lunes, 5 de agosto de 2019

"Star Trek: Discovery", Viaje a... vete a saber donde, pero no a las estrellas

Hete aquí Art0rius delante de la tele, sentado en su fiel sofá. Algo no va bien en él. Si no me creen, analicen su lenguaje corporal.  
Ojos muy abiertos.  
Rictus facial tenso.   
Vaso de coca cola en la mano, ya caliente después de un buen rato sujeto.  
Y la voz sepulcral de su señora esposa a su lado diciendo con un tono entre horrorizado e involuntariamente cómico:   
-Esto no es Star Trek.-  
Y tenía más razón que una santa. No lo es.

Lo que vi en la pantalla de mi televisor con la primera temporada de "Star Trek: Discovery" me ofendió, me provocó un dolor casi físico. Lo admito: Servidor es Trekkie, y eso te quita de encima cualquier prisma de imparcialidad en el análisis de esta....cosa que Netflix ha tenido a bien de traer a nuestras pantallas. He mamado desde la serie clásica hasta Voyager, pasando por "La Nueva Generación", "Enterprise" y la que para mi es la mejor de todas, "Deep Space Nine", e incluso he babeado con la mera visión del trailer de Picard. Por eso creo con sinceridad que este Discovery no es "Star Trek", es otra cosa , que en sí no estaría mal, pero es que encima mal dirigida, peor actuada y mal ejecutada. Pero vayamos por partes y sin spoilers.  


"Se llama a sí misma Star Trek pero no tiene nada de la misma: ni su espíritu, ni su collage de personajes, ni tan siquiera los diseños de producción"


Imagínense que van a ver una serie, llamémosla por ejemplo "El Príncipe de Bel-air 2". Es una secuela, viene unas bases ya preestablecidas, y uno va a ver la serie porque busca lo que el producto vende y ofrece. Ahora imaginen que la serie va de un asesino en serie racista que vive en Castañar de los Conejos y que se dedica a ejecutar a los conductores cuyas matrículas acaban en EL MISMO NÚMERO DE LA CASA DEL TÍO PHIL!!! Uau!! Continuidad con la serie original! UN GIRO TOTAL DEL ARGUMENTO, CUANTA GENIALIDAD! Y la serie no es ni siquiera una comedia y.... Cambio de canal.  

Pues eso mismo es lo que tenemos en Discovery. Se llama a sí misma Star Trek pero no tiene nada de la misma: ni su espíritu, ni su collage de personajes, ni tan siquiera los diseños de producción y mucho menos los mínimos requisitos que se requerirían para que una serie/película tenga algo que ver con la franquicia a la que mercantiliza el nombre, es decir: carisma, aventura, y un reparto coral que dé un rico tejido a la serie. Por poner un ejemplo, ese Batman psicópata que mata por matar de "Batman v Superman" y desvirtuaba completamente al icónico personaje me produjo una acidez de estómago parecida; Parece que para que un héroe MOLE tiene que matar, arrebatar vidas y ser muy muy darkie. Desde estas páginas agradezco a la Disney por salvaguardar a los héroes Marvel de esta tendencia, pero esto ya es otra historia (parte del querido público ya puede empezar a apedrearme por esta afirmación. Sin animo de ofender y después de 35 años leyendo cómic americano: me importa un carajo).

La primera temporada es un tostón de dimensiones épicas. Tenemos a una protagonista, Michael (Sonequa Martin Green) que es completamente insufrible porque...bueno, porque NO SABE ACTUAR. No transmite emoción, no hay manera de que te la creas, y eso a mi ya me pasaba con ella en los tiempos felices de "The Walking Dead". El hecho de que la serie use y abuse de los primeros planos tampoco le hace ningún favor, pero el gag cómico involuntario es que para solventar la papeleta hacen que haya sido criada por vulcanos, lo cual explica que el personaje no transmita emoción y cuando lo intenta frunce mucho el ceño. Bravo.  Esta excusa argumental tiene un problema en cuanto aparece el personaje de Spock en la serie. Con las mismas directrices de actuación, Ethan Peck coge a su personaje y le da un matiz actoral el cual Sonequa ahora mismo no puede producir, y cuando interactúan es cuando la cosa queda todavía más en evidencia. No llega al nivel de un Nimoy, pero a pesar de un guión de pesadilla consigue estar al nivel de un Zachary Qinto. Mención especial también en lo positivo para Anson Mount, con un capitán Pyke que uno desearía verlo protagonizando serie propia.


"No voy a caer en el tema de agujeros argumentales, porque no los hay. Hay abismos, cañones, incoherencias para dar y tomar"


Estamos pues en que la protagonista, la que acumula la mayoría de planos y tramas, y que está en pantalla prácticamente el 90 % del tiempo, es un fiasco. Y si eso no funciona, si centralizamos todo en un eje y este es defectuoso, es muy posible que te acabas cayendo de bruces. Y en la primera temporada a fe que es así. El resto del reparto? Funcional, salvo un Doug Jones que demuestra una vez más su maestría de encarnar monstruos con alma sólo es comparable al para mi muy añorado Kevin Peter Hall. Con kilos de látex en la cara todos sus planos son lo mejor de la serie, y sus diálogos y progresión de personaje han sido para mi el único motor del asunto.

No voy a caer en el tema de agujeros argumentales, porque no los hay. Hay abismos, cañones, incoherencias para dar y tomar. La resolución de la primera temporada y el conflicto con los Klingon parece un intento de faltar a la inteligencia. del espectador, y la segunda temporada aunque está mejor planteada con el cambio de showrunner presenta un final atropellado y un intento pornográfico de "volver a los orígenes" que nos presenta situaciones que para los fans veteranos de "Star Trek" son canela en rama, pero son eso, momentos. Los intentos de ser rompedores y revolucionarios se basan en la tortura de animales y en hacer cosas como orgías....con todo el mundo vestido (no vayamos a enseñar cacho! Rompedores sí, pero no guarros!). Si gustan ustedes de episodios y momentos de relleno, por cierto, aquí los tendrán a patadas; Lo que en otras series de "Star Trek" eran momentos que enriquecen los personajes, aquí es un festival de primeros planos y diálogos pretendidamente duros e impactantes que dan más vueltas que una peonza para no llegar a ningún sitio.  


"Muy bien facturado eso sí, con efectos especiales preciosos y valores técnicos más que sobrados"


He acabado de ver...esto. Muy bien facturado eso sí, con efectos especiales preciosos y valores técnicos más que sobrados. Y siento lo peor que puede sentir uno al acabar una serie: la sensación de que has perdido el tiempo. Pecado capital, sin duda. Viajeros de las series, si sois fans de Star Trek, ahorraosla. Si no, y tenéis mucho tiempo libre, aquí tenéis unos bonitos fuegos de artificio con los que pasar un montón de horas, pero mejor haceros un favor: Poneos "La Nueva Generación", o "Deep Space Nine". También están en Netflix, y no creo que haya un solo episodio que no os haga sentir emociones muy distintas al tedio.   

Lo mejor: Doug Jones. Una segunda temporada que, a ratos, es entretenida. La batalla de las Estrellas Binarias del primer episodio. Spock.  

Lo peor: Sonequa Martin-Green. Relleno para dar y tomar. Los agujeros de guión de las dos temporadas, y que no entiendo para qué compran la licencia de "Star Trek" si lo que quieren hacer es algún tipo de reversión barata de "Star Wars".


20 comentarios:

Sergio Sara Diaz dijo...

Sentimientos encontrados Astinus, y mucho!!, creo que al igual que Los Expedientes Secretos X, uno con el tiempo podía llegar a diseccionar la serie y saber de que consistía, 1: el monstruo de la semana, 2: La conspiración, 3: Extraterrestres. siguiendo la misma fórmula uno podría decir que todas la Star Trek tenían un similar formato, 1: El problema mayor (como boyager regresar a casa), 2: Los malos de la semana, 3: La exploración de lo nuevo y 4: Los personajes, donde cada uno tenía algo que contar que conectaba directamente con los otros 3 puntos sin ser forzado.

Ahora a donde vienen mis sentimientos encontrados, nunca terminé de entender por donde va la cosa, no hay un formato, una meta general y cuando parece que la hay existe un "giro" argumental que te pone patas arriba todo y le quita la esencia a lo que venía atrás y empiezas de 0. Como ir a ver una película y al minuto 10 te ponen otra y de ahí otra y de ahí otra, a las 2 horas sales del cine sin saber que has visto.

Pero vamos al meollo del asunto, la actriz principal (Sonequa) cae muy pero muy pesadísima que ni vale la pena mencionar más, algo que siempre ha tenido star trek es la magnifica elección de personales principales, como lo es Picard, Janeway y Sisko por nombrar a algunos. Que si bien cada uno tenía un aire diferente en esencia todos mantenían sus principios intachables a morir. Si bien aquí Jason (Lorca) de lejos uno de los mejores en la temporada en temas de actuación desempeña un papel secundario que quiza en otro tipo de serie sería más que memorable. Siendo reemplazado por un Pike muy superior y con la esencia de los antiguos mencionados, al parecer con la clara idea de querer rescatar esta serie de su temprana muerte.

Las Esporas, sin entrar en spoilers como argumento principal me gustaba bastante incluso esos pequeños minutos de "terror" incorporados cuando exploran la nave "hermana" de la discovery pero no hay más, cambia todo tan rápido que no deja digerir ni coger el gusto a nada, esporas, angel rojo, dimensiones, viajes, Klingons y un largo etc. y todo se vuelve parte del paisaje.

Agradezco de ese botonsito que tiene netflix para adelantar los diálogos porque pronto te enteras que todas esas conversaciones "profundas" no son siquiera necesarias para el trama principal y puedes obviar muchas, pero muchaaaassss, para llegar a la parte de la acción disparos, torpedos y todo lo que a uno le gusto, la carnesita.

Como serie espacial entiendo que han querido innovar, cambiar todos las posibles referencias a la serie y dar algo "nuevo" para captar a las nuevas generaciones pisoteando los mas de 530 capítulos que he visto de toda esta saga indefinidamente.

Viéndolo como cualquiera serie de ciencia ficción espacial, La propuesta gráfica y efectos siempre a la altura de un programa de netflix como últimamente nos esta bien acostumbrando, lástima que el guión y el casting deja muchísimo que desear.

Sentimientos encontrados, feliz de saber que se expandía el universo Star Trek una vez más pero triste al ver como lo han pisoteado, Saludos!!

El Rector dijo...

Vaya por delante que coincido con algunas de las partes del análisis. Ya cuando supe quien iba a ser la elegida para protagonizar la serie, me llevé un chasco importante. No es Sonequa Martin Green santo de mi devoción (ya no lo era en "The Walking Dead") y aquí sigue dando rienda suelta a esos tics interpretativos con los que no conecto para nada. En una serie además, que carece de esa coralidad tan propia del universo televisivo Trek, doble bofetada por tener que sufrirla tanto en pantalla. También estoy de acuerdo que poco hay aquí de ese espíritu clásico de la franquicia, de ese existencialismo y esos dilemas éticos que siempre han subyacido a los viajes de la Enterprise o cualquier otra nave de la federación. Esto es cierto, ahora bien, hay dos formas de entender esto segundo, como una "tracición" a los valores de la franquicia, o como una oportunidad de reinterpretar el universo Trek y llevarlo a otro tipo de latitudes. En realidad, todo lo bueno o malo que pueda decirse de esta serie, es aplicable también a las películas de Abrams, que ya exploraron esta senda con anterioridad y que sin tener nada que ver con "Star Trek" (insisto, con el televisivo), fueron grandes entretenimientos.

Entiendo que esto es lo que se ha buscado con "Discovery", acercar el universo Trek con las dosis necesarias de sazonamiento para disimular sus habituales restricciones y que pueda ser disfrutada por el gran público, o al menos aquel que no ha comulgado con las anteriores series debido a sus características.

Dicho esto, decir que para nada me parece una serie mal actuada (paradójicamente la peor es su protagonista), el problema es que el resto del reparto son, en los mejores casos, secundarios de lujo, los que no tienen tanta suerte, meros floreros. De esta manera, con este formato, es imposible intentar acercarse siquiera a las posibilidades narrativas y de desarrollo de personajes que ofrecían otras series de la franquicia. Intentar buscar aquí algo de todo aquello, entiendo que puede resultar una auténtica tortura para los más puristas, pero es algo que queda bastante claro desde los primeros capítulos, por lo tanto tampoco creo que el show pretenda engañar a nadie o venderse como algo que no es.

He de decir que mi serie favorita de la saga por muy poquito, porque "La Nueva Generación" me parece una obra de arte de 9,9, es "Deep Space Nine" y lo es, precisamente, por esa oscuridad que destila, oscuridad a la que esta "Discovery" ni se acerca. Ofrecer un producto oscuro o adulto, no es meter un par de palabras malsonantes o un par de amagos sexuales, es tratar temas peliagudos en profundidad y sin tapujos, tal y como hacía "Deep Space Nine" con las miserias de la post-guerra, la xenofobia y las cicatrices de un conflicto bélico crudo como pocas veces se ha visto en una serie de televisión. La misma sección 31, en lo poco que se deja ver en espacio profundo, ofrece una visión de la organización mucho más siniestra de lo que ofrece "Discovery", que rápidamente se sirve de subterfugios argumentales para justificar según que cosas. Cuando la realidad que nos esbozaba William Sandler a través de los ojos del gran Alexander Siddig/Dr.Bashir, era tan peliaguda como lo que tuvimos en España con el GAL de Felipe González y cia.

El Rector dijo...

Luego el nivel no solo técnico, también artístico, me parece que roza la excelencia, con, por ejemplo, los mejores Klingons que yo he visto en ninguna de las series anteriores (de acuerdo, hay más medios, pero también hay que currárselo y no siempre más potencia de fuego se traduce después en buenos resultados). Y hablando de los Klingons, la historia del portador de la llama, salvando algunas licencias imposibles (no haré spoilers), me parece una pasada amén de un gran activo a sumar dentro del lore de la raza. Reconozco que me gustó más la primera temporada por esto, a la segunda le cuesta arrancar y no es hasta que aparece Spock (al que me costó cogerle el gusto, reconozco que al final lo consiguió), cuando se pone realmente interesante, culminado por esa doble traca final que me parece, a nivel de espectáculo y épica, uno de los grandes momentos de la franquicia.

Yo sí creo que es una serie muy recomendable, tanto para los fans del universo Trek como para los que no. Los primeros, podrán disfrutar de dicho universo desde una óptica distinta, una continuidad a lo hecho por Abrams en la gran pantalla y de una serie que actualiza (o adapta la fórmula) a los tiempos que corren mucho mejor, por ejemplo, de lo que lo hizo ese desastre que fue "Enterprise", que se quedó un poco a medio camino de todo y que nunca pudo quitarse de encima ese tufo de serial noventero de sobremesa. Los segundos, podrán acceder a un universo que no siempre ha sido permisivo con los profanos y que aquí, quizás puedan comenzar a instruirse en la materia, una especia de puerta de entrada lubricada para ir profundizando en el verdadero espíritu de la franquicia y en el peor de los casos, disfrutar de una serie de ciencia ficción muy bien hecha y muy pero que muy entretenida.

Para mi, con sus "peros", es un notable fácil.

Por cierto, lo de "Star Trek: Picard", puede ser de unos niveles de erotismo que pone la piel de gallina solo de pensarlo.

Saludos.

Sergio Sara Diaz dijo...

Creo que terminamos escribiendo al mismo tiempo Rector jajaja

Es que hay tanto de donde coger y tanto para argumentar, bueno y malo. Coincido con eso de segundos de lujo y sin querer al parecer coincidimos que lo que han querido a hacer (sin saber aun si ha resultado) era "renovar" el legado de Star Trek.

Cuando vi lo de las esporas y esos viajes vino a mi mente horizonte final y me relamí los labios pensando ahora si irán donde nunca nadie ha ido, pero solo se dedicaron a saltar cual pulga en perro.

Los Klingon fueron otra sub trama que mereció ser trama principal y ahí es donde me enterco de sobremanera, muchos subtramas que no dejan a ninguno despejar, solo el trama de Michael Burnham es lo que los une y es lo menos que queremos ver en pantalla.

Coincido me gusto más la primera temporada, pero me gusto más el Pike de la segunda y creo que podríamos estar horas cortando este pastel que parece de chocolate, sabe a fresa, huele a piña pero se vende como frambuesa.

saludos!

Jesús Haro dijo...

A mi tampoco me convenció. Star Trek y Star Wars son sagas poco interesantes y con esto quiero decir que he visto varias de sus películas pero no "reparo" en prestar demasiado atención en su argumento, detalles y profundidad. Son meros divertimentos, especialmente las últimas entregas de la saga Star Trek.

Soy más de cyberpunk, de los mundos de ciencia ficción del anime, de Alien y Aliens, de Terminator, de Dead Space 1 y 2, Cold Fear o Alien Isolation y alguna cosa más.

Recuerdo ver Horizonte Final en el cine y lo interesantes que son las pelis en el mar como Leviatan, mi preferida.

Me gustaría ver un remake de Alien. De momento me conformo con el pedazo de obra maestra que va a ser la bilogía de It, el próximo septiembre.

Yann dijo...

Muy buena crítica. Y sí, esto no tiene nada que ver con Star Trek. Esto es su propia serie a lo que le han puesto el logo de Star Trek como le podían haber puesto el de Star Wars o el de Hello Kitty, porque si le llaman 'Capitana Nerviosa I: Anxiety Discovery' no lo hubiera comprado nadie.

Ahora traen de vuelta a Picard a ver si cuela. Porque de nuevo, si le llaman a la serie 'The Chosen Girl' no la compra ni el tato.

Y no solo eso, encima han prohibido todos los proyectos de fans que solían hacerse en torno al universo trekkie. Han convertido la franquicia más clásica de la ciencia ficción es un producto de usar y tirar dirigida desde un despacho por tipos con corbata.

Ahora mismo solo hay una serie trekkie en producción. Y no es ni Discovery ni Picard. Es The Orville.

Art0rius dijo...

Sergio Sara: Veo que coincidimos bastante en terminos generales. Lo peor es que como dices, había mil caminos de guión por explorar y todo se lo come los primerisimos planos del drama que menos interes despierta en la trama (Michael). Tu frutal comparativa final me parece un resúmene de todo lo que no funciona en esta serie. Bravo!

Rector: Sinceramente no se donde le ves el notable alto con todos los problemas que citas. Me niego a comparar las películas de Abrams, que sí considero una inteligente adaptación de una história ya conocida y a la vez mucho mejor contada y con un ritmo endiablado con este subproducto. Ya se que son películas, y hay que tener presente que es otro formato, pero en escasas dos horas consiguen que empaticemos más con los personajes que en una docena de episodios de una hora cada uno. Si eso no es un fallo catastrófico, no se lo que es, y francamente no le veo ningún tipo de continuidad, ni de estilo/argumental/estilística con los genuínos entretenimientos cinematográficos de Abrams.
Tu valoración de las series coincido plenamente, incluido esa cosa extraña que fue Entreprise. Los pezones como escarpias solod de escuchar a Picard diciendo Engage con su voz cascada!

Jesus: Si no te parece interesante Star Trek y solo has visto las películas, mirate alguna de las series antes citadas y entonces tendremos algo de que hablar. Por cierto, Amazon saca la serie de Horizonte Final en breve con un equipo artístico muy interesante sobre el papel. Veremos!

Yann: Poco más que añadirte que de acuerdo en todo. Y sí, The Orville es lo más Trekkie que hay en pantallas ahora mismo.

Jesús Haro dijo...

Esta serie que mencionas ya la he visto y olvidado.

El Rector dijo...

Artorius, pues dos entradas he necesitado para detallar todo lo que me ha gustado, jeje... en realidad, lo único negativo que destaco es la elección de la actriz protagonista con todo lo que ello conlleva. Y no te discutiré lo divertidas que son las películas de Abrams como blockbusters de aventuras, que lo son y mucho, pero vamos, de "espíritu Trek", van tan justitas como "Discovery", factor este que si no resta en las películas, tampoco debería en la serie (y yo lo creo en ambos casos). Luego, entrar a comparar una serie de televisión con grandes superproducciones de Hollywood... bueno, se puede hacer, pero me parecería algo tramposo. En cualquier caso, tachar algo como "Discovery" de "subproducto", me parece un tanto desorbitado, al menos, lo que yo entiendo por subproducto que es algo que dista mucho tanto de esta como de cualquiera de las series que suele producir la plataforma.

Jesús, pues menudo visionario estás hecho, teniendo en cuenta que aun no se ha estrenado... por cierto, por si hablábamos el otro día de la explosión de Amazon Prime, ahora van y salen con esto. Menuda bomba.

Saludos.

Art0rius dijo...

Con lo de la prota y el desaprovechamiento de secundarios para mi ya es un bodriazo, pero como bién dices y yo mismo afirmo, el puritanismo trekkie me puede. Estoy en completo desacuerdo sobre que las películas nuevas van justas de espiritu Trekkie, más bien todo lo contrario. Abrams ha conseguido para condensar el espiritu de confraternización y compañerismo en apenas un par de pelis, y eso para i tiene mucho mérito.
Discovery no es un subproducto de Netflix para mi, es un subproducto de Star Trek porque coge solamente el título y me presenta algo que se podría llamar de cualquier otra manera y colaría.

Jesus, alucinado me dejas a ti también con tu clarividencia. Si se te ocurre una serie de 5 números ambientada en navidades, avisanos sin dudar! Coñas aparte, Amazon está muy muy fuerte y yo cada vez tengo menos dinero para suscripciones. Trágico!

El Rector dijo...

Artorius, si el espíritu de la franquicia se reduce a confraternización y compañerismo, igual si apuramos, también lo encontramos en "Discovery" (y en otras tantas series del mundillo). Abrams rueda tres películas muy divertidas (en especial las dos primeras), gamberradas para toda la familia y con un músculo escénico y sentido del espectáculo encomiable, vamos, lo que para mi sería la antítesis de lo que la franquicia representa y ha venido ofreciendo, insisto, en televisión, es decir, drama profundo e incisiva crítica social disfrazados de ciencia ficción, al menos como base sobre donde edificar todo lo demás y esto es precisamente por lo que el "gran público" siempre ha tenido tantos reparos hacia esta franquicia y en cambio se lo han pasado teta, convirtiéndola incluso en fenómeno pop, con "Star Wars". Abrams rueda tres películas que usando el nombre "Star Trek", tienen bastante más que ver con "Star Wars". Y es que si algo tiene Abrams, es saber lo que quiere ver el gran público y desde luego, no es "Star Trek".

Saludos.

Art0rius dijo...

Estoy muy de acuerdo con tu análisis rector, pero para llegar a la c primero hay que pasar por dos letras. Lo que quiero decir es que para mí la base de star Trek es la confianza en el otro y el respeto a lo que se denomina la alteridad y la diferencia. Cómo narices, en el mundo en el que vivimos se puede aspirar a confiar en "el otro"? Evidentemente todo lo que nos haga dudar de ese paradigma obliga a pensar, y en la era del consumo rápido la gente quiere entretenerse y no romperse la cabeza. De las nuevas películas de yo respeto mucho que, pese a su brevedad y sentido del espectáculo, pe sonalmente sentía que la esencia seguía ahí.en Discovery lo que te venden es un canto a la xenofobia y que el único camino para que los no pares cooperen es la violencia, la intimidación y la intriga soterrada. La resolución del conflicto klingon para mí fue ofensiva, y no recuerdo salir tan cabreado de ver una serie Trek en mi vida. Pero la cuestión es que después de tantos lustros uno se ha construido su discurso y su visión personal de lo que puede o no exigir a una franquicia, y gracias a Crom difiere de una persona a otra. Discovery para mí es un desastre, pero quién sabe si es un escalón hacia productos mejores y que nos lleven a esa riqueza de crítica social que como bien dices siempre ha definido al universo trekkie y que también ha sido su mayor lastre comercial. Tiempo al tiempo.

bookeateer dijo...

Coincido totalmente.. La protagonista es insufrible lo que hace peor el que todo gire alrededor de ella...me vi la sefind a temporada por Pike y Spock que ojala les dieran su propia serie

Sergio Sara Diaz dijo...

Les comparto algo que leí por ahí y que explicaría mucho, pero mucho lo que hemos visto en estas 2 temporadas:

En 2015 CBS fue el estudio encargado de traernos a DISCOVERY y no tuvo mejor idea que contratar a Bryan Fuller como productor ejecutivo, al cual le debemos como guionista 2 capitulos de Deep Space Nine y 81 episodios de Voyager dentro de esta conocida franquicia.

Pero el problema no estuvo ahí, sin plan alguno de parte de la CBS, Fuller propuso una serie ANTOLÓGICA con cada temporada independiente de la otra y en una era completamente diferente comenzando con una precuela de la serie original manteniendo la esencia de Star Trek pero innovando en muchas formas. La CBS se opuso y le pidió| una temporada serializada y a ver como iba.

A finales de 2016 Fuller Renuncio y dejo la serie debido a los conflictos creativos con la CBS y al poco tiempo que ahora disponía (y se dedicó por completo a AMERICAN GODS) quedando Alex Kurtzman en su reemplazo (guionista de Star Trek y Star Trek en la oscuridad de JJ)y Gretchen j Berg y Aaron Harberts bajo su mando. En el 2017 se anuncia que la serie no sería lo que Fuller propuso sino un "híbrido" mezclando arcos con personajes conocidos y nuevos.

Luego de la primera temporada habían muchas "ideas" de donde coger para la segunda debido al gran daño de la guerra. la CBS presiono para que si o si la segunda temporada se lanzara a principios del 2019 afectando temas de producción y guión.

Al inicios del 2018 CBS despide a Gretchen j Berg y Aaron Harberts debido a su falta de liderazgo y por excederse del presupuesto en el primer capitulo de la segunda temporada, por esta razón tuvieron que recortar presupuestos en los posteriores episodios para "cubrir" lo que faltaba (eso explica la cantidad de relleno que hay en la segunda temporada), quedando solo en la producción Alex Kurtzman, que según los mismos guionistas tenían una muy mala relación con ellos.

Segun Harbets (antes que lo despidieran) la segunda temporada tendría Ciencia y Fé y a diferencia de la primera temporada la segunda no seria tan oscura o de guerra, sino le dedicaría más tiempo a las cosas que le gustan a los fans de Star Trek como las misiones lejanas, planetas nuevos y cosas relacionadas al arco de la temporada 1 y 2. Luego de varios parches en el camino el resultado fue el que vimos en la televisión

Luego de leer esto entendí el lo que hemos visto en estas dos temporadas, Muchas cabezas tirando cada quien por su lado, la presión de un Studio que al parecer no sabia que hacer, la cantidad de cambios en el guión, la idea del "híbrido" y un largo etc.

Rector esto explicaría mucho porque te ha gustado mucho esta serie ya que tenía al guionista de las 2 primeras star trek de la era de JJ, esta claro que compartes la misma visión que el con respecto a esta franquicia.

Esto explica también porque me gusto más la segunda temporada, ya que querían volver a sus inicios y a la vez seguir adelante creciendo a sus personajes (como Saru) y con un PIKE enorme en la silla. lastima que Michael no murió en la primera temporada.

saludos!

El Rector dijo...

Artorius, me quedaré pues con los puntos en los que coincidimos, que también son muchos, ya que con la interpretación de "Discovery" no nos vamos a poner de acuerdo. Y te diré una cosa, en esto del cine y la televisión, hay cuatro o cinco temas en los que soy un auténtico talibán, me temo que "Star Trek" es uno de ellos, jeje... y en este caso no se trata de purismo, más bien de lo contrario, quizás, peco de progre, que se yo, después de tantos años viendo lo mismo (encantado de ello, por otra parte y que sean muchos más), yo en lo personal si he disfrutado con esta "Discovery", podría decirte lo contrario, pero te mentiría.

También te digo que tengo la impresión, de que nuestras posturas se acercarán algo más con el regreso de Jean-Luc, y es que con que nos cuente cuatro batallitas sentado en el porche de su retiro espiritual mientras se bebe un vino de cosecha propia, los que hemos crecido acunados por esa calva de oro, creo que tendremos más que suficiente.

Sergio, la presencia de Fuller era uno de los grandes alicientes para acercarse a "Discovery", sin duda. No ya solo por su trabajo previo en la franquicia (sobre todo en "Voyager", gran serie por cierto, que se vio muy perjudicada injustamente en su momento por las odiosas comparativas con esas dos obras de arte que fueron "La Nueva Generación" y "Espacio Profundo 9"), también por el increíble trabajo que hizo con "Hannibal", superando de largo cualquier expectativa previa. En lo de Kurtzman ya hay más claroscuros. No había caído hasta leer las líneas que has compartido que guionizó las dos primeras películas de Abrams, lo cual viene un poco a corroborar, como comentas, esos paralelismos palpables que yo veo entre estas y "Discovery".

En lo que creo que estamos todos de acuerdo, es que lo mejor que le podría pasar a la serie, de seguir en antena que está por ver (Netflix está poniendo el listón muy alto en cuanto a exigencia de números a sus shows), es que como se suele decir, nuestra querida Michael se hiciera a un lado y se le diese mucho más protagonismo a personajes como Saru o Pike... o a cualquier otro, jeje. Veremos hacia donde va y sobre todo, que impacto tiene la nueva serie con Picard, algo que también puede marcar en cierta manera el porvenir de "Discovery".

Saludos.

Art0rius dijo...

Bookeater: Cthulhu te escuche! Pike me tiene robado el corazón.



Sergio: Grácias por tus apuntes nuevamente! Al final vas a ser corresponsal técnico o similar del blog XD.

Rector: Suscribo la admiración por Hannibal, y me quedo con tu conclusión final...si esto sigue por Crom que no sea con Michael o yo dimito. Quedamos pues en los viñedos Picard, a ver qué nos depara el futuro!

Tracy Kong dijo...

Me gustan mucho todas las series de Star Trek. Con Discovery creo que se pretende parecido a lo que se buscò con la ùltima Trilogìa de films:Actualizar, modernizar, reiniciar (siguiendo màs o menos la continuidad o cogiendo los elementos de ella que en cada momento interesen), y sobretodo, buscar el èxito masivo del que dicen la saga hace años ya no disfrutaba. Conmigo lo consiguen, aunque tampoco les hacia falta tanta "renovaciòn", lo habrìa seguido igual. No me cuento entre los fans que prefieren The Orville. Tiene sus virtudes pero me parece a menudo aburrida, la dejè comenzada la 2a temporada. Discovery en cambio es muy entretenida. Como pifias de la 1a temporada señalarìa eso Sì las resoluciones de los ùltimos capìtulos. Precipitada e inverosìmil, sin gracia.

Tracy Kong dijo...

Señalar lo que es obvio, que Spock es ya un icono popular como Elvis al que pueden interpretar actores sin parecido alguno con el original (a Elvis tb le pasa). Si se materializara esa serie sobre el Enterprise de Pike no me sorprenderìa, chirriase o no la continuidad.

Sergio Sara Diaz dijo...

Jesus Haro: Hermano lo que acabas de invocar al hablar de leviathan.... acaban de promocionar para febrero una película llamada "bajo el agua" (si muy creativo el nombre) y nada mas y nada menos con Kristen Stewart como principal, y después de ver el trailer y ver la cantidad de similitudes yo ya estoy con la soga al cuello y buscando un puente cercano donde tirarme

saludos!

Art0rius dijo...

Tracy Kong: Discovery ya ha retorcido hasta el ridiculo la continuidad, aunque el multiverso de Star Trek permite demencias similares. Yo una serie de las aventuras de este Pike y este Spock pre-kirk las firmo, solamente que con otro showrunner por favor.

Sergio: Trailer lovecraftiano que me remite a Leviathan, la Grieta y Profundidad 6. Todas obras "maestras" XD. Y encima con la Stewart....Te acompaño al puente si no es molestia.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.