viernes, 15 de enero de 2010

Crítica: The Signal

Una de las películas más impactantes de la última edición del Festival de Sitges, fue "The Signal", una cinta independiente, que está segmentada en tres capítulos y que cuentan una sola historia, una idea muy original y entretenida. "Transmission I: Crazy in Love", "Transmission II: Jealousy Monster" y "Transmission III: Escape from Terminus", son los tres capítulos en los que veremos la misma historia vista por diferentes personajes y desde diferentes perspectivas. Probablemente, la razón de que las tres historias sean tan diferentes, sea porque están dirigidas y escritas por distintas personas, David Bruckner dirige la primera historia, la que abrirá la caja de Pandora, en la que tendremos a Mya (Anessa Ramsey) como protagonista, y en la que veremos como comienzan a suceder los primeros casos de locura homicida, este capitulo resulta ser el tenso de los tres, con una ambientación oscura y decadente, que llegará a recordar a más de un comienzo apocalíptico de las películas de zombies o de infectados. Un comienzo de película totalmente prometedor.


En el segundo capitulo tendremos como director a Jacob Gentry, y como protagonista principal a Lewis (AJ Bowen), el marido de Mya, esta segunda historia que tiene grandes dosis de locura, sangre, violencia y cierto humor inglés, será totalmente diferente a la anterior, tanto en la ambientación como en el sentimiento que proporciona al espectador. Si en la primera veíamos el principio de algo apocalíptico pero realista, esta rozará lo absurdo, como una violenta pesadilla, salvajemente sangrienta (aunque contiene más de una escena sugerida y no explicita), y con grandes momentos de humor negro. El último, el tercer capitulo, esta dirigido por Dan Bush, estará protagonizado por el amante de Mya, Ben (Justin Welborn), y se trata del más flojo de los tres, tal vez porque a su director le tocó cerrar una trama un tanto compleja. Con un ambiente más cercano al del primer capítulo, éste no consigue ni de lejos ponerle la guinda a la película, más bien terminará por confundir al espectador con una historia final un tanto precipitada y descafeinada. Parece que al final, falta cierta compenetración entre los tres capítulos y no olvidemos que se trata de una sola película.

En definitiva, "The Signal" posee un buen inicio, un impactante desarrollo, y un final algo decepcionante, tal vez debieron unirse sus tres directores y trabajar juntos para tener un final más satisfactorio y no dejarle todo el dilema al último. Aún así es una buena película de terror, totalmente recomendable y que probablemente dará mucho que hablar.



0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.