domingo, 6 de diciembre de 2015

Crítica: Condemned

Que levante la mano quien tenga vecinos molestos. Yooooooo!!! Que levante la mano quien tenga vecinos más cerdos que los orcos de Mordor. Yoooooooo!!! Que levante la mano quien piense en mudarse de piso cada día por culpa de los vecinos. Yooooooo!!! Ummmmm, como intuyo que habrá muchas manos levantadas entre vosotros, creo que es el momento de que hablemos de "Condemned", porque si algo nos va a enseñar, son las miserias de los vecinos.

"Condemned" nos abre las puertas a un edificio ruinoso, que esconde mucha sordidez y esas miserias que anunciaba en mi presentación. Son precisamente esas miserias las que conforman el sentido de la película, pues escarbando entre la suciedad y las pústulas, es donde descubrimos lo que Eli Morgan Gesner, el padre de la criatura, quiere contarnos, que al final no es más que una excusa para mostrarnos gore y desazón, pero que al menos, resuelve todas las incógnitas que nos suelen plantear las películas de infecciones.

La película, que tiene un arranque horrible y desesperanzador para el espectador donde los haya, nos muestra un par de días en una particular comunidad, un edificio ocupado por una serie de estrambóticos personajes, a cada cual peor. Se nos habla de ellos con la excusa de la huida de casa de nuestra protagonista, Maya, para refugiarse en casa de su novio por internet , Dante, quien vive en Nueva York y sueña con ser estrella del rock. La sorpresa llega cuando Maya descubre que Dante vive como ocupa en un destartalado edificio. A medida que se suben los pisos, se nos van presentando los vecinos: tarados, yonkis, nazis homosexuales que practican la dominación y la sumisión, un judío que se esconde de su rabino emparejado con un travesti y adictos al crack, un cocinero de droga, un señor que no sale de casa nunca por miedo a una hecatombe, etc. Una joya de comunidad, vamos. Y por si esto supone poco caos para Maya, pronto se verá inmersa en una locura de infecciones supurantes, pus y sangre por doquier que lleva a una violencia desmedida.

En la primera parte de "Condemned" vamos a subir y bajar escaleras sin parar y entenderemos las singularidades de cada piso al milímetro, ya que se detiene toda la acción en esta presentación de personajes en exceso, y esto lleva a preguntarnos cuándo empieza la película en varias ocasiones, porque entiendo que estas presentaciones son necesarias, pero el rollo 13 rue del percebe sin fin es uno de los mayores fallos de la película, ya que le sobran tranquilamente veinte minutos en los que esperamos impaciente en el portal a que bajen nuestros amigos para jugar.

Entiendo que esta parte es necesaria para adelantarnos a la pregunta del misterio de la infección, pero como comentaba, tanta presentación y prolegómeno, le hace un flaco favor a la tensión de la trama y la curiosidad puede llegar a irse por esa tubería que se nos muestra unas treinta veces en la película, por si no habíamos entendido a la primera que ahí está la clave...

Una vez superada esta fase "aquí no hay quien viva", llega la fiesta del mal gusto, y acuden a nuestra mente películas como "Septic man", "Thanatomorphose", "Contracted" e incluso "Starry eyes", pues las guarrerías varias en las que se convierte un cuerpo putrefacto tienen perfecta cabida en "Condemned", aunque este no es el objetivo de la película, sino el modo de llegar a él. Me explico, puede que nos quedemos solo con la forma de "Condemned" y así llegaríamos a encontrar ciertos paralelismos con las película de la Troma, pero como indicaba al principio, si escarbamos algo más y entendemos que lo importante de esta propuesta no es la infección en sí, sino las consecuencias últimas de ella, dejaremos de lado los tromismos, y llegaremos a la conclusión de que la película es más seria de lo que a priori parece, y que termina siendo interesante.

Las virtudes de las pústulas y las heridas vienen de la mano de unos efectos especiales artesanos donde el maquillaje brilla con justicia, y un ambiente totalmente malsano y claustrofóbico donde la suciedad campa a sus anchas e incluso parece que el hedor podría traspasar la pantalla. Las miserias vienen dadas por un guión que peca de repetitivo, con algunos cabos sueltos, unos actores que no destacan ni para bien, ni para mal, una banda sonora escogida que podría parecer molona, pero que no aporta la tensión que se requiere y una primera parte que da vueltas en círculos sin parar.

"Condemned" no entrará en ningún ranking de este año, ni para bien, ni para mal, se va a quedar en una propuesta que no molesta ver, pero que tampoco mata, por mucho que lo intente. A mi ha terminado por resultarme curiosa, que teniendo en cuenta mi cara en los primeros cuarenta minutos, con esta afirmación, me puedo dar con un canto en los dientes. Eso sí, después de esto he tenido que bajar la mano y decirme a mi misma que mis vecinos no son tan molesto, ¿o sí? grrrrrrrrrrrrrrr.


2 comentarios:

El Rector dijo...

Completamente de acuerdo con la crítica. Y eso que después de ojear el trailer, las expectativas no eran precisamente muy altas... igual ha tenido algo que ver, para bien, pero debo reconocer que "Condemned" termina resultando bastante más interesante de lo que se podía esperar. Cierto que le cuesta un poco arrancar y que algunas interpretaciones son un poco "justitas", pero la idea de fondo está bastante bien pensada y su segunda mitad, desenfadada y con la única pretensión de hacerle pasar un "mal" rato al espectador, funciona la mar de bien gracias al buen nivel de los FX y a la gran ambientación del escenario, que consigue trasmitir en todo momento la sensación de repulsa que el filme requiere.

Missterror, aun estando por debajo de las películas que enumeras, te compro ese aprobado holgado... yo es que era muy fan de 13 Rue del Percebe. Bueno, de toda la obra de Ibáñez en General :)

Saludos.

Missterror dijo...

Pues a mi por el trailer tampoco me pintaba tan mal como a ti, algo de interés dejaba ver...Eso sí, en la primera parte puede que desconfiara algo ;)
Como dices, lo más destacable es esa sensación de repulsión que "Condemned" transmite sin tener necesidad de una despliegue inmenso de recursos.

Yo también era fan de 13 rue del percebe, sobre todo de la alcantarilla :)

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).