Crítica: La Nuit a Dévoré le Monde (Dominique Rocher, 2018) Crítica: Ghostland (Pascal Laugier , 2018) Crítica: Coma (Michael Crichton, 1978) Crítica: La Chica en la Niebla (Donato Carrisi, 2017) Crítica: Los Olvidados (Luciano Onetti, Nicolás Onetti, 2018)

martes, 5 de mayo de 2009

Crítica: Lost Boys: The Tribe (Jóvenes Ocultos 2)

Llovía el año 1987 cuando de la mano de Joel Schumacher nos llegaba una película que con el paso de los años se ha ido ganando poco a poco el calificativo de "clásico", convirtiéndose en un icono para toda una generación de amantes de lo oscuro en general y de los vampiros en particular, me estoy refiriendo, por supuesto, a "Jovenes Ocultos", que fue la traducción que recibió en tierras españolas, teniendo poco que ver con su título original, "The Lost Boys".

La cinta de Schumacher nos presentaba a un ya por aquel entonces prometedor Kiefer Sutherland, que pese a esto, aún tendría que vivir muchos años a la sombra de su padre, en el papel de David, el líder de una banda de delincuentes juveniles que escondían un oscuro secreto, en una historia de camaradería disfrazada de thriller de terror con alguna pincelada de humor negro, y nos contaba la historia de como un recién llegado a la ciudad hacia amistad con este peculiar grupo de muchachos, que resultarían ser vampiros.


Pues bien, 21 años después, el osado PJ Pesce ("Abierto Hasta el Amanecer 3"), que también interpreta un pequeño papel en la película, tiene las agallas de plantearnos una segunda parte que ya, incluso antes de verla, trae a nuestra cabeza la mítica frase, "segundas partes nunca fueron buenas", y encima en una época, la nuestra, donde la secuela ha perdido su peso específico, y es que la secuela ya no se lleva, está pasada de moda, como ese viejo chaleco tejano lleno de parches de "Iron Maiden" que tenemos en nuestro armario y que no nos atrevemos a sacar, en una época donde lo que vende es el "remake" o como mucho, la "precuela", que no es otra cosa que una mera excusa para poder hacer un "remake" pero evitando las comparaciones con la cinta original, que en el 95% de los casos suele ser muy superior.

Como iba diciendo, Pesce le pone un par de cojones y se lanza de pleno con la segunda parte de una de las películas mas carismáticas de los dorados años 80, obteniendo, como no podía ser de otra forma, un resultado poco alentador, pero aportando al mismo tiempo algunas cosas interesantes que hacen del visionado de esta película una experiencia amena, no demasiado ridícula e incluso muy divertida en momentos puntuales.

Aunque estemos ante una secuela, esta no tiene ningún tipo de continuidad con su predecesora, de hecho, la historia es prácticamente calcada, con alguna ligera variación, como la entrada en escena de la hermana pequeña, que a la postre no es mas que una "sutil" estratagema para que no pensemos ni por un momento que estamos presenciando un cutre y descafeinado "remake" de la cinta original, idea esta, que tomará forma en nuestro subconsciente en mas de una ocasión cuando seamos capaces de anticiparnos a todos y cada uno de los hechos que van aconteciendo cual Nostradamus aficionado.

Pese a esta obviedad en su desarrollo, y la nula capacidad de Pesce de aportar nada significativamente novedoso a la historia, he de reconocer que la cinta contiene algunos momentos deliciosos.... de entrada nos encontramos con la agradable sorpresa de que el bueno de Tom Savini tiene un pequeño papel en forma de cameo, y que como suele ser habitual en estos casos, se convierte en uno de esos momentos geniales que solo él sabe ofrecernos, en una escena que resulta ser una divertida auto parodia de la película, sembrando la duda en nuestra cabeza y haciendo que nos planteemos seriamente lo que estamos a punto de ver, pues si sale el Savini no puede ser tan mala, mas cuando en los créditos iniciales ya han intentado jugar con nuestra mente, pues a nadie se le ha escapado el nombre de uno de los protagonistas, Angus Sutherland, el hermano pequeño de Kiefer en la vida real..... Aunque a la postre, su personaje no resultará ni la mitad de atractivo y carismático de lo que fue el interpretado por su hermano.

Pero sin duda alguna, el momento álgido del filme, será cuando haga aparición en escena otro ilustre actor, Corey Feldman ("The Goonies"), que interpreta de nuevo a Edgar Frog, convertido ahora en un temible caza vampiros y que es de largo lo mejor de la película, en este aspecto recomiendo encarecidamente que si tenéis la oportunidad, visionéis el filme en su versión original, pues la actuación de este muchacho no tiene precio, y conseguirá arrancarnos mas de una carcajada el muy hijo puta, perdiendo muchísimo en su versión doblada, cosa bastante habitual, por otro lado.

En el resto del reparto no hay mucho mas que destacar, como ya he dicho, el personaje de Angus Sutherland resulta ser una sombra de lo visto en la primera parte de manos de Kiefer, aunque sin llegar al ridículo habitual que suelen hacer este tipo de vampiros "guapitos" que tanto gustan en el cine actual y que solo sirven para atraer a las cuatro adolescentes tontitas de turno. Tad Hilgenbrink (que hizo de Cíclope en la absurda "Epic Movie") y Autumn Reeser (conocida por su participación en la serie O.C) configuran el reparto protagonista, con unas actuaciones sin alardes pero correctas.

Los efectos especiales están muy bien realizados y sin ninguna mierda digital, todo a la vieja usanza, como mandan los cánones, lo que es de agradecer en los tiempos que corren y aumenta mucho los enteros de la cinta en este aspecto.

Conclusión, estamos ante la clásica película que intenta seducirnos gracias al éxito ajeno, como ya ha pasado y seguirá pasando miles de veces, que no aporta nada nuevo, ni como secuela, ni como película independiente en si misma, pero que gracias a los acertados toques humorísticos y sobre todo, al gran acierto por parte de Pesce de incluir de nuevo al personaje de Edgar Frog (al cual le espera una sorpresa al final de la cinta), consigue que no nos aburramos en ningún momento pese a los intentos del resto de protagonistas. Y eso que surf y vampiros me pegan tanto como el jamón con melón.

Si me permitís la contradicción, película mala pero muy recomendable.



0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.