viernes, 30 de septiembre de 2011

Crítica: La Cara Oculta

Al cine acudía yo sin muchas expectativas a ver ‘La cara oculta’ (‘Bunker’, Andrés Baiz, 2011), y eso es debido a que (como suele suceder con este tipo de cintas), el tráiler te mostraba secuencias claves de la trama.

¿Por qué puñetas se empeñan en hacer un resumen de la película en lugar de realizar un tráiler que sugiera, en lugar de mostrar que invite a ver la película en cuestión?

Suerte que fui rápido y quité el tráiler a tiempo, ya que, gracias a eso, he podido disfrutar bastante de este muy entretenido “thriller” psicológico cargado de tensión e intriga.

‘La cara oculta’ es una de esas películas en la que nada es lo que parece, comenzamos con un personaje, continuamos con otro, y finalmente, acabamos desde el punto de vista de un tercero. Una solución formal no especialmente arriesgada ni original (ya se ha hecho otras veces antes), pero que se sale un poco de lo establecido.

La trama comienza fuerte, tenemos al primer personaje (un correcto Quim Gutiérrez), director de orquesta derrumbado por una desgracia, acto seguido, conocemos al segundo (la guapa Martina García), una camarera sin mucho cerebro (y sin muchas tetas) que se pasa el día duchándose. -Hago un parada en el camino para hacer una mención: ‘La cara oculta’ debe ser la película con más escenas de ducha de toda la Historia del Cine. No es broma. No las conté, pero puedo asegurar que fueron muchísimas-. Y el tercer personaje (la guapa y muy agradable Clara Lago), diseñadora de moda que lo pasa un poco mal por amor, bueno, un poco al principio, luego lo pasa rocambolescamente mal.

Conforme avanza la trama, vamos entendiendo a qué viene tanta ducha, tanto aseo personal y tanta secuencia en el cuarto de baño (no, no es para que le veamos las tetas a Martina García. Como ya he mencionado, apenas tiene). Este asunto tiene que ver con un elemento importante de la trama, una trama que se va tornando cada vez más y más siniestra hasta llegar a un clímax que te pone los nervios de punta.

Las sorpresas se van sucediendo mientras el espectador se intenta adelantar a los pasos de los protagonistas (a veces lo consigue, otras veces no), y la eficacia de la cinta se hace patente cuando termina y nos damos cuenta de lo rápido que se ha pasado, de lo bien que nos lo hemos pasado y de lo bien orquestado (nunca mejor dicho) que está todo.

En definitiva, ‘La cara oculta’ se posiciona como uno de los “thrillers” psicológicos más conseguidos del año, y que por primera vez, y sin que sirva de precedente, te deja con ganas de más (¿una secuela?).

Lo que más me ha gustado: Clara Lago y los sucesivos giros que contiene la trama.

Lo que menos me ha gustado: a veces te adelantas y no logran sorprenderte.

1 comentarios:

Luciano Sívori dijo...

¡Hola! A mi me gustó mucho "La cara oculta"... me parece que es una película de suspenso diferente, parte de una típica película de fantasmas pero se convierte en algo fresco y original.

Me gusta cuando una cinta se anima a salir de lo "típico" en su genero. Me pareció muy interesante.

Justamente, redacté una crítica completa en mi página sobre esta cinta.

¡Los invito a todos a darse una vuelta para opinar, sugerir y comentar!

Link a la crítica: http://on.fb.me/UqNBTf

saludos!

Luciano // https://www.facebook.com/sivoriluciano

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.