Crítica: The Heretics (Chad Archibald, 2017) Crítica: Curve (Iain Softley, 2015) Crítica: La Nuit a Dévoré le Monde (Dominique Rocher, 2018) Crítica: Ghostland (Pascal Laugier , 2018) Crítica: Coma (Michael Crichton, 1978)

domingo, 24 de junio de 2018

Crítica: The Heretics

El curioso mundo de las ideas contrarias a la norma consideradas como la excepción, siempre implica un error. Da igual si la norma aceptada ha quedado obsoleta y ya no tiene sentido alguno en los tiempos que corren. Da igual si la nueva idea propuesta está mejor desarrollada y ayuda en aspectos que la norma había obviado. Da igual que la innovación sea el único secreto del avance. Da igual todo lo que pienses porque la norma es lo correcto, la norma es lo que siempre ha funcionado y aunque en la mayoría de los casos se siga la norma más por tradición que por eficacia o lógica, la norma es sagrada y todo lo que se salga de ahí está apreciado como erróneo. Toda afirmación o posición contraria a la regla establecida es considerado una herejía y esto no tiene por qué tener una connotación religiosa automáticamente, pero como hemos recibido una educación que nos enseña a seguir las normas y luego a pensar, cuando pensamos en el término herejía pensamos en error, lo que en sí mismo es ya un error.

jueves, 21 de junio de 2018

Crítica: Curve

Iain Softley, director de la enigmática “K-Pax” (2001) y de “Hackers” (1995), clásico urbano con una jovencísima Angelina Jolie (Tomb Raider) entre el reparto principal, hizo una firme apuesta en 2015 por el ‘survival’ con “Curve”, un film de características sencillas pero con buenos resultados. Producida por Blumhouse, especialistas en apadrinar este tipo de películas como “La purga”, “La visita”, “Get Out” o “Martyrs”, entre otras, y junto a la estimable ayuda de Jaume Collet-Serra (La huérfana, Infierno azul) también en faceta de productor, ya os podéis hacer una ligera idea ante qué tipo de film nos encontramos. Lo digo más que nada para que nadie eleve las expectativas por encima de la capa de ozono.

domingo, 17 de junio de 2018

Crítica: La Nuit a Dévoré le Monde

Recuperando aun el aliento tras disfrutar como un cerdo con “Ghostland” de Pascal Laugier y haciendo un sencillo ejercicio de memoria a corto plazo, uno se da cuenta de que la tortuosa travesía del desierto que siempre toca recorrer después de épocas de gran bonanza (y en este caso me refiero obviamente, al cine de terror de francés), parece haber llegado a su fin. Julia Ducornau, Coralie Fargeat, con sus respectivas “Crudo” (“Raw”, 2016) y “Revenge” (2017), además del citado Laugier, son los clavos ardientes más visibles a los que agarrarse para entender el resurgimiento del que sin duda ha sido durante mucho tiempo (quizás junto al cine británico y en menor medida, el escandinavo), el abanderado del terror y fantástico europeo, muy por encima incluso en varios estadios del viaje, de un en muchas ocasiones estancado cine USA, ya sea por falta de ideas o bien, por un tema de limitaciones dadas por la propia cultura autóctona.

viernes, 15 de junio de 2018

Crítica: Ghostland

Solía imaginarme viviendo cerca del mar, desayunando en una terraza con la brisa marina ayudándome a abrir del todo los ojos. Solía imaginarme junto a un hombre que me hiciera feliz, con el que nunca faltaran temas de conversación. Solía imaginarme en un trabajo en el que sintiera que había algo más que me motivara que el sueldo a final de mes. Solía imaginarme rodeada de buenas amigas, de esas a las que les cuentas todos tus secretos mientras tomas café. Solía pensar que la gente, por lo general, era buena. Siempre me ha gustado mucho utilizar la imaginación para completar la realidad. Todas esas ensoñaciones que tenía siendo adolescente se deformaron para convertirse en algo terriblemente diferente y me di cuenta de que el yang no completaba al yin, solo lo sometía.

miércoles, 13 de junio de 2018

Crítica: Coma

Habituado a ver cientos de películas de terror, muchos de mis amigos me plantean la pregunta acerca de que es lo que realmente me da miedo. Para mi esa pregunta tiene una muy fácil respuesta. Lo que me da miedo es ‘Coma’, la película que dirigió Michael Crichton según la novela de Robin Cook. ¿Qué no me creéis? Intentad ver esta película antes de que alguno de vosotros o alguno de vuestros familiares vaya a ser operado y luego me decís que habéis sentido antes de que os anestesien o durante la larga espera para saber si todo ha ido bien… El miedo deja de ser algo abstracto para ser real y cercano.

domingo, 10 de junio de 2018

Crítica: La Chica en la Niebla

“Una chica desaparecida en un pueblo de montaña. La lluvia, la niebla, las luces. Las luces son las de las cámaras. Han llegado los medios de comunicación. Y todo ha cambiado”. La Chica en la Niebla (2017) está  basada en la novela del escritor italiano Donato Carrisi, y este es el pequeño texto que aparece en la contraportada de su libro. Es el mismo Carrisi el que dirige la película, que le ha servido para ganar el premio David de Donatello 2018 a Mejor Opera Prima (Nuevo Director). Formado en derecho y especializado en criminología, actualmente es profesor del curso máster Escritura de Género: Thriller, Noir y Giallo (qué más podríamos pedir desde Nido de Cuervos). También es guionista y escritor, su primera novela fue la premiada Lobos (2009).