viernes, 25 de junio de 2010

Crítica: Evil Angel

Tras esta sugerente sinopsis, se esconde la nueva película de Richard Dutcher, quien después de convertirse en todo un asiduo del drama, hace con "Evil Angel", su primera incursión en el género fantástico con esta sorprendentemente desconocida cinta, para la cual recupera la figura de Lilith (figura legendaria del folclore judío de origen mesopotámico. Se la considera la primera esposa de Adán, anterior a Eva. Abandonó el Edén por propia iniciativa y se instaló junto al Mar Rojo, uniéndose allí con Asmodeo, que sería su amante, y con otros siervos. Más tarde, se convirtió en una bruja que rapta a los niños en sus cunas por la noche y se une a los hombres como un súcubo, engendrando hijos (los lilim) con el semen que los varones derraman involuntariamente cuando están durmiendo (polución nocturna). Se la representa con el aspecto de una mujer muy hermosa, con el pelo largo y rizado, generalmente pelirroja, y a veces alada), otro de esos personajes sacados del libro gordo de petete que ha inspirado al ser humano en infinidad de terrenos artísticos, desde la música (los que mamamos metal hemos oído sobre ella en infinidad de canciones, como por ejemplo "Lilith´s Embrace", clásico por antonomasia de los noruegos "Ancient" amén de uno de los himnos mas grandes que ha dado el Black Metal), el cómic (como la fantástica e irrepetible obra de Raúlo Cáceres de nombre "Elizabeth Bathory", deliciosa mezcla de mitología y pornografía) y por supuesto, cientos de referencias en el cine.


Para la ocasión, y pese a que no estamos hablando de una gran superproducción, Dutcher ha sabido rodearse del mejor equipo posible, el legendario director de fotografía Bill Butler ("Tiburón", "Grease", "Alguien voló sobre el nido del cuco"), el compositor John Frizell ("Alien: Resurrection", "Ghost Ship", "Trece Fantasmas") y los expertos en efectos especiales de "Digiscope" ("Van Helsing", "Terminator 3" o "El Regreso de la Momia"), para dar como resultado una de las sorpresas mas agradables de lo que llevamos de año, un thriller sobrenatural con reminiscencias a clásicos del género como "The Hidden" de Jack Sholder o la fantástica "Fallen" de Gregory Hoblit y Denzell Washington a la cabeza, enfrentado en aquella ocasión a otro personaje bíblico, Azazel.

"Evil Angel" nos sitúa en el Chicago de la actualidad, en la piel de un paramédico inmerso en una investigación por la muerte de una prostituta, que en una de sus asistencias, se topa con una chica atrozmente acuchillada que despierta en el una enfermiza obsesión. En el otro lado de la historia encontramos al detective Carruthers, un expolicia al que se le asigna la investagión referente al caso de la prostituta, quien no tardará en descubrir que esta muerte está relacionada con unos extraños asesinatos en serie.

"Evil Angel" consta de dos líneas argumentales distintas, la del paramédico Marcus y la del detective Carruthers, las cuales se desarrollan de forma paralela hasta su tramo final, donde ambas convergen después de los nada despreciables 120 minutos de metraje, los cuales, a pesar de la relativa complejidad de la trama, (que puede hacerle perder el oremus a mas de uno si no se presta la atención necesaria) y la densa población de personajes secundarios, en ningún momento llegan a hacer de su visionado una experiencia aburrida o pesada, todo lo contario, y es que el acertado ritmo, la sensualidad intrínseca de muchas de sus escenas y algunas secuencias de acción dignas de enmarcar, hacen de "Evil Angel" una experiencia muy entretenida de principio a fin.

Técnicamente, la cinta también raya a muy buen nivel, no podía ser de otra forma con todo el talento atesorado detrás de las cámaras, una atmósfera muy bien conseguida, una cojonuda banda sonora y unos efectos especiales que, dejando de lado los siempre poco agraciados efectos digitales, utilizados aquí para dar forma al rostro demoniaco de Lilith y de los cuales se abusa hasta la saciedad, lucen bastante bien cuando la cosa se encamina por la senda de lo tradicional, con abundancia de sangre, desmembramientos y alguna que otra decapitación la mar de apañada.

En el reparto encontramos uno de los aspectos con mas altibajos del filme. Mientras que un siempre efectivo y carismático Vingh Rhames (el policía negro de "Amanecer de los Muertos", por citar uno de sus papeles mas populares), lo borda sin "despeinarse" demasiado (lo se, no es de mis mejores chistes), y una prometedora Ava Gaudet (a la que pudimos ver en la reciente "Hurt", iniciándose en el género), también lo hace francamente bien en el papel de "femme fatale". También encontramos el lado mas pobre de la interpretación en las carnes de un inexpresivo y sobretodo, poco creíble Kristopher Shepard, a quien el papel protagonista de una película como esta, que posiblemente se convertirá en un pequeño clásico moderno, le queda bastante grande. Como curiosidad destacar la presencia del propio director Richard Dutcher, que como suele ser habitual en el, participa en la cinta con un pequeño, pero gracioso papel, que monopoliza las pocas concesiones humorísticas que ofrece la cinta.

Conclusión, "Evil Angel" es una producción que llega sin hacer mucho ruido (de hurtadillas diría yo) y que recupera el mejor cine fantástico de los noventa, una seductora mezcla de terror sobrenatural y thriller policiaco que engancha desde el principio gracias a su pintoresca trama de horror feminista, que aunque no consigue sorprender en absoluto (ya digo que la cinta recuerda a otras muchas en bastantes pasajes), si que, apoyándose en su impecable factura técnica, unas salvajes secuencias de acción (la lucha en el prostíbulo es acojonante) sus toques de erotismo (atentos a los créditos iniciales) y un genial Ving Rhames, hacen de "Evil Angel" una propuesta 100% recomendable para el aficionado. Por lo que le perdonaremos alguna que otra incoherencia argumental, el nulo carisma del protagonista y ese desenlace telegrafiado a falta de 20 minutos.


5 comentarios:

Max Cady dijo...

Totalmente de acuerdo Rector, esta película es una verdadera joyita a reivindicar. Fue una grata sorpresa en su momento y sigo disfrutándola cada vez que la veo. A pesar de ser una serie B que no esconde sus carencias de presupuesto es infinitamente mejor que la mayoría de producciones que salen de las Mayors (se debe al buen hacer de todos los implicados, aunque destacaría la realización de Dutcher).

Totalmente recomendable (y disfrutable) esta cinta que mezcla de forma sensacional el thriller con el terror.

Anónimo dijo...

Me gustó mucho... y me causó mucha gracia ver,entre los títulos del inicio, como si fuera un crédito más, "you're not even read this" (Ni siquiera estás leyendo esto), junto al hermoso trasero de esa joven que se está exhibiendo tan desprejuiciadamente. Es cierto, lo vi recién a la segunda vez que la pasé...

Damien Thorn dijo...

Qué bueno volver a leer de esta película! Y en una crítica como siempre excelente de nuestro Rector!!!! Mañana mismo la reveo, que me ha dejado ganazassssss!!!!!!
Saludetes

El Rector dijo...

Max, Anónimo, Damien, como comentáis, una pequeña joyita con el añadido de ese regustillo del cine de finales de los 80, principios de los 90 que tantos grandes títulos ha engendrado y que curiosamente, ha pasado sin pena ni gloria, al menos, sin la repercusión que por méritos propios merece.

Gracias por vuestros comentarios, la tenía bastante olvidada y también me han entrado ganas de un revisionado :)

Saludos.

May Dove dijo...

Me dan miedo las caras de la foto :(

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.