viernes, 3 de abril de 2020

Crítica: El Lado Siniestro de la Luna

Año 1988. Una serie de extrañas muertes tienen lugar en Filadelfia. Las víctimas son personas comunes sin conexión alguna, un pianista, una conductora, un cocinero... Thomas, un agente de policía a punto de ser padre, descubre que todas las muertes siguen un patrón común, dos incisiones en el cuello y hemorragia cerebral. Todo parece indicar que una chica está detrás de todo este misterio, pero la obsesión de Thomas aumenta al darse cuenta que estos asesinatos resurgen cada nueve años.

miércoles, 1 de abril de 2020

Crítica: Kodoku: Mîtobôru mashin

“Kodoku: Mîtobôru mashin” (2017), es hasta ahora la última película de Yoshihiro Nishimura; uno de los cineastas más sobresalientes dentro del cine splatter japonés (mi favorito dentro de este subgénero). Si acaso su sólo nombre no te dice mucho, algunas de las películas que ha dirigido son “Tokyo Gore Police” (2008), “Vampire Girl vs. Frankenstein Girl” (2009), “Helldriver” (2010) y “Mutant Girls Squad” (2010), también es oportuno mencionar, unos cuantos de los tantos filmes en lo que ha estado a cargo de los efectos especiales, películas como “Suicide Club” (2001) de Sion Sono, “The Machine Girl” (2008) de Noboru Iguchi, “Shin Gojira” (2016) de Hideaki Anno y Shinji Higuchi, o el live action de “Shingeki no kyojin” (2015). De tal modo, un director y guionista, versado en el manejo de los efectos especiales, el maquillaje, diseño de producción, y modelos a escala, fanático de las ideas más delirantes y la sangre vertida a raudales. Para algunos el Tom Savini japonés.

domingo, 29 de marzo de 2020

Crítica: The Hunt

Dicen que dos más dos no siempre son cuatro. Y puede que sea cierto, pero sí al menos, la mayoría de veces. Por más que odiemos a las matemáticas, no les quitemos su parte de mérito. Claro que si hablamos de “The Hunt”, la cantidad de variables que aparecen en la ecuación son tantas, que era casi imposible vaticinar un resultado. Por un lado, Blumhouse, la máquina de follar como conejos para engendrar películas de terror día sí, día también. Películas además, destinadas a un amplio espectro de público, con todo lo que ello conlleva en términos de calidad, algo, la calidad, que en ocasiones entra en conflicto con otro tipo de intereses ajenos al arte estricto. Por otro, un nombre propio, ÉL nombre propio: Damon Lindelof, el artista, el mago, el genio.

viernes, 27 de marzo de 2020

"Castlevania" temporada 3, el elefante en el museo

Sería de hipócrita no admitir que esta nueva incursión del nunca bastante elogiado Warren Ellis como showrunner de la que quizá es la mejor adaptación de un videojuego al campo cinematográfico, era uno de mis "must see" obligatorios. El buen sabor de boca que me dejó la segunda temporada a nivel de guión, sobretodo en lo concerniente a diálogos, la construcción de personajes y uno de los clímax más duros e inesperados que he visto en el campo de la animación adulta hacían que prácticamente desgranase los días para la llegada de esta temporada.  Y ahora, después de verla dos veces, ¿ha merecido la pena?  Pues....un gran SÍ por una parte, y un gran NO por otra. Me explico (sin spoilers).

martes, 24 de marzo de 2020

Crítica: Brahms: The Boy 2

En ocasiones, una retirada a tiempo es una victoria. Y que uno a quien le gusta el cine de terror diga esto, tiene delito, lo se. La historia del género está repleta de grandes secuelas, pero no es de ellas de lo que hoy hemos venido a hablar aquí. Hoy la película va de hacer caja, de explotar el éxito de ayer aunque ello signifique hacer el ridículo hoy y perder, quien sabe, el crédito mañana. Hablo evidentemente de William Brent Bell, quien repite en la dirección de esta “Brahms: The Boy 2”, secuela directa de su refrescante predecesora, “The Boy” (2016).

domingo, 22 de marzo de 2020

"Tokyo Vampire Hotel", vicios y virtudes de un Sono confinado en un hotel

Exceso. La manera que tiene de llevar Sion Sono a sus historias al extremo. Para bien y para mal. La forma en la que el director japonés nos deja escenas absolutamente brillantes junto con otras que muchos podemos considerar como prescindibles. ‘Tokyo Vampire Hotel’ es un perfecto resumen de lo mejor y de lo peor de Sono, de sus vicios y de sus virtudes que hacen de esta una serie que, aunque empieza con mucha fuerza acaba convirtiéndose en un producto destinado a los fans del director.

jueves, 19 de marzo de 2020

Crítica: The Boat

A estas alturas de la película lo fácil sería pensar que a la fórmula del survival onanista, o aquel que está protagonizado por un único personaje, poco jugo más se le puede exprimir, valga la redundancia. Y es cierto, que en manos medianamente talentosas, este subgénero ha sabido hacerse su hueco en sociedad, ahí quedan los Cortés y Boyle con sus “Buried” (2010) y “127 Horas” (2010) como grandes exponentes de tal afirmación. Algunos, ya en clave más alejada del género, incluso supieron verle el pajarito a Tom Hardy conduciendo con el manos libres durante hora y media en el “Locke” (2013) de Steven Knight. No puedo decir que me cuente entre ellos, aclarado sea también. Y de survival y solitarios va “The Boat”, una película a la que cuesta acercarse y a la que curiosamente, cuesta decirle no, una vez puestos en faena.