sábado, 25 de mayo de 2019

Crítica: Felidae

Son curiosos los caminos que utiliza una nación para sanar sus propias heridas. Dichas herramientas utilizadas para la sanación del subconsciente colectivo son bien visibles en sus expresiones artísticas, sobretodo en procesos tales como situaciones de postguerra o sucesos traumáticos que golpean la conciencia colectiva, tales como asesinatos en masa u otros crímenes de similar calibre. Ejemplos los tenemos a patadas : “Elephant”(2003) nació a raíz de la tristemente famosa masacre de Columbine en los USA, y la abundante filmografía española dedicada a la guerra civil y sus consecuencias son solamente algunas muestras de este proceso. Y, evidentemente, también la película que vamos a tratar en este articulo.


“Felidae entra muy a fondo en el tema de la eugenesia y el genocidio, enfrentando a los jóvenes a los que está dirigida a un tema muy crudo”


“Felidae” es un caso muy curioso. Durante muchísimo tiempo la película de animación más cara a nivel europeo, tanto la novela como la película son consideradas un clásico en los países centroeuropeos. Es más, la novela, aún es uno de los libros de lectura juvenil más recomendados en el sistema educativo germano. En una sociedad que gestó el nazismo en su seno, tan importante como entonar el “mea culpa” colectivo es saber ponerle cara al monstruo y, en cierta manera, saber identificarlo cuando se vuelva a presentar.

Siguiendo esa premisa, “Felidae”entra muy a fondo en el tema de la eugenesia y el genocidio, enfrentando a los jóvenes a los que está dirigida a un tema muy crudo. ¿Qué puede llevar a un ser humano a justificar las barbaridades que en el nombre de un ideal le inflingimos a nuestros semejantes? ¿Y hasta qué extremo se puede llegar para actuar en nombre de “la causa”? Como podemos ver, este es un tema difícil. Y el derrotero que sigue la novela y su adaptación es utilizar los gatos como una sociedad alternativa que se ve “contaminada” por un punto de vista extremo (humano) de las cosas, y hasta ahí puedo leer. Estoy seguro de que los amantes de los gatos reconocerán ese individualismo amoral, teñido de cierta crueldad y a la vez cuando quiere sensual y teñido de encanto del que hacen gala muchos de los personajes.


“No es esta película para niños: decapitaciones, abortos, infanticidio, tortura, ambientes felinos patibularios, momentos de ultragore felino y violencia sexual explícita”


Pero hablemos del argumento: A través de las andanzas de nuestro protagonista, Francis, un gato recién llegado a un barrio nuevo junto a su dueño, nos adentraremos en una trama de investigación por asesinato en la más pura tradición del cine negro (pero con gatos) que se irá complicando y recrudeciendo por momentos. No es esta película para niños: decapitaciones, abortos, infanticidio, tortura, ambientes felinos patibularios, momentos de ultragore felino y violencia sexual explícita... En el mundo hispano se quiso colar esta película como un producto infantil con el título de “Francis el detectigato”, y si la memoria no me falla se lió una buena allá en los lejanos 90 por muchos padres bienintencionados que se encontraron con un producto que, obviamente, no era el que buscaban para sus hijos.

La animación está muy cuidada, al igual que todos los aspectos técnicos, pero esta peca de un diseño de personajes tan absolutamente feista con la mayoría de secundarios que se llega al punto de que dificulta el empatizar con los personajes. El apartado sonoro es bueno, incluyendo ciertos efectos de sonido en determinados momentos muy duros de visualizar (creedme que llegareis a odiar al bueno de Mendel, padre de la genética).


“Con todos sus problemas de guión, una rareza fílmica en el mundo de la animación fantástica adulta”


En cuanto a aspectos de guión, la investigación se sigue bien, y el protagonista consigue tener el suficiente carisma como para que no nos despeguemos de la narración. Pero aquí voy a poner un pero muy grande, el diseño de personajes y lo gráfico del gore se suman a que “Felidae” está completamente desprovista de sentido del humor. El no tener ni una chispa de alivio emocional ante el durísimo espectáculo a todos los niveles que contemplamos en pantalla hace que en ocasiones sea difícil aguantar ante la pantalla.

Como hemos mencionado antes, “Felidae” trata de un tema muy duro del cual la sociedad alemana y Europa aún están en fase de curación. Dar detalles de como se trata en esta película sería un spoiler bastante gordo, pero baste decir que le pone cara y nombre al mal, centrándose en lo fácilmente que uno puede ponerse en lugar del verdugo y buscar todo tipo de justificaciones para, en nombre de lo pretendidamente “Puro”, justificar cualquier tipo de barbaridad cometida contra el prójimo. Lo dicho: Con todos sus problemas de guión, una rareza fílmica en el mundo de la animación fantástica adulta, y para mi de obligado visionado.  

Lo mejor: El tema central de la película. La sociedad felina paralela a la humana, y los paralelismos que se encuentran con ciertos movimientos reaccionarios. Claudanus y el “momento osario”. Su nulo corte a la hora de exhibir las consecuencias del fanatismo y la crueldad de la violencia. El diseño de producción.  

Lo peor: Sentido del humor 0. Dificultades serias para empatizar con cualquier secundario. Animación algo desfasada.  

P.D: Esta película fue plagiada con mucho descaro en una de las escenas cumbres de cierta película de Disney con grandes felinos. Concretamente, en la muerte del antagonista de la función (aunque en la imitación se suavizó mucho la explosión de vísceras.) Cinéfilos de pro, atreveos con el enigma!


4 comentarios:

Victor dijo...

La tengo pendiente de ver desde hace tiempo,,,,haber si tras la reseña me animo por fin a ello.
Un saludo

Art0rius dijo...

Echale animos Victor. Felidae es toda una experiéncia (desagradable) que tiene el ser única en su clase como su gran baza. Perdón por no responder antes. Tuve la ocurrencia de machacarme los brazos y escribir es una tortura china.

shaggy dijo...

Toda una joya, me costo full conseguirla en dvd, pero la consegui, y de verdad es HORRIBLE, por lo cruda, pero muy disfrutable.

Art0rius dijo...

Hay temas en los que tienes que ser crudo por narices, y creo que lo valiente de Felidae es que lo encara de cara y sin cortarse. Ahora, creo que todo el valor pedagógico del libro se ha perdido bastante en su traslación a pantalla, debido a su gusto desmedido por la crudeza visual.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.