martes, 6 de julio de 2010

Crítica: The Graves

Posiblemente, de todas las películas que han formado parte del "After Dark Horrorfest" de este año, "The Graves" ha sido la mas esperada por los aficionados, y es que la cinta del debutante director y reconocido dibujante de cómics Brian Pulido tenía todos los ingredientes necesarios para convertirse en uno de los pelotazos del año, dos guapas protagonistas, una clásica historia de serie B con demonios de por medio, algunos actores de culto y sobretodo, una fabulosa campaña de marketing que ha puesto a esta modesta producción al nivel de popularidad de una superproducción de Hollywood. Ahora, después de su visionado y a falta tan solo de ver "Kill Theory" (la cual por cierto me despierta cierta pereza), puedo afirmar que "The Graves" es con mucha diferencia la película mas floja de esta ya caduca edición del "After Dark Horrorfest".

¿Dos guapas protagonistas? Cierto. El tándem que encabeza el reparto está compuesto por dos atractivas actrices (¿habrá tenido esto algo que ver en la desmesurada expectación levantada por el filme?), ambas de reciente pasado "fantástico". Clare Grant, a la que pudimos ver haciendo de espíritu atormentado por el mismísimo demonio en la fabulosa historia de Clive Barker que adaptó Mick Garris para la serie "Masters of Horror" titulada "Valerie on the Stairs", y Jillian Murray, la morena que se cepillaba a todo bicho viviente en ese cuento de fantasmas para adolescentes llamado "Forget Me Not", unen aquí sus fuerzas para encarnar a Megan y Abbey Graves respectivamente, dos hermanas afincadas en Phoenix que emprenden viaje hacia New York para comenzar una nueva vida en la gran ciudad. Por desgracia para ellas (y para nosotros), y como suele ocurrir en estos viajes hacia la tierra prometida (véase "Dark Country", "Farm House", "Habitación sin Salida" o "No Moriré Sola" por citar algunos), la cosa termina en tragedia. En esta ocasión mas concretamente, las chicas van a parar con sus huesos a Skull City, una vieja ciudad fantasma reconvertida a atracción turística, que en realidad no es otra cosa que el coto de caza de una secta religiosa que rinde culto a unas fuerzas malignas que habitan el lugar desde tiempos inmemorables.


Lamentablemente, sus bonitos rostros y sus sinuosas curvas, es todo lo que tienen que aportar a "The Graves", bueno, eso y una señora sobre actuación de 80 minutos que pone los pelos de punta (solo dan el pego en las secuencias "reales" filmadas con cámara "amateur"), de largo lo mas terrorífico de una cinta que además y para colmo de males, pretende ser una película "seria" que en ningún momento deja el menor resquicio para el humor, contexto en el cual habrían pasado mas inadvertidas las deficiencias artísticas del dúo, y es que verlas jugando a las actrices como un par de adolescentes (creo que mas achacable a la nefasta dirección de Pulido que a sus aptitudes para la interpretación), resulta bochornoso en muchos momentos del filme.

¿Una clásica historia de serie B con demonios de por medio? También. Pero poco y mal. Por que "The Graves" en el fondo y a todas las de la ley, es un "survival" o "Slasher" de pueblerinos asesinos persiguiendo a inocentes turistas como ya hemos visto antes en miles de ocasiones, dejando el royo de los demonios en un ridículo segundo plano, que sin duda se podrían haber ahorrado viendo el resultado, unas dantescas secuencias de supuestas (no me las he creído ni yo) posesiones en momentos muy puntuales (que nos emplaza de nuevo al tema de las sobre actuaciones) y unos molestos sonidos cada vez que alguien la diña en el lugar, los cuales se supone que son los demonios llevándose el alma del fallecido. Esto es todo lo sobrenatural que vamos a encontrar en "The Graves". A parte de esto, aburridas persecuciones en círculo por un decorado tipo parque de atracciones temático que el único interés que suscitan es ver a cual de las dos protagonistas le botan mas las tetas. Todo esto por no hablar del guión, si es que existe tal cosa, pues en muchas ocasiones parece que los actores improvisan sobre la marcha sus decisiones.

¿Algunos actores de culto? Tampoco era mentira. Aunque viendo el trabajito que se marca el bueno de Tony Todd ("Candyman", "Hatchet", "Destino Final") a la hora de dar vida al reverendo Abraham, un personaje que intenta infundir terror y que mas bien parece una parodia de mal gusto del Isaac de "Los Chicos del Maíz", que pone en entredicho la decisión de dejar en manos de este hombre mas de dos líneas de guión. Por suerte, el segundo actor con gancho, se desenvuelve bastante mejor que su colega de reparto, estamos hablando de Bill Moseley ("Los Renegados del Diablo", "Repo! The Genetic Opera", "Dead Air"), quien nos ofrece los únicos momentos creíbles del filme (por lo menos todos los que le permite su personaje), la única duda que me queda a este respecto es como diablos se ha involucrado el bueno de Bill en semejante proyecto, lo que sin duda dice mucho de su profesionalidad.

¿Una fabulosa campaña de "marketing"? Desde luego que también. Y en este caso sin "peros" que valgan, por que en este sentido el trabajo llevado a cabo ha sido digno de alabanza, dejando de lado que entre la pareja de féminas protagonistas, la popularidad de Pulido como dibujante y su inclusión en un festival tan popular y con tanta repercusión en la actualidad como el "Horror Film Fest", tenía mucho camino recorrido, no se puede negar que los fantásticos y engañosos pósters han sabido jugar a la perfección con la curiosidad del aficionado.

Conclusión, "The Graves" es una terrible decepción, seguro que la mas sonada de lo que llevamos de año. Una película fraudulenta que ofrece todo lo que promete pero mal, fraguado sobretodo en la nula capacidad de dirección de un suspendido en su debut Brian Pulido (quien recordemos dirige, escribe y produce el filme), un lamentable trabajo por parte de todo el reparto (particularmente en las figuras de Clare Grant y Tony Todd), donde solo se salva un Bill Moseley que hace lo que puede para salir con la dignidad intacta de semejante marrón (duele verlo con una nariz de cerdo de goma), y un guión tan mal escrito que da la sensación de que cada actor hace lo que le sale de las pelotas. Tampoco los FX son para tirar cohetes que digamos, encomendados de nuevo (los pocos que aparecen) a los dichosos efectos por ordenador de cosecha mas cutre. Lo único salvable de la cinta son sus simpáticas secuencias de créditos, su prometedor inicio y su cojonuda banda sonora, donde la banda "Calabrese" y su "horrorpunk" de herencia "Misfitiana" tiene mucho que ver. Muy poco mas señores.

Por cierto, apretad las nalgas y tened miedo, mucho miedo, por que la película ya tiene secuela confirmada, "The Graves 2: Return to Skull City".


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.