. Incluso Amber Rose Revah me ha convencido en su papel de Madani y eso que al principio tenía mis reservas. Un casting que hace que te creas lo más inverosímil y que lo asumas con naturalidad. 

En “The Punisher” no hay héroes, todos son antihéroes y villanos y eso la desmarca del resto del universo Marvel, porque el guión se empeña en recordarnos los errores de todos y cada uno de los personajes para alejarnos de superpoderes y centrarnos en la visceralidad de una propuesta en la que lo que cuenta es la historia, los giros y el hecho de que la justicia sea tan o más frágil que el pájaro que ha estado toda su vida enjaulado y que no sabe qué hacer cuando le abren la puerta de su jaula para que vuele libre. Y no, no estamos hablando de una serie de consumo rápido que ver cuando no tienes otra cosa que hacer y quieres dejar la mente en blanco, “The Punisher” es de esas series que hay que ver con todos los sentidos y que hay que entender como lo que es, una serie de las buenas, de las que pueden competir tranquilamente con las grandes series de este 2017. 

El castigador entiende que su castigo es necesario, lo hace porque en ese momento él está por encima del castigado y en ese universo de castigo y del juego del bien y del mal, el castigador es el único poder. A veces un castigo ejemplarizante puede hacer subir la serotonina y dar ese sensación placentera que da ver las cosas bien hechas. A veces el ejemplo no es el correcto y la visión nublada del castigador le puede llevar a confundir el placer con la ansiedad y el bien común, quizás se convierta en bien individual, lo que a su vez convierte al castigador en un indeseable. Por suerte, no todos nacimos para ser “The Punisher”.


16 comentarios:

Rhaul Black dijo...

Hola missterror!

Subrayo tu crítica y me uno al amor por Frank Castle y su “Punisher”.
No soy nada amigo del universo Marvel ni DC, pero The Punisher es diferente, un tipo de carne y hueso sin superpoderes, con ganas de tomarse la justicia por su mano. Te hace reflexionar, ponerte de su lado y a la vez repudiarle, preguntadose uno así mismo si pudiera hacer lo mismo para consumar la venganza. Una actuación soberbia y que me deja con ganas de una segunda temporada lo antes posible. De las mejores series del 2017 sin duda, yo ya tengo mi top3...

Saludos!

victor dijo...

La tengo en la agenda para ver cuando tenga un hueco. Daredevil es una muy buena serie. Veremos que tal esta. Y Defenders que también la quiere ver.
Un saludo

Missterror dijo...

Rhaul- A mi sí me gusta mucho Marvel y DC y precisamnete eso es uno de los puntos fuertes de "The Punisher", que es capaz de encandilar a los seguidores de estos universos y a los que no, porque nunca pierdes de vista que es un hombre que comete muchos errores y desde ese punto puedes hacer más personal la serie.
Muchísimas ganas de ver al segunda temporada y ver qué es capaz de hacer cierto personaje...
Aunque no te guste mucho Marvel, te pediría que le dieras una oportunidad a "Daredevil" que es mucho más que una serie de superhéroes. En la primera temporada vas a flipar y en la segunda con "The Punisher", ummmmmhhhhhhh

Victor- Si te ha gustado "Daredevil", no lo dudes con "The Punisher". NO defrauda en absoluto.
Sobre "Defenders", te diré que me dejó bastante indiferente.

Saludos.

El Rector dijo...

Reconozco que al principio me costó un poco meterme en el juego de la serie. Uno, sobretodo tras ver como se las gastó el castigador en la segunda temporada del diablo rojo, podría esperarse otra cosa de "The Punisher". Y entiendo que hubiera sido lo fácil, hacer una serie de acción. No es así y esta primera temporada apuesta por el thriller conspiranoico con trasfondo social, poniendo mucho mimo en los personajes (no solo en Frank Castle) y abogando una vez más por ese ritmo lento y alejado de estridencias que tan bien ha funcionado en anteriores series, pero dejando siempre destellos de lo que estamos viendo, una serie extremadamente violenta que no escatima ni en sangre, ni en muertes, hasta desencadenar en dos últimos capítulos absolutamente brutales. Es un gustazo poder ver estos niveles de violencia en una serie de televisión. Está claro que los tiempos han cambiado y que esto de los superhéroes, ya no es cosa de niños.

Missterror, coincidimos una vez más. Es cierto que a algunas subtramas les falta algo de chispa. Como la de los veteranos y las heridas de la guerra, y eso que el ex soldado tarado (y no hablo de Frank) está super bien interpretado. Una tónica en todo el show, que destaca mucho en este sentido.

Poco más que añadir. Sin duda, una de las mejorcitas series del año, siempre y cuando no esperes el típico producto para todos los públicos que tanto daño le ha hecho al mundo de los superhéroes en la televisión en el pasado.

John Bernthal sigue ganando enteros a cada trabajo y ya lo tengo entre mis favoritos. Ojalá su personaje siga teniendo recorrido en el universo marvel televisivo, más cuando parece que ya tendremos villano a la altura del héroe para una hipotética segunda temporada, jeje.

Saludos.

Tracy Kong dijo...

He visto hasta el capìtulo 7 y la terminarè, pero se me hace imposible ver la serie en mararòn por su (hasta ahora) muy decepcionante ritmo cansino y la acumulaciòn de elementos poco interesantes de momento. Para mì es un error un tratamiento tal del personaje y tal cantidad de episodios (13 en total) parecen asì demasiado. Con todo, me la acabarè.

Missterror dijo...

Rector- A mi me pasó lo mismo, creí que "The Punisher" sería una serie de acción y en los primeros capítulos no sabía muy bien a qué atenerme. Una vez que te metes en vereda y entiendes que estás frente a un thriller que como todas las propuestas de este tipo de Netflix, se toma su tiempo en meter el dedo en la llaga, toda esa parsimonia inicial cobra sentido.
Me alegra que menciones la gran interpretación de Daniel Weeber como el soldado Lewis, porque es muy destacable. Espero que le echen bien el ojo a este actor porque tiene un potencial brutal.
Que sí hombre, que habrá una segunda temporada y tendremos a Bernthal dándolo todo otra vez :)

Tracy Kong- El reto es que una vez completa la temporada, vuelvas a comentarnos si cuando termina, no cobra sentido el ritmo inicial en contraposición al ritmo final.
Precisamente en "The Punisher", el tratamiento de todos los personajes está muy mimado y hace que se desmarque de anteriores entregas de super héroes de Marvel en Netflix (excepto "Daredevil"). Sí que estoy de acuerdo contigo en lo que comentas de los capítulos porque para mi el último fue innecesario. Podría haberse resuelto todo en el capítulo doce sin ningún problema, pero por un capítulo más o menos, no vamos a discutir, ¿no? ;)

Saludos.

El Rector dijo...

Missterror, el capítulo 13 es otro gran ejemplo de anti clímax.

SPOILER La secuencia del tiovivo podría haberse condensado perfectamente en el 12 y habría quedado espectacular. El resto del 13, es relleno. No le acabo de ver el sentido. FIN SPOILER

Saludos.

murinus2009 dijo...

Saludos desde Cd, de México, Missterror, aquí murinus2009.

Sigo este Gran Blog desde el lejano 2010 llegue aquí (y a la blogosfera) por un enlace de elultimocazadordemonstruos.blogspot (inactiva desde 2015).

Vengo de la Barbarie, se que la ley es para uso de los poderosos, se de abusos y crimen impune desde que tengo memoria. En los lejanos 80s., con ese bagaje, resulta que invente un personaje con las siguientes características:

-Formacion Militar, especializado en inteligencia y guerrilla.
-Casi es asesinado por estar en un lugar equivocado, a la hora equivocada y pierde lo que tenia.
-Sobrevive y decide dedicarse a cazar criminales.
-Se busca un ayudante que le consigue todo lo necesario armas, vehículos, información.
-Uno de sus emblemas es... una Calavera.

Asi que, Missterror, cuando vi por primera vez un comic de, The Punisher, allá por 1992, sentí que me habían echado una cubetada de agua helada, o como si un autobús me hubiera atropellado, ¡era casi mi invención¡ o casi, por supuesto me hice fanático desde entonces de Frank Castle y sus aventuras.

De esta serie de Netflix la verdad me decepciono un poco que escogieran a John Bernthal, como Punisher. Frank Castle, es; inteligente, metódico, contenido, astuto, brutal, Bernthal es melodramatico, emotivo, impulsivo, me parece.

Aun así, he escuchado buenas criticas de la serie y del trabajo de Bernthal, así que la buscare, la veré y daré mi opinión.

Como sea esta Reseña es muy buena y da una idea del Trabajo hecho.

Gracias, Missterror, espero comentar de vez en cuando, hasta pronto.

Missterror dijo...

Rector- Toda la razón del mundo. Yo creí que todo terminaba en el capítulo doce, de hecho sigo pensando que si hubiera pasado mucho mejor porque como dices, la escena del tiovivo podría haberse incluido en los últimos diez minutos del cap. doce y tan felices todos.

Murinus2009- Bienvenido!!! Me alegra mucho que nos sigas desde hace tanto tiempo, es una gozada encontrar seguidores así :)
Leo la descripción que haces el personaje que te habías inventado y que te acompañaba desde hace tanto tiempo y sí, es Frank Castle así que imagino tu cara al leer el primer comic de "The Punisher".
Te animo encarecidamente a que veas la serie porque creo que no te va a decepcionar para nada. Bernthal ha sido un gran acierto, créeme, porque es cierto que interpreta a un Castle impulsivo, pero no es tan melodramático como puede parecer por su historia. La emotividad la da su bagaje, pero él es astuto, brutal, metódico en su ataque e inteligente, como bien describes.
Tengo especiales ganas de leer tu opinión al respecto así que anímate a comentar más a menudo, esta es tu casa.

Saludos a México y gracias a ti!!

JuanCar dijo...

Un pajarito me ha dicho que has disfrutado como un niño con zapatos nuevos con una obra maestra llamada "El fantasma del paraíso", para el que te escribe y su mujer, la mejor película de la historia y de todas las historias que estén por venir.

Un fuerte abrazo y felices fiestas

JuanCar dijo...

Felices fiestas estimado Rector.
Y felices fiestas a todo el resto del nido y sus invitados.

Abrazos

El Rector dijo...

Juancar, felices fiestas también para ti y tu santa mujer, que seguro que tiene que sufrir más terror del que le gustaría :)

A mi también me gustó "El Fantasma del Paraíso". Y la edición en bluray, que es más bien justita, por decirlo amigablemente, si tiene buena calidad de imagen y sonido.

Por cierto, confirmada una segunda temporada para "The Punisher". Estaba cantado.

Saludos.

Missterror dijo...

JuanCar- Menudos pajaritos mas informados tienes tú!! Ríete de los de Varys de "Juego de Tronos":)
"El Fantasma Del Paraíso" me gustó mucho. No haberla visto hasta ahora ha sido poco más que un crimen, pero también tiene la magia de haberla descubierto a una edad en la que disfrutas de estas cosas añejas con más gusto si cabe.
Todos los personajes son maravillosos, pero sin duda, mi favorito de largo es Beef, qué grande!!!
Te confieso que me compré la película siguiendo tu encarecida recomendación. Tu mujer y tú tenéis buen gusto, de eso no cabe duda.

Saludos.

JuanCar dijo...

Missterror,

Siempre que puedo, me doy una vueltecilla por el Insta del Nido...y claro, una cosa lleva a la otra ;)

The Punisher esta desde ya en cola, cuando acabe la tercera de Bloodline, la primera de This is Us, Dark y la maravillosa Room 104...no damos abasto en casa entre Netflix, HBO, Movistar y Amazon Prime...y la verdad es que en el tema series somos muy ordenaillos. Virgo que somos los dos, ya me entiendes, jajaja.

Rector,

Siento decirte que has sido victima de una estafa.
Efectivamente si has comprado el BRay de Llamentol, es prácticamente como si lo compras en el top manta.

Para mas información te recomiendo visitar de vez en cuando esta pagina:
http://www.mubis.es/comunidad/semonster/fotos/bd-r-la-lista-negra

Siempre que vayas a hacerte con un disco nuevo, mira esta lista, y si esta...mejor te la descargues tu, por que es prácticamente lo mismo que hacen estos editores chapucero/sinvergüenzas.

No son Blurays obtenidos de la copia maestra del poseedor de los derechos de ese film, si no ripeos de versiones que circulan en la red o el mercado negro.
Vamos que estas comprando de todo menos calidad.

Hay muchas paginas y foros en los que se habla de esta problemática, muy extendida, como era de esperar, aquí en España.

Un saludo

El Rector dijo...

Juancar, llevo años siendo víctima de estafas. Supongo que como todos los que tenemos que conformarnos con este tipo de ediciones "piratas". De todas formas, hay muchas de estas ediciones de las demonizadas Llamentol o Resen, que tienen más calidad de imagen y sonido que títulos editados por distribuidoras "legales". Como te digo, el caso de "El Fantasma del Paraíso", es un buen ejemplo de producto más que decente en este sentido, más allá de que venga pelada de extras.

Soy buen conocedor de esta problemática, pero es lo de siempre. En este país, si quieres tener en tu estantería según que películas, no te queda otra que tragar con este tipo de ediciones que, por otro lado, se comercializan sin tapujo alguno en los puntos de venta habituales como puedan ser el fnac o el propio media market.

Al menos y por suerte, lo del -R es algo que cada vez se ve menos.

Saludos.

JuanCar dijo...

Me alegra saber que tienes este tema controlado.

Saludos

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.