lunes, 2 de agosto de 2010

Crítica: Suicide Girls Must Die

Me parece que me estoy haciendo mayor, por que hace unos cuantos años, en aquellos tiempos donde yo y mis colegas nos jugábamos el honor (y la vergüenza) al piedra papel tijera, delante de uno de los kioscos de la picaresca Rambla Catalunya Barcelonina, con el propósito de decidir quien era el elegido para acercarse a aquel buen quiosquero vestido de azul y pedirle uno de aquellos suculentos packs de revistas guarronas, posiblemente habría flipado con una película como la que nos ocupa, "Suicide Girls Must Die", debut en la dirección de la "suicide girl" Sawa Suicide.

¿Que de que coño va esto de las "Suicide Girls"? Os explico. "Suicide Girls" es una popularísima pagina web creada en el año 2001 en Portland por Sean Suicide (Sean Suhl) y Missy Suicide (Selena Mooney). La web en cuestión se dedica al "soft porn" o erotismo y tiene como principal característica que todas las chicas que aparecen son de perfil gótico o punk, además de tener un denominador común, los tatuajes.

"Suicide Girls Must Die" no es ni mucho menos la primera vez que este fenómeno llega a las pantallas, de hecho ha sido precedida de varios documentales e incluso de otra película, "Suicide Girls Guide to Living". Pero ha sido ahora cuando la señorita Sawa Suicide ha decidido adentrarse en los terrenos del cine de terror con este extraño híbrido entre "The Blair Witch Project" y "Gran Hermano", por que lo que vamos a encontrar aquí no es otra cosa que un reality show con tintes de "Slasher", aunque desafortunadamente, con mucha mas presencia de lo primero que de lo segundo.

La película nos pone en las generosas carnes de un grupo de "suicide girls" que viajan hasta una remota cabaña de un no menos remoto bosque, con el fin de fotografiarse para un calendario erótico. Al mismo tiempo, se pretende grabar todo lo que acontece a modo de "reality show". Para ello, se despliega un amplio sistema de cámaras por toda la casa con el objetivo de no perderse absolutamente nada de lo que hagan las chicas.

Como ya habréis podido deducir los más aplicados de la clase, la película es una excusa barata para que las chicas se destapen y nos enseñen las tetas durante los larguísimos 100 minutos de duración del filme. Y que nadie me mal interprete, si lo que uno busca es ver tetas de todos los tamaños, culos, pubis tatuados, pezones taladrados y ver posar a un montón de chicas sexy, sin duda los va a disfrutar. Ahora, el que espere una película de terror o algo que se le parezca, va a salir bastante mal parado, por que la obra de la pelirroja Sawa (quien por cierto, también enseña el culo por ahí), de "Slasher" tiene mas bien poco. Todo se reduce a una sucesión de desapariciones (ni siquiera me atrevo a hablar de asesinatos) entre sesión fotográfica y baño pseudo lésbico en el jacuzzi. Ni asesino enmascarado, ni violencia, ni sangre ni nada que se le parezca.

¿Donde reside entonces el terror? Pues en el "reality" en si, y es que posiblemente estemos hablando de una de las aportaciones mas despreciables del hombre hacia sus semejantes, comparable a las plagas o las guerras. ¿Que interés puede tener alguien en ver "convivir" a un grupo de desconocidos degenerados? En cualquier caso, la parte de "reality show" de "Suicide Girls Must Die", es mucho mas light que cualquiera de esas aberraciones tipo "Gran Hermano" y similares que mantienen a diario en ascuas al sector menos desarrollado de la sociedad. Aquí no veremos a nadie follando con nadie, ni tirándose de los pelos, insultándose y demás excelencias. Simplemente a un grupo de chicas supuestamente aterradas (la credibilidad tampoco es algo que sobre en el filme) al ver desaparecer a sus compañeras una a una.

Visualmente no hay mucho que destacar (mas allá de lo que la naturaleza haya podido dar a las protagonistas), como he dicho, la sangre brilla por su ausencia y apenas vamos a poder presenciar un par de asesinatos. Aunque todo ello, eso si, con un cuidado aspecto muy similar a "The Blair Witch Project", filmado con cámaras al hombro, además de la inclusión de un buen puñado de imágenes en plan "falso documental" e incluso de una divertida estética de videoclip donde el rock garajero mas macarra ameniza muchas de las secuencias.

Conclusión, "Suicide Girls Must Die" es una película exclusivamente destinada a los seguidores de estas señoritas y sus tatuajes. Como buen "reality", una experiencia aburrida e intrascendente que solo se sustenta por el encanto de algunas de sus protagonistas y que además, como película de terror, es incapaz de ofrecer el mas mínimo ápice de interés mas allá de poder descubrir como diablos se puede cerrar semejante barbarie de historia. Lenta a horrores, un guión digno de "Barrio Sésamo", mediocres interpretaciones y un desenlace que pretende hacer pasar por tonto al espectador. Mucha carne y algunos apañados recursos visuales sus escasos alicientes.

Siempre he pensado que un "slasher" sin chicas sexy mostrando pechuga, es algo incompleto. Pero chicas sexy mostrando pechuga (aunque tengan tatuajes) sin un "slasher", es directamente absurdo. Para algo conserva uno aquellos viejos packs de revistas guarronas. Si lo que buscáis es una película de terror, "Suicide Girls Must Die" os resultará una lamentable pérdida de tiempo.


0 comentarios:

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.