domingo, 21 de agosto de 2016

Crítica: Evolution

Tengo un problema a la hora de escribir acerca de ‘Evolution’, tengo un problema con la cinta de Lucile Hadzihalilovic (Directora de ‘La bouche de Jean-Pierre’ y de ‘Innocene’ y encargada de la edición de ‘Seul contra todos’ y ‘Carne’ de su marido, Gaspar Noé con quién también colaboró en el guión de la sobresaliente ‘Enter the void’) y ese no es otro que a pesar de que me encanta el cine que toma elementos propios de la ciencia ficción, las distopías, la intriga y el misterio, el cine que se toma su tiempo para desarrollar sus historias donde los diálogos no abundan y donde el espectador necesita que la historia avance para poder entender (O creer entender) que está pasando (Me declaro absoluto fan de por ejemplo ‘Carré Blanc’ de Jean-Baptiste Léonetti, cinta que aunque se aleja de la propuesta de Hadzihalilovic comparte esta su idea de no ponérselo nada fácil al espectador), ‘Evolution’ posee una primera parte excesivamente lenta que puede derivar en que al espectador le cueste conectar con esta película y donde a pesar de la corta duración de esta cinta (No llega a la hora y veinte) este podrá tener la sensación de que a esta película le cuesta centrarse dejándonos una primera parte con escenas preciosas (La escena inicial de la película donde vemos Nicolas interpretado por Max Brebant buceando en el fondo del mar hace imposible que no nos acordemos de Maxime Collin en ‘Léolo’.

Aunque al lector le pueda llamar la atención la comparación con la cinta del trágicamente fallecido Jean-Claude Lauzon esta no solo se queda en esta escena, basta recordar que el protagonista de la cinta del director canadiense utilizaba la imaginación y la lectura para evadirse de la realidad y alejarse de la locura que imperaba en su familia paterna. En ‘Evolution’ no tenemos esa carga poética de ‘Léolo’, -No en la misma medida aunque sigue presente, por ejemplo en la idea de la estrella de mar encontrada en el fondo marino y la forma de las luces-, no tenemos esos saltos entre realidad y ficción, humor y drama de la cinta de Lauzon, pero llama la atención que en la cinta de Hadzihalilovic una pequeña libreta donde el protagonista dibuja cosas que en un principio no tiene porque conocer, le sirve a este como ventana a una realidad que lo aleja del extraño mundo que lo rodea del mismo modo que los libros y la imaginación le servían a Léolo para evadirse.

El espectador tiene que pensar que el punto de partida de ‘Evolution’ es contarnos la historia de unos niños que viven en una isla donde los únicos adultos son mujeres. No hay hombres, no hay explicaciones de porqué están allí, no se sabe cuando ni como llegaron. Las respuestas las irá encontrando el espectador de una manera mas o menos clara y de una forma mas o menos satisfactoria según vaya avanzando el metraje de la película) pero con algunos momentos que frenan el ritmo de la película que aunque sirven para que el espectador conozca a Nicolas, su madre y sus amigos resultan demasiado fríos y distantes.

Esa frialdad no abandonará en ningún momento a la película y por tanto a la relación que el espectador establece con esta (A pesar de que Hadzihalilovic muestra acercamientos entre varios de sus personajes estos resultan demasiado fríos. El espectador podrá llegar a pensar que está ante una especie de pseudo versión de ‘Equals’. La cinta dirigida por Drake Doremus reseñada en este blog narraba la historia de una sociedad distópica donde los sentimientos han sido erradicados. Aunque ‘Evolution’ se aleja de las ideas que Doremus desarrolló en su película, la frialdad, la falta de empatía de los adultos que Hadzihalilovic muestra en su película bien podría hacernos pensar que estos han sido tomados prestados de la cinta de Doremus).

Es, tras veinte minutos de metraje, cuando la película realmente consigue enganchar al espectador. Si ‘El silencio de los corderos’ entraba en otra dimensión tras el primer encuentro entre Clarice Starling y Hannibal Lecter, lo mismo se puede decir de la visita de Nicolas a tan extraño lugar. Es a partir de ese momento donde Hadzihalilovic consigue dejar de lado la apatía en la que había sumido al espectador para captar la atención de este. La directora se muestra hábil a la hora de dosificar el misterio y el mal rollo lo que refuerza la idea de que si la primera parte de esta película tuviera mas ritmo, mas fuerza esta podría haber sido una grandisima película. (Nota: Cuando hablo de mal rollo hemos de dejar de la lado la idea de mal rollo a lo ‘Martyrs’ –La buena, claro- o cintas similares. Hadzihalilovic se apoya en una gran ambientación y construyendo algunas escenas realmente soberbias –Véase a esas mujeres viendo constantemente una grabación- deja en el espectador una sensación bastante extraña, tanto es así que por momentos podemos llegar a pensar en alguna novela de Shaun Huston aunque con mas carga poética y con ausencia de gore o violencia explicita).

Son muchas mas las escenas sobre las que me gustaría escribir, son muchas mas las películas que me vienen a la cabeza al ver ‘Evolution’ (Especialmente una también reseñada en este blog que me recordó clarísimamente a esta película) pero que por desgracia no puedo comentar porque si algo tiene la cinta de Hadzihalilovic es que si el espectador consigue superar los primeros veinte minutos es bastante probable que la intriga y el misterio que desarrolla la directora en su película consiga captar la atención de este. haciendo que quiera descubrir por si solo que ocurre en tan extraño lugar.

‘Evolution’ es una cinta fría y por momentos hermética lo que sumado a su ritmo lento hace que esta no sea una película que se pueda recomendar a todo tipo de espectadores. Conforme avanza el metraje ‘Evolution’ va ganando enteros, la necesidad de encontrar respuestas consigue captar nuestra atención lo que junto a ciertos grandes momentos hace que una vez pasado el punto de no retorno nos sea imposible dejar de ver esta película.

Lo mejor: Algunas escenas resultan memorables. Aunque al principio pensemos que no, Hadzihalilovic consigue engancharnos con su propuesta.

Lo peor: Los veinte primeros minutos, capaces de frenar al espectador mas entregado.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte tu opinión con nosotros y si te da problemas el formulario, insístele un poco, suele ser bastante cabronazo cuando quiere (y quiere muchas veces, por ello, ten la precaución de copiar tu comentario antes de publicar, por si las moscas y vuelve a repetir la operación).