martes, 4 de mayo de 2010

Crítica: El Padrastro

Que la industria de Hollywood experimenta uno de sus mayores baches creativos de la historia, no es algo que nos venga de nuevo, pero a pesar de esto, es difícil entender como estos americanos, dentro de su absurda nueva doctrina del refrito (o remake), ni siquiera son capaces de discernir entre cuales películas son aptas para su reciclaje y cuales no. Es decir, puedo entender un remake de "La Matanza de Texas" (de hecho la versión de Nispel me pareció bastante decente) o uno de "Viernes 13" (tres cuartos de lo mismo), por que son películas que por su naturaleza, se les puede colgar la etiqueta de "atemporales", con lo que manteniendo en la medida de lo posible la esencia del original y potenciando otros aspectos que en su momento, fueron la leche lironda pero que en la actualidad están harto desfasados, en esto caso hablamos de las dosis de sangre y violencia, pues podemos tener como resultado un producto interesante incluso para los que en su día disfrutamos de las cintas originales . Cojamos como ejemplo también "La Guerra de los mundos", uno de los mayores clásicos de la ciencia ficción de todos los tiempos reconvertida a un grandioso espectáculo visual en su remake del 2005 y que mantenía al mismo tiempo los rasgos más característicos de la cinta de Byron Haskins. Esto es en mi opinión la única razón de ser del remake, actualizar un producto a las exigencias del siglo XXI y descubrir el cine de otra época a las nuevas generaciones de aficionados.


Por desgracia, la industria estadounidense tiene otro concepto del remake, que no es otro que sacar el máximo beneficio con el menor esfuerzo posible, cogiendo películas de gran éxito en su día, sin pararse a pensar en que medida pueden aportar algo nuevo respecto al original, y aquí encaja perfectamente la película que nos ocupa, "The Stepfather" (o "El Padrastro"), película que dirigió en 1987 Joseph Ruben, yo no diría que un clásico del terror, pero si una de esas películas entrañables de la década de los ochenta y que en su día caló bastante entre los aficionados al género por lo creíble y cercano de la historia, pues seguro que algunos de nosotros hemos experimentado esa situación o por lo menos, conocido a alguien que lo haya hecho (me refiero a la figura del padrastro).

En esta ocasión el encargado de actualizar "El Padrastro" ha sido Nelson McCormick, en otro claro ejemplo de retraso mental por parte de los productores del proyecto, por que no olvidemos que este desalmado fue el encargado de dirigir la nueva versión de "Prom Night", uno de los remakes mas lamentables que yo recuerde ahora mismo, con lo que os puedo asegurar que la sola idea de pronunciar el nombre de este personaje me produce urticaria en las pelotas. Para desgracia mía, el resultado obtenido en esta nueva andadura del amigo McCormick no dista mucho de lo que pudimos ver en aquella ocasión, y esta nueva versión, no solo no aporta nada nuevo, sino que tira por tierra muchas de las virtudes del original.
Para los que no hayáis visto la película de 1987, os diré que la historia trata sobre un psicópata asesino obsesionado con el concepto de la familia, que se dedica a seducir a mujeres viudas o divorciadas para introducirse así en sus núcleos familiares, asesinando a todos los miembros cuando estos no cumplen sus expectativas.

Lo primero que choca al visionar la cinta, es no encontrarnos con el padrastro original, al que interpretó tanto la película original como su secuela, el actor Terry O´Quinn (al que los seguidores de la serie "Perdidos" conocerán como John Lock), un tipo ideal para el papel, pues tenía esa cara entre pobre desgraciado y buena persona que tanto necesitaba el personaje para resultar creíble. Por el contrario, ahora encontramos al actor Dylan Walsh (quien ya había trabajado antes con McCormick en la serie "Nip/Tuck"), clásico estereotipo de guaperas que rompe por completo con todo lo que representaba O´Quinn. Así que con la credibilidad del personaje en entre dicho, nos adentramos en un calco de la historia original y después de un prometedor inicio, donde parece que la película por lo menos, no va a resultar tan políticamente correcta como nos pueda hacer sospechar su aspecto de producto adolescente, pues en la escena inicial podemos ver como el padrastro abandona la casa de su ex-familia dejando un rastro de cadáveres donde los pequeños de la casa se descomponen en el salón, pero la alegría dura poco, pues rápidamente nos damos cuenta de que estamos ante una producción que poco tiene que ver con la serie B ochentera de su antecesora y que vamos a tener que sufrir una película descafeinada a mas no poder, donde tanto la tensión, la intriga y en especial la sangre (el aspecto que mas se podía potenciar), brillan por su ausencia. Todo resulta tan previsible como soporífero, con el padrastro mostrándose como un hombre ejemplar ante los ojos de su esposa y mostrando su lado mas oscuro con los pequeños de la casa al tiempo que va matando a todos aquellos que ponen en peligro su identidad, mientras el hijo mayor, recién llegado de una escuela militar, no acaba de confiar del todo en su nuevo padre.

Con un argumento tan previsible, plagado de aburridos clichés de thriller barato, y sin el menor vestigio de violencia explícita en el horizonte, el innombrable (McCornick) ya tenía asegurada la atención de todas las madres de cuarenta para arriba (cuando tu madre te diga que una película está bien, tiembla), tenía que buscar algo que mantuviera el interés del aficionado masculino al precio que fuere, y que no invitase a parar el reproductor a medio visionado (cosa que ya experimenté en mis propias carnes con "Prom Night"), es ahí donde entra en escena la figura de la actriz Amber Heard (la protagonista de "All the boys love Mandy Lane"), interpretando a la novieta del hijo mayor, que cual catálogo de bañadores, rellena planos y planos con su bonito cuerpo "vestido" con minúsculos bikinis en las múltiples secuencias donde los vacíos diálogos sirven a modo de mera escusa para que la niña muestre palmito... vamos, que solo faltó verla yendo a comprar al supermercado en tanga. Esto no me resulta un problema, pero la verdad es que es bastante triste que el único punto de interés de la cinta resida en algo tan trivial, todo ello en el mejor de los casos y suponiendo que seas un tío, por que si eres una tía, no solo vas a perder este "aliciente" (dejando de lado desviaciones sexuales), sino que además vas a encontrar una visión un tanto denigrante de la mujer, por que el innombrable nos la muestra como una criatura estúpida, incapaz de subsistir sin la presencia de un macho a su lado y sin la capacidad de discernir la realidad para darse cuenta lo que realmente está pasando a su alrededor, en este sentido el personaje de la madre, resulta incluso cómico.

Conclusión, "El Padrastro" es un bodrio con mayúsculas, una película que nos muestra el lado mas oscuro del remake, que no aporta absolutamente nada nuevo respecto al original, descafeinada tanto a nivel argumental como visual, así que los que como yo esperasen una versión mas sangrienta del filme de Ruben, van a quedar muy decepcionados. Un padrastro que no transmite ni una pizca de terror, unos personajes bobalicones que nos pueden llegar a desquiciar en mas de una ocasión, deseando una horrible muerte para todos ellos (cosa que por supuesto no veremos en esta coca cola sin azúcar) y con un desenlace tan previsible que resulta bochornoso. Solo recomendable para madres alérgicas a la sangre y fetichistas de Amber Heard, el resto de público mejor no se acerque a esto, y a toda esa nueva generación de aficionados al terror que tenga el mas mínimo interés en ver esta nueva versión, que se hagan un favor y le peguen un ojo a la película del 87.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, lo mas increible del asunto es porque los productores decidieron darle la responsabilidad a este director si ya habia dirigido el remake de Prom Night que es una verdadera porqueria. Yo tambien recomendaria la version original que es cierto no es un clasico pero aunque es de los 80 tiene sus virtudes y es muy superior a esta nueva version.

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.