domingo, 10 de julio de 2011

Crítica: X-Men: Primera Generación

Tras la floja ‘X-men orígenes: Lobezno’ (‘X-men origins: Wolverine’, Gavin Hood, 2009), -la cual por cierto, todo hay que decirlo, tenía una de las mejores secuencias de apertura del año-, regresan los mutantes más famosos, -con permiso de las Tortugas Ninja. Lo confieso, soy fan de los reptiles peleones-, de la mano del inglés Matthew Vaughn, autor de entre otras, la alocada y divertidísima ‘Kick ass: listo para machacar’ (‘Kick ass’, 2010).

Mucho se esperaba de esta superproducción, más todavía después del varapalo sufrido con el “spin-off” del más famoso y querido de los mutantes, y, en menor medida por la tercera entrega realizada por Brett Ratner, la infravalorada ‘X-men: la decisión final’ (‘X-men 3: The Last Stand’, 2006), una película que cinco años después de su estreno sigo pensando que es bastante válida, -eso sí, sin llegar al nivel de sus antecesoras-, y que todavía sigo sin comprender esa aversión generalizada contra dicha cinta.

Muchas bazas buenas tiene la presente entrega de X-men, la primera y quizás más importante, es su potente y trabajada historia. No son pocos los que piensan que una buena historia te proporciona una buena película, y aquí se demuestra; en un “blockbuster” de más de 100 millones de presupuesto que pretende reventar las taquillas, -algo de lo que carece por ejemplo, la última entrega de los piratas liderados por Johnny Depp-.


Otra de las grandes bazas, (y tan importante como tener una buena historia), es su reparto. Un plantel que aúna veteranía y juventud a partes iguales. La mayoría de ellos buenos intérpretes, eso sí, por encima de todos destaca un inmenso Michael Fassbender, el cual interpreta a Magneto y que se adueña de la función con una facilidad pasmosa.

Así pues, si sumamos un buen guión y un buen reparto, ya tenemos aprobado el examen. Pero si a eso le añadimos unas espectaculares escenas de acción, unos vistosos FX y un par de cameos (no mencionaré de quién, solo diré que uno de ellos es para enmarcar), entonces tenemos no solo un aprobado, sino que podemos decir que el examen es de notable.

El pero que le encuentro: es un “blockbuster” veraniego (por cierto, el primero de la temporada estival), y como tal, debe recaudar el máximo número de billetes posible. ¿Qué significa eso? Pues que la película debe ser vista, o mejor, deber ser poder vista por todo el mundo, y eso incluye a los niños.

Por lo tanto, la cinta peca de lo que peca la mayoría de este tipo de productos, y es ese odioso infantilismo y ese humor tontorrón del que hacen gala los proyectos veraniegos.
Señores, cuando se dispara a alguien, la sangre brota de la herida, y eso, no es ciencia ficción.

Lo que más me ha gustado: Michael Fassbender.

Lo que menos me ha gustado: ya lo he dicho en el último párrafo.

2 comentarios:

El Rector dijo...

Le tengo bastante simpatía a la saga en general, en especial a las dos primeras entregas, la tercera, siendo entretenida, me dejó un tanto frío (en comparación, me gustó bastante mas Lobezno).

Esta precuela, pues mas o menos al mismo nivel de lo visto anteriormente. Coincido en que lo mejor de la misma, recae en la figura de un fantástico Fassbender (de largo lo mejor de la misma), en una historia algo mas elaborada (algo) de lo que nos tenían acostumbrados sus predecesoras y añado, ese tramo final de corte épico muy al estilo de lo visto en el episodio III de Star Wars. Por cierto, bestial ese cameo, bestial.

Lo peor, los malos, cutres, cutres, ¿de quien fue la "genial" idea de poner a Kevin Bacon en semejante papel? el tío de los tornados? la tía diamante... vergüenza ajena. Y por supuesto, la NO presencia de Lobezno, elemento fundamental de la saga que aquí se echa muuuucho de menos.

Luzbel dijo...

Uff interesante critica, pero muy erronea la verdad.

Partiendo desde el concepto que es una adaptación del comic, debe haber un correlato entre ambos, y en esto fracasa de frenton, y no solo esta entrega, sino toda la saga, tanto así, que llega a ser vomitivo como postulan las dinamicas e historias detras de una franquicia que existe desde los años 60's.

Como observador de cine puede ser entretenida, pero como fanatico de comics, es un bodrio hecho pelicula, incosistente con toda la historia y formacion de mutantes. Practicamente se me cayo la cara al ver a Alex Summers como lider de los X men, o a mistique dentro de su primera formacion, la introduccion del Hell fireclub fue patetica e inconsistente, lo unico rescatable es la actuacion de Magneto.

Por otra parte, es la mejor de la saga y aun asi es terrible, por lo menos mejoro un tanto desde la tercera entrega, que sin duda, es la mas patetica de todas (Pheonix como personalidad alterna de Jean grey, y no como entidad universal de la destruccion y renacimiento, a sido lo mas patetico que e visto), y sin duda mejor que la adaptacion de Wolverine, ese Deadpool aun me trae pesadillas

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.