domingo, 1 de agosto de 2010

Crítica: Dark Country

El ya medianamente popular actor Thomas Jane ("La Niebla", "Mutant Chronicles", "The Punisher"), es el encargado de dirigir esta extraña propuesta (por no desentonar con aquel extraño debut suyo de hace nueve años de nombre "Jonny Nitro") llamada "Dark Country", una película con cierto aire experimental que coge como base un relato al mas puro estilo de "Historias de la Cripta" o "La Dimensión Desconocida", le añade cierto aroma de cine negro y lo viste con "look" de novela gráfica (ahora que tan de moda están las adaptaciones del cómic y la utilización de las dichosas pantallitas verdes, sino que alguien se atreva a echar un vistazo a la horripilante nueva serie de la señorita Amanda Tapping de nombre "Sanctuary", para ver hasta donde puede llegar el dichoso recurso), dando como resultado estético algo parecido a lo que vimos en "The Mutant Chronicles" y si apuramos un poco, incluso a una versión bastarda de películas tan populares como "Sin City" o "The Spirit".


"Dark Country" nos cuenta a partir del guión de Tab Murphy ("Gorilas en la Niebla"), la historia de dos personas que se acaban de conocer, las cuales después de una intensa noche de excesos y pasión, terminan casándose en Las Vegas, despertando a la mañana siguiente en un motel de carretera en medio del desierto. Ahora, la reciente pareja de tortolitos, tendrán que desvirgar su flamante luna de miel, viajando de noche para evitar el fuerte calor del desierto de Nevada y llegar así al inicio de su idílica nueva vida en común, pero la cosa se complica cuando se pierden bajo la luz de la luna y se cruzan con un tipo malherido tirado en la carretera al que están a punto de atropellar.

Este es el argumento de una película que comienza con un marcado aire de cine negro, con el personaje de Dick (a quien interpreta el propio Thomas Jane y con bastantes buenas maneras) contándonos en primera persona los porvenires y acontecimientos recientes que le han llevado a despertar en un sórdido motel de carretera al lado de la mujer de sus sueños (que no es otra que la actriz Lauren German, a la que ya hemos podido ver pasándolo muy mal en películas como "Hostel 2" o "La Matanza de Texas"), la cual yace desnuda bajo las sabanas mientras este se afeita frente al espejo mas contento que un niño con zapatos nuevos.

Todo el peso de la historia recae en estos dos personajes, a los cuales acompañaremos en su largo viaje nocturno mientras disfrutamos (o no) tanto de la peculiar estética digital como del personal uso de la cámara del que hace gala el amigo Jane, elementos estos que le dan al filme un punto "transgresor" y personal que a la postre, terminan convirtiéndose en estos primeros coletazos del mismo, en uno de sus mayores puntos de interés, pues entre tanta cháchara de relleno entre la parejita de enamorados, tanto cielo pintado y tanto coche de pega, a esta perezosa historia le cuesta lo suyo arrancar, con lo que corremos el riesgo de pegar alguna que otra cabezadilla en el sofá. Aunque como no solo de efectos digitales vive el hombre, el señor Jane, como buen conocedor de la naturaleza masculina, también se sirve del innegable encanto de su "partner" femenina, para despertar al personal de su mas que posible somnolencia con una erótica secuencia que explota todo el potencial de la señorita German y que también le va de perlas para ilustrar al mismo tiempo y de forma muy gráfica, en que momento de su relación se encuentran los dos personajes protagonistas.

A partir de este punto, en el cual ya tenemos un claro regustillo en el paladar de la genial "Dead End", nos comenzamos a dar cuenta de que algo raro está ocurriendo y entramos ya en terrenos sobrenaturales, donde todo es posible y nada necesita una explicación racional, así que hecha la ley, hecha la trampa, con lo que asistiremos a todo un cúmulo de situaciones inexplicables a la par que vemos como se desmorona la frágil relación de los protagonistas y como la desconfianza mutua se apodera de ellos. Entre todo este desaguisado, aparece en escena la figura de Ron Perlman ("Hellboy 2: El Ejército Dorado", "Pro-Life"), interpretando a un policía, el cual rápidamente hace que nos venga a la cabeza otra película, la detestable "Desperation", donde Perlman interpretaba a un sheriff chiflado (yo incluso diría que ha aprovechado el mismo uniforme), el cual y pese al hecho de que solo le dejan jugar los minutos de la basura, pone al servicio de la obra su gran personalidad y sus siempre efectivas maneras.

Conclusión, "Dark Country" es una película entretenida a ratos pero que se pierde en unos preámbulos demasiado largos, que nos cuenta una historia bastante efectiva pero poco sorprendente (la cual además, ya hemos visto antes y con bastante mas de gracia en películas como "Wind Chill" o la citada "Dead End"), que intenta disfrazar su simplicidad con un desarrollo denso, divagante y cargado que podría firmar el mismísimo David Lynch y donde el previsible y al mismo tiempo inconcluso desenlace (ese guionista al que se le fundieron los plomos cual españolito), terminan dejando un sabor de boca un tanto amargo que no termina de compensar lo largo que se nos han hecho algunos de sus pasajes. Lo mejor sin ninguna duda lo encontramos en su apartado técnico, vistoso, elegante y con más estilo del esperado. El buen hacer de su pareja protagonista (sobretodo destacando la figura de Thomas Jane) y alguna que otra aislada situación de tensión (siempre protagonizadas por el "autoestopista"), sus otros atractivos. En cualquier caso y pese a sus contras, "Dark Country" es una alternativa que puede resultar interesante para los amantes del cine mas "experimental" y para todos aquellos que disfrutamos en su día de aquellos viejos seriales televisivos de terror.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...