domingo, 6 de junio de 2010

Crítica: Terminator Salvation

No tengo ninguna duda de que "Terminator", aparecería en un lugar de privilegio en una hipotética lista de mis 10 películas favoritas. La franquicia creada por James Cameron allá por el año 1984, ha conseguido con el paso de los años, acumular a toda una legión de seguidores, gracias a esa obra maestra de la ciencia ficción donde en un futuro apocalíptico dominado por las máquinas, "Skynet", una inteligencia artificial creada por el propio hombre, enviaba a un asesino al pasado para eliminar a Sara Connor, quien sería la madre del líder de la resistencia en ese futuro, John Connor. En 1992, Cameron dio una vuelta de tuerca con "Terminator 2: El juicio final", película que causó gran impacto por sus revolucionarios efectos especiales y que consagró a Arnold Schwarzenegger y su T-800 como uno de los personajes mas entrañables de la historia con su inolvidable "Sayonara baby". Una tercera entrega, "Terminator 3: Rise of the machines", mucho menos exitosa y una no menos rechazada serie de televisión, "The Sarah Connor Chronicles", completan la saga.

El "Terminator Salvation" de McG, que hasta el momento ha destacado mucho mas como productor que como director, es un punto y aparte dentro de la franquicia, dejando de lado la ya agotada fórmula de las anteriores películas, cosa que ya quedó bastante clara con la tercera entrega, donde se volvía a repetir la misma estructura de los anteriores filmes, y donde incluso llegaron a convencer a un Schwarzenegger ya madurito, semi retirado y metido de pleno en la política, para interpretar por tercera vez al T-800 y ejercer así de reclamo publicitario.


Afortunadamente, el planteamiento de la película de McG, es totalmente distinto, y digo lo de afortunadamente por que a mi juicio, la franquicia pedía una reinvención a gritos, dejar de mirar al pasado (nunca mejor dicho) y buscar respuestas en el futuro, así como nuevas señas de identidad, sobre todo si tenemos en cuenta que no estamos hablando de una secuela mas, sino del principio de una nueva trilogía.

No cabe duda de que no se puede contentar a todo el mundo, y este arriesgado nuevo enfoque, parece ser que ha despertado mas rechazo que aceptación entre las hordas de aficionados, algo que suele ocurrir siempre en los sectores mas "conservadores" cuando se produce un cambio, ya sea en el cine o en cualquier otra faceta de la vida, y donde como era de esperar, no han tardado en aparecer las absurdas (y siempre odiosas) comparaciones, cosa que me parece un poco fuera de lugar, mas cuando continuamente se critica al cine USA (yo el primero) por su total falta de ideas y nula capacidad de asumir riesgos, lo que lleva a repetir siempre las mismas fórmulas hasta la saciedad, cosa que por lo menos no ocurre en esta ocasión, aunque estemos hablando de una co-producción a cuatro bandas. Es una lástima que por culpa de todos esos prejuicios, mucha gente no tendrá la oportunidad de disfrutar de lo que es en realidad "Terminator Salvation", una más que entretenida película de ciencia ficción.

A nivel argumental, es cierto que la película no es ningún prodigio, algo que por otro lado, se podía preveer teniendo en cuenta los precedentes, por que no olvidemos que el argumento de las tres películas anteriores, es exactamente el mismo. En esta ocasión nos encontramos con dos subtramas claramente diferenciadas, en una de ellas nos metemos en la piel de un treintañero John Connor, interpretado sin alardes, pero con suficiencia, por el siempre interesante Christian Bale ("American Psycho", Batman Begins", "The Dark Knight"), que aunque no tan brillante como en otras ocasiones, consigue darle credibilidad a un personaje tan "mitificado" como este. Utilizando a Connor como hilo conductor, la cinta explora toda la mitología propia del universo "Terminator", aunque sin llegar a profundizar demasiado ni en esta, ni en los propios personajes, bastante planos todos ellos a lo largo de la película, pero enseñándonos, eso si, momentos cruciales en la vida de Connor, algunos ya los conocíamos, otros han sido reinventados para la ocasión. Por el otro lado, y para sorpresa mía y de muchos, tenemos la que a la postre acaba siendo la trama principal, en la que acompañamos a Marcus Wright, interpretado por el emergente Sam Worthington, al que veremos próximamente protagonizando dos de mis películas mas esperadas, el remake de la epopeya fantástica por excelencia, "Furia de Titanes", donde encarnará al mismísimo Perseo, y en "Avatar", la nueva cinta de ciencia ficción de (cosas de la vida) James Cameron, por lo que se perfila como uno de los nombres de peso del cine fantástico a corto plazo, dando vida aquí a un hombre venido de otra época, sin memoria y atrapado en una guerra de la cual no sabe nada. Cuando el personaje de Worthington, se apodera de la pantalla, es donde podremos disfrutar de las altísimas cotas de acción que consigue alcanzar el filme, aumentando de forma exponencial lo visto en anteriores entregas, lo que por otra parte, contrasta demasiado con las partes "Connor", de ritmo mucho mas lento, dando como resultado un desarrollo un tanto atropellado que resulta mas brusco de lo deseado, por no mencionar algunos cortes de edición que son de juzgado de guardia.

A nivel visual, poco se le puede reprochar a esta cuarta entrega, pues estamos sin duda ante su punto mas fuerte. Lo primero que impacta es la sensacional recreación de ese futuro post-apocalíptico que todos estábamos deseando ver, quizá no tan apocalíptico como se podía esperar viendo las imágenes del futuro que se nos mostraban en las otras películas, pero no hay que olvidar que aquí la acción transcurre en el año 2011 y no en 2028, marco de las clásicas escenas de T-800 arrasando todo a su paso en la oscura noche, a mi lo visto aquí me ha recordado mucho al futuro que plasmaron para el genial videojuego "Fallout 3". Pero lo mejor de todo, es el increíble aspecto que presentan todas y cada una de las máquinas creadas por "Skynet", comenzando por los T-600 (francamente aterradores), y siguiendo con el resto del catálogo, naves, robots gigantescos caza humanos (las influencias de "La guerra de los mundos" se hace muy evidente en este caso), motos terminator e incluso máquinas acuáticas en plan "Deep Rising", un abanico lo suficientemente variado y logrado como para hacerle caer la baba a los que disfrutamos con este tipo de "cachibaches".

La banda sonora es un tanto irregular y ya comenzó con mal pie cuando su creador, el omnipresente Danny Elfman (gurú musical de Tim Burton) comunicó su intención de prescindir de la banda sonora original y crear algo nuevo, por supuesto que después de unos cientos de amenazas de muerte, tuvo que rectificar, aunque a medias, pues aunque encontramos el clásico "tu tum tum tu tum", de la melodía clásica no hay ni rastro, substituida por los clásicos arreglos Elfman, aunque por suerte, menos bombásticos de lo habitual. Durante la cinta también tendremos la oportunidad de escuchar fragmentos de bandas como "Alice in chains" o "Guns & Roses" (en un claro guiño al pasado), pero lo mejor queda para el trailer promocional y el temazo que lo acompaña, compuesto por la banda de rock industrial "NIN".

Conclusión, aunque ya he dicho que comparaciones siempre son odiosas, es evidente que "Terminator Salvation" no está a la altura de las dos películas del maestro Cameron (¿que podría estarlo?), pero ni falta que hace, pues tanto o mas evidente es, que estamos ante una notable película de ciencia ficción con grandes dosis de acción, un brillante apartado visual, un excelente reparto (sumad a Bale y Worthington los nombres de Michael Ironside y Helena Boham Carter), un buen puñado de detalles y alusiones a las viejas películas y lo mas importante, diversión, mucha diversión. Pero también mejorable en otros aspectos, la nula complejidad argumental, la poca profundidad de los personajes, el doblaje español de Sam Worthington o la decepcionante "aparición" de Schwarzenegger, menos lograda de lo que se podía esperar y que parece sacado del "Beowulf" de Robert Zemeckis.

¿Contentará a los fanáticos de la saga? Pues no lo se, pero seguro que si a los seguidores de la ciencia ficción mas "palomitera" (y no lo digo como algo despectivo), yo personalmente he quedado muy satisfecho, pero claro, a mi se me ha puesto dura con todas las películas anteriores (si, incluida la tercera), incluso con la repudiada y tristemente cancelada serie, "Las crónicas de Sara Connor", así que qué os voy a contar de este "Terminator Salvation"... que mola que te cagas.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.