sábado, 23 de marzo de 2019

Crítica: Escape Room

Tengo que reconocerlo: soy un auténtico freak de los escapes. Soy parte de un equipo con el que participamos en cuántas salas vamos pudiendo y es una afición que me parece que posee una excelente relación calidad-precio en la mayoría de los casos. El rollo de superar desafíos en un tiempo determinado, con una trama detrás y con multitud de pruebas y efectos tecnológicos (o no) es algo que me chifla. Esta afición lleva en alza en España unos tres o cuatro años, pero es ahora cuando vive su auténtica época de esplendor como en otras zonas del mundo. De esta manera, y como viene siendo habitual, el cine ha usado un elemento de ocio para tornarlo beneficio. En este caso, haciendo uso del género que más podía atribuirse, se ha montado una película de terror cuyo resultado determinaremos en las próximas líneas.

jueves, 21 de marzo de 2019

"Death, Love and Robots", satisfacción garantizada

Antes de empezar, pido al lector un ejercicio de memoria. En estos tiempos de postmodernidad, uno se da cuenta de que es viejo en lo tocante a bagaje audiovisual mucho antes de lo que la biología se supone. Todo pasa a una velocidad de vértigo, todo se consume rápido para ser sustituido por modelos “innovadores” que, al cabo de unos pocos meses, ya estarán caducos. Así pasa con todo: personas, objetos, ideas....Dejadme ahora hablaros de otra época no tan lejana, pero a la par distante.

martes, 19 de marzo de 2019

Crítica: Level 16

A menudo nos vanagloriamos hoy en día y se nos llena la boca de repetirnos que este siglo, es el siglo de las mujeres. Que el machismo es, cada día que pasa, algo un poquito más de un pasado rancio y que la mujer, cada día recupera un poco de aquello suyo por derecho y que durante muchísimos años se le ha quitado porque algunos decidieron que ellos, eran mejores que ellas. Y en parte es cierto, sí, el feminismo goza hoy de mejor salud que nunca, la mujer está cada día que pasa un poquito más cerca de esa igualdad que un día fue una quimera y que hoy, gracias a la evolución y desarrollo de la sociedad moderna (al menos de una parte de ella, la otra prefiere seguir viviendo en su medievo prefabricado gozando de las muchas perversiones que este le proporciona), podemos decir que estamos un poquito más cerca de que aquello que tenemos entre las piernas no signifique ni una ventaja ni un inconveniente para desarrollarnos como libres individuos y de hacerlo además, en igualdad de condiciones.

lunes, 18 de marzo de 2019

Crítica: El Bar

El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio y el odio saca nuestro lado más oscuro. De eso va la película que Álex de la Iglesia nos presentó en el 2017. Madrid, 9 de la mañana, la ciudad despierta y cada cual acude a sus compromisos. Los currantes, los estudiantes, o simplemente quienes han quedado a tomar algo. Todos tienen algo en común, el café de primera hora de la mañana, indispensable para las cargas del día. Todos ellos se reúnen en algún momento, como diría Gabinete Caligari, al calor del amor en un bar.

viernes, 15 de marzo de 2019

"The Punisher", a la segunda no va a la vencida, pero buenas son hostias

La de Frank Castle ha sido una relación tormentosa y repleta de altibajos con el espectador, marca de la casa, tanto del personaje, como de la propia plataforma de streaming Netflix, capaz de lo mejor, y de cosas no tan buenas. El mini universo Marvel creado por Netflix, ha tenido un poco de todo y ha pasado por todos los estadios, desde la más absoluta excelencia, encarnada en esa obra de arte en tres tiempos que han sido las aventuras del diablo rojo, pasando por la indiferencia digerible y no del todo tóxica de la Jones y la mole calva de ébano, hasta el tedio para dormir a las ovejas del irritante puño de hierro. Y por supuesto, “The Punisher”, el superhéroe más políticamente incorrecto (con permiso de “Deadpool”) del universo Marvel.