jueves, 15 de diciembre de 2011

Crítica: Atrapado en el Tiempo

¿Y si pudiéramos corregir nuestra vida?. Algún momento embarazoso. Una gran decisión tomada a la ligera. Una mala elección. Un error. Tener… una segunda oportunidad. O todas las que el destino nos permitiera. También aprenderíamos. Sería de un error que no ha llegado a suceder. Y seguir así nuestra vida. Por el buen camino.

“Atrapado en el tiempo” (“Groundhog Day”, Harold Ramis, 1993) es una obra maestra de la comedia de entretenimiento que nos plantea precisamente eso, a través de una divertida y romántica historia de redención de nuestras malas actitudes ante la vida que se nos presenta y que desafortunadamente solo se nos permite vivir una vez, sin más oportunidades.

Phil, el gruñón y antipático hombre del tiempo de una cadena de televisión, es enviado un año más (“la cuarta, no la tercera vez”) a Punxstawnwey (Pennsylvania), a cubrir la información del festival de El Día de la Marmota, uno de los más importantes de Estados Unidos. En el viaje de regreso, Phil (Bill Murray) y su equipo, la hermosa Rita (Andie Mª Dowell) y el dicharachero cámara Larry (Chris Elliott), se ven sorprendidos por una tormenta que les obliga a regresar a la pequeña ciudad. A la mañana siguiente, al despertarse, comprueba atónito que comienza otra vez el Día de la Marmota y así sucesivamente. Todo se repite, excepto su percepción de que, lo que le sucede en cada momento, ya lo ha vivido.

Sin caer en la obviedad ni en la sensiblería fácil, Harold Ramis y Danny Rubin firman un ingenioso guión (historia original del segundo) con multitud de situaciones cómicas narradas con extraordinario sentido del ritmo. Todo un clásico, otra de las grandes obras de Murray e indispensable película para todas las Navidades, aunque el Día de la Marmota se celebra el 2 de febrero.

En El Día de la Marmota los pueblerinos comprueban si el invierno se adelantará. Si la marmota se despierta, sale de su cobijo y ve su sombra, habrán 6 semanas más de inverno por delante.

6 de la mañana. El radio despertador comienza a sonar. “I got you babe” de Sonny & Cher despierta a Phil en su habitación de hotel rural. De inmediato baja a desayunar grotesco y maleducado con quien se le cruza. Ya fuera, en la acera, se topa con un anciano vagabundo que extiende su mano para pedir limosna. Phil pasa sin más y se topa con un antiguo compañero de estudios, Ned. Un plasta que ahora vende seguros y que se lo quita de encima a más no poder. Al despedirse mete la pata en un bache de la calle anegado de agua fría.

Finalmente, llega a la plaza donde tendrá lugar el evento. La multitud obstaculiza el paso. Todos quieren ver a Punxstawnwey Phil, como se llama la marmota (casualmente se le dice Phil como a nuestro protagonista). Cuando nuestro hombre del tiempo (el humano, no el animal) consigue llegar junto a Rita y el cámara Larry, la junta organizadora de la celebración da comienzo el ritual. Solo dura unos pocos minutos. Phil quiere marcharse de ese lugar en cuanto antes. Pero no va ha ser así por un largo tiempo. Por lo menos para él.

SPOILER.Al día siguiente. 6 de la mañana. Phil descubre que no ha pasado del 2 de febrero. Al principio no sabe que ocurre y resignado repite el mismo día tantas veces y tan diferentes hasta que descubra lo que el destino le depara. Durante ese repetir el mismo día, nuestro amigo Phil lo prueba todo. Roba y se compra un coche, se disfraza de vaquero con una chica a la que invita al cine, se liga a una mujer, Nancy, (sabe sus gustos porque le ha ido preguntando cada día), conduce borracho con tres amigos de un bar por las vías del tren mientras huye de la policía, fuma y se hincha a comer, secuestra a la marmota y se lanza al precipicio con ella, se suicida de varias formas (electrocutado, congelado, apuñalado, etc.) sintiéndose inmortal y a la vez incompleto, aprende a tocar el piano, ha hacer esculturas de hielo, ha apreciar la poesía francesa… y por último hace lo que en el fondo siempre debió hacer: tomarse la vida por el lado positivo. Coge al viejo vagabundo, lo invita a cenar y lo lleva a un hospital; arregla la rueda pinchada del coche de unas ancianas; auxilia a un hombre atragantado en un restaurante; y, lo más importante, enamora y se enamora de su compañera de trabajo, Rita. FIN SPOILER

A todos nos gustaría un dos de febrero infinito para arreglar muchas cosas. Los momentos del film en que Phil se emplea a fondo para ligarse al personaje de una hermosa Andy McDowell son un ejercicio práctico ejemplar de las relaciones humanas, recibiendo tortazos y empleando subterfugios y engaños para enamorar a la persona deseada. ¿Y si no hubiera dicho eso? O ¿si hubiera hecho aquello otro? Personalmente, mi lista de amoríos sería mucho más extensa. Poder modelar el futuro a través de lo aprendido en un presente repetitivo. Eso es lo más atractivo del film.

Con todo ello, Phil dice no a más negatividades y decide ser una persona mejor. El antagonista de la historia era él mismo. El purgatorio de Phil le hace ver que hoy es mañana y estás aquí para dar comienzo a una nueva vida positiva.

Final de un día muy largo. Son las 6:01 horas del 3 de febrero por vez primera en mucho tiempo. Phil y todos nosotros hemos aprendido la lección: Hay que vivir la vida como si tuviera un único día.

Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo. Que acabéis 2011 y comencéis el año venidero haciendo lo correcto, siendo felices y mejores con los semejantes.

LO MEJOR: Todo. Brillante… original. Nunca te cansarás de verla una y otra vez. Querrás que el tiempo te atrape.

ANÉCDOTA:

He escrito esta crítica unas 30 veces. Y hoy es otro día. Eso quiere decir que esta es la crítica que el destino quería que escribiera. Lo bueno siempre se hace esperar.

Sí Rector, ya sé lo que me vas ha decir. Como no, Darkotica. Tienes toda la razón. Llevas treinta veces diciéndome lo mismo.

8 comentarios:

El Rector dijo...

Mítico título de otro de los grandes de esto del humor, el grandioso Bill Murray. Me encanta esta película, y eso, que en el fondo, no deja de ser una comedia romántica. Lo bueno es que no cae en ningún momento en el pastelosismo característico de estas, además de contar con un guión, que fue todo un soplo de aire fresco en su momento y que sin duda, ha perdurado como gran influencia dentro del fantástico.

Cuantas cosas serían hoy diferentes en nuestras vidas si hubiésemos corrido la misma suerte que el señor Murray, cuantas cosas... sobretodo, para aquellos que tenemos el don, de meter la pata por sistema, a veces, hasta el fondo.

Ted, te lo dije 30 veces y las 30 ibas mamado, yo no dije Darkotica, lo que dije fue: "que no se entere Darkotica" en referencia a nuestras juergas nocturnas en Punxstawnwey, que no es lo mismo.

El Rector dijo...

Joder macho, creo que me he hecho la picha un lío con esa anécdota tuya, jodidas paradojas temporales!!! Buen ejemplo de aquello de meter la pata hasta el fondo...

Muere marmota, mueeereee!!!!

Darkotica dijo...

Bueno Ted, ya sabes lo que te voy ha decir, pero como puede que esta vez sea la definitiva te lo vuelvo a repetir...comparto tu pasión por "Atrapado en el Tiempo" y estoy de acuerdo en todo lo que dices, y sobretodo y ante todo con lo de que vivir la vida como si tuviera un único día, muy buena lección Ted...

Rector, no me gustan esas compañías que últimamente frecuentas, si..si esto va por Halfy. Últimamente te veo mal y solo pido que no entres en su espiral de drogas y depravación, seguro que fue él quien te llevó por primera vez al antro ese de Punxstawnwey... XD

Ash dijo...

Comedias de este tipo ya no se hacén("Los fantasmas atacan al jefe"y tal).Saludos

El Sepulturero Torero dijo...

A Halfy lo he guipao yo pillando caballo en los Goris. Qué compañías nos frecuenta, Rector, que compañías. Y encima yendo a antros de perdición con nombres como Putajunkys. Mal camino, malo, malo.

El Rector dijo...

Joder Sepulturero, eso de "guipar" solo se lo había escuchado a mi abuela. Siempre me decía: Nen, quin numero es aquest? es que no guipo be sense olleres... que grande. No me jodas que también conoces el Putajunkys, menudo tugurio de depravación, pero ya son muchos años de mala vida y... ahora que nadie nos oye, soy incapaz de resisitirme a esas Goris strippers. Ya quedaremos tu, yo y Ted un día de estos.

Al Curry dijo...

Una gran peli si señor... y una gran crítica escrita veces perfecta para esta peli xD

Si que es verdad que pelis como estas ya no se hacen...

Bieitols dijo...

Un peaso clásico en toda regla.
En el fondo no es más que otra comedia romántica con todos sus tópicos, pero con un Bill Murray espléndido reventandola desde dentro.
Y mira que me cuesta reírme en el cine, soy el peor espectador de comedias del planeta. Pero esta es especial.
Imprescindible!

Publicar un comentario

No seas tímido/a y comparte tu opinión con nosotros, pues en la diversidad está el gusto. Eso sí, intentemos no destriparle la película a nadie y avisa de SPOILERS al resto de lectores siempre que tu comentario los contenga. De no ser así, este será eliminado. Gracias.