lunes, 20 de noviembre de 2017

Crítica: 1922

Que Netflix se haya convertido en un período de tiempo relativamente corto en la plataforma digital de entretenimiento audiovisual de referencia, con respeto a las demás, no es mera casualidad. Se agradece mucho que no dejen de producir series y material suficiente como para obligarnos a hacer una lista de elegidas y descartes, es casi como un deporte para los adictos como yo, y entre todas, tenemos ésta “1922”. Segunda adaptación de Stephen King en la plataforma, después de “El juego de Gerald”, que afianza al escritor (no había dudas) como una de las fuentes principales del cine de terror de hoy y de siempre.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Crítica: Dave Made a Maze

‘Se busca a alguien que quiera volver al pasado conmigo. No es una broma. Recibirá su dinero cuando volvamos. Deberá traer sus propias armas. Seguridad no garantizada. Solo he hecho esto una vez antes’. Tan extraño anuncio será investigado por los protagonistas de la muy interesante y entretenida ‘Seguridad no garantizada’ de Colin Trevorrow. ‘Que estés perdido, no significa que sigas el camino equivocado’. Esta frase que forma parte de alguno de los trailers de ‘Dave made a maze’ sirve para dejar claras las intenciones de la película de Bill Watterson y que ha supuesto su debut en la pantalla grande. Otro planeta igual a la Tierra en la que vivimos aparece en el firmamento, un cometa hará que una cena de amigos se convierta en una muy extraña velada, un naufrago que entablará amistad con un zombie con exceso de gases y erecciones.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Crítica: Starship Troopers: Traidor de Marte

La primera entrega de Starship Troopers dirigida en 1997 por Paul Verhoeven (Robocop, Desafío total) es una de mis películas favoritas de ciencia ficción moderna y descerebrada. Recuerdo que cuando siete años más tarde salió la segunda parte dirigida por Phil Tippett, supervisor de efectos visuales de la obra original, hice un par de intentos por verla, pero nunca conseguí terminarla. Esta situación me llevó por el camino de la desidia, cada vez que anunciaban una nueva entrega de la franquicia, mi interés era nulo. Ni siquiera, cuando el guionista de la obra original, Edward Neumeier, se ponía a los mandos de una tercera entrega en 2008. Tampoco con la cuarta entrega de la franquicia a la que le dieron un ‘lavado de cara’ dando paso a la realización íntegra por CGI, convirtiendo la película en una adaptación animada.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Crítica: La Villana

La película comienza con una escena en la que el espectador parece que está jugando a un videojuego “shooter” en primera persona, que después de la protagonista recibir un golpe, pasa a la perspectiva de tercera persona. En esos 7 minutos que dura esa escena, la protagonista consigue matar a más de 50 personas mostrando una destreza fuera de serie. Esta entrada es, al fin y al cabo, una de las cosas más destacadas que se pueden ver The Villainess, 2017, una película que enmarca su trama en dos escenas de acción, ésta del principio y otra al final, que personalmente creo que están muy por encima del resto de la película. Este tipo de rodaje ya se vio en películas como Hardcore Henry, 2016, siendo que en este último caso de forma más experimental se mantenía esa perspectiva durante todo el metraje.

martes, 7 de noviembre de 2017

Crítica: November

Noviembre nació para ser el noveno mes, no el decimoprimero. En noviembre, Isis sacrificaba a un cabrito, ese hijito de la cabra, que curiosamente representa a Satán. En Noviembre se celebra la fiesta de todos los santos, la de los fieles difuntos y el día de los muertos, donde el culto a la muerte está presente de una u otra manera. Dicen que en noviembre el frío vuelve y yo entiendo noviembre como el mes de la nostalgia, donde los días son muchos más cortos y la noche lo envuelve todo. Noviembre nos prepara para el huraño invierno y en noviembre empezamos a asimilar en lo que nos ha convertido el año. Noviembre es un mes de contradicciones y parece que todo pasa ante nosotros en blanco y negro.

lunes, 6 de noviembre de 2017

Crítica: Death Note

Que pena que Natt Wolff no se quedara con su querida Margo Roth Spiegelman en la ciudad de papel. Que pena encontrarse con un Light Turner tan histriónico, sobreactuado y carente de la personalidad con la que Tatsuya Fijiwara dotó a su Light Yagami en ‘Death Note’ y su secuela ‘Death Note: El último nombre’, ambas películas dirigidas por Shûsuke Kanedo y que pena encontrarse ante un L con tan poco carisma como el de Lakeith Stanfield alejado del notable trabajo de Ken’ichi Matsuyama en las cintas de Kanedo que mereció una película centrada en su personaje con ‘L: Change the world’ y dirigida por un Hideo Nakata en pleno declive artístico. Pero sobre todo que pena que un director tan prometedor como Adam Wingard (‘You’re the next’) se haya perdido por el camino y nos haya dejado dos películas tan mediocres como ‘Blair Witch’ y este ‘Death Note’.